Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles junio 19, 2024

Cómo es que Israel se ha convertido en una superpotencia cibernética


Las FDI se han convertido en una locomotora que está tirando de la economía israelí en los sectores tecnológicos y cibernéticos.

El informe anual de 2023 de la Autoridad de Innovación de Israel muestra que en las últimas décadas, la industria de alta tecnología se ha convertido en el motor que impulsa la economía israelí, ya que se trata de la industria con la producción más grande y de más rápido crecimiento. El informe también muestra que entre 2012 y 2023, la tasa de crecimiento promedio del número de empleados en la industria de alta tecnología fue tres veces la tasa general de la economía (6,3% y 2,2% respectivamente). Además, la contribución del sector al PIB superó el 18% y se duplicó en una década hasta alcanzar los 290.000 millones de shekels (76.500 millones de dólares) en 2022.

El sector del software y el cibernético crea una importante ventaja comparativa para Israel, con más del 40% de las nuevas empresas que operan en este campo y más de la mitad de las inversiones fluyen hacia el sector del software y el cibernético. Israel se ha convertido en un líder mundial en seguridad cibernética y de la información, y este proceso está en curso. Según el director del IIA, Israel está presionando para aprovechar tres áreas de innovación: Inteligencia Artificial Generativa, Computación Cuántica y Comunicación e Innovación Relacionada con el Clima.

¿Cómo se convirtió Israel en una potencia mundial en tecnología y cibernética? ¿Cuáles son los principales factores que impulsan esto y qué se puede aprender de ellos para el futuro?

El crecimiento de Israel en el ámbito cibernético y tecnológico se debe a varios elementos, siendo el principal las necesidades de seguridad. El fenómeno también requiere una estrecha colaboración con el sector privado y el mundo académico, cuya excelencia ha llevado a muchas empresas internacionales a establecer sus centros de desarrollo en Israel.

El concepto básico de seguridad formulado por David Ben-Gurion en los primeros años del Estado se basaba en tres pilares: disuasión, alerta temprana y victoria decisiva. Mantener un ejército regular considerable era prácticamente imposible, por lo que se requirió Alerta Temprana para reunir las unidades de reserva. Esta limitación obligó a las Fuerzas de Defensa de Israel a establecer un sofisticado sistema de inteligencia. Las unidades de inteligencia de las FDI debían desarrollar diversas capacidades. La revolución de la información y el desarrollo de la tecnología hicieron que la inteligencia se basara cada vez más en las capacidades tecnológicas del ciberespacio. Este fue también el caso de otras unidades de las FDI y de las organizaciones de seguridad.

El servicio militar obligatorio de las FDI es otro elemento esencial en el desarrollo del entorno tecnológico israelí. Las unidades especializadas de las FDI comienzan el proceso de selección en etapas muy tempranas y disfrutan de acceso a recursos de personal de la más alta calidad del Estado de Israel. Las FDI se acercan a los estudiantes incluso durante sus estudios de secundaria, a través de un amplio sistema de marketing y la promesa de que los reclutas adquirirán una profesión y habilidades que les serán útiles incluso después de su servicio. Los egresados ​​de las unidades de tecnología y cibernética tienen garantizada ventaja y horizonte en la construcción de su futuro profesional luego de su servicio.

Los reclutas son canalizados hacia un proceso de entrenamiento único de las FDI. Los cuerpos tecnológicos de las ramas de inteligencia y comunicaciones han establecido sistemas de formación que se encuentran entre los más avanzados del mundo. La Escuela de Profesiones Informáticas y Ciberdefensa imparte cursos de programación, desarrollo de software, infraestructura informática, ciberprotección, etc. La variedad de programas de formación que ofrece la rama de inteligencia, que basa la mayor parte de sus esfuerzos en recopilar información en el ciberespacio y analizarla utilizando herramientas tecnológicas avanzadas e inteligencia artificial (IA): involucrar a jóvenes reclutas en su mejor momento y fomentar la iniciativa y la innovación.

La demanda de admisión a las unidades tecnológicas de las FDI ha llevado incluso a empresas civiles a ofrecer cursos de preparación a los reclutas para ayudarles a pasar el proceso de selección de estas unidades. Algunos programas tienen como objetivo aumentar la presencia de reclutas de la periferia, como el programa Magshimim del Centro de Educación Cibernética, fundado por la Fundación Rashi. Estos programas promueven la igualdad de oportunidades en la sociedad israelí, junto con el Ministerio de Defensa.

Los reclutas se integran tras su formación en las distintas unidades tecnológicas, donde adquieren una importante experiencia práctica. Algunos incluso se inscriben para obtener años adicionales de servicio una vez finalizado su servicio obligatorio. Así, cada año miles de personas con vasta experiencia tecnológica entran en la economía israelí, ingresan al mercado laboral, producen y se integran en un ecosistema que impulsa la economía tecnológica de Israel, incluida la cibernética, la inteligencia artificial, el análisis de información y más.

El servicio obligatorio que permite a las FDI acceder a la mano de obra de mayor calidad del país convierte al ejército en una locomotora que está tirando de la economía israelí. Muchos soldados licenciados tienen conocimientos e ideas que les permiten crear empresas de nueva creación que operan en el mercado global. Como resultado, la industria israelí de alta tecnología se ha convertido en un actor esencial en el sector mundial, a pesar del pequeño tamaño del país en términos de población y territorio.

Otro elemento son las actividades del Estado de Israel, que reconoció este potencial y permitió el establecimiento de fondos de I+D para empresas de nueva creación con el fin de enriquecer el desarrollo de la propiedad intelectual en Israel. Esto, a su vez, condujo al establecimiento de fondos de capital de riesgo y a un aumento de la inversión de empresas extranjeras en Israel. Luego está el establecimiento de incubadoras y programas de aceleración de tecnología, en los que decenas de empresas tecnológicas y cibernéticas son absorbidas cada año.

Sin embargo, hay un problema: la conveniencia de servir en la tecnología de las FDI perjudica la motivación para alistarse en unidades de combate. Según una encuesta interna realizada en las FDI, la motivación para el servicio de combate de los hombres en 2022 fue la más baja de los últimos años: 66% en comparación con el 73% en 2020. Para las mujeres, fue del 48% en 2022, en comparación con el 60% en 2018.

La continuación de esta tendencia es muy preocupante. Resulta en una situación en la que las unidades de combate deben conformarse con quienes fracasaron o no pudieron integrarse en los procesos de selección de personal de las unidades especiales, los cursos de prestigio y el conjunto tecnológico y de inteligencia.

La tensión entre la necesidad de reclutar personal de calidad para las unidades tecnológicas y así seguir proporcionando personal de calidad a la industria cibernética y tecnológica, y la necesidad de garantizar que las unidades de combate también sean capaces de reclutar soldados de calidad requiere una respuesta a nivel nacional. Los primeros indicios de tal respuesta se pueden ver, entre otras cosas, en programas de capacitación técnica como Warriors for Hi-Tech, cuyo objetivo es capacitar a soldados licenciados para trabajar en el campo cibernético.

Israel puede seguir liderando en cibernética y tecnología, pero debe equilibrar todas sus necesidades nacionales. Además, quienes sirven en unidades de campo poseen experiencia como combatientes y comandantes, así como otras cualidades no menos necesarias para la economía y los empleadores que la capacitación y la experiencia tecnológica de quienes sirvieron en los grupos cibernéticos.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.