Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| lunes mayo 27, 2024

Diario conservador ruso ‘Vzglyad’: “Vender aviones de combate Sukhoi-35 a Irán es un cambio de juego en Oriente Medio”


La venta de aviones de combate Sukhoi Su-35 a Irán tuvo una cobertura mediática limitada en Rusia. Este enfoque semi-oculto de las transferencias militares entre los dos países se ha convertido en una costumbre establecida. El anuncio de que se llegó a un acuerdo no se hizo en Moscú o Teherán, sino que fue realizado por la misión iraní ante la ONU, que declaró: «Se concluyó que los aviones de combate Sukhoi-35 son técnicamente aceptables para Irán e Irán ha finalizado un contrato para su compra. «[1]

Avión de combate Su-35 (Fuente: Iran.ru)

El acuerdo lleva mucho tiempo en proceso. En diciembre pasado, cuando informó que los pilotos iraníes ya comenzaron a entrenar en los cazas Su-35, el medio ruso Avia.pro citó una publicación militar búlgara. Según ese reporte, Irán fue el único país interesado en adquirir 24 aviones de combate, que originalmente habían sido ordenados por Egipto. Los egipcios, alegando problemas técnicos, se retiraron del proceso de compra.[2]

Otra publicación rusa informó en febrero que la entrega de 24 aviones comenzará a mediados de marzo de 2023, siempre que Rusia no los requiera para combatir en Ucrania y que Irán pueda realizar el pago.[3]

El periódico ruso Izvestiya citó a la agencia de prensa iraní IRNA al informar sobre el acuerdo y agregó que sus bases se vieron reforzadas por las conversaciones entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y el presidente iraní, Ebrahim Raisi, y por la visita a Irán del secretario del Consejo de Seguridad, Nikolai Patrushev, para consultar con su homólogo iraní Ali Shamkhani.[4]

Dos publicaciones, Vzglyad y Voennoe Obozrenie («Reseña Militar») rompieron con el enfoque lacónico discreto y debatieron el acuerdo en detalle. Los dos periódicos señalaron que la venta representa un gran impulso para el poderío aéreo iraní, dado que la flota aérea desplegada actualmente por los iraníes es obsoleta.

Sin embargo, el artículo de Voennoe Obozrenie consideró la operación principalmente como un estímulo para las exportaciones de armas rusas. En uno de sus artículos, el diario detallaba el historial de pedidos de los aviones: «El avión de combate multipropósito Su-35 se desarrolló en la década de 2000 y despegó por primera vez en febrero de 2008. Ya en 2009 se firmó el primer contrato para la producción en serie de estas aeronaves: el Las Fuerzas Aeroespaciales Rusas [VKS] ordenaron 48 aviones. Este pedido se cumplió en 2015, y VKS pronto contrató otros 50 aviones. Las entregas se completaron en 2020. Se mencionó la posibilidad de que hubiera más pedidos».

El texto continúa: «Desde su introducción, el Su-35 se ha promocionado activamente en el mercado internacional y, a mediados de la década de 2010, este proceso arrojó los primeros resultados. A finales de 2015, por ejemplo, se recibió el primer pedido extranjero. China compró 24 aviones con un costo total de unos 2500 millones de dólares. La entrega se dividió en varios lotes, el último de los cuales fue suministrado en otoño de 2018″.

Luego, el artículo menciona dos acuerdos abortados en 2018, con Egipto e Indonesia, y concluye: “Por lo tanto, hasta la fecha, los Su-35 se han entregado a un solo país extranjero, que recibió 24 aviones. Se ha firmado un nuevo contrato con Irán por un número desconocido de aviones. Dos contratos más para la adquisición de 35 aeronaves fueron cancelados debido a las acciones de un tercero. De hecho, se trató de medidas de competencia desleal e intentos de sacar productos norteamericanos del mercado. Como sea, el Su -35 todavía está en el mercado y puede encontrar nuevos compradores».

La reciente venta a Irán, por lo tanto, interrumpió una larga sequía en las ventas del avión. El artículo concluye con una nota optimista: «Este contrato demuestra nuevamente que el avión de combate multipropósito Su-35 es de interés para los clientes extranjeros y puede encontrar un comprador. El vehículo es capaz de demostrar los resultados comerciales deseados, incluso bajo la presión de otros países, en medio de sanciones y otros factores perjudiciales».[5]

Es superfluo señalar que dado el enorme costo de desarrollar nuevos aviones de combate, un alto volumen de ventas ayuda a reducir el costo de cada unidad. El récord de ventas del Su-35 se puede comparar con las ventas del F-35 estadounidense. Hay 875 unidades del F-35 en servicio hoy y ese número pronto se verá aumentado por nuevos contratos con miembros de la OTAN, que se apresuran a modernizar sus fuerzas aéreas luego de la invasión de Ucrania por parte de Rusia.[6]

En contraste, un artículo en Vzglyad, titulado: «Los aviones de combate rusos cambiarán las reglas del juego en Medio Oriente», se aventura más allá del aspecto comercial. La introducción al artículo dice:

«La sensacional noticia fue anunciada por fuentes oficiales en Irán: se alega que Moscú acordó vender cazas Su-35 a Teherán. Si esta información es correcta, el complejo militar-industrial ruso ganará miles de millones de dólares, Irán tendrá una poderosa herramienta para contrarrestar a Israel, y la influencia de Estados Unidos en Medio Oriente disminuirá».

El artículo cita con satisfacción la alarma expresada por el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, en una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Defensa israelí, Yoav Galant, sobre la «creciente asociación estratégica de Irán con Rusia».

A esto sigue un recuento del historial de combate estelar del Su-35, que, según el artículo, fue el factor principal en la decisión de Irán de comprarlo: “Los Su-35 se desempeñaron bien durante la operación antiterrorista de las Fuerzas Aeroespaciales Rusas en Siria. Además, el presidente Vladimir Putin calificó el desempeño de la aviación rusa durante la operación militar especial en Ucrania como muy bueno… En otras palabras, los aviones Su-35 muestran la belleza y el orgullo de la industria de defensa rusa, y son una de las armas de combate más avanzadas del mundo en este momento». El ejército iraní involucrado en la campaña siria tuvo la oportunidad de presenciar de primera mano el desempeño del avión, agrega.

Por otra parte, Vzglyad se burla de las implicaciones comerciales: «Siempre que se confirme la noticia [de la venta], significará un gran logro para el sistema de comercio de armas ruso y generará ganancias significativas para los fabricantes nacionales de aviones de combate. Podríamos estar hablando de un acuerdo por valor de miles de millones de dólares estadounidenses».

La venta también podría presagiar más exportaciones militares, señala el periódico y cita al instructor de vuelo mayor Andrey Krasnoperov: «‘Este acuerdo es un buen paso en la promoción de productos industriales militares rusos en Medio Oriente, especialmente si asumimos que se supuestamente se entregarán varias docenas de aviones, y el contrato en sí mismo permite más compras de aeronaves. Además, esto significa que Rusia entrenará a pilotos iraníes. […] Estamos hablando de programas a largo plazo, de mejorar la cooperación entre los países’».

El mayor Krasnoperov también afirmó que el Su-35 es más que un rival para los aviones estadounidenses de la competencia: «El Su-35 posee buena maniobrabilidad y capacidades para librar combate aéreo. Por ejemplo, hubo casos en los que el avión F-16 intentó interceptarlo, pero la máquina rusa salió fácilmente detrás del caza estadounidense».

Alexei Leonkov, editor de la revista «Arsenal of the Fatherland», dijo a la publicación que cree que los Su-35 iraníes cambiarán el equilibrio de poder: «Irán posee S-300 y Tor M1 SAM. Ahora pueden establecer un sistema de defensa aérea integrada, en el cual el Su-35 se encontrará con el agresor en la primera línea. Además, este avión de combate se llama «cazador» por sus capacidades de ganar superioridad aérea. En general, el acuerdo de Teherán con Moscú cambia el equilibrio de poder en la zona de Medio Oriente y se convierte en un serio desafío para Israel. […] Israel tiene F-16 y F-35. Los estaban comprando para mantener “con correa corta” a los países vecinos de Medio Oriente, que no tienen respuesta para un caza de quinta generación. Irán ahora tendrá los Su-35, que pueden ‘ver’ más lejos y son superiores en maniobrabilidad a los cazas estadounidenses», enfatizó Leonkov.

Más allá de su dimensión militar, el acuerdo tiene implicaciones geopolíticas. Rajab Safarov, director general del Centro para el Estudio del Irán Contemporáneo, explicó: «Este acuerdo demuestra que Oriente Medio ya no es unipolar. […] Por lo tanto, la entrega del Su-35 a Irán puede percibirse como una etapa en el fortalecimiento del nuevo polo de Medio Oriente, como una alternativa al de Estados Unidos. […] La entrega de aviones de combate a Teherán demuestra el declive de la influencia estadounidense, tanto en la región como en todo el mundo. Somos testigos de la entrada de China y Rusia en Medio Oriente. Estados Unidos y su socio israelí ya no pueden sentirse cómodos en la frontera con Irán, como solían hacerlo, y también serán mucho más cautelosos al seguir la política que desean en Yemen «, opinó Safarov. [ 7]

Rajab Safarov (Fuente: Metronews.ru)

[1] Ndtv.com, 12 de marzo de 2023.

[2] Avia.pro/noticias, 11 de diciembre de 2022.

[3] Topcor.ru, 19 de febrero de 2023.

[4] Iz.ru, 11 de marzo de 2023.

[5] Topwar.ru, 14 de marzo de 2023

[6] Almashareq.com/es, 29 de diciembre de 2022.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.