Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles abril 17, 2024

Encuesta – Más palestinos que nunca quieren soberanía israelí en Jerusalén

Una encuesta palestina indica cambios en las actitudes de los habitantes de Jerusalén oriental hacia Israel durante la última década.


 


Wadi al-Joz en Jerusalén oriental (Foto: V_KATSON/WIKIMEDIA COMMONS)

Más palestinos están apoyando la soberanía israelí en Jerusalén, según una encuesta realizada por el Centro Palestino para la Investigación de Políticas y Encuestas (PSR) en noviembre que se publicó el mes pasado.

La encuesta examinó los cambios en las actitudes palestinas desde 2010 cuando se realizó una encuesta similar.

A los encuestados se les hicieron varias preguntas sobre sus pensamientos acerca de vivir en Jerusalén. Los resultados de cada pregunta se compararon con los resultados de 2010.

Objetivos de la encuesta

 La encuesta identificó dos metas que buscaba alcanzar. Primero, quería «identificar los problemas y preocupaciones actuales de los palestinos de Jerusalén oriental bajo las condiciones políticas y de vida existentes [así como] identificar sus puntos de vista y posibles patrones de comportamiento en un futuro acuerdo político». En segundo lugar, la encuesta quería comparar los resultados con la encuesta anterior de 2010 para encontrar elementos de cambio.

Se preguntó a los encuestados sobre la prestación de servicios específicos proporcionados por el municipio israelí de la ciudad de Jerusalén.

En la gran mayoría de los casos, los palestinos están más satisfechos con los servicios que se les brindan que hace diez años. Si bien muchos de los aumentos en la satisfacción son modestos, otros son dramáticos. Por ejemplo, la satisfacción con «la rapidez con la que los servicios de ambulancia llegan al lugar después de solicitarla» pasó del 46% al 69%.


Jerusalén oriental (Foto: Wikimedia Commons)

Los palestinos expresaron aumentos similares en su índice de satisfacción con cosas como «la rapidez con la que los bomberos y otros servicios de emergencia llegan al lugar» (42 % a 70 %), «el nivel de vida general» (35 % a 56 %) y «acceso a áreas dentro de Cisjordania» (27% a 48%). Incluso las interacciones de persona a persona entre funcionarios israelíes y los palestinos parecen haber mejorado con un aumento del 21% al 36% en la satisfacción reportada.

Las áreas en las que disminuyó la satisfacción fueron menos y comparativamente insignificantes. Por ejemplo, la satisfacción con el acceso a sus trabajos disminuyó del 40 % en 2010 al 35 % en 2022. La disminución más dramática en la satisfacción fue la satisfacción con el suministro de electricidad a los vecindarios de los participantes; una cifra que cayó del 85% al 75% durante ese tiempo.

En general, el período de 2010 a 2022 vio aumentos en la satisfacción de los habitantes de Jerusalén oriental con los servicios que les brindó el municipio israelí en 21 categorías diferentes. En contraste, la satisfacción solo disminuyó en cuatro categorías.

También se preguntó a los residentes de Jerusalén oriental si pensaban que el municipio de Jerusalén discriminaba entre judíos y árabes. Si bien en los dos años en que se realizó la encuesta, la gran mayoría de los encuestados respondió afirmativamente, la proporción de quienes no pensaban que había discriminación aumentó significativamente.

Si bien solo el siete por ciento de los encuestados en 2010 dijo que no había discriminación, el 13 % dio la misma respuesta en 2022. Además, la proporción de quienes respondieron «no sé o no corresponde» aumentó del 6 % al 9 % ese momento.

Además, la encuesta refleja que, durante la brecha de 12 años entre las encuestas, una proporción significativa de palestinos comenzó a depender de la familia y las oficinas del gobierno israelí cuando tienen un problema o necesitan asistencia social. La cifra pasó de 44% y 31% a 51% y 40% respectivamente.

La encuesta también comparó las respuestas de 2010 y 2022 con respecto a si los palestinos de Jerusalén oriental veían varios temas como problemas. A los encuestados se les presentaron nueve problemas y se les preguntó si el tema era un «problema», «no era un problema en absoluto» o si el problema no era aplicable/ellos «[no] sabían».


Mezquita Al Aqsa (Foto: PEXELS)

Con respecto al «nivel de corrupción de los funcionarios de la Autoridad Palestina», «el nivel de corrupción de los funcionarios municipales israelíes de Jerusalén», «el nivel de delincuencia», «el nivel de demoras y restricciones en los puestos de control» y «el nivel de demoras y restricciones creadas por la construcción del muro en Jerusalén», disminuyó la proporción de personas que respondieron que era un «problema».

Cabe señalar que la proporción de palestinos que respondieron que la «corrupción con los funcionarios municipales israelíes de Jerusalén» era un problema se redujo drásticamente del 78% al 66%. En comparación, la proporción de palestinos que respondieron que la «corrupción en la Autoridad Palestina» era un problema solo se redujo del 69% al 66%.

¿A quién prefieren los habitantes de Jerusalén oriental para el cargo?

La encuesta de PSR también presentó a los encuestados el mensaje: «Cuando los palestinos e israelíes regresen a las negociaciones, se discutirá el tema de la soberanía sobre Jerusalén oriental». Luego preguntó: «¿Qué prefieres? ¿Soberanía palestina, israelí o internacional?»

Las respuestas entre las dos encuestas nuevamente cambiaron radicalmente. Entre 2010 y 2022, el porcentaje de encuestados que preferían la soberanía palestina se redujo del 52 % al 38 %. Mientras tanto, el porcentaje de encuestados que prefería la soberanía israelí pasó del 6% al 19%. El porcentaje de los que respondieron diciendo que preferían la soberanía internacional u «otra» se mantuvo más o menos igual.

Esta tendencia de actitudes aparentemente cálidas hacia la aceptación del Estado de Israel continuó. Cuando se le preguntó, «si se llega a una solución permanente de dos estados, ¿preferiría convertirse en ciudadano de Palestina o preferiría convertirse en ciudadano de Israel?» los que preferían la ciudadanía israelí aumentaron del 24 % al 37 % entre 2010 y 2022. Al mismo tiempo, los que preferían la ciudadanía palestina bajaron del 63 % al 58 %.

Aun así, si las circunstancias se desarrollaran de manera que los vecindarios de los encuestados se convirtieran en parte oficial de un estado palestino o parte de Israel en virtud de un acuerdo reconocido internacionalmente, la mayoría preferiría quedarse en sus hogares en lugar de mudarse al otro estado.

Diversas áreas de preocupación expresadas sobre el futuro

A los habitantes de Jerusalén oriental también se les preguntó sobre cuatro áreas de preocupación que podrían tener si su vecindario se convirtiera en parte de Israel y se convirtieran en ciudadanos israelíes. Entre 2010 y 2022, aquellos que dijeron que les preocuparía enfrentar una posible discriminación por ser árabes cayeron del 82% al 64%.

Aquellos que dijeron que estarían preocupados por su acceso a la Ciudad Vieja de Jerusalén y la Mezquita de al Aqsa cayeron del 72% al 41%.

Aquellos que dijeron que les preocuparía perder la libertad de movimiento dentro de un estado palestino cayeron del 67% al 43%.

Finalmente, aquellos que dijeron que les preocuparía perder el acceso a una educación adecuada para sus hijos descendieron del 58% al 36%.

También se preguntó a los encuestados sobre las áreas de preocupación que podrían tener si su vecindario se convirtiera en parte de un estado palestino y se convirtieran en ciudadanos palestinos. En la gran mayoría de estas áreas, las preocupaciones crecieron entre 2010 y 2022.

Por ejemplo, los encuestados expresaron su preocupación por su capacidad para escribir y hablar libremente, tener que cambiar del sistema de salud israelí a un sistema de salud palestino, disminución de la aplicación de la ley y perder los beneficios de jubilación y desempleo israelíes.

Si bien la encuesta de PSR puede reflejar un grado de sentimientos cálidos entre los habitantes de Jerusalén oriental hacia Israel, la mayoría todavía tiene fuertes preocupaciones y reservas sobre el Estado de Israel y el Municipio de la ciudad de Jerusalén en lo que respecta a sus vidas en Jerusalén.

Aun así, la encuesta parece resaltar que es posible, a través de la acción israelí, reforzar los lazos y desarrollar una realidad de aceptación y convivencia entre israelíes y palestinos en Jerusalén.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil

https://www.jpost.com/israel-news/article-733398?utm_source=jpost.app.apple&utm_medium=share

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.