Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes agosto 12, 2022

Escritor tunecino: Ramadán no será el mes de la tolerancia mientras prevalezca el extremismo islámico


Hassouna Al-Misbahi (Fuente: Machahid24.com)

En su columna publicada el día 20 de abril del presente año 2022 en el portal liberal Elaph.com, el autor y periodista tunecino Hassouna Al-Misbahi se quejó de que, Ramadán, en lugar de ser un mes de paz, tolerancia y solidaridad, se ha convertido en un mes en el que los musulmanes extremistas perpetran masacres y se emiten fatuas que fomentan e incitan a la violencia.[1] Al mencionar la acción de quemar el Corán, hecho ocurrido en Suecia hace varias semanas por un activista de extrema derecha, este afirmó que los musulmanes tienen participación en provocar actos atroces de este tipo. Al-Misbahi señaló, por ejemplo, que los inmigrantes musulmanes en Occidente han perpetrado terribles actos terroristas en nombre del Corán y se han inmolado en zonas abarrotadas de gente mientras gritaban a todo pulmón “Alá Akbar”. Este también señaló la incitación difundida por predicadores extremistas en las mezquitas en Occidente y en los países árabes e islámicos, que fomentan el terrorismo e incluso prometen que sus perpetradores serán recompensados ??en el Paraíso con vírgenes y con ríos de leche y miel. Al-Misbahi agregó que los países árabes y musulmanes no hacen nada para combatir la incitación de los extremistas y que incluso las élites intelectuales temen enfrentarlos. “Mientras persista esta situación”, este advirtió, “Ramadán seguirá careciendo de todo valor espiritual y humano”

Lo siguiente son extractos traducidos de su columna.[2]

“Cada año, el Ramadán no es de ninguna manera un mes de tolerancia, paz, amor, solidaridad, compasión y de perdón, tal como les gustaría a los musulmanes de todo el mundo. En muchos casos, Ramadán ha sido testigo de masacres y crímenes terribles en los que estuvieron involucrados musulmanes extremistas y fatuas extraños y desconcertantes que permiten asesinar, descuartizar, casar a chiquillas de diez años, apedrear a mujeres acusadas de rebelarse contra los ‘valores islámicos’ y de ‘contaminarlos’, azotar y encarcelar a aquellos que violan el ayuno. También hubo fatuas que prohibían la música, el canto y el baile…

“Cada año existen más indicios de que la situación de los musulmanes se está deteriorando día a día y se está volviendo peor que en las épocas de estancamiento y de atraso. Cuando abrimos un diario o encendemos la radio o la televisión, nos asombramos rutinariamente al escuchar noticias impactantes y horribles que tienen que ver con el islam y los musulmanes. Este mismo Ramadán, un fanático de derecha en la ciudad sueca de Lund quemó una copia del Corán frente a sus seguidores y estaba decidido a repetir este acto en muchas otras ciudades suecas. Varios países árabes, incluyendo Irak, protestaron por este incidente, pero tal protesta no impresiona a nadie. Los musulmanes deberían examinarse mejor y preguntarse qué causó que este extremista sueco perpetrara este acto atroz. La primera y principal razón es que los inmigrantes del mundo árabe y musulmán han perpetrado terribles crímenes terroristas en sus países anfitriones mientras gritaban nuestro ‘Alá Akbar, Alá Akbar’.

“Algunos de estos inmigrantes ni siquiera pueden recitar correctamente la Fatiha (el primer sura del Corán) o cualquier otro sura coránico, aun así perpetran masacres y se hacen estallar por los aires en un centro comercial, en un tren, en una calle repleta de gente o en un club nocturno con el propósito de asesinar a decenas de víctimas, en nombre del Corán. Otra razón es que la mayoría de los países árabes e islámicos no brindan servicios culturales a sus diásporas mediante el establecimiento de clubes para que puedan visitarlos y familiarizarse con su cultura nacional: su literatura, música, arte y cine. Al contrario, estos países ignoran a las diásporas, hasta que los ex-patriados no les queda más remedio que visitar mezquitas dirigidas por extremistas que se permiten a sí mismos sembrar un discurso de lucha y pronuncian sermones que instigan y promueven la lucha entre las religiones, entre Occidente y el Medio Oriente e incluso entre los musulmanes. Además, estos extremistas no dudan en tolerar el terrorismo y elogiar a sus perpetradores, prometiéndoles las vírgenes del paraíso y ríos que fluyen con leche y miel pura.

“Todos estos sermones y falsos fatuas hacen que sea imposible distinguir entre un santo y un pecador, entre el bien y el mal y entre el bien y el mal en el mundo musulmán, el cual está sumido en crisis y no puede recuperarse de una crisis sin hundirse en otra crisis aún peor. Con este caos que crece cada día más, los predicadores del extremismo y del terrorismo ciego se han apoderado del destino musulmán y si alguna persona u organización intenta oponerse a ellos, desenfundan sus armas y lanzan amenazas, como si fueran ellos los representantes exclusivos del espíritu del sharia islámico.

“Si hubiéramos observado muy de cerca las acciones de estos extremistas, hubiésemos inferido, sin ningún tipo de esfuerzo, de que estos dañan y perjudican al islam más que nadie y que pueden dañarlo incluso más que a sus enemigos. En las últimas décadas le han causado un daño inmenso, que ni el tiempo podrá curar fácilmente. Los extremistas son expertos en decirle a la gente que pueden promulgar la justicia y la libertad y eliminar la injusticia, pero sus mentiras y sus despreciables métodos de engaño y de ilusiones de mercadeo muy pronto quedan al descubierto.

“Una fuente de preocupación y perplejidad es que la mayoría de los países islámicos no parecen ser capaces de lidiar con estos extremistas. Las élites intelectuales y culturales les temen y por eso evitan oponerse a ellos con la misma valentía mostrada por los pensadores en Occidente que se pronuncian contra los extremistas en sus propios países. Mientras persista esta situación, el Ramadán seguirá careciendo de cualquier valor espiritual y humano”.


[1] Cabe mencionar que Al-Misbahi no menciona en su artículo que el Ramadán es considerado en el islam como el mes del yihad y el martirio. Sobre este tema véase los siguientes Informes de MEMRI:

Informes especiales – Tercera edición de la revista del EIIS ‘Voz de Jorasán’ destaca la importancia del yihad en el mes de ayuno del Ramadán e insta a los musulmanes a adoptar la metodología del EIIS – 11/04/22

Serie de MEMRI Despacho Especial No. 9316 – Artículo en portal de Al-Jazeera: Ramadán, ‘mes del yihad y de las victorias’, es la temporada de las operaciones armadas palestinas – 03/05/21

Serie de MEMRI Despacho Especial No. 8096 – Clérigos egipcios y artículos: Ramadán es el mes del yihad y de las victorias – 30/05/19;

Serie de MEMRI Despacho Especial No. 6933 – Yihad y martirio en los libros de texto de la Autoridad Palestina – 21/05/17;

Serie de MEMRI Despacho Especial No. 6468 – Un día antes del ataque terrorista en Tel Aviv, un artículo en el portal de Hamás llama a los musulmanes a emprender el yihad – ‘El pináculo del islam’ – durante Ramadán, ‘El mes del yihad’ – 09/06/16;

Serie de MEMRI Despacho Especial No. 6091 – Portales de Hamás y del grupo Yihad Islámico: Los ataques durante Ramadán tienen un sabor especial de sacrificio, yihad y de victoria – 02/07/15;

Serie de MEMRI Despacho Especial No. 6089 – Revista talibán en la red celebra Ramadán como el mes del yihad y de la victoria y llama a los musulmanes a cumplir con su deber en el Ramadán donando dinero para el yihad – 01/07/15;

Serie de MEMRI Despacho Especial No. 6085 – Ramadán – el mes de la espiritualidad, devoción, yihad y el martirio – 29/06/15

[2] Elaph.com, 20 de abril, 2022.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.