Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| viernes febrero 23, 2024

Los asesores de seguridad más confiables de Netanyahu se oponen a la reforma judicial

Los 12 exjefes del NSC enviaron una carta pública solicitando que Netanyahu reduzca la velocidad del tren de revisión judicial y permita negociaciones nacionales más abiertas con la oposición.


La única persona que puede forzar conversaciones o un compromiso con respecto a la reforma judicial planeada por el gobierno es el primer ministro Benjamin Netanyahu.

Pero los planes de reforma judicial de Netanyahu fueron golpeados desde un lugar muy inusual: desde algunos de sus asesores más cercanos, incluidos cuatro exjefes del consejo de seguridad nacional.

Los 12 exjefes del NSC enviaron una carta pública el sábado por la noche solicitando que Netanyahu reduzca la velocidad del tren de revisión judicial y permita negociaciones nacionales más abiertas con la oposición para llegar a un gran compromiso.

Algunos, como Giora Eiland y Eyal Hulata, que no trabajaron para él y han criticado sus políticas de seguridad nacional en el pasado, no resultaron sorprendentes.

Uzi Arad, quien fue jefe del NSC de Netanyahu tanto de 1997 a 1999 como de 2009 a 2011, no es un crítico sorprendente porque se volvió contra Netanyahu cuando  el Caso 3000, el Asunto del Submarino , irrumpió en la esfera pública.

Pero Yaakov Amidror (jefe del NSC 2011-2013) y Jacob Nagel (jefe del NSC 2016-2017) defendieron a Netanyahu incluso de los cargos del Caso 3000 y, en general, se han mantenido leales a él y han sido algunos de los defensores públicos más ruidosos a nivel de expertos. de sus pólizas hasta el sábado.

Y no son los “desertores” más dolorosos para Netanyahu

Ese honor sería para Yossi Cohen, quien no solo fue el jefe del NSC de Netanyahu de 2013 a 2015, sino también su jefe del Mossad de 2016 a 2021 (de hecho, su único exjefe del NSC que no se unió a la carta curiosamente fue Meir Ben-Shabbat, quien evita casi toda la atención del público.)

Además, Netanyahu ha declarado públicamente a Cohen y Ron Dermer como los dos más dignos para sucederlo en la dirección del Likud y como primer ministro, elevando a estos asesores/no políticos por encima de los políticos que han servido en el Likud durante décadas.

Cohen ha apoyado y ayudado descaradamente a realizar algunas de las políticas de marca registrada de Netanyahu, incluida su guerra contra Irán, y convenció a la administración Trump de retirarse del acuerdo nuclear con Irán, ofreciendo armas cibernéticas y otras ventajas a los países sunitas no democráticos para facilitar los Acuerdos de Abraham, la política de utilizar a Qatar para sobornar a Hamas para mantener la calma y otros.

Y ninguno de estos hombres es conocido por tener mucho apoyo público al establecimiento legal, ya que está firmemente arraigado en cuestiones de seguridad.

Por supuesto, la deserción no fue completa.

No llamaron a la reforma judicial de Netanyahu el fin potencial de la democracia como lo hizo su exsecretario de gabinete y fiscal general Avichai Mandelblit el pasado fin de semana.

Todo lo que pidieron fue reducir la velocidad y tener una mente más abierta para hacer compromisos serios con la oposición y el establecimiento legal sobre los temas en disputa.

Pero Netanyahu ha hecho de la revisión judicial una de sus principales prioridades, mostrando una disposición a ignorar la oposición casi universal del establecimiento legal, incluso de la mayoría de los jueces conservadores.

Yaakov Turkel, uno de los pocos exjueces de la Corte Suprema que ha dado argumentos favorables a Netanyahu durante su juicio por corrupción pública , incluso se unió a una carta este fin de semana de destacados juristas en contra de la reforma. Netanyahu no pareció darse cuenta. También parece estar dispuesto a ignorar a los economistas y empresarios que predicen, con razón o sin ella, daños a la economía.

Probablemente.

Una cosa que Netanyahu, y también Donald Trump, han demostrado en los últimos años es que el público en general se ha polarizado tanto en tribus y campos rivales, que incluso los principales generales heroicos ya no mueven a muchas personas a cambiar sus lealtades o puntos de vista.

En todo caso, es probable que el principal impacto de la carta sea un contraataque a Cohen.

Muchos vieron a Cohen listo para saltar y liderar el Likud antes de las próximas elecciones, dado que su período de enfriamiento como exjefe del Mossad habrá terminado a mediados de 2024.

Ahora puede ser agregado a la lista negra de Netanyahu. Su única entrada en la política puede ser si Netanyahu alguna vez se retira o se une a un partido diferente a pesar de su clara preferencia previa por unirse e intentar liderar el Likud.

Aún así, para cualquiera que tenga una visión amplia de los cambios sísmicos que pueden conducir al reordenamiento de muchos aspectos de la sociedad en los próximos meses y años, ver a Cohen, Amidror y Nagel volverse contra Netanyahu es un momento raro que aún puede sorprender y destacar. .

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://www.jpost.com/israel-news/politics-and-diplomacy/article-731362

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.