Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| jueves febrero 22, 2024

La reforma judicial original ha muerto, afirma el analista Ben Dror Yemini


Ben Dror Yemini, periodista en el periódico israelí Yediot Ahronot, escritor y conferencista, analiza los diferentes desafíos con los que lidia Israel sin atarse a posturas previamente elaboradas,estudiando siempre cada tema en base a los hechos y los datos desde el terreno. Ha sido durante muchos años un crítico de algunos aspectos del sistema judicial israelí, la Fiscalía y la Suprema Corte de Justicia, pero eso no le impidió criticar duramente el plan de “reforma judicial” presentado por el gobierno de Netanyahu.

Conversamos con él días atrás sobre el estado actual de la polémica sobre el plan, la reforma misma  y las protestas en su contra.

 

P: Ben Dror, hablamos hace poco y me dijiste categóricamente “la reforma judicial ha muerto”. Antes de alcanzar yo a publicar la entrevista, el Primer Ministro Netanyahu formuló una serie de declaraciones tajantes sobre la continuación de la legislación, aunque no como al principio, a otro ritmo y con planes de algunos cambios. Y ahora vuelvo a llamarte porque está concretamente sobre la mesa la propuesta de cancelar la cláusula de “razonabilidad” que permite a los Jueces Supremos cancelar o frenar leyes o decisiones del gobierno alegando que no son razonables. Y se está votando este lunes. Por eso vuelvo a llamarte.

R: Quiero aclarar, probablemente lo sepas, que yo siempre apoyé que haya cierto cambio en el tema de la cláusula de la razonabilidad. O sea que no me pone nervioso este punto concreto. Eso no es una revolución constitucional. Claro que la pregunta es si después de esto van a continuar. Pues yo considero que no.Creo que no, por la influencia de la protesta y las manifestaciones y porque creo que Netanyahu entiende que no puede permitírselo.No como se planteó originalmente. Por el tema interno y porque todavía no lo invitaron de la Casa Blanca. El entiende el mensaje mejor que nadie.

P: Dices que la “razonabilidad” no es una revolución. ¿Qué es lo que más te preocupa?

R: Creo que lo más grande es el deseo de cambiar la composición de la comisión que nombra a los jueces. Pero también aquí tengo que aclarar algo. Mientras haya jueces que actúen de forma independiente, nada le pasará al sistema judicial aunque se haga algún cambio. En algunos casos, los cambios son necesarios.Lo que considero que es muy problemático, no son algunos de estos cambios, sino la composición de la coalición, una coalición que va del diputado ultraortodoxo Pindros que dice que la comunidad LGTB  es el mayor peligro para Israel a los ministros Ben Gvir y Smotrich . Eso es lo que me da miedo.Y la verdad, contra una coalición anti democrática como ésta, hay que protestar con pasos que sean un poco más duros , lo cual afirmo aunque no todas las declaraciones de los líderes de la protesta me gusten.

 

P: Llegaremos a eso, pero primero, algunos puntos más sobre la “reforma”. Relativizaste un poco el tema de la cláusula de razonabilidad que quieren cancelar o modificar seriamente. Pero el tema es también una serie de declaraciones explícitas de parte del Primer Ministro Netanyahu y de Simja Rotman, presidente de la Comisión de asuntos Constitucionales de la Kneset sobre el regreso a la legislación y el hecho que el plan está sobre la mesa. Enseguida pensé en la frase que me habías dicho que “la reforma ha muerto”.

R: Claro, te entiendo. Pero esto no se refiere al plan original presentado meses atrás. Hay una gran diferencia entre Netanyahu, Rotman y el ministro de Justicia Levin. Rotman y Levin probablemente querrían la reforma original completa, Netanyahu tiene otro encare, yo considero que les da algo porque tiene que cuidar a la coalición, pero entiende que  su situación es mala a varios niveles. Si hace la reforma original, perderá mucho más de lo que ya ha perdido.

P: ¿Por ejemplo?

R: Hay intereses nacionales que se pueden perder o dañar seriamente si se hace una reforma como se planteó originalmente. No es que yo crea que Netanyhau da prioridad ahora a los intereses nacionales. Creo que ante todo da prioridad a sus propios intereses. Pero el tema es que inclusive porque se preocupa por sí mismo creo que no se podrá permitir abrazar la reforma que se había presentado al principio. No podrá. Eso se terminó.

P: ¿Porque quiere dejar otro legado? ¿O ya lo arruinó?

R: También eso. Pero también está la economía que va empeorando.Resumo este punto. Considero que la reforma original ha muerto aunque logren aprobar algunos cambios como lo que se está votando ahora de la razonabilidad, pero no como antes. No creo que logren los cambios que quieren en la composición de la comisión para nombrar los jueces ni que presenten la clásula que en hebreo se llama “piskát hahitgabrút”, que permitiría al Parlamento volver a presentar una ley que la Suprema Corte frenó, en su versión original.

P: Que hablaba de poder hacerlo con solamente 61 diputados, o sea simplemente la mitad más uno.

R: Así es. Hacer eso pero exigiendo una mayoría más amplia, es otra cosa. En mi opinión, si aprobaran esos dos cambios como lo querían al principio, eso equivaldría a un suicidio nacional.

 

La protesta contra el gobierno

P: Pasemos a otro aspecto de la situación: la protesta. ¿Qué opinión te merecen declaraciones como las del ex diputado Yair Golan, General retirado, y del ex Primer Ministro Ehud Barak, de tono muy fuerte, llamando explícitamente a rebelión civil, aunque no violenta?

R: No me gustan esas declaraciones y creo que están de más. Es parte del problema, hay que lograr mantener cierto equilibrio entre una protesta dura ya que sin ella nada sucederá y la coalición puee volver a la reforma original, y el riesgo que la protesta se torne extremista y radical. En ese caso perdemos al público del centro y la derecha que ahora protestan . Es difícil hallar el equilibrio.

 

La coalición

P: Ya mencionaste antes la problemática de la composición de la coalición. El tema va más allá de la “reforma” judicial ¿verdad?

R: Sin duda ninguna.Vemos por ejemplo el presupuesto que se aprobó, obra de una coalición que está influenciada por dos grupos de presión: los ultraortodoxos y los ultraderechistas. A mi modo de ver, son derecha anti sionista. Son los dos grupos más fuertes en la coalición. Y no tienen mayoría en el pueblo. Eso está clarísimo. Y creo que Netanyahu sabe que si hay hoy elecciones, él cae, su coalición cae. Hasta en los sondeos del canal 14 que lo apoya eso está claro.

P: Muchas gracias Ben Dror.

R: A ti Jana por el interés.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.