Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes septiembre 29, 2023

Funcionario libanés: “La presencia de la FPNUL en el Líbano es inútil si no cumple con su deber sino que sirve a Hezbollah”


El 31 de agosto de 2023, como cada año a finales de agosto, el Consejo de Seguridad de la ONU (CSNU) aprobó la Resolución 2695 que extiende el mandato de la Fuerza Provisional de Naciones Unidas en el Líbano (FPNUL). En las semanas previas a la votación, se produjeron agitadas discusiones en las que participaron los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, el Líbano e Israel, en un intento de llegar a un acuerdo sobre el lenguaje de la cláusula que define el alcance de la autoridad y la libertad de movimiento de la FPNUL. La parte libanesa buscó limitar la libertad de esta fuerza, que tiene la tarea de supervisar la implementación de la Resolución 1701 (2006) del Consejo de Seguridad, es decir, garantizar que el área al sur del río Litani esté libre de personal y armas de Hezbollah y otras milicias.

En la resolución del año pasado que extiende el mandato de la FPNUL (Resolución 2650), Estados Unidos logró introducir una nueva cláusula que establece que la FPNUL «no requiere autorización o permiso previo para llevar a cabo las tareas encomendadas y que la FPNUL está autorizada a llevar a cabo su operación de forma independiente». La introducción de esta cláusula enfureció a factores libaneses, el principal de ellos Hezbollah. Lo llamaron un cambio «peligroso» y una forma de «agresión» o «juego con fuego» que transforma a la FPNUL en una «fuerza de ocupación» y legitima las acciones contra ella.[2]

Este año, los libaneses exigieron omitir esta cláusula, mientras que Israel exigió mantenerla. Estados Unidos, los Emiratos Árabes Unidos y varios otros miembros del Consejo de Seguridad de la ONU se pusieron del lado de Israel y rechazaron firmemente la demanda libanesa de eliminar la cláusula.[3] Finalmente, el lenguaje citado anteriormente se mantuvo, pero con una oración adicional, que afirma que la FPNUL está autorizada a llevar a cabo su operación de forma independiente «mientras continúa coordinando con el Gobierno del Líbano, según el Acuerdo SOFA». [4]

Una vez aprobada la resolución, el ministro de Relaciones Exteriores libanés, Abdallah Bouhabib, dijo que, aunque el Líbano «no obtuvo todo lo que quería», está comprometido con las resoluciones internacionales, incluida ésta. El ministro agregó que, en los últimos 12 meses, nada en la conducta de la FPNUL indicaba que hubiera habido algún cambio en el alcance de su autoridad, lo que es «un punto a su favor».

Estos comentarios hacen eco de las declaraciones hechas por el Ministerio de Relaciones Exteriores del Líbano tras la aprobación de la resolución del año pasado que ampliaba el mandato de la FPNUL. En aquel entonces, el ministerio anunció que había acordado con el comandante de la FPNUL que no habría cambios en la actividad de la FPNUL y que la fuerza continuaría operando «en coordinación y cooperación» con las fuerzas de seguridad libanesas.[6] El resultado es que, a pesar de la nueva cláusula que Estados Unidos y sus aliados en el CSNU lograron agregar a la resolución en un intento de fortalecer la autoridad de la FPNUL, en la práctica la fuerza continúa operando como si no se hubiera hecho ningún cambio, y coordina sus actividades con el ejército libanés y con otras autoridades libanesas. La razón es presumiblemente la preocupación de la FPNUL de que, si actúa con total independencia, sus tropas quedarán expuestas a ataques mortales por parte de Hezbollah y sus partidarios locales, como ha ocurrido varias veces en el pasado. El incidente más reciente ocurrió hace menos de un año y resultó en la muerte de un soldado irlandés de la FPNUL. [7]

De hecho, elementos de Hezbollah y de los medios de comunicación pro-Hezbollah advirtieron a la FPNUL después de la aprobación de la resolución que, si no continuaba coordinándose con el ejército y manteniendo buenas relaciones con la población local en el sur del Líbano, podría enfrentarse a la ira de esta población.[8]

La cuestión de la autoridad y la libertad de acción de la FPNUL también ha ocupado un lugar muy destacado en el discurso público libanés. Antes de la votación de este año para extender el mandato de la FPNUL, elementos de Hezbollah, entre ellos el jefe de la organización, Hassan Nasrallah, exigieron corregir «el error del año pasado» eliminando la nueva cláusula que fortalece la autoridad de la FPNUL, calificándola de una flagrante violación de la soberanía del Líbano.  Nasrallah afirmó que Estados Unidos «quiere que las fuerzas de la FPNUL sirvan como espías para Israel» y aclaró que, si la cláusula se mantuviera vigente, sería tratada como «mera tinta sobre papel». El secretario general de Hezbollah también advirtió que el pueblo del sur del Líbano no permitiría que se implementara una resolución de la ONU a la que se opone el gobierno libanés.[9]

Elementos cercanos a Hezbollah reiteraron este mensaje. Ibrahim Al-Amin, editor del diario pro-Hezbollah Al-Akhbar, por ejemplo, escribió que «los representantes de los estados miembros del Consejo de Seguridad de la ONU han sido claramente informados de que ni el Líbano oficial ni el pueblo libanés aceptarán una resolución que dé a la FPNUL libertad de movimiento sin necesidad de coordinarse con las Fuerzas Armadas. Si Occidente continúa amenazando con retirar a la FPNUL del sur del Líbano, la respuesta será simple y directa: ¡debe irse y no regresar!»[10]

Por el contrario, elementos libaneses opuestos a Hezbollah pidieron que se mantuviera la cláusula para permitir que la FPNUL desempeñara sus funciones con eficacia. Los artículos de la prensa anti-Hezbollah se preguntaban qué bien puede hacer la FPNUL si carece de autoridad y si el pueblo del sur del Líbano le impide cumplir con sus deberes, y cuando, por otro lado, el gobierno libanés le da a Hezbollah rienda suelta para hacer lo que quiera al sur del río Litani.

Uno de estos artículos, publicado en el diario Al-Jumhouriyya tres días antes de la aprobación de la resolución, fue escrito por Charles Jabbour, jefe del Departamento de Medios y Comunicaciones del partido Fuerzas Libanesas de Samir Geagea, conocido por su oposición a Hezbollah. El artículo, titulado «¿Cuál es el punto de ampliar el mandato de la FPNUL?», critica a la comunidad internacional y al Consejo de Seguridad de la ONU por ignorar la no implementación de las resoluciones de la ONU, especialmente la Resolución 1701, que prohíbe la presencia de cualquier arma y personal armado al sur del río Litani, con excepción de las Fuerzas Armadas Libanesas. En esta situación, escribió, el CSNU y la FPNUL se han convertido en una hoja de parra para la actividad ilegal de Hezbollah y de hecho sirven a esta organización en lugar de restringirla. La presencia de la FPNUL es entonces inútil e incluso dañina, y sería mejor si se marchara, señala el texto.

Tropas de FPNUL en el Líbano (Imagen: Al-Nahhar, Líbano, 31 de agosto de 2023)

Lo siguiente son extractos traducidos del artículo de Jabbour:[11]

«…El 31 de agosto, el Consejo de Seguridad debatirá la extensión del [mandato] de la FPNUL a instancias del gobierno libanés. Esta es una farsa [que se repite] cada año…

«¿Cuál es la diferencia práctica y esencial entre reafirmar la cláusula que [concede] ‘libertad de movimiento a las tropas de la FPNUL y sus vehículos [incluso] sin el acompañamiento o permiso de las Fuerzas Armadas [libanesas]’, como en [la resolución] aprobada el año pasado [en 2022],[12] y eliminar esta cláusula y volver a la versión anterior? ¿Cuál es la importancia práctica de esta cláusula en términos de las tareas de la FPNUL? En la práctica, no cambia nada. La tarea [de la FPNUL] se mantuvo igual, tanto antes como después de que se le concediera esta libertad de circulación…”

«¿Cuál es el punto de ser firme sobre el lenguaje [de la resolución] y al mismo tiempo ser tolerante con [las violaciones] en el terreno – o, más exactamente, falta de compromiso con este lenguaje, especialmente con lo que se dice en la Resolución 1701, que exige explícitamente ‘[el establecimiento] entre la Línea Azul y el río Litani de una zona libre de personal armado, bienes y armas distintos de los del Gobierno del Líbano y de la FPNUL desplegados en esta zona’ [?]”

“La comunidad internacional, que está debatiendo la extensión del mandato de la FPNUL, sabe mejor que nadie que esta cláusula de la Resolución 1701 no se aplica y que Hezbollah está presente en esta zona, tanto en la superficie como bajo tierra, a través de la gente de la región y de otras maneras. [Esta] política de engaño perjudica a la comunidad [internacional], que está consolidando esta realidad y haciendo la vista gorda ante los hechos y la situación real”.

«La cláusula 3 de la Resolución 1701 habla de ‘la importancia de la extensión del control del Gobierno del Líbano sobre todo el territorio libanés de conformidad con las disposiciones de la Resolución 1559 y la Resolución 1680, y de las disposiciones pertinentes de los Acuerdos de Taif, para que ejerza su plena soberanía, de modo que no haya armas sin el consentimiento del Gobierno del Líbano y sin otra autoridad que la del Gobierno del Líbano.’ ¿Se aplica esta cláusula?”

“No daré más detalles sobre la evidencia de que las resoluciones de la ONU no se están implementando… Pero si la comunidad internacional no puede implementar sus resoluciones, no debe [hacer lo contrario] y servir al elemento que impide su implementación [es decir, Hezbollah]. Los escenarios [descritos en los medios de comunicación] – que involucran [varios] borradores, secretos detrás de escena y posiciones firmes [adoptadas por Occidente en las negociaciones sobre el lenguaje de la resolución] – dan a los libaneses la impresión de que los países responsables de adoptar la resolución quieren apoyarlos y apoyar a su país, lo cual es completamente falso”.

“Lo que sucedió después de la muerte del soldado irlandés [FPNUL] en diciembre de 2022 fue un gran escándalo, y la FPNUL lo encubrió, incluso antes de que el Estado libanés lo hiciera. La acción tomada contra la unidad irlandesa [de la FPNUL] transmitió el mensaje claro de que estas fuerzas «deben permanecer en sus áreas [de despliegue] o enfrentar el mismo destino. El mensaje fue entendido y las fuerzas internacionales actuaron en consecuencia…”

“Sería más útil y digno si el Consejo de Seguridad de la ONU retirara las fuerzas internacionales del sur del Líbano, que se han convertido en una especie de árbitro sin silbato, cuya tarea se limita a esparcir retórica [en un intento] de frenar [a los bandos] y contar sus violaciones ¿De qué sirve un árbitro que no puede mostrar una tarjeta roja a un jugador o controlar el juego entre los dos equipos?”

“El lado que se beneficia de la FPNUL no es el Líbano ni el pueblo libanés, sino Hezbollah, para quien la FPNUL sirve como una hoja de parra internacional…”

“En cuanto a los 600 millones de dólares pagados cada año para continuar las [operaciones] de la FPNUL, el pueblo libanés es un receptor más merecedor de ellos, a la luz del colapso sin precedentes causado por la variedad de armas y la corrupción en el Líbano, y especialmente si este dinero se destina a fuerzas [FPNUL] que no realizan su tarea de acuerdo con la Resolución 1701…”

“Las actuales discusiones en los pasillos de la ONU sobre [varias] enmiendas y versiones [de la resolución] no interesan al pueblo libanés ni lo ayudan de ninguna manera. Son sólo una farsa, igual que la farsa del [supuesto] enfrentamiento entre Hezbollah e Israel”.

“Es triste que la comunidad internacional se esté convirtiendo en una hoja de parra para Hezbollah – al igual que Francia, que sólo está interesada en apaciguar a la ‘resistencia’ [en todos los asuntos], empezando por la cuestión de [la FPNUL], por un deseo de mantener sus soldados [FPNUL] a salvo, y culminando con su respaldo al candidato [presidencial] favorecido por el eje de la resistencia debido a su preocupación por los propios intereses [de Francia]”.[13]

“Si la comunidad internacional se preocupa por los intereses del Líbano y del pueblo libanés, la mejor decisión que puede tomar el Consejo de Seguridad es oponerse a extender el [mandato] de la FPNUL. De lo contrario, seguirá sirviendo a la ‘resistencia’ y sus planes. [El Consejo de Seguridad] se equivoca al suponer que, adoptando una postura firme [con respecto al lenguaje de la resolución]… podrá convencer al pueblo libanés de que está velando por sus intereses e implementando la Resolución 1701. El Consejo de Seguridad debe seguir esta resolución al pie de la letra o declarar que retira las fuerzas internacionales [del Líbano] porque no puede implementar la resolución. Pero mantener la situación actual sirve a la resistencia de manera profunda y esencial y equivale a engañar al pueblo libanés”.

«Es hora de poner fin… a la llamada extensión anual del [mandato] de la FPNUL. No tiene sentido extenderla. Por el contrario, se velará mejor por el interés del pueblo del Líbano si se pone fin a la misión de estas fuerzas».

 

[1] Securitycouncilreport.org/atf/cf/%7B65BFCF9B-6D27-4E9C-8CD3-CF6E4FF96FF9%7D/s-res-2650.pdf, 31 de agosto de 2022.

[2] Véase el informe del JTTM de MEMRI, Hezbollah intensifica sus amenazas a la FPNUL tras la resolución de la ONU de extender su mandato por otro año y ampliar su autoridad, 13 de septiembre, 2022.

[3] Al-Akhbar (Líbano), 1 de septiembre, 2023.

[4] SOFA es el acuerdo entre el gobierno libanés y la ONU sobre el estatus de FPNUL en el Líbano. Cabe señalar que esta resolución, al igual que la del año pasado, también «condena en los términos más enérgicos todos los intentos de negar el acceso o restringir la libertad de movimiento del personal de la FPNUL y todos los ataques contra el personal y el equipo de la FPNUL» y «pide al Gobierno del Líbano que facilite el acceso rápido y completo de la FPNUL a los sitios solicitados por la fuerza, con el fin de realizar una investigación rápida, incluidos todos los lugares de interés [y] todos los lugares relevantes al norte de la Línea Azul relacionados con el descubrimiento de túneles que cruzan la Línea Azul y que la FPNUL informó como una violación de la resolución 1701.» FPNUL.unmissions.org/sites/default/files/res_2695_2023_e.pdf, 31 de agosto de 2023.

[5] Al-Liwa’ (Líbano), 1 de septiembre, 2023.

[6] Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 11 de septiembre, 2022.

[7] El 14 de diciembre, 2022, dos vehículos blindados de la FPNUL entraron en la aldea de Al-Aqbieh, en el sur del Líbano. En los enfrentamientos que se desarrollaron con los aldeanos, se abrió fuego contra las fuerzas, matando a un soldado irlandés de la FPNUL e hiriendo a otros tres. Muchos en el Líbano responsabilizaron a Hezbollah del incidente, aunque sólo fuera indirectamente. La propia organización negó las acusaciones y transmitió sus condolencias a la FPNUL. Véase MEMRI Despacho Especial No. 10390 – Periodistas libaneses: Hezbollah es responsable de la muerte de un soldado irlandés de la FPNUL – 22 de diciembre, 2022. Varios días después, Hezbollah arrestó a varios lugareños bajo sospecha de estar involucrados en el incidente, e incluso entregó a uno de ellos a las Fuerzas Armadas Libanesas (Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 24 de diciembre de 2022).

A principios de junio, un tribunal libanés acusó a cinco personas del asesinato deliberado del soldado irlandés y de herir a sus tres camaradas. Varios informes de los medios afirmaron que los cinco estaban afiliados a Hezbollah (apnews.com, 1 de junio de 2023). La organización, sin embargo, se apresuró a negar esto y, según el diario libanés Al-Akhbar, el comandante de la FPNUL también expresó dudas al respecto (Apnews.com, 1 de junio de 2023; alaraby.co.uk, 2 de junio de 2023; Al-Akhbar (Líbano), 10 de junio de 2023).

[8] Al-Akhbar (Líbano), 4 de septiembre, 2023

[9] Alahednews.com.lb, 29 de agosto de 2023.

[10] Al-Akhbar (Líbano), 29 de agosto, 2023.

[11] Al-Jumhouriyya (Líbano), 28 de agosto, 2023.

[12] Esta no es una cita exacta de la cláusula pertinente de la Resolución 2650.

[13] En los últimos meses Francia ha estado involucrada en intentos de llegar a un acuerdo entre las diversas partes del Líbano sobre la identidad del próximo presidente del país. Como parte de esto, respaldó al candidato propuesto por Hezbollah, Suleiman Frangieh, jefe del Movimiento Marada, una medida que generó críticas del campo libanés opuesto a Hezbollah.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.