Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes julio 5, 2022

A lo largo toda la historia quisieron hacer realidad una utopía, desaparecer al pueblo judío, nunca lo lograron.


Hoy se conmemora una vez más un acto fallido, recordamos la liberación del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau, el comienzo del fin de la pesadilla.

La Shoah tiene pruebas, los mismos nazis se divertían sacándole fotos a sus muertos, contando anécdotas de cuan buena era su puntería al fusilarlos sin piedad alguna, se rieron en la cara de las familias que separaban y silenciaban para siempre. Niños que recién empezaban a tener alguna noción de la vida se hicieron mayores en cuestión de minutos al ver que ya no tenían alguien que los guíe en sus pasos, y aquellos progenitores que querían volver el tiempo atrás y no ver ese cambio semejante.

Todo esto, que sólo son ejemplos de otras tantas atrocidades, lo hicieron seres humanos de carne y hueso, como cada uno de nosotros, con la consciencia tranquila ya que se iban a dormir felices porque estaban eliminando el problema de raíz, estaban eliminando a ese judío que según ellos era la peste que había que erradicar para que no haya más pobreza ni malos tragos en la sociedad pura alemana, el objetivo era eliminar al que no servía, al anciano, al niño débil, al bebé que ocupaba espacio y hacia berrinches, a las mujeres que ya no tenían fuerza para trabajar, a los enfermos porque eran incurables y un problema para la integridad de una persona.

¿Por qué sabemos que es verdad? Los mismos masacradores contaron orgullosos sus interminables anécdotas, guardaron fotos de esos momentos como quien guarda un tesoro familiar y por si no alcanzará grabaron con fuego a cada una de sus víctimas asignándole un número como vaca al matadero.

Recordamos y transmitimos a nuestros allegados lo que muchos niegan, pero que en realidad saben que existió, y lo que tienen es odio acumulado, esas ganas que ocurra de nuevo, la sed de venganza inagotable sin una sola justificación válida.

Pero la mala noticia para ellos es que aunque al pueblo judío le estén pegando aún caído en la lona y ante la atenta mirada del mundo que se hace el ciego por interés, llega un momento en que este pueblo se levanta y da el golpe de nocaut, ese golpe que significa que sigue y va a seguir existiendo, hay muchas pruebas por nombrar algunas: existe el Estado de Israel, un estado judío, ante la ONU desde 1948 y ante los libros de historia desde siempre y es algo que nada ni nadie va a poder cambiar.

 

 
Comentarios

Asi es en verdad, civilizaciones e impérios de la antiguedad que contemplaron ya entonces el paso del pueblo judio, han quedado hoy en dia, reducidos a méros restos arqueológicos, y a material de hemerotérca, en tanto que el pueblo de Israel él, sigue en pié, y ello a pesar de las persecuciones , exilios y matanzas de los que ha venido siendo víctima permanente a lo largo de los siglos …»Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan» le dice D- a su siervo Abraham, y por extension a su descendencia (Genesis 12, 3) para añadir mas adelante en relacion a los hijos de Israel; «Sellaré con vosotros Alianza perpétua y me sereis por pueblo» …Israel sigue estando pues en el «proyecto de D-» de forma irrevocable y singular, bien harian por tanto los antisemitas en entendérlo asi o al menos de «digerírlo» si no desean seguir cosechando fracásos y fustraciones, en relacion al objeto de todas sus íras y fóbias …

AM ISRAEL JAIM !!!

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.