Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles febrero 8, 2023

El acuerdo nuclear con Irán – ¿Ha aprendido algo Occidente?

¿Leerán nuevamente el acuerdo PAIC original y notarán que la Sección T les permite explícitamente a los iraníes, bajo ciertas condiciones, detonar dispositivos nucleares experimentales, en total contradicción con el supuesto propósito del acuerdo de evitar que Irán adquiera armamento nuclear?


El presidente Biden dijo recientemente que el acuerdo nuclear con Irán está desahuciado. Por otra parte los iraníes – por ejemplo, Hossein Taeb, asesor del comandante del CGRI Hossein Salami – afirman que Estados Unidos ruega volver a las negociaciones y actúa hipócritamente al enviar mensajes contradictorios. Entonces, ¿Quién está diciendo la verdad?

Según los medios de comunicación árabes e iraníes y en contraste a todos los rumores anteriores de que el acuerdo nuclear había fracasado, las negociaciones en materia nuclear siguen vivas y recientemente incluso se han intensificado. Por ejemplo, el canciller iraní Hossein Amir-Abdollahian, el presidente francés Emmanuel Macron y el vicepresidente de la Comisión Europea Josep Borrel se reunieron en la cumbre Bagdad II el día 20 de diciembre en Jordania y todas las partes informaron que se están logrando avances en las negociaciones. Los informes publicados por los medios de comunicación iraníes también indican que Estados Unidos desea limitar la influencia regional de Irán y llegar a un acuerdo respecto a sus misiles balísticos, que representan una amenaza para la seguridad tanto de Israel como de algunos de sus vecinos árabes. Estos dos temas, la influencia regional y los misiles, estaban ausentes en el acuerdo PAIC original y es muy razonable que Estados Unidos los incluya en las negociaciones. De hecho, esto puede indicar que Estados Unidos no está renunciando a las demandas, a las que Irán nunca acordará.

Otro indicio de que las negociaciones se han intensificado es la reciente carta que supuestamente le envió el presidente iraní Ebrahim Raisi al líder de Omán Haitham bin Tariq, en referencia al acuerdo.[1] El canciller Amir-Abdollahian, también se ha expresado con optimismo sobre esta carta. Cabe señalar que el presidente Obama también había utilizado a Omán como intermediario cuando aceptó, rompiendo todos los precedentes, el que Irán enriquezca uranio.

Si Estados Unidos todavía se siente involucrado en las negociaciones, a pesar de la declaración informal del presidente Biden de que el acuerdo está desahuciado, entonces la administración Biden está haciendo precisamente lo que hizo el presidente Obama con Omán en el año 2015, cuando aprobó en secreto y por escrito – los esfuerzos de Irán para enriquecer uranio, rompiendo un tabú de años sobre el enriquecimiento de uranio por parte de países que no son considerados superpotencias.

Al considerar la posible renovación del acuerdo nuclear, los Estados Unidos y los europeos deben tener en cuenta varios temas.

A Irán se le ve desesperado por avanzar en el acuerdo, particularmente ante su actual crisis económica y después de 100 días de protestas en contra del régimen. Por lo tanto, este puede utilizar el engaño para que los Estados Unidos y los europeos sigan haciendo concesiones en lo referente a las negociaciones.

¿Recordará Occidente que todas las promesas hechas por Obama de que las actividades nucleares de Irán serían monitoreadas en todas partes y en todo momento, no se cumplieron y tampoco se cumplirán en el futuro?

¿Se darán cuenta de que el supuesto fatua del líder supremo iraní Ali Jamanei que prohíbe las armas nucleares, que nadie ha visto o incluso ha pedido ver – es pura mentira?[2] ¿No han escuchado ellos a los representantes de Irán discutir abiertamente la capacidad técnica que posee Irán para producir una bomba nuclear y el justificar producirla?

¿Se darán cuenta de que Irán les miente directamente y sin tratar de ocultarlo, como con su descarada afirmación de que no le vendió drones a Rusia?

¿Recordarán ellos que los propios Estados Unidos no tienen ni idea sobre la ubicación de 8.5 toneladas de uranio enriquecido que debían ser transferidos fuera de Irán en el año 2015 dentro del marco del acuerdo PAIC original?[3]

¿Tomarán en consideración el hecho de que los iraníes ya han enriquecido uranio a un 60% – un nivel apropiado para su uso en submarinos nucleares? ¿Tienen ellos realmente la impresión de que el programa nuclear de Irán tiene fines civiles, tal como afirman los iraníes y que el uranio enriquecido al 60% será utilizado para transportar tomates, patatas y pistachos iraníes en submarinos con propulsión nuclear?

¿Leerán nuevamente el acuerdo PAIC original y notarán que la Sección T les permite explícitamente a los iraníes, bajo ciertas condiciones, detonar dispositivos nucleares experimentales, en total contradicción con el supuesto propósito del acuerdo de evitar que Irán adquiera armamento nuclear?

Si un nuevo acuerdo se llega a alcanzar, ¿aceptarán ellos que Irán transfiera todo su uranio enriquecido a Rusia, en contra de lo que Occidente ha luchado desde hace casi un año?

Todo el tema del acuerdo nuclear es una gran absurdez. Sin embargo, por otro lado, Europa necesita desesperadamente de un crudo mucho más barato y los países europeos han visto manifestaciones generalizadas anti-gobiernos y les vendría muy bien algo de tranquilidad. La demócrata administración Biden, por su parte, también necesita que Europa siga respaldando la guerra en Ucrania y necesita de impulso político – que un nuevo acuerdo nuclear pudiera darle, aunque este acuerdo esté basado en mentiras – de cara a las elecciones presidenciales del 2024.

Si se llega a alcanzar un nuevo acuerdo nuclear, existen muy pocas dudas de que Israel, cuya existencia misma estaría amenazada por las armas nucleares iraníes, tomará medidas militares y bombardeará las instalaciones nucleares de Irán. El nuevo y antiguo primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu, quien acaba de ser jurado para el cargo nuevamente, dijo en su discurso en la Knesset antes de la aprobación de su gabinete ayer que frustrar el objetivo de Irán en su desarrollo de armas nucleares es su prioridad más importante. La estructura de su gobierno indica que este no enfrentará disidencias internas en lo que respecta a este tema. Además, incluso el ministro de Defensa saliente Benny Gantz, conocido por ser altamente moderado, le dijo a una clase de pilotos de combate que se graduaban hace dos días que una de sus misiones pudiera ser bombardear las instalaciones nucleares de Irán.[4]

*Yigal Carmon es presidente de MEMRI.


[1] ISNA (Irán), 12 de diciembre, 2022.

[2] FUENTES DE INFORMES SOBRE FATUAS https://www.memri.org/reports/khameneis-nuclear-fatwa-once-again

[3] El embajador Stephen Mull, coordinador principal del Departamento de Estado en la administración Obama sobre el tema Irán, testificó en una audiencia el día 11 de febrero, 2016 ante el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que Washington le perdió el rastro al uranio enriquecido. Véase la serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1463 – La farsa del incumplimiento en el límite de uranio enriquecido por parte de Irán: Estados Unidos nunca tuvo, ni tiene hoy día, ninguna pista de dónde pueden estar las 8.5 toneladas de uranio enriquecido que aparentemente fueron enviaron fuera de Irán en el año 2015; Además, Rusia le proporcionó a Irán 200 toneladas del pastel amarillo, 2 de julio, 2019.

[4] Reuters.com/world/middle-east/israeli-minister-sees-possible-attack-iran-two-or-tres-years-2022-12-28, 28 de diciembre, 2022.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.