Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| viernes junio 14, 2024

A fondo, conozcamos Ucrania y cómo llegó a ser víctima de la invasión rusa

Con el experto en Geopolítica y ex diplomático Matty Zwaig


Volvemos a recurrir a Matty Zwaig, gran conocedor de la zona que es ahora escenario de guerra. Esta vez, para hablar un tanto menos de Putin-aunque ello es ineludible-y algo más de Ucrania.

Matty se desempeñó hace unos años en en un cargo diplomático en la Federación Rusa, enviado por la Oficina del Primer Ministro de Israel. Es además analista internacional especializado en Geopolítica y Sustentabilidad. Nació en Montevideo y vive hace más de 40 años en Israel.

Historia política de Ucrania

P: Matty, el mundo suele ver las cosas en blanco y negro. Al menos el mundo democrático, medios y pueblos, ven en Rusia el malo y en Ucrania el bueno. Que Rusia es el agresor es indudable.Pero más allá de ello, está claro que los antecedentes de esta guerra se remontan a muchos años atrás ¿verdad? O sea, esto no estalló súbitamente. Resumamos un poco la historia.

R:  En los últimos días, Ucrania se ha vuelto a encontrar en el centro de atención mundial en medio de un ataque del Kremlin con una invasión rusa a gran escala. Esto no es un accidente. Históricamente, por lejos, la nación cautiva más grande de Europa, Ucrania ha sido durante siglos el objetivo de distorsiones deliberadas y propaganda imperial destinada a disminuir las pretensiones de estado del país.

El legado de esta era ha ayudado a que la Ucrania moderna sea posiblemente la nación más incomprendida de Europa. También ha dejado al país excepcionalmente vulnerable a la guerra de información rusa, con audiencias externas mal informadas aparentemente dispuestas a aceptar todo tipo de narrativas.

Uno de los mitos más comunes sobre la Ucrania actual es la idea de que es un estado creado artificialmente e irrevocablemente dividido. Por razones obvias, este ha sido durante mucho tiempo un tema central de la propaganda del Kremlin, con el presidente ruso, Vladimir Putin, como un defensor destacado de esta visión. Pero de hecho, la legitimidad de Ucrania como nación está firmemente arraigada en la historia europea y se remonta al surgimiento del estado Kyiv Rus en el siglo X.

P: Pero la independencia en la era moderna llegó mucho después ¿verdad?

R: Si bien los ucranianos tendrían que esperar hasta 1918 para probar por primera vez el estado moderno, el concepto de una nación ucraniana ya había existido durante cientos de años en ese momento y era un elemento familiar del panorama geopolítico europeo. De hecho, ya en 1731, el pensador francés Voltaire se sintió impulsado a escribir: “Ucrania siempre ha aspirado a ser libre”.

P: Qué interesante…no sabía.

R: Te diré que tampoco hay nada particularmente inusual en la aparición relativamente reciente de Ucrania como nación independiente. Por el contrario, el progreso de Ucrania desde el despertar nacional del siglo XIX hasta la fugaz condición de Estado de principios del siglo XX y la independencia de la década de 1990 es completamente típico de la región. Esto coincide perfectamente con las tendencias más amplias evidentes en otras partes de Europa Central y Oriental.

P: Oímos mucho estos días hablar de separatistas, de pro-rusos…¿está claro cuál es la posición de la mayoría del pueblo ucraniano sobre la vía por la que debe marchar su país?

R: Hay amplios indicios de que los ucranianos están cada vez más unidos sobre la dirección futura del país. En los ocho años transcurridos desde el estallido de las hostilidades con Rusia, el apoyo a la integración hacia Europa ha aumentado, mientras que el número de ucranianos que favorecen lazos más estrechos con Moscú se ha desplomado a mínimos históricos.

Una encuesta de diciembre de 2021 realizada por el Instituto Internacional de Sociología de Kiev encontró que entre los ucranianos dispuestos a participar en un referéndum, el 75,7 % apoyaría la pertenencia a la Unión Europea  y el 67,8 % apoyaría la adhesión a la OTAN. En otras palabras, Ucrania está mucho más unida en el tema de la integración europea que países como el Brexit de Gran Bretaña, y considerablemente más entusiasmada con la OTAN que muchos de los miembros actuales de la alianza.

P: Dos marcos a los que el Presidente Zelensky quiere incorporarse, por ahora sin éxito.

R: Esto es parte de un cambio geopolítico más amplio en Ucrania que ha estado en marcha desde que el país recuperó su independencia por primera vez en 1991. Los cambios que han tenido lugar en la sociedad ucraniana durante los últimos treinta años reflejan la naturaleza dinámica del progreso de construcción nacional del país

Incluso sus más fervientes seguidores reconocerían que la Ucrania moderna es un tema en desarrollo. Para un país que experimentó más de trescientos años de dominación extranjera y fue el epicentro del siglo XX totalitario, esto no sorprende. Al mismo tiempo, no hay nada particularmente inusual en la diversidad política o lingüística de la Ucrania actual, que refleja tendencias similares en otras partes de una región profundamente marcada por las grandes convulsiones de la Primera  y la Segunda Guerra Mundial. Lo único que hace excepcional a Ucrania es el papel  desempeñado por Rusia. Todo  indica que las diferencias de opinión internas de Ucrania nunca se habrían convertido en un conflicto armado si no fuera por la intervención directa de Rusia.

P: Esta es una idea clave en todo el análisis de la situación. Quizás la central, a mi modesto criterio. ¿Te parece que Ucrania cometió errores políticos que intensificaron la percepción de Putin de amenaza por parte de la OTAN a la que el Presidente Zelensky quería sumarse? Recordemos que la OTAN es un pacto militar que ya hoy incluye a 9 ex repúblicas soviéticas. Putin lo ve como una expansión de la OTAN hacia el Este, hacia sus fronteras.

R: La forma en que Putin ve las cosas es que las zonas de influencia tienen que corresponder a la potencia que las mantiene. O sea, él de un lado y Estados Unidos del otro. Esa mentalidad que venía de la Guerra Fría sigue estando hoy en día cuando el mundo se está convirtiendo en multipolar con el sudeste asiático, China, la Unión Europa, cada uno fortaleciéndose por su lado. Pero él sigue con su mentalidad de zona de influencia y que cada uno tiene que referirse a la gran potencia como su amo. Es lo que está pasando ahora, con Putin volviendo a la mentalidad de la Unión Soviética.

 

El Presidente, singular personaje

El Presidente Zelensky en su despacho (Foto: Twitter del Presidente)

 

P: Un elemento interesantísimo, creo yo, es el liderazgo . ¿Cómo ves al Presidente Volodomir Zelensky? Es muy singular evidentemente su pasado como cómico, el hecho que es judío –de eso te preguntaré por separado-  pero quisiera ante todo pedir tu evaluación sobre su comportamiento. Creo que es la principal fuerza inspiradora para la población de su país ¿No?

R: En 2019, al igual que muchos ucranianos, no creía que Zelensky, un comediante, actor y animador sin experiencia en política, fuera apto para el trabajo. Su campaña fue idealista pero carecía de sustancia. A menudo fue vago y planteó preocupaciones sobre su posición con respecto a Rusia. Tenía su propio y poderoso patrocinador, el multimillonario propietario de la estación de televisión que transmitía “Servant of the People”, el programa que convirtió a Zelensky en una estrella. Pero ganó con un apoyo abrumador.

Prometió luchar contra la corrupción pero, sus esfuerzos fueron selectivos. Nombró leales y amigos para puestos poderosos, y sus aliados rara vez enfrentaron consecuencias cuando se vieron envueltos en escándalos. En sus primeros tres años en el cargo, mostró un verdadero lado populista. Amaba ser amado. También era muy sensible a las críticas de los medios.

Pero Zelensky también mostró algunos signos prometedores. Se negó a ceder a las demandas de Putin de dividir Ucrania en varias partes. Rechazó negociar la paz en Donbas con los líderes designados por Rusia y sugirió que se extendiera una invitación a la discusión a los nativos de Donbas devastado por la guerra que se trasladaron a Kiev.

A medida que se avecinaba un conflicto más amplio con Rusia, Zelensky molestó al público al desdeñar repetidamente la amenaza de una invasión. Parecía como si estuviera en negación, lo que les dio a los ucranianos una razón para perder la fe en él.Muchos abandonaron el país hace semanas por temor a que Ucrania se rindiera si Putin invadía. Muchos se preguntaron si Zelensky se defendería.

Pero ahora, mucha gente está tratando de encontrar formas de regresar a la capital para ayudar en la resistencia allí. La valiente respuesta de Zelensky ha hecho recapacitar a millones. El liderazgo de Ucrania no se rinde, al menos así lo dan a entender. Muchos se alegran de que Zelensky haya demostrado a los escépticos que estaban equivocados. Una nueva encuesta muestra su índice de aprobación en un 91 por ciento, tres veces más que en diciembre. Su defensa de Ucrania merece elogios. Su valentía es inspiradora. Cuando Estados Unidos ofreció evacuarlo en medio de preocupaciones por su seguridad, respondió: “La lucha está aquí; Necesito municiones, no un aventón”.

 

El actor convertido en presidente tropezó y no estuvo a la altura de las expectativas al principio, pero ahora ha demostrado que no está rehuyendo la mayor responsabilidad de cualquier líder nacional: la protección de su pueblo.

P: Y vayamos al hecho que el Presidente Zelensky es judío y se identifica abiertamente como tal. Entiendo que también su Primer Ministro y varios de sus asesores. Uno de ellos fue entrevistado en hebreo por el Canal 2 de la televisión israelí. Claro que el solo hecho que Zelensky haya sido electo dice mucho sobre la Ucrania de hoy. ¿Cómo ves vos este tema?

R: Eso demuestra la efervescencia democratica y los cambios de la sociedad ucraniana de los ultimos años, no se han fijado en su judaísmo, sino en sus ideas y su accionar. En Ucrania hay gente muy fuerte en la política, las artes e incluso parte de los oligarcas son judíos…pero judíos siempre ha habido en todos los bandos, incluso el Vicepresidente de una de las Repúblicas rebeldes pro-rusas también lo es…y si ahora este gobierno cae y va a ser reemplazado por un gobierno pro-ruso puede ser que también haya alguna figura de origen judío. La madurez de la sociedad es darle importancia a los hechos y no al origen de sus ciudadanos…

P: ¿Ucrania es una verdadera democracia?

R: Ucrania podria denominarse  un régimen Transitorio o Híbrido. Por una serie de crisis internas la calificación de Marco Judicial e Independencia disminuyó de 2.50 a 2.25 . El  puntaje de democracia de Ucrania disminuyó de 3,39 a 3,36. Pero se ha estado intentando introducir reformas positivas. Yo diría que  es una sociedad dinámica y en proceso de absorber los valores democráticos de Occidente, que puede ser truncada por los sucesos del presente.

La extrema derecha

P: Putin habla de “los nazis” en el gobierno ucraniano. Más allá de su deseo de difamar y quitar legitimidad al liderazgo de Zelensky ¿de qué habla?

R: La extrema derecha es un problema en Ucrania, como lo es en toda Europa, pero Ucrania está lejos de ser un estado nazi. Hay un mundo de diferencia entre las preocupaciones reales sobre la creciente extrema derecha y las afirmaciones  de que Ucrania está alineada con el nazismo.

P: En varios países de Europa, como sabemos, hay peligrosos elementos de extrema derecha, casi pro nazis. ¿Qué pasa en Ucrania al respecto?

R: El grupo neonazi más conocido en la extrema derecha de Ucrania es el movimiento Azov. El movimiento surgió del Regimiento Azov (originalmente un Batallón), formado en el caos de la guerra a principios de 2014.

Fue formado por un «grupo heterogéneo de matones de extrema derecha, hooligans del fútbol y parásitos internacionales, incluidas docenas de ciudadanos rusos».

En ese momento, Azov se convirtió en una unidad oficial de la Guardia Nacional de Ucrania. Ahora, la cara más pública del movimiento es el partido político Cuerpo Nacional, que obtuvo apenas el 2% de los votos en una coalición con otros partidos de extrema derecha en las elecciones parlamentarias de 2019. Las estimaciones de membresía rondan los 10.000 miembros.

Es más una marca que un partido, un conjunto centrado en las relaciones públicas que no está por encima de hacer referencia tímidamente a las llamadas ’14 palabras’, un eslogan de la supremacía blanca. El movimiento Azov trata de ser una ventanilla única para todos los temas de interes de la extrema derecha. También hay un grupo de subgrupos poco afiliados pero más extremos bajo su paraguas, incluidos los neonazis abiertos que elogian y promueven la violencia.

El Movimiento Azov es citado con frecuencia por personas que quieren dar a Putin un pase libre para hacer lo que quiera en Ucrania, e indudablemente de ninguna manera justifica las acciones del presidente ruso.

 

Ucrania, un análisis étnico

P: ¿Cómo “pintarías” el perfil de Ucrania, como país, su carácter, sus instituciones? Primero, analicemos el tema étnico. 

R: Cuando Ucrania era parte de la Unión Soviética, estaba en vigor una política de inmigración rusa y emigración ucraniana, y la proporción de ucranianos étnicos en la población de Ucrania disminuyó del 77 por ciento en 1959 al 73 por ciento en 1991. Pero la tendencia se revirtió después  que el país obtuvo la independencia y, a principios del siglo XXI, los ucranianos étnicos constituían más de las tres cuartas partes de la población. Los rusos continúan siendo la minoría más grande, aunque ahora constituyen menos de una quinta parte de la población. El resto de la población incluye bielorrusos, moldavos, búlgaros, polacos, húngaros, rumanos, romaníes (gitanos) y otros grupos. Los tártaros de Crimea, que fueron deportados por la fuerza a Uzbekistán y otras repúblicas de Asia Central en 1944, comenzaron a regresar a Crimea en gran número en 1989; a principios del siglo XXI constituían uno de los grupos minoritarios no rusos más grandes. En marzo de 2014, Rusia anexó Crimea por la fuerza, una medida que fue condenada por la comunidad internacional, y los grupos de derechos humanos documentaron posteriormente una serie de medidas represivas que las autoridades rusas habían tomado contra los tártaros de Crimea.

Ejército y seguridad

P: El ejército ucraniano parece sorprender a Rusia con una capacidad de combate quizás mayor que la que muchos pensaban. Entiendo que en los últimos 8 años se ha sofisticado y desarrollado. ¿Qué me podés contar sobre el tema de seguridad y defensa de Ucrania?

R: Ucrania es miembro de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa. A principios del siglo XXI, buscó ser miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, pero luego revirtió su intención. Sin embargo, Ucrania y la OTAN mantuvieron estrechos vínculos y Ucrania contribuyó con tropas y material a las misiones dirigidas por la OTAN en Kosovo y Afganistán. A partir de 2010, Ucrania también participó en maniobras con la Fuerza de Respuesta de la OTAN, un comando multinacional diseñado para mejorar las capacidades de reacción rápida de la alianza. Durante la crisis de 2014 en Crimea y el este de Ucrania, la OTAN expresó constantemente su apoyo al gobierno de Kiev, y los comandantes de la OTAN ofrecieron pruebas de que las milicias prorrusas activas en ambas regiones eran, de hecho, tropas rusas.

P: Sé que hay muchos aspectos más para abordar para conocer Ucrania. ¿Pero hay algo que te parece ineludible decir ahora?

R: Que haya paz, y que pare de derramarse sangre de inocentes…y si es posible que las partes involucradas lleguen a un entendimiento basado en el respeto mutuo…

P: Amén. Gracias mil Matty por tu constante disposición a ilustrarnos.

R: Gracias a vos Ana.

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.