Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles abril 17, 2024

Nunca ha habido una protesta más justa

La historia registrará la complicidad de Netanyahu en traer la calamidad a su país y abandonarlo en manos de extremistas religiosos y nacionalistas, aunque podría haber logrado un termino medio


Manifestantes antirreforma en Tel Aviv. Foto Silvia Golan

Estos días malos quedarán registrados en los libros de historia debido a las heridas abiertas causadas por la legislación destructiva de la coalición, incluso si se detiene el impulso legislativo. Los enemigos de Israel miran con placer la crisis después  que su trabajo sea llevado a cabo por fanáticos y demagogos israelíes que incendian el país. Nunca, las afirmaciones del líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah,  que la sociedad israelí es débil, han estado tan cerca de la verdad

 

La historia dará nombres y la lista será larga. El primero de ellos sería Benjamin Netanyahu. Todos aquellos que afirman que buscan un  termino medio, pero en realidad impiden que se alcance uno, están con los pirómanos. No tendremos que esperar mucho. La violencia como la que se vio recientemente en Francia, después  que un adolescente fuera asesinado a tiros por la policía, pronto se repetirá aquí y los fanáticos avanzan para llevarnos allí.
קפלן תל אביב
Los manifestantes el martes . Ynetnews
No hay equivalencia. Los que están en el poder cargan con la mayor responsabilidad. El régimen detenta el poder. Los líderes israelíes han olvidado que la democracia es más que el gobierno de la mayoría, mientras que los manifestantes olvidan que, a veces, eso es exactamente lo que significa democracia. Pero la situación de Israel es más complicada de lo que inicialmente se creía porque la coalición no presenta argumentos de derecha. Repiten afirmaciones hechas durante mucho tiempo por expertos legales en las últimas décadas, quienes advirtieron sobre un poder judicial hiperactivo y una aplicación de la ley hambrienta de poder.
Pero sustituyen los males del sistema judicial por males mayores y abusos de poder. En lugar de jueces, tendremos operativos del Likud locos por el poder y hooligans que escupen odio al servicio del gobierno. Con tal perspectiva, los jueces extralimitados son preferibles. Esta es la protesta más sionista que Israel haya visto jamás porque lucha por el alma misma del sionismo y contra un futuro oscuro que solo traerá calamidades.
Por eso la protesta es justa, más que en cualquier otro momento de la historia de Israel. Lucha contra la dictadura de una mayoría compuesta por fanáticos ultraortodoxos que se niegan a servir en el ejército, participar en la fuerza laboral o ser miembros productivos de la sociedad de Israel junto con los nacionalistas radicales.
Ya se pueden ver los primeros signos de la implosión de Israel. Nunca ha habido tanta polarización ni tanta desesperación. Nunca tantos dijeron que se niegan a participar en la defensa de la patria, nunca un gobierno en el poder hizo tanto daño, tan rápido. Por cualquier medida, había fallado. La comunidad de Israel ha crecido mientras que su PIB se ha reducido y las inversiones se han reducido. Los manifestantes no tienen la culpa. Netanyahu, que ostenta todo el poder, ha optado por abandonar el país a los fanáticos.
Qué trágico. Un termino medio estaba al alcance de la mano. Uno que limitaría el activismo judicial y reforzaría el equilibrio de poder entre las autoridades. Uno que aborde solo las críticas a los tribunales pero que no perjudique el estado de derecho. Con algo de buena voluntad, Netanyahu podría haber sido el que lograra la reconciliación nacional. Podría haber reunido a personas serias que habrían articulado ese término medio. Él sabe quiénes son y ve las encuestas que indican que la mayoría de los israelíes esperaban tal compromiso.
Los líderes de la oposición, los manifestantes y Netanyahu deben detener la caída del país en los abismos y luchar para llegar a un compromiso.
Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.