Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes octubre 2, 2023

Diario libanés: «Hezbollah es el factor principal que obtiene ganancias de la crisis económica del Líbano»


Un artículo  publicado el 15 de julio de 2023 en el diario libanés Nida’ Al-Watan, conocido por su oposición a Hezbollah, afirma que esta organización es en gran medida responsable de la grave crisis económica en el Líbano y también se está beneficiando de ella más que nadie.

De acuerdo con este texto, Hezbollah participó en la generación de esta situación económica de varias maneras: instigando incidentes de seguridad y enfrentamientos violentos usando sus armas, ahuyentando así a turistas e inversiones extranjeras; intensificando su retórica contra los Estados del Golfo y contrabandeando drogas a sus territorios, arruinando así las relaciones del Líbano con estos países, que eran una fuente importante de inversiones y capital extranjero; y también utilizando su control sobre varios ministerios gubernamentales para difundir la corrupción. El artículo señala también que, aunque Hezbollah no creó el  viejo problema de corrupción generalizada en el Líbano, sino que simplemente se subió a este carro, es el elemento que más se ha beneficiado del caos económico en el país.

Protestas por la crisis económica en el Líbano (Imagen: Sautbeirut.com, 25 de agosto de 2021)

Lo siguiente son extractos traducidos del artículo:[1]

“Las crisis económica, financiera y monetaria en el Líbano no se han interpuesto en el camino de los elementos poderosos [del Líbano] en general y de Hezbollah en particular. Por el contrario, para estas personas, estas crisis consecutivas en el Líbano fueron una oportunidad, y ellos aprovecharon esta oportunidad y la utilizaron para beneficiarse de la terrible situación y aumentar sus ganancias, sus ingresos y los privilegios otorgados a sus partidarios… Esta crisis fue particularmente rentable para Hezbollah, que disfrutó del pedazo más grande del pastel que estaba sobre la mesa”.

“Hezbollah se ha beneficiado de la crisis de varias maneras. Después del asesinato del mártir primer ministro Rafiq Al-Hariri en 2005, Hezbollah decidió, por primera vez, convertirse en parte del poder ejecutivo y ser representado por varios ministros [del gobierno] […] Todos los gobiernos libaneses [anteriores], desde el período anterior a la guerra civil hasta después del asesinato del primer ministro Al-Hariri, habían encubierto la corrupción y acordado dividir [las ganancias entre sus miembros]… Inmediatamente después de convertirse en parte del gobierno, Hezbollah recibió el control de varios ministerios y se unió a este juego de corrupción y división libanesa [de ganancias]. Los ministerios que recibió incluyeron los de Salud y Energía, que no estaban limpios de despilfarro y corrupción [de antemano]…”

“En cuanto a la seguridad, los acontecimientos del 7 de mayo de 2008 en Beirut, el Martes Negro [2] y otros incidentes vaticinaron el efecto [perjudicial] sobre la economía del Líbano, en términos de inversiones, turismo entrante, etc. Lo que es seguro es que la crisis empeoró en 2011, después del estallido de la guerra en Siria y cuando Hezbollah intensificó severamente su retórica contra los Estados del Golfo, que se volvió amarga y dura, lo que detuvo la afluencia de ingresos por turismo del Golfo, así como las inversiones extranjeras, la mayoría de las cuales eran realizadas por estos países, que también son el principal [mercado] para las exportaciones libanesas”.

“Además y en el mismo contexto, el Líbano sufrió la presión de las sanciones de Estados Unidos a Hezbollah y la prohibición de acceso de elementos de Hezbollah al sistema bancario global. Esto naturalmente afectó la credibilidad de los bancos libaneses, que se vieron gravemente afectados… A pesar de todas las directivas emitidas por el gobernador del Banco [Central] del Líbano, exigiendo a los bancos que cerraran todas las cuentas de los miembros de Hezbollah y prohibiendo el manejo [de estas cuentas], algunas de estas personas continuaron disfrutando de [acceso al] sistema bancario del Líbano, de varias maneras, [una situación] sobre la cual la administración estadounidense había advertido durante mucho tiempo. Las principales sucursales y direcciones de los bancos están comprometidas con las directivas del Banco [Central] del Líbano, pero muchas sucursales bancarias no tienen cuidado de seguirlas al pie de la letra. Por tanto, algunas personas que pertenecen a Hezbollah o están asociadas a la organización continuaron disfrutando [de los servicios] de estos bancos…”

“En cuanto a la etapa posterior a la revolución [del 17 de octubre, 2019],[3] cabe señalar que todos los pilares centrales del gobierno se beneficiaron de la crisis de alguna manera, pero el influyente Hezbollah se benefició mucho más que otros, en cierto modo. Cuando la libra libanesa comenzó a caer frente al dólar – lo que se conoce como un aumento en el tipo de cambio – el sistema de supervisión se vio duramente golpeado y los cambistas se volvieron notablemente influyentes, especialmente en el sur de Dahia y el área de Chtaura, que son bastiones de Hezbollah. Esto llevó a la colocación de varios cambistas de Hezbollah en la lista de sanciones. Cabe señalar que los salarios de los empleados y trabajadores de tiempo completo de Hezbollah se pagaban en dólares en ese momento, lo que contribuyó al aumento del dólar frente a la libra…”

“Otra forma en que Hezbollah se benefició de la crisis fue a través del subsidio a los productos petrolíferos, que causó que los titulares de cuentas [en los bancos libaneses] perdieran miles de millones de dólares. Los otros elementos en el poder también se beneficiaron de esto, al contrabandear [combustible] a través de los canales ilegales. pasos fronterizos e incluso por los legales, y por los puertos [marítimos], como el de Beirut, y el aeropuerto…”

“Hezbollah [también] aprovechó la escasez de medicamentos subsidiados en el mercado libanés y abrió la puerta a la importación de medicamentos iraníes y sirios al Líbano. [Lo hizo] aprovechando el hecho de que controlaba el Ministerio de Salud en algunos de los gobiernos formados antes y después de la crisis. La agrupación permitió lo que llamó la importación «vital» de medicamentos, para inundar el mercado libanés con medicamentos y productos farmacéuticos a su antojo, sin supervisión del Ministerio de Salud y sin someterlos a ningún control de calidad antes de autorizarsu introducción en el mercado farmacéutico libanés”.

“[Otro] asunto que causó una grave crisis para el Líbano fue el del captagon [droga], que fue contrabandeado desde el puerto de Beirut a los países vecinos, causando que los estados del Golfo prohibieran la importación de productos libaneses y prohibieran a los ciudadanos del Golfo visitar el Líbano debido a la situación política.[4] La prohibición de las exportaciones libanesas al Golfo naturalmente profundizó el déficit comercial del país al crear una escasez de dólares que fluyen hacia él. “

«Teniendo en cuenta todo lo anterior, se puede decir que Hezbollah se ha beneficiado considerablemente de la crisis a través de una política de subsidios, contrabando y por otros medios, y que esta organización es una parte inherente del sistema que fortaleció su control sobre el país y de quienes se han beneficiado de la corrupción durante todas estas décadas. Hemos escuchado mucho sobre la intención de presentar cargos por corrupción, ¡pero en la práctica nunca se presentaron!»

[1] Nida’ Al-Watan (Líbano), 15 de julio, 2023.

[2] El 7 de mayo de 2008, hombres armados de Hezbollah tomaron partes de la capital en violentos disturbios, en respuesta a una decisión del gobierno de desmantelar la red privada de telecomunicaciones de Hezbollah y despedir al jefe de seguridad del aeropuerto internacional de Beirut, que estaba afiliado al grupo. Al día siguiente, conocido como «Martes Negro», los conflictos armados entre Hezbollah y sus oponentes se extendieron a otras partes de Beirut y más allá.

[3] La referencia es a la ola de protestas masivas que estallaron en esa fecha contra la corrupción gubernamental y la crisis económica en el Líbano, y en respuesta al fracaso del gobierno para manejar esta crisis. Véanse los informes de MEMRI: Despacho Especial No. 8332 – Políticos y periodistas libaneses, antes del estallido de la actual ola de protestas: Es Hezbollah quien causó la crisis económica en el país – 25 de octubre, 2019; Investigación y análisis No. 1492 – Las protestas libanesas ponen a Hezbollah en un aprieto – Parte I: La hostilidad de Hezbollah hacia las protestas y las razones detrás de ellas – 3 de diciembre, 2019.

[4] Véase Serie de Investigación y Análisis No. 1573 de MEMRI – Acusaciones saudíes y libanesas: Hezbollah está operando una red para el contrabando de drogas a Arabia Saudita y la región; Ha convertido al Líbano en una base para la exportación de drogas y terrorismo – 28 de abril de 2021.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.