Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| viernes mayo 24, 2024

Renombrado líder baluchi Hyrbyair Marri: “Un acuerdo nuclear con Irán es un trato con el diablo”


Líder nacionalista baluchi Hyrbyair Marri 

El líder baluchi Hyrbyair Marri encabeza la plataforma política llamada Movimiento Baluchistán Libre y es uno de los líderes más populares entre la juventud baluchi. Nació en Quetta, en la región de Baluchistán de Pakistán, en 1968, y actualmente reside en Londres. Es hijo del renombrado líder nacionalista Khair Bakhsh Marri, quien fue el jefe de la tribu Marri Baloch y jefe del Partido Nacional Awami (NAP). El NAP, integrado por líderes baluchis y pastunes, ganó las elecciones en Baluchistán y Khyber Pakhtonkhwa y formó un gobierno de coalición baluchis-pastunes en la década de 1970.

El NAP estaba compuesto por líderes baluchis y pastunes y creía en el camino hacia un sistema federal. Sin embargo, en la década de 1970, después de la violenta represión del presidente paquistaní Zulfikar Ali Bhutto contra el NAP y el pueblo baluchi, el Frente de Liberación Baluchi lanzó un levantamiento contra el gobierno central pakistaní que duró de 1973 a 1977,  en el que el clan Marri lideró el camino. Nawab Khair Bakhsh Marri, padre de Khair Bakhsh Marri y murió en 2014, fue «el eje» de la insurgencia baluchi de 1973.

Temiendo que el levantamiento baluchi se expandiera desde el Baluchistán ocupado por Pakistán (POB) hasta el Baluchistán ocupado por Irán (IOP), Irán patrocinó operaciones militares terrestres y aéreas contra el pueblo baluchi. El ejército del Sha proporcionó equipo militar y apoyo financiero al ejército pakistaní. Un acuerdo mutuo entre los dos países allanó el camino para que Pakistán dispusiera de 30 helicópteros de ataque Huey Cobra y una ayuda financiera de millones de dólares para realizar y sostener operaciones militares contra el pueblo baluchi. El conflicto se cobró la vida de aproximadamente 15.000 baluchis y 5.000 miembros del ejército de Pakistán. Luego, el régimen de Bhutto fue derrocado por el general Zia-ul-Haq, quien liberó a los líderes del NAP de la cárcel.

Nawab Khair Bakhsh Marri, junto con miles de patriotas Marri Baloch, emigró a Afganistán y desde allí continuó su lucha política por la independencia de Pakistán.

Nawab Marri se quedó con sus miles de seguidores patriotas en la provincia de Helmand y Kabul durante más de 20 años en la década de 1980. Asimismo apoyó plenamente a su hijo Hyrbyair Marri para preparar políticamente al pueblo baluchi para su independencia nacional.

Después de la retirada del ejército soviético de Afganistán, Nawab Marri confió a Hyrbyair Marri la responsabilidad de hacerse cargo del movimiento baluchi.

(Fuente: Central Intelligence Agency)

Opiniones de Hyrbyair Marri sobre la independencia de Baluchistán

Hyrbyair Marri apoya la independencia de Baluchistán de Irán y Pakistán. Promueve un Baluchistán libre y democrático, en el que hombres y mujeres sean tratados por igual y tengan todos los derechos, protecciones y libertades en todas las esferas de la sociedad.[1]

 

Ha declarado en repetidas ocasiones que tanto Pakistán como Irán están llevando a cabo un genocidio en cámara lenta contra el pueblo baluchi. “El genocidio lingüístico, cultural y étnico está ocurriendo en Irán y Pakistán, por persas y punjabíes musulmanes contra otras naciones allí, y contra la gente del Baluchistán ocupado”, declaró Marri.[2]

En particular, el 4 de mayo, Marri comentó sobre la reciente ejecución de baluchis por parte de la República Islámica de Irán. “El Baluchistán ocupado por Irán se ha convertido en un matadero para el pueblo baluchi bajo el gobierno opresivo de la teocracia persa. En los últimos cinco días, el régimen iraní ha ejecutado a 18 civiles baluchi por cargos falsos”, dijo. [3]

Marri también agregó: «Los estados ocupantes [Pakistán e Irán] no dejaron piedra sin remover para hacer que la nación baluchi se sintiera inferior con respecto a su identidad y cultura a través de sus medios tradicionales y currículos escolares, arrestaron y desaparecieron a miles de baluchi para intimidar al pueblo baluchi. Los arrestos arbitrarios, la tortura, los asesinatos bajo custodia, las ejecuciones a plena luz del día y el desecho de los cadáveres de los baluchis secuestrados y encarcelados también son parte de los esfuerzos de los estados ocupantes para subyugar a la nación baluchi».[4]

El 5 de mayo de 2023, se informó que la República Islámica de Irán había ejecutado al menos a 13 baluchi, incluidas dos mujeres, en menos de 72 horas. (Fuente: Twitter)

En la pancarta: Baluchistán. (Fuente: Facebook)

Opiniones sobre el acuerdo nuclear de Irán

Hyrbyair Marri se opone firmemente a un acuerdo nuclear con la República Islámica de Irán, que describió como un «trato con el diablo». Marri explicó que un acuerdo nuclear con Teherán significaría permitir que Irán tenga acceso a «billones de dólares» que se utilizarían para crear «caos» en la región y oprimir a la gente dentro del país.

Marri dijo: «Firmar el acuerdo tiene varias implicaciones. La primera es que el régimen islámico fundamentalista de Irán nunca descartará sus ambiciones de convertirse en una potencia nuclear. El militarismo es un componente vital de su existencia. El régimen islámico de Irán no tiene reglas en su diplomacia. Ellos dicen una cosa y hacen exactamente lo contrario de lo que han acordado…”

«En segundo lugar, a medida que los países occidentales desarrollados abran sus puertas al régimen y las empresas iraníes, Irán tendrá un mayor acceso a la tecnología moderna y al conocimiento de la ciencia nuclear. Eso les permitirá fabricar su bomba nuclear antes. Por lo tanto, el acuerdo puede tener exactamente el efecto contrario al que estaba destinado».

Según Marri, el acuerdo nuclear significaría dar «luz verde» al régimen represivo iraní para violar aún más los derechos humanos. Un acuerdo también envalentonaría y daría credibilidad a la República Islámica, haciendo que el régimen sea más agresivo con sus vecinos. «Finalmente, y lo más importante, con este acuerdo las naciones bajo la ocupación ilegal del régimen serán las que más sufrirán. El régimen utilizará todos sus poderes para aplastar los movimientos de liberación de los baluchis, kurdos, árabes, azeríes y turcomanos. No solo hará eso dentro de Irán sino también fuera de sus fronteras.

[Teherán] sabe que la comunidad internacional no alzará la voz contra las atrocidades del régimen. En general, un acuerdo sería «malo para la paz mundial». “Es malo para las personas que viven en Irán. Es malo para los vecinos de Irán. Es extremadamente alarmante para los estados que el régimen considera enemigos, como Israel y algunos de los Estados del Golfo, y trae muchos días oscuros a la nación baluchi.»

Según Marri, el único ganador sería el estado «teocrático extremista» de Irán y esa es una perspectiva muy alarmante, por decir lo menos.

Opiniones sobre Pakistán

Con respecto a Pakistán, Marri declaró que la nación baluchi se ha esforzado por recuperar su independencia desde que Pakistán ocupó Baluchistán en 1948.

Marri dijo: «Pakistán ha hecho que la política democrática sea imposible para los partidos políticos a favor de la libertad. Han asesinado y secuestrado a los principales líderes de Baluchistán… y a miles de personas más que formaban parte de una lucha política pacífica… Nuestra estimación es que Pakistán ha secuestró a más de 20.000 baluchis, incluidos mujeres y niños, de diferentes zonas de Baluchistán… La última fase de desapariciones forzadas comenzó tan pronto como Pervez Musharraf tomó el poder mediante un golpe de estado militar [en 1999]. Las desapariciones forzadas continúan hasta el día de hoy. Sin embargo, un número muy pequeño de personas han sido liberadas con la condición de que nunca participen o apoyen la lucha por la libertad de Baluchistán”.

«Baluchistán es una región escasamente poblada; el ejército de Pakistán ha arrasado varias aldeas y ha secuestrado a toda la población de esas aldeas. También hay una falta de sistema de comunicación y la gente no tiene acceso a las ciudades principales. Otro problema es que los grupos baluchis de derechos humanos y los activistas no pueden recopilar libremente datos de personas desaparecidas y los familiares de algunas víctimas ni siquiera se presentan porque temen que si registran casos, las fuerzas paquistaníes y las agencias de inteligencia atacarán a sus seres queridos desaparecidos…

Sin embargo, la comunidad internacional no puede saber el alcance de las violaciones de derechos humanos ni verificar el número de personas desaparecidas de forma independiente mientras las fuerzas de ocupación pakistaníes estén presentes en el Baluchistán ocupado. El ejército de Pakistán nunca permitirá que los grupos internacionales sepan los crímenes que ha cometido… Nunca debemos olvidar que el ejército de Pakistán es el mismo ejército que ha cometido los peores crímenes contra la humanidad en la historia moderna después de la Segunda Guerra Mundial, donde violaron y asesinaron a millones de bengalíes».[5]

Genocidio de Bangladesh 1971

Minorías religiosas

Marri siempre apoyó los derechos de las minorías religiosas y condenó los ataques terroristas contra hindúes y cristianos. En 2017, tras un ataque terrorista contra una iglesia metodista en Quetta, capital de la provincia de Baluchistán ocupada por Pakistán, dijo: «Los ataques terroristas en la ciudad fuertemente militarizada de Quetta muestran la complicidad del ejército paquistaní y otras fuerzas de seguridad con incitadores del odio religioso. En una ciudad donde sus habitantes tienen que pasar varios puestos de control de las fuerzas de seguridad paquistaníes, ¿cómo es posible que los terroristas puedan atacar tan fácilmente los lugares de culto? La negativa del general del ejército pakistaní Bajwa a tomar medidas contra los manifestantes extremistas religiosos en Islamabad ‘nuestra propia gente’ y luego distribuirles sobres de dinero por poner fin a su protesta fue una prueba clara de la complicidad militar con los terroristas yihadistas… [Baluchistán] ha dado la bienvenida a personas de diferentes religiones y orígenes, pero el ejército de Pakistán ahora está echando a perder el tejido básico de nuestro secularismo y tolerancia mediante la promoción de la intolerancia religiosa en Baluchistán. Condeno enérgicamente el esfuerzo del ejército de Pakistán de promover el odio religioso radical en Baluchistán. Expreso mis condolencias a las familias de las víctimas de este ataque terrorista».[6]

Opiniones sobre China

Marri considera a China un estado «pícaro» y su Corredor Económico China-Pakistán (CPEC), parte de la iniciativa One Belt, One Road de China, un proyecto colonial para la expansión de la hegemonía militar de China.

«Pakistán es el principal ocupante de Baluchistán y ha subarrendado Baluchistán a China para sus propias ganancias económicas. Ya hay informes de que los chinos superarán en número a los baluchi en Gwadar para 2048… El CPEC es un corredor de muerte y destrucción para la gente de Baluchistán, no un proyecto de desarrollo. Una vez que China encuentre un punto de apoyo en Baluchistán y construya bases navales y militares en Jiwani y Sonmiani, entonces no solo será una amenaza para los baluchis, sino también una amenaza militar para la India, Estados Unidos y los europeos. Baluchistán está ubicado en una región estratégica muy importante y si los chinos obtienen el control de nuestro país, entonces podrán proyectar su poder militar en el sur de Asia, Medio Oriente y más allá», afirmó Marri.

Luego agregó que China está actuando como un «enemigo» del pueblo baluchi al colaborar con Pakistán, el enemigo de la nación baluchi. «Pakistán y China juntos quieren fortalecer la colonización punjabí sobre Baluchistán por sus malvados diseños expansionistas y beneficios económicos. Como mencioné, el llamado Corredor Económico China-Pakistán no es un proyecto económico o de desarrollo, es un proyecto militar donde China quiere tener presencia en el mar de Baluch y controlar las rutas comerciales hacia Asia Central».[7]

Conclusión

Baluchistán tiene una posición geográfica estratégica y es una importante puerta de entrada económica, con billones de dólares en minerales de tierras raras bajo tierra, como petróleo, gas, uranio, cobre y carbón, y los dos puertos marítimos profundos de Gawadar y Chabahar. Baluchistán es el puesto de avanzada perfecto para contrarrestar y mantener bajo control a Irán y su ambición nuclear, y sus peligrosas relaciones con Pakistán que pueden proporcionar armas nucleares tácticas a Teherán.

Además, el reconocimiento de un Baluchistán independiente y democrático desempeñaría un papel fundamental para erradicar el uso del terrorismo, el extremismo y el chantaje económico y nuclear por parte de Pakistán.

Ya es hora de que el mundo se acerque a Hyrbyair Marri, un líder reconocido del pueblo baluchi, para trazar una política innovadora e invitarlo a conferencias internacionales. Un Baluchistán libre e independiente ayudaría a detener las políticas hegemónicas chinas y disuadiría el comportamiento deshonesto de Pakistán e Irán en la región. Hyrbyair Marri es el candidato preciso y correcto para el cambio global porque tiene una visión, un objetivo y un compromiso para cumplir.

 

*Rudam Azad es escritor y representante baluchi y activista de derechos humanos. Se le puede contactar en Twitter, @RudamAzad y enviar un correo electrónico a rudambaloch@gmail.com.

[1] Balochistanliberationcharter.com

[2] Twitter.com/hyrbyair_marri/status/1363540076895084544, 21 de febrero de 2021.

[3] Twitter.com/hyrbyair_marri/status/1654073780640129024, 4 de mayo de 2023.

[4] Balochwarna.com/2023/05/16/iran-continues-to-execute-baloch-prisoners-on-trumped-up-charges-hyrbyair-marri/, 16 de mayo de 2023.

[5] Sundayguardianlive.com/world/china-acting-like-foe-people-balochistan, 6 de abril de 2019.

[6] Balochwarna.com/2017/12/18/hybyair-marri-condemns-quetta-church-attack/, 18 de diciembre de 2017.

[7] Sundayguardianlive.com/world/china-acting-like-foe-people-balochistan, 6 de abril de 2019.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.