Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| martes junio 18, 2024

La protesta de las mujeres en Irán 2022-23 –

Parte I: La situación de las mujeres en el Irán revolucionario, según el líder supremo iraní Khamenei


Introducción

Las protestas «Mujer, Vida, Libertad» que arrasaron Irán en 2022-2023 se centraron en los derechos y el estatus de las mujeres en el país. Las protestas estallaron en respuesta a la dura aplicación del uso del hiyab por parte de la Policía de la Modestia de Teherán, que provocó la muerte de una joven kurda, Jina Mahsa Amini, el 16 de septiembre de 2022.[1]

Las protestas civiles contra el uso obligatorio del hijab en espacios públicos que arrastraron a los jóvenes –mujeres, estudiantes y minorías étnicas– no son sólo culturales, sino una manifestación de la lucha política por el carácter de Irán.[2] Quitarse el hijab no es sólo un símbolo de oposición a los códigos de vestimenta religiosos, sino también un acto político contra el régimen revolucionario islámico, que impone su visión del mundo ideológico-religioso de manera que garantice que la visibilidad islámica se apodere de los espacios públicos. Para el régimen, el hijab es un principio político islámico, una prueba de su control de la esfera pública y codificado por ley.

La actual protesta civil contra el régimen religioso extremista ha incluido una oposición abierta y clara a sus símbolos, y es una de las más grandes en Irán desde la Revolución Islámica de 1979. El poder evidente de la protesta llevó al régimen a afirmar que es un complot occidental destinado a provocar el colapso de la sociedad iraní, que se basa en los valores familiares islámicos, exigiendo la eliminación del hijab.

Más que cualquier otra cosa, las protestas civiles son una expresión del hecho de que una parte significativa de la generación más joven de Irán se inclina hacia la secularización y la occidentalización, rechazando la religiosidad y el islam, que para ellos simbolizan un régimen opresivo. El régimen iraní incluso reconoció el alcance de la tendencia a la secularización, como se evidencia en un informe publicado en julio de 2023 por el Grupo Laborista para Asuntos de la Mujer en el Gabinete del presidente iraní. Según el informe, el 90% de las mujeres en Teherán que no usan hijab son jóvenes, entre 18 y 44 años.[3]

Ante la intensidad de las protestas, especialmente durante sus primeros meses, el líder supremo iraní Ali Khamenei optó por un enfoque pragmático ante el fenómeno de la retirada del hijab. Khamenei  hizo declaraciones que podrían interpretarse como que sugieren que el régimen daría marcha atrás en su exigencia principal de que las mujeres deben usar el hijab en espacios públicos. Cuando el régimen se dio cuenta de que la utilización de la fuerza para exigir el uso del hijab podría tener un costo significativo e incluso poner en peligro su estabilidad, lanzó una nueva política, colocando la responsabilidad de hacer cumplir el uso del hijab en la sociedad, e incluso alentó a los ciudadanos a imponerlo en público ellos mismos contra las mujeres.

Sin embargo, al cabo de seis meses, después de que el régimen reprimiera con éxito las protestas, Khamenei exigió un control más estricto y duro contra las mujeres, a pesar de las críticas públicas y los llamamientos a la sensibilidad en el trato hacia ellas. Tan pronto como la intensidad de las protestas disminuyó y parecían ya no representar una amenaza significativa para el régimen, se comenzó a preparar una legislación para hacer cumplir el uso del hijab, incluyendo la utilización de software avanzado de reconocimiento facial para identificar a las mujeres que infringen la ley y la aplicación de fuertes multas.

En respuesta a la estricta política de aplicación de la ley y poniendo a los ciudadanos unos contra otros, las entidades reformistas del régimen, así como prominentes figuras religiosas, han criticado duramente al régimen, pidiéndole que se centre en los problemas reales de la sociedad.

Un año después de la muerte de Jina Mahsa Amini, esta serie de reportes ofrecerá un análisis de la protesta civil que sacudió a Irán durante seis meses. La primera parte se centrará en las directivas del Líder Supremo Ali Khamenei con respecto a las mujeres y su lugar en la sociedad revolucionaria islámica frente a su lugar en la sociedad occidental. La segunda parte se centrará en cómo el régimen iraní está implementando su política obligatoria del hijab; la tercera parte se centrará en las críticas al régimen por parte de reformistas y otros con respecto a la política obligatoria del hijab.

Directivas del líder supremo Ali Khamenei sobre la condición de la mujer y el hijab

El 4 de enero de 2023 – por primera vez en cuatro meses, desde que estallaron las protestas en Irán – el líder supremo iraní Ali Khamenei abordó la cuestión del hijab y la condición de la mujer. Debido a que las protestas estaban en su apogeo en ese momento, Khamenei adoptó un enfoque pragmático, incluyendo en su discurso comentarios que podrían parecer moderados sobre el hijab, que el régimen iraní considera una parte importante y simbólica de su ideología.  Refiriéndose a las mujeres que no usan su hijab correctamente como «hermanas, no criminales», dijo que simplemente necesitan ser «educadas sobre el hijab», sin atacarlas.

Sin embargo, en su segundo discurso, tres meses después del primero y después de que el régimen hubiera logrado reprimir las protestas, las declaraciones de Khamenei sobre el uso obligatorio del hijab fueron más extremas, ya que el régimen había adoptado una línea más dura al imponerlo.

Khamenei en su primer discurso: «La igualdad entre hombres y mujeres en los valores humanos e islámicos es uno de los principios del islam… Por supuesto, las obligaciones de hombres frente a las de las mujeres están relacionadas con la naturaleza femenina o masculina… El papel principal de La mujer según el islam es ser ama de casa»

El 4 de enero, 2023, en vísperas de la celebración del cumpleaños de Fatma, hija del profeta Mahoma y santa en el Islam chiíta, Khamenei celebró un encuentro con cientos de mujeres activas en los ámbitos de la cultura, sociedad, ciencia, y el mundo académico, promocionando el elevado estatus de las mujeres en el islam frente a la explotación de las mujeres económica, sexual y culturalmente en Occidente.

Khamenei (Fuente: Khamenei.ir 19 de octubre, 2022)

En su discurso en la reunión, Khamenei destacó que el islam es el verdadero guardián del honor y los derechos de las mujeres. Presentándose hipócritamente como protector de las mujeres mientras en realidad las reprime, criticó duramente la filosofía y la cultura occidentales que, según él, oprimen a las mujeres, en comparación con el islam, que, según dijo, mantiene la verdadera igualdad entre hombres y mujeres, sin diferenciación entre los sexos y ambos vistos como seres humanos. Inmediatamente después se contradijo diciendo que el islam tiene obligaciones exclusivas para cada sexo debido a la diferencia en la naturaleza de los sexos.

El papel principal de la mujer, según Khamenei, es el de madre y ama de casa, e inculcar a sus hijos elementos de identidad nacional, moralidad y tradición islámica. La familia no puede funcionar sin una mujer presente para mantener el hogar. Destacando que el derecho de la mujer a actuar fuera de casa está condicionado al cumplimiento de sus obligaciones en el hogar, el líder iraní explicó que la sociedad occidental está en camino al colapso y esto no puede detenerse debido a la disolución de la familia allí. Ello, dijo, se debe a que las mujeres no desempeñan el papel para el que fueron diseñadas y, en cambio, están recurriendo a la autorrealización.

Khamenei explicó la inferioridad de las mujeres según una visión materialista-cultural del mundo, pero sólo con respecto a la sociedad occidental y como un factor derivado de la industrialización en Occidente, particularmente en el siglo XIX, sin tocar en absoluto a las mujeres en la cultura islámica de los últimos siglos o los derechos políticos de las mujeres en Occidente frente a esos derechos en Irán. Al tiempo que explicó que «en la civilización occidental, el hombre es el sexo superior… y la mujer debe servir como recipiente para el placer del hombre», Khamenei agregó que Occidente «ha trabajado duro para convencer a las mujeres de que su ventaja reside en el tipo de comportamiento que realza su atractivo sexual para los hombres».

Para respaldar estas declaraciones, Khamenei citó las protestas MeToo contra el acoso sexual y los ataques a las mujeres, criticando la «hipocresía» de Occidente al presentarse como protector de la libertad de las mujeres mientras en realidad las mantiene cautivas. Así, declaró con vehemencia que una de las obligaciones de la sociedad iraní es abstenerse de adoptar un punto de vista occidental en materia de género, que legaliza el comercio sexual, la esclavitud sexual y la violación de todos los límites morales y humanos.

De esto, Khamenei concluye que para prevenir la explotación sexual de las mujeres, éstas deben estar ocultas de la vista de los hombres y confinadas detrás de una barrera, tanto en el espacio público como en el espacio virtual. El hijab es la respuesta para la sociedad islámica y el problema de la visibilidad de las mujeres.

Al exponer su punto de vista sobre el hijab y pedir, como se anticipó, que las mujeres lleven velo, dijo que el hijab es «una obligación religiosa chiíta sobre cuya observancia no hay duda». Dado que las repercusiones de la protesta aún no se habían calmado, Khamenei adoptó un enfoque pragmático, criticando levemente a quienes, al intentar hablar en su nombre, acusaban a las mujeres que llevaban el hiyab de manera holgada de apostasía y actividad contrarrevolucionaria. Aunque sus acciones fueron inapropiadas, dijo, son «las niñas e hijas de todos nosotros» y deben ser educadas en el camino recto en el espíritu de la revolución.

Después de revisar varias áreas de actividad en las que las mujeres han tenido logros, como los deportes, Khamenei reconoció que las mujeres están efectivamente ausentes del proceso de toma de decisiones en el Irán islámico y dijo sin entusiasmo que «esto es un defecto, y este defecto debe ser eliminado». «.

También admitió que en Irán hay violencia doméstica contra las mujeres por parte de sus cónyuges, pero explicó que así como el hijab obligatorio ocultaría a las mujeres de las miradas de los hombres en público, el problema de la violencia de los hombres contra las mujeres en el hogar se resolvería garantizando que «el derecho de familia sea tan fuerte que ningún hombre pueda oprimir a la mujer».

Para ver lo más destacado del discurso de Khamenei del 4 de enero, 2023 en MEMRI TV, haga clic aquí o debajo 

https://www2.memri.org/espanol/tv/2023/01/04/el-lider-supremo-irani-ali-khamenei-critica-a-occidente-por-su-trato-a-las-mujeres-y-dice-que-el-hiyab-usado-holgadamente-no-excluye-a-una-mujer-del-islam-ni-de-la-revolucion-islamica-de-iran/

Los siguientes son extractos del primer discurso de Khamenei, pronunciado el 4 de enero, 2023:

Khamenei: “Occidente tiene gran culpa en la cuestión de las mujeres; la han perjudicado y cometido crímenes en su contra”

«… Hasta ahora, esta reunión de mujeres ha sido pura y llena de ideas destacadas y excelentes. Las cosas planteadas por las mujeres fueron muy buenas y me he beneficiado mucho de ellas. Por supuesto, este contenido no se puede confirmar escuchándolo [sólo] una vez. Uno debe pensar y reflexionar [sobre él]. Por lo tanto, absolutamente denme sus notas escritas. Incluso la señora que habló extemporáneamente, sin notas escritas, debería escribir [lo que dijo]; será más preciso, y nos dará la oportunidad de pensar y contemplar, de modo que pueda proporcionar estos materiales a un grupo de personas que los leerán y estudiarán el tema… »

«Quizás parte de este contenido esté relacionado culturalmente con el Consejo Revolucionario… particularmente la cuestión de emplear a nuestras mujeres inteligentes, efectivas, experimentadas, bien versadas e inteligentes en varios niveles de toma de decisiones en el país. Esta es una cuestión importante Estoy pensando en este tema, hay que encontrarle la manera y ver qué se puede hacer».

«He dicho en el pasado que… en el tema de las mujeres, nuestra posición hacia las hipócritas demandas occidentales [se argumenta desde] una posición de exigencia, no una posición de defensa… En el tema de las mujeres, el mundo es el culpable. El «mundo» al que me refiero es el mundo occidental y la actual filosofía y cultura occidentales… Ellos [Occidente] tienen mucha culpa en el tema de las mujeres; las han dañado y cometido crímenes contra ellas. Por lo tanto, nuestras declaraciones [sobre las mujeres] no tienen ningún aspecto de actitud defensiva, sino un aspecto de expresión de la opinión islámica».

Dirigiéndose a las mujeres en la reunión, Khamenei dijo: «La esperanza es que ustedes puedan influir absolutamente en la opinión pública occidental, porque sus mujeres realmente están sufriendo. La sociedad occidental de mujeres está sufriendo hoy de manera inconsciente, en casos específicos, y en otros sufren conscientemente. Según el islam… los hombres y las mujeres no tienen características [diferentes]; no hay diferencia entre ellos. La igualdad entre hombres y mujeres en el área de los valores humanos e islámicos es uno de los principios del islam y esto es indiscutible… La visión del islam sobre las mujeres y los hombres es una visión de los seres humanos, de modo que ninguno de los rasgos es único».

«Obviamente, las obligaciones mutuas de hombres y mujeres son diferentes, pero en esto hay equilibrio… Es decir, por cada obligación que se le impone a un hombre o una mujer, también se le otorga un privilegio… En cuanto a la responsabilidad, aquí debemos confiar en los rasgos naturales de hombres y mujeres».

«Hay diferencias entre hombres y mujeres, es decir, naturaleza femenina y naturaleza masculina. Tanto en el cuerpo como en el alma, y en las cuestiones espirituales, hay diferencias; la responsabilidad corresponde a estas diferencias. Estas diferencias influyen en el tipo de responsabilidad que los hombres o las mujeres tienen, esto está conectado con la naturaleza femenina o masculina, tampoco hay necesidad de que hagan nada contra su naturaleza».

«Pero en lo que respecta a las obligaciones sociales, las de hombres y mujeres son idénticas. Los roles son diferentes pero las misiones son las mismas. Eso significa que la yihad es una obligación tanto para hombres como para mujeres, pero la yihad de los hombres es de un tipo, mientras que la yihad de las mujeres es otro… »

«En general, el sistema capitalista occidental es un sistema patriarcal. Es decir, lo que afirman sobre el islam y en lo que se equivocan es exactamente correcto para ellos mismos. ¿Por qué? Porque la raíz de esta percepción es que en el sistema capitalista el capital ocupa un lugar más alto que la humanidad, y las personas sirven al capital. Por lo tanto, cualquiera que pueda invertir más vale más. Por lo tanto, los hombres tienen prioridad sobre las mujeres en el sistema capitalista, porque la primacía del capital sobre el hombre es más cierta respecto de los hombres… »

Khamenei: «Según Occidente, dado que el hombre es el sexo superior, la mujer debe servir como recipiente para su placer»

«Así, podemos ver que las mujeres son abusadas de dos maneras bajo el sistema capitalista: En el trabajo… en estos mismos días, en la mayoría de los países occidentales, las mujeres reciben menos salario que los hombres por hacer el mismo trabajo, porque son más débiles y los hombres son más fuertes. Este es un tipo de explotación. Una de las razones de esto es que la cuestión de la liberación de las mujeres se planteó en el siglo XIX para que las mujeres abandonaran sus hogares y fueran a trabajar en fábricas por salarios más bajos [que los hombres]. »

«Del mismo modo, [según Occidente], dado que el hombre es el sexo superior, la mujer debe servir como recipiente para su placer. Es muy difícil hablar de este tema en cualquier reunión, y mucho menos en una reunión de mujeres, pero esta «es la realidad: todos han trabajado duro para convencer a las mujeres de que su ventaja reside en el tipo de comportamiento que aumenta su atractivo sexual para los hombres. Han intentado por todos los medios [establecer esto]. Esta es una historia muy triste. He leído tantas cosas sobre este tema que realmente no se pueden expresar. En una de las revistas americanas que me trajeron hace ocho años, un capitalista americano muy destacado anunció que tenía decenas de restaurantes modernos, muy avanzados y bonitos, y preguntó a quién debía contratar para trabajar [en ellos]. Chicas jóvenes [dijo,] chicas con rasgos que él enumeró: uno era que la ropa y las faldas debían estar por encima de la rodilla. Bueno, todos estos realmente pisotean el honor de las mujeres… »

«¿Cuál es entonces el resultado de esta visión patriarcal? Cuando el hombre es el sexo superior en la civilización occidental, y la civilización es patriarcal, el resultado es que las mujeres tratan de definir al hombre como su modelo a seguir; las mujeres siguen el trabajo de los hombres, y este es el resultado… »

«Bueno, aquí surge la condescendencia de Occidente. ¡Ellos [los occidentales] presumen de ser los abanderados de los derechos de las mujeres, con todos estos golpes a ellas y a su honor! Es decir, utilizan la [cuestión] de los derechos de las mujeres en todo el mundo. Esto es verdaderamente lo último en audacia… Esto [el movimiento MeToo] que comenzó el año pasado entre las mujeres occidentales en materia de ataques sexuales. ¡A pesar de todo esto, argumentan una y otra vez que apoyan a las mujeres y sus derechos! Es lo que se llama libertad de las mujeres, en el maligno lenguaje de los occidentales… Esto no es libertad, es cautiverio, es insulto… »

Khamenei: «Hoy se puede ver que en el ambiente occidental hay comercio sexual, esclavitud sexual y violación de todos los límites morales y humanos»

«Algunos de sus pensamientos, que la libertad de comunicación entre hombres y mujeres en Occidente satisfará los ojos y los corazones de los hombres y no habrá acoso sexual… Ahora miren y vean si su codicia [es decir, la de los hombres] está satisfecha o se ha multiplicado por cien en estos escenarios de acoso sexual… Ellas [es decir, las propias mujeres] continúan argumentando que el acoso sexual ocurre en el lugar de trabajo, en la calle, en el mercado y en todas partes, incluso en organizaciones como el ejército, donde las mujeres también están. Cuando [las mujeres] están bajo amenaza, eso no es consentimiento. »

«Además, también existe la exposición obligatoria, es decir, no sólo los ojos y el corazón [de los hombres] no están satisfechos, sino que la avaricia y la lujuria entre los dos [sexos] se multiplican por cien. Por lo tanto, hoy se puede ver que en el entorno occidental hay comercio sexual, esclavitud sexual y violación de todos los límites morales y humanos. La homosexualidad y otros términos similares no sólo están [prohibidos] en el islam, sino que se encuentran entre los principales tabúes de todas las religiones; ellos [los occidentales] lo han hecho. ¡Es legal y la gente ni siquiera se avergüenza de ello! Por lo tanto, una de las obligaciones prácticas en nuestra sociedad es que nos abstengamos diligentemente de este punto de vista occidental sobre la cuestión del género…»

Dirigiéndose a las mujeres, continuó: «Una de sus misiones más importantes es exponer el punto de vista catastrófico de la cultura occidental sobre nacional. La identidad nacional es algo importante. Es decir, las tradiciones, las buenas costumbres, los buenos hábitos la cuestión del género y las mujeres. Díganselo a todo el mundo: hay personas que no son conscientes de esto… »

Khamenei: «El papel principal de la mujer, según el islam, es el de ama de casa; Occidente ha destruido la familia, literalmente la ha roto»

«Las madres son el mejor medio para transmitir elementos de identidad, todo esto lo transmite principalmente la madre. El padre también tiene influencia, pero mucho menos que la madre. La madre tiene la mayor influencia… »

«El papel principal de las mujeres, según el islam, es el de ama de casa, pero lo más importante es que ‘ama de casa’ no significa quedarse en casa. Algunos están confundidos acerca de esto: cuando decimos tareas domésticas, piensan que nos referimos a sentarse dentro de la casa haciendo nada, no cumplir obligaciones, no enseñar, no luchar, no participar en actividades sociales, no realizar actividades políticas. Eso no es lo que significa «ama de casa». «Ama de casa» significa mantener el hogar, y además de mantener el hogar, puedes hacer cualquier otro trabajo que puedas realizar y que tengas ganas e ilusión, al mismo tiempo todo debe estar bajo [la categoría] de trabajo del hogar… »

«En verdad, la gestión de una familia no es posible sin la presencia de la mujer, sin la actividad de la mujer, sin el sentido de obligación de la mujer… A veces hay pequeños nudos dentro de la familia que sólo pueden desenredarse con los delicados dedos de una mujer. No importa cuán fuerte sea un hombre, no puede desenredar este tipo de nudo… »

«Por supuesto, en materia de familia, si miramos a Occidente, es un desastre. Occidente ha destruido la familia, literalmente la ha roto. Por supuesto, esto no significa que no haya familias en Occidente». En absoluto; algunas familias son buenas familias, y otras, sin embargo, sólo parecen una familia desde fuera… Los occidentales realmente han destruido la familia con todo tipo de problemas que mencioné anteriormente. Esto llevó al gradual colapso de la familia, que ha levantado las voces de los propios pensadores occidentales… En varios países occidentales, el colapso se ha vuelto tan rápido que es imparable, es decir, [ya] no hay manera de reformar la familia… »

Khamenei: «El Hijab es una obligación de la Sharía… No hay duda sobre la obligación de usarlo, todos deben saber esto»

«El hijab es una obligación de la Sharía. Es una necesidad de la Sharía, es decir, no hay duda sobre la obligación de usarlo. Todo el mundo debe saber esto. No hay lugar a dudas. Esta es una obligación religiosa que debe ser respetada, pero aquellos que no respetan plenamente la obligación del hijab no deben ser acusados de apostasía y de estar en contra de la revolución [islámica]. Lo he dicho más de una vez».

«Una vez, durante uno de mis viajes a las provincias [iraníes], le dije a un grupo de eruditos: ¿Por qué algunos de ustedes a veces lanzan acusaciones contra mujeres que tienen parte de su cabello fuera [de su hijab], o, en el caso de lenguaje común, usan el hijab incorrectamente, algo que ahora debe llamarse usar un hijab suelto? Cuando entré a esa ciudad, la gente vino a recibirme, pero al menos un tercio de ellas eran mujeres que parecían estar llorando. No se puede decir acerca de estas mujeres que estaban en contra de la revolución, ¿cómo se puede decir de ellas que están en contra de la revolución cuando acudieron con tanto entusiasmo a participar en una ceremonia religiosa de la revolución? Son las niñas e hijas de todos nosotros. … Reiteré esto varias veces en mis sermones de Eid Al-Fitr, en la ceremonia de Ramadán de Lailat Al-Qadr. Ahora, cuando no puedo [ir allí]… Si tan solo pudiera llorar como esas niñas, como esas jóvenes, ¿cómo se pueden formular acusaciones contra esas niñas? »

«Es cierto que usar el hijab de manera holgada o incorrecta es inapropiado, pero eso no significa que estemos excluyendo a estas [mujeres] en el área de la religión y la revolución, y que consideremos que no son como nosotros. ¿Por qué? Porque todos nosotros tenemos algunos defectos; debemos rectificarlos; cuanto más se puedan rectificar, mejor… »

«Durante el período prerrevolucionario, había unas cuantas mujeres que eran científicas, académicas, investigadoras y expertas en diversos campos. [Ahora] hay todas estas profesoras en las universidades, todas estas doctoras, todas estas científicas, en varios departamentos. Digo varios departamentos, esto es porque realmente fui, vi mujeres que eran científicas, mujeres de cultura, mujeres técnicas que trabajaban allí. Fue algo sin precedentes antes de la revolución. Esto es lo que hizo la revolución… »

«Nuestras chicas participan en deportes, se convierten en campeonas, se llevan el oro mientras usan el hijab islámico. ¿Existe una mejor promoción que esta para el hijab? Estoy realmente orgulloso de estas mujeres… En varios lugares, las mujeres han avanzado en todas partes».

«Con respecto a las afirmaciones de algunas mujeres, [es decir, que las mujeres] no participan de manera práctica en la toma de decisiones, sí, esto es un defecto, no hay duda, y este defecto debe eliminarse».

Khamenei: La manera de proteger a las mujeres del abuso doméstico «es tener leyes conectadas con la familia que sean tan fuertes que ningún hombre pueda oprimir a las mujeres»

«En los acontecimientos recientes, ustedes [las mujeres] vieron a muchas [mujeres] oponerse al hijab. ¿Quiénes fueron los que se mantuvieron firmes una vez más en todos estos esfuerzos y estas voces de llamado? Las mujeres mismas. Su esperanza [es decir, la del enemigo] era que esas las mujeres que usan el hijab suelto se lo quitaran por completo, pero no lo hicieron, es decir, le dieron una bofetada a esa propaganda [occidental]. »

«Lo último de lo que quiero hablar es de que las mujeres están oprimidas en algunas familias de nuestra sociedad y, en función de su fuerza física [de los hombres], debido a que sus voces son más fuertes, son más altos y sus brazos más fuertes, actúan con fuerza hacia sus esposas. Entonces, ¿qué debemos hacer? También queremos preservar la familia. La manera [de hacer esto] es tener leyes conectadas a la familia que sean tan fuertes que ningún hombre pueda oprimir a las mujeres. Por supuesto, hay algunos casos en los que ocurre lo contrario, es decir, la mujer está oprimida. Tenemos algunos casos así. Por supuesto, es menos común y la mayoría de ellos son lo que dije antes. Esperamos que con la ayuda de Dios, todas estas cosas se resuelvan.»[4]

Khamenei en su segundo discurso: «La cuestión del Hijab es una restricción religiosa y legal… Su eliminación está prohibida tanto por el islam como políticamente; Los elementos del régimen [deben] tener un plan para aplicarlo»

El 4 de abril de 2023, tres meses después de su primer discurso, Khamenei pasó de su enfoque aparentemente moderado en el primer discurso a una táctica más agresiva, antes del Ramadán, en una reunión con varios funcionarios del régimen. Allí destacó que el hijab es una obligación religiosa y legal, que su remoción está prohibida por el islam y que la necesidad de usarlo se basa en declaraciones del fundador de la Revolución Islámica, el ayatolá Ruhollah Khomeini.

En su discurso del 4 de abril, Khamenei acusó a Occidente y sus agencias de inteligencia de estar detrás de lo que llamó el complot de la lucha contra el hijab en Irán. Los ciudadanos, dijo, no se oponen en absoluto al hijab, pero han sido engañados por Occidente, que es donde las mujeres no tienen libertad ni seguridad como en Irán. Los siguientes son los puntos principales de su discurso:

«…Hubo y habrá complots dentro del país, como los disturbios del año pasado, llevados a cabo con el pretexto de la cuestión de las mujeres y con el apoyo de las agencias de inteligencia occidentales. En algunos de los países occidentales, las mujeres, según ellos mismos admiten, no están seguras en la calle o en campamentos o fuerzas militares. Un ejemplo de esto es el de una mujer musulmana con velo que acudió a un tribunal [en Occidente] para presentar una denuncia y fue asesinada a golpes por el demandante. »

«Ellos [en Occidente] amenazan a Irán, lo que da a las mujeres el mayor respeto posible. Algunos [ciudadanos] en el país, la mayoría de los cuales han sido engañados por el enemigo extranjero y traidores de fuera del país, han gritado el lema ‘Libertad de las mujeres’, acompañado de disturbios en lugar de conversaciones inteligentes y lógicas. ¿En qué asuntos no son libres las mujeres en Irán? ¿En qué otro lugar del mundo las mujeres participan en tantas actividades como lo hacen en Irán, por ejemplo, las que llevan a cabo las mujeres iraníes con orgullo y con la cabeza bien alta? »

«La cuestión del hijab es una restricción religiosa y legal, no una restricción gubernamental, y quitárselo está prohibido tanto por el islam como políticamente. La mayoría de quienes se quitan el hijab no son conscientes de la incitación que los motiva a hacerlo, es decir, de las agencias de espionaje del enemigo. Si supieran quién y qué organizaciones están detrás de la eliminación del hijab y de la lucha contra él, no lo harían, ya que la mayoría de ellas son mujeres religiosas [que creen] en el Ramadán y en el culto. La cuestión se resolverá absolutamente, porque en las primeras semanas de la revolución [islámica], el honorable Imán [Khomeini] señaló que la cuestión del hijab es [religiosamente] obligatoria. Por supuesto, cuando el enemigo actúa en esta zona con un plan organizado, también los elementos del régimen deben tener un plan. Las cosas no deben hacerse de manera desorganizada y no planificada».

Leales al régimen apoyan y reiteran la importancia del hiyab obligatorio para las mujeres

En una amplia gama de declaraciones, leales al régimen se hicieron eco de las palabras de Khamenei acerca de que el estatus de las mujeres en la cultura islámica es mucho más alto que en Occidente, y acerca de la Revolución Islámica como salvadora de la mujer. El medio portavoz del régimen, Kayhan, se manifestó en contra de la tendencia a la secularización que, según afirma, amenaza a toda la sociedad iraní, equiparando el hecho de que las mujeres se quiten el hijab con la caída del estandarte un soldado en el campo de batalla.

El sector reformista, que había criticado el hijab obligatorio, también recibió un trato especial, siendo atacado por enfatizar la importancia de la economía a expensas del hijab. La celebración anual del Día Qods fue aprovechada para hacerse eco del tema frecuentemente reiterado de que el régimen sionista y Occidente estaban detrás del «complot para eliminar el hijab» porque saben que el hijab es la base de la moralidad en la sociedad iraní y, por lo tanto, están apuntando al hijab para dañar la sociedad y conducir a su colapso.

Además, el hijab se describe como una lucha contra la verdadera corrupción –es decir, no la corrupción económica que prevalece en las instituciones del régimen– y se justifica porque incluso Occidente tiene algún tipo de código de vestimenta. Rechazando el argumento de que las mujeres deberían ser libres de vestirse como mejor les parezca, los leales al régimen argumentaron que incluso la libertad tiene sus límites, como las restricciones a la venta de drogas como parte de la libertad de empleo.

Portavoz del régimen, Kayhan: «Cada remoción de un velo y un hiyab de las cabezas de niñas y mujeres iraníes es visto como la caída del estandarte de un soldado»

El editorial del 10 de enero, 2023 en Kayhan, titulado «El resentimiento del enemigo por el Hijab», que fue publicado unos días después del discurso de Khamenei, subrayó el conflicto sobre el estatus de la mujer en la cultura occidental y en la cultura islámica. El editorial afirmaba que la visión respetuosa del islam hacia las mujeres había llevado a mujeres de todo el mundo a enamorarse de los derechos y valores que irradia esta religión y a adoptarla. Al describir la Revolución Islámica de Irán como un rescate de las mujeres de la cultura occidental, dijo que en las últimas cuatro décadas desde entonces había llevado al éxito en la ciencia, la política, la sociedad, la cultura y los deportes, y que este éxito había despertado la ira de Occidente, ya que este último siguió utilizando la propaganda para tomar el control y destruir la vida en la sociedad iraní. Esto, dijo, fue en un esfuerzo por evitar que los propios valores de Occidente colapsaran.

La guerra cultural con Occidente, continúa el editorial, se centra en el símbolo de la Revolución Islámica, es decir, el hijab, que es el escudo de las mujeres. Como resultado, intentan promover el rechazo a usarlo, y el éxito de este intento es comparable a «la caída del estandarte de un soldado». Al afirmar que las mujeres iraníes deben ser conscientes de los malvados motivos del enemigo, las abjura de no creer en la promoción del ideal occidental de belleza y las mentiras del enemigo acerca de que no usar el hijab significa libertad para las mujeres. En realidad, dice, seguir este camino impedirá que las mujeres sean protegidas, crezcan y se desarrollen, y basa esta declaración en el caso de la atleta olímpica iraní que obtuvo una medalla en su deporte mientras usaba el hijab. Si Occidente creía en la verdadera libertad, pregunta, ¿por qué Francia prohibe a los estudiantes con velo asistir a la universidad?

En conclusión, el editorial hace un llamamiento a las mujeres iraníes a seguir el camino de Santa Fatma y a darse cuenta de que la codicia de Occidente no termina cuando las mujeres se quitan el hijab, sino que continúa hasta arrastrarlas al abismo.

Lo siguiente son extractos del editorial:

Kayhan: «La revolución islámica ha llevado a las mujeres afectadas por el virus de la vida occidental a una posición cercana al estatus precioso y elevado… en virtud del Corán»

«El tema importante – es decir, las mujeres – se ha convertido en un escenario de conflicto entre la cultura occidental y la islámica. Este conflicto [surge de] la percepción destructiva y humillante que Occidente tiene de las mujeres en las últimas décadas y siglos. El terrible resultado para estas mujeres se observa en estas sociedades. Incluso ha llevado a muchos pensadores preocupados y honestos [en Occidente] a criticar [la visión occidental de las mujeres], de modo que es obvio que la visión respetuosa e innovadora de la auténtica cultura islámica sobre las mujeres es lo que causó que muchas mujeres de diversas religiones y nacionalidades, y de los lugares más remotos del mundo, se enamorasen de la visión avanzada y humana [del islam] sobre las mujeres. Es el atractivo que los derechos y valores del islam ejercen sobre las mujeres lo que ha llevado a los líderes preocupados de la sociedad occidental a pensar en cambiar las sociedades islámicas y hacer que las mujeres musulmanas se parezcan más a las mujeres occidentales, con el objetivo de evitar el colapso de sus valores atrofiados pero rentables para las mujeres en Occidente… »

«Con la victoria de la revolución [islámica de 1979] y el imperio de los valores islámicos, comenzó un nuevo capítulo, y hubo una rara atmósfera de buena vida y crecimiento y desarrollo en la dirección correcta para las niñas y mujeres. Con el apoyo y guía de la República Islámica [de Irán] en las últimas cuatro décadas, y gracias a la conciencia por parte de las hijas de esta tierra sobre su verdadero estatus y valor, se produjo un brillante historial de crecimiento excepcional de las mujeres en la ciencia, la política, la sociedad, la cultura y el deporte, y las mujeres iraníes brillan en diversos ámbitos del mundo. Estas cosas se han dicho muchas veces y no se pueden negar, porque son tangibles y objetivas. Ni siquiera los más hostiles a la Revolución Islámica pueden darse el lujo de ignorar este camino de crecimiento y progreso para las mujeres y su avance único a la luz del apoyo y la existencia de la República Islámica».

«A diferencia de Occidente, que durante varias décadas ha puesto a las mujeres en un camino que degrada su estatus y valor, por una visión que surge de la lujuria y la riqueza y las ha convertido en bienes de segunda categoría… la Revolución Islámica llevó a las mujeres afectadas por el virus de la vida occidental a una posición cercana a un estatus precioso y elevado, [lo ha hecho] en virtud de una versión curativa [de una perspectiva] en la forma del libro de curación – el Corán – y el religión salvadora del Islam».

«Esta es precisamente la razón… por la que la gran Revolución Islámica [de Irán] ha llevado a la sociedad occidental a un profundo desafío… Hoy, el mundo occidental está tratando de neutralizar [la Revolución Islámica de Irán], o desviarla y distorsionarla, para impedir su expansión y el avance de esta nueva y atractiva percepción del mundo fuera de las fronteras y la geografía de Irán… Muchas mujeres en varios países han quedado encantadas con la perspectiva islámica y con la cultura y la revolución del pueblo iraní después de conocerlos, e incluso han elegido la religión del islam y han hecho del hijab y la modestia su tranquila fortaleza y refugio».

Kayhan: «Un ejemplo actual de los esfuerzos de Occidente para cambiar la cultura del Irán islámico y promover la cultura occidental es la cuestión del hijab islámico para las mujeres»

«Un desafío tan doloroso para el mundo occidental le hizo pensar en secar la fuente de la cultura islámica en la era actual, en apagar el sol de la Revolución Islámica y en cambiar la cultura de la sociedad iraní. Durante años han estado intentando promover su forma de vida [occidental] en el Irán islámico por cualquier método y utilizando todas las herramientas a su disposición, comenzando por el espacio virtual, el cine y la música, e incluyendo canales satelitales falsos».

«Un ejemplo actual de los esfuerzos de Occidente para cambiar la cultura del Irán islámico y promover la cultura occidental es la cuestión del hijab islámico para las mujeres. Los esfuerzos extraños y generalizados de una gran cantidad de medios oficiales y virtuales afiliados a Occidente o apoyados financieramente y políticamente por parte de los enemigos de Irán para promover el rechazo al hijab es una realidad preocupante e innegable».

«Este conflicto incluye invasión cultural y guerra, y cada remoción de un velo y un hijab de las cabezas de las niñas y mujeres iraníes es vista como la caída del estandarte de un soldado. Se espera que las niñas y mujeres de este país sean conscientes de la filosofía de este conflicto, y piensen en las malas intenciones del frente enemigo… Demasiada atención a la apariencia externa, una promoción escandalosa de los métodos de belleza y el uso excesivo de productos cosméticos y, más tarde, muy poca o – Dios no lo permita – falta de atención al hijab, no sólo no traerán virtud y derechos a las mujeres, sino que contrariamente a lo que anuncian Occidente y sus medios engañosos, les impedirá crecer y desarrollarse científicamente, socialmente, en la familia, etc. »

Kayhan: «Muchas mujeres que no obtuvieron mucho éxito en el ámbito social han perdido la forma correcta de vida porque dedicaron poca atención al Hijab»

«La falsedad que estos medios han estado diciendo a nuestras niñas y mujeres durante años es la falsa creencia de que el hijab limita y frustra el progreso, mientras que muchas mujeres exitosas han alcanzado los niveles más altos en la ciencia, la sociedad, los deportes, etc. Muchas mujeres que no han obtenido mucho éxito en el ámbito social han perdido el estilo de vida correcto porque dedicaron poca atención al hijab, y algunas de ellas estaban obsesionadas con alcanzar la belleza, como las falsas celebridades de Hollywood y los falsos presentadores [de programas de televisión] en canales [de satélite]. ¿Se puede decir acerca de esa atleta iraní que ganó una medalla en los Juegos Olímpicos que usar el hiyab islámico la frenó y frenó a otras como ella? ¿Podría ella repetir los logros inspiradores de orgullo que obtuvieron gracias a que usaron el hijab y gracias al apoyo y aliento de la República Islámica si emigraran y se quitaran [su] hijab? Si [Occidente] realmente cree en la libertad de vestir, ¿por qué Francia, que dice apoyar a las mujeres y niñas iraníes, prohibió a las niñas con velo asistir a universidades y escuelas? »

«Detrás de las muestras de compasión por las mujeres iraníes, está claro que el enemigo, y los medios afiliados a él, tienen otro objetivo: destruir la cultura islámica iraní y atacar el hijab islámico como uno de los símbolos y estandartes más importantes de la Revolución Islámica».

«El resultado y el destino del camino, y por supuesto, de la trampa, tendidos por los líderes occidentales y los medios de comunicación afiliados a los enemigos de Irán en los últimos años… es la destrucción de la institución de la familia y la transformación de las mujeres en un elemento que sacia los infinitos deseos sensuales de los hombres. La atención a las mujeres se debe a su atractivo físico y sexual, no a sus valores internos, y [todo esto] es el resultado de este camino. La mayoría de las mujeres y niñas iraníes, que son puras por naturaleza y se aferran a los valores humanos e islámicos, han desbaratado el malvado plan del enemigo imitando a la mujer más grande del islam, Fatma, símbolo del valor del islam para las mujeres. Esas pocas mujeres que siguen el camino del enemigo deben preguntarse: ¿dejar de cubrirse la cabeza y de usar el hiyab pondrá fin a la codicia de los enemigos de este país y al arrastre de mujeres y niñas al decadente abismo de la vida occidental? ¿O es el comienzo de un final amargo que augura el mal?». [6]

Editor de Kayhan, Hossein Shariatmadari: «No es lo correcto que algunas mujeres abandonen el hijab. Están violando la ley; Si la revolución se debilita, entonces la gente abandona el islam, eso es imposible»

Ante el éxito del régimen en la represión de las protestas callejeras en todo Irán, el editor de Kayhan, Hossein Shariatmadari, mostró una cara moderada al diario británico Financial Times, pidiendo en una entrevista publicada el 27 de marzo de 2023 crear conciencia sobre el hijab entre las mujeres y educarlas para usarlo en lugar de imponerles la obligación de hacerlo. Sin embargo, destacó la falta de voluntad para hacer concesiones a las mujeres seculares e insinuó una posible escalada de los esfuerzos de aplicación de la ley para resolver el problema si el rechazo de las mujeres al hijab continúa durante el próximo año. Lo siguiente son extractos de la entrevista, en el original en inglés:

«No es lo correcto [que algunas mujeres abandonen el hijab]; están infringiendo la ley. Gradualmente, se les puede hacer conscientes de esto, pero la forma de lidiar con ellas no es arrestarlas, sino aumentar la conciencia. El año que viene, si [dirigiéndose al entrevistador] vienes aquí, no verás esto [mujeres en estas calles sin hijab]. Si la revolución se debilita, entonces la gente abandona el islam, eso es imposible».

Shariatmadari agregó que «debatir» sobre diferentes opiniones «es normal», pero que se opone a la idea de hacer concesiones significativas a los manifestantes y a los laicos.[7]

Editor de Kayhan, Shariatmadari (Fuente: Fars, 15 de abril, 2023)

Kayhan: «Cuando la unidad familiar en Estados Unidos colapsó, la sociedad estadounidense también colapsó… Esta es la razón del extraño y poderoso enfoque del enemigo en la cuestión del hijab y la familia»

Un artículo de Kayhan del 20 de abril de 2023 hacía referencia a una encuesta del Wall Street Journal que indicaba que los valores estadounidenses que alguna vez definieron su sociedad, como la religión, el patriotismo y tener hijos, estaban en declive, mientras que la única prioridad probada en la encuesta que había crecido en los últimos 25 años es el dinero.[8] En el artículo, Kayhan presentó estos hallazgos, que se corresponden con la narrativa del Líder Supremo Khamenei de que la sociedad estadounidense se está desintegrando. Kayhan también discrepó con la corriente reformista en Irán que, según dijo, pone únicamente énfasis en la economía y no en los valores de la sociedad iraní que están arraigados en la unidad familiar, que es una fuente de religión, cultura y el hijab. Este colapso de la unidad familiar podría conducir a la desintegración de la sociedad iraní, dijo Kayhan, lo que explica el enfoque del enemigo en la unidad familiar. Mantener la observancia del hijab es esencial para mantener la economía, la religión y la cultura, y para resolver cientos de otros problemas que probablemente surjan si las mujeres no usan el hijab.

Los siguientes son los aspectos más destacados del artículo de Kayhan:

«… Hace unos días, el Wall Street Journal, un periódico económico y empresarial, escribió sobre un estudio acerca de las ‘prioridades’ como parte de una extensa investigación. Según el informe, las bases y los valores fundamentales de la sociedad estadounidense están colapsando entre la generación más joven. Por ejemplo, desde 1998, el número de estadounidenses que dicen que el patriotismo es importante cayó del 70% al 38%… la importancia de la religión en este país cayó del 62% al 32%… [ y] la participación social en eventos importantes del país también bajó del 47% al 27%.

«Lo sorprendente en Estados Unidos, según las estadísticas, es que la cuestión más importante para los estadounidenses, que parece incluso más importante que hace 25 años, es si los ciudadanos tienen dinero». Un experto estadounidense en temas sociales que leyó el informe respondió: ‘Somos testigos de las terribles consecuencias de la desintegración de la sociedad’…

«Estados Unidos por sí solo representa una cuarta parte de la economía mundial, pero según este informe, su sociedad está rota y ¡la cuestión más importante para sus ciudadanos es ganar dinero! Hemos expuesto este punto para llegar a la conclusión de que ¡Es posible tener una economía fuerte, pero [al mismo tiempo] lidiar con una sociedad en colapso! Y que el análisis de los miembros [es decir, los reformistas en Irán] que ven ‘todos los problemas’ en Irán a través de una lente económica: ¡Cuán equivocados e inexactos pueden ser! De hecho, los problemas económicos están naturalmente implicados en el surgimiento de problemas sociales, pero la economía no siempre es la razón principal y única de esto».

«Según este informe, cuando la unidad familiar en Estados Unidos colapsó, la sociedad estadounidense también colapsó. El mantenimiento del centro familiar significa prevenir la aparición de cientos de problemas sociales y no sociales. Ahora podemos comprender mejor la importancia de cuestiones como la familia. Al igual que cuestiones como la religión y la cultura, la primera de las cuales es la familia, también lo es la cuestión del hijab y la virtud, que también comienza desde el centro de la familia, y esta es la razón por la que el enemigo se centra de manera extraña y poderosa en la cuestión de el hijab y la familia. No tengan ninguna duda de que después del hijab buscarán otros asuntos en los que centrarse, y no tengan ninguna duda de que también dictarán la necesidad de respetar los derechos de los homosexuales y de los alcohólicos… »

«En conclusión, se puede decir que una de las áreas más importantes cuya preservación y fortalecimiento puede evitar perturbaciones en áreas adicionales, incluyendo la economía, la cultura, la política y más, es el área de la ‘familia iraní’. Esta es la zona en la que los enemigos han dado un largo paso para derribarla, utilizando el truco del ‘hijab por elección’. Aquí enfatizaremos que el ‘hiyab por elección’ termina con el rechazo obligatorio del hijab, y cientos de otros problemas que resultarán del corazón del rechazo y la inmoralidad del hijab. En última instancia, esto llevará a la sociedad iraní a una situación como la que escribió el Wall Street Journal sobre las sociedades occidentales: es decir, un ‘colapso social’». [9]

Kayhan: «El pisoteo del hijab de las mujeres por parte de Occidente en el siglo pasado en esos países lo ha llevado al punto en que el presidente francés Macron, por ejemplo, dijo: ‘Cada vez más mujeres temen ser atacadas y acosadas, por lo que ya no se atreven a utilizar el transporte público’»

En un artículo del 20 de junio, 2023 Kayhan justificó el amplio enfoque del régimen iraní en imponer el uso del hijab a las mujeres explicando que se trataba de abordar la corrupción, y comparó la negativa a usar el hijab con ir desnudo en público. Incluso Occidente, afirmó, tiene un código de vestimenta para los espacios públicos e incluso la «libertad» allí tiene límites, por ejemplo, leyes contra la venta de drogas. El hiyab, afirma el artículo, es hoy más necesario que nunca para evitar el acoso sexual a las mujeres por vestimentas «reveladoras» e inmodestas, como ocurre en Occidente. Por último, concluyó diciendo que lo que hacen quienes promueven la inmodestia es imperdonable y que deben ser castigados. Los siguientes son los puntos principales del artículo:

«…Quienes piensan que la lucha contra la corrupción económica, como el robo o la malversación, tiene prioridad sobre la lucha por el pudor y el rompimiento de las normas de cobertura [del cuerpo], deben preguntarse: ¿Es esta malversación sólo en materia monetaria? ¿Es fugarse con un capital muy preciado, la base de la sociedad y las familias [es decir, el hijab], menos [grave] que robar dinero material y capital? «…

«Algunos afirman, basándose en el atractivo término ‘libertad’ y sin comprender el significado de sus [propias] palabras, que, según el principio de libertad, ¡toda mujer tiene derecho a aparecer en público sin hiyab y vistiendo lo que quiera! La gente, por supuesto, no dice dónde están los límites de la libertad y del libre albedrío si se acepta este argumento. En estas condiciones, ¿puede alguien aparecer desnudo en público sin que nadie proteste por ello, con el pretexto del principio de libertad? Incluso en los países más laicos y no religiosos de Occidente no existe libertad absoluta. En las distintas sociedades nadie tiene derecho a aparecer en sociedad de cualquier manera y vestir lo que quiera, en las universidades, escuelas, lugares de trabajo, y lugares públicos. Según esta definición y esta lógica, las personas que defienden la libertad pueden afirmar que alguien que cruza en un semáforo en rojo o consume o vende drogas en público lo hace como parte de la libertad. ¿No creen que esta libertad causa injusticia para todos los demás? »

«El pisoteo del hiyab para las mujeres por parte de Occidente en el siglo pasado en esos países lo ha llevado al punto en que el presidente francés Macron, por ejemplo, dijo: ‘Cada vez más mujeres temen ser atacadas y acosadas, por lo que ya no se atreven a usar el transporte público. Vamos a duplicar la presencia policial en el transporte público, especialmente en los momentos en que se producen la mayoría de los ataques». O, alternativamente, ¡el Daily Mail informó de 6.500 incidentes de ataques sexuales en hospitales británicos! La violencia y la agresión contra las mujeres en países como Estados Unidos también es un fenómeno con muchos ejemplos, desde el acoso sexual a atletas del equipo nacional de gimnasia por parte de sus entrenadores masculinos hasta numerosos incidentes de violación… Por supuesto, hoy en Occidente, a través de las redes sociales satánicas y la promoción de ideas peligrosas, algunas de ellas pasan por la fase antirreligiosa y llegan al lugar oscuro y terrible de la deshumanización, cuya promoción de muchos comportamientos feos e inhumanos como la homosexualidad es un ejemplo».

«Es un error imperdonable en nuestra sociedad islámica ignorar la experiencia que Occidente nos presenta, y no debemos subestimar la cuestión de la modestia y el hijab [y su observancia] por parte del pueblo, los elementos del régimen y cualquier individuo y grupo que pueda influir positivamente en [aquellos que permanecen] pasivos frente al plan enemigo de dañar la modestia. Desde este punto de vista, aquellos que promueven la inmodestia, la inmoralidad y la corrupción económica deben ser tratados apropiadamente y de manera que los disuadan. También es necesario considerar la cuestión cultural y mejorar el nivel de una educación moderna y atractiva para transmitir percepciones de valores.»[10]

Ayatolá Khatami: «El Hijab es la palabra de Dios» y «uno de los fundamentos de la religión; Una mujer que sale de su casa sin hijab está enferma; Creo que la policía está en primera línea en este asunto y debe cumplir con su deber; Las masas… quieren oler la fragancia de la religión, no la fragancia de la ausencia de religión»

En su sermón del viernes en Teherán el 21 de julio de 2023, el imán Ayatolá Ahmad Khatami, justificó el hijab obligatorio como un principio fundamental de la religión del islam, cuya fuente es el Corán. Haciéndose eco de las declaraciones de Khamenei de que el rechazo del hijab está prohibido tanto según la Sharía como políticamente, llamó a las mujeres sin hijab «enfermas» y exigió que fueran tratadas en consecuencia. Además, afirmó que la nación iraní, donde la mayoría quiere que el uso del hijab sea obligatorio, tiene derecho a que así sea, porque cientos de miles de mártires se han sacrificado para que las reglas del islam prevalezcan en la sociedad. Los siguientes son los puntos principales de su sermón:

«…Dondequiera que voy a dar un discurso, las personas religiosas me preguntan qué pasará con aquellas mujeres que no usan el hijab. El hijab es un asunto establecido por los clérigos. El hijab es la palabra de Dios. Más de 10 versículos del Sagrado Corán tratan del hijab. La mayoría de las fuentes religiosas consideran el hijab uno de los fundamentos de la religión, al igual que consideran que la oración es obligatoria. Al presentar el hijab como una directiva clerical, están engañando a quienes no lo usan. Más aún, las autoridades hablaban del hijab hace un siglo, cuando no era político… el hijab era uno de los principios fundamentales de la religión»…

«El Líder ha dicho que no usar el hijab está prohibido, tanto según la Sharía como políticamente… Una mujer que sale de su casa sin su hijab es una mujer enferma. No debe ser abofeteada, sino curada suavemente. Las interacciones [es decir, el trato de las autoridades a una mujer sin su hijab] deben ser humanas y amorosas. Son hijas de este país. No vinieron del extranjero. La directiva de «huir del mal» debe ser como está escrita en el Corán».

Imán de los Viernes Ayatolá Khatami (Fuente: Mashregh, Irán, 21 de julio, 2023)

«El hijab es un ritual religioso. Este pueblo [iraní] ha sacrificado a más de 200.000 mártires, y ahora, en cualquier momento [dado], está sacrificando [más] mártires para que las reglas del Corán y el islam prevalezcan en la sociedad. La nación que veo [ante mí] no permitirá que un puñado de personas ataquen las reglas del islam por capricho. En la cuestión del hijab, todos tienen un deber. Las familias tienen un deber con respecto al hijab. A veces, la madre lleva un hijab, pero la hija no. Todos los funcionarios y jefes de las tres autoridades son unánimes: el rechazo del hijab es un pecado. No conozco a ningún funcionario que esté satisfecho con el rechazo del hijab».

«Apoyo a las fuerzas policiales oprimidas. Creo que están en la primera línea [contra estas mujeres], y deben cumplir con su deber en este asunto. Muchos ciudadanos se preguntan si aquellas que no usan el hijab se unirán, y les prometo que mientras ustedes estén en el cuadro, sepan que el rechazo del hijab no se convertirá en la norma. La norma en el país es el hijab. Les digo a los funcionarios del país que las masas quieren el hijab. Quieren oler la fragancia de la religión, no la fragancia de la ausencia de religión.»[11]

La decisión del régimen leída en la marcha nacional por el Día Internacional de Qods en abril de 2023: «El Hijab es uno de los fundamentos del Islam, y desobedecerlo está prohibido por la Sharía y debilitará la base de la familia»

La decisión del régimen que trataba, entre otras cosas, del hijab, que contaba con siete secciones y fue leída por los manifestantes en la marcha nacional del Día Internacional de Qods en Teherán en abril de 2023, fue una continuación directa de la narrativa promovida por el líder Khamenei, es decir, que Occidente y los sionistas están detrás de la lucha por el hijab en Irán.

La decisión del régimen sobre el hijab decía, entre otras cosas:

«…El hijab es uno de los fundamentos del islam, y desobedecerlo está prohibido por la Sharía y debilitará la base de la familia. Por lo tanto, llamamos a los órganos ejecutivos a priorizar hoy los medios y medidas necesarios para prevenir la continuación de esta violación [es decir, no usar el hijab] y liberar a la sociedad islámica de este malvado recuerdo de la cultura sionista-occidental que se está promoviendo con el apoyo de las agencias de espionaje del enemigo». [12]

 

*N. Katirachi es integrante del equipo de investigadores en MEMRI; Ayelet Savyon es directora del Proyecto de Estudios de Medios de Irán.

 

[1] MEMRI Investigación y Análisis No. 1674, Protestas contra el régimen por parte de mujeres, minorías étnicas y estudiantes en Irán – Parte I: El canto de los manifestantes “Mujer, vida, libertad” versus las afirmaciones del régimen islámico de que las protestas son organizadas por países extranjeros, 23 de diciembre de 2022.

[2] Véase MEMRI Investigación y Análisis No. 1654, La guerra del Hijab de Irán – Una expresión de la lucha por la libertad política: Parte I, 3 de octubre, 2022, y La guerra del Hijab de Irán – Una expresión de la lucha por la libertad política: Parte II, 7 de octubre de 2022.

[3] Asriran.com, 15 de julio de 2023.

[4] Farsi.khamenei.ir, 4 de enero, 2023.

[5] ISNA (Irán), 4 de abril de 2023.

איסנא (איראן), 04.04.2023

[6] Kayhan.ir/fa, 10 de enero de 2023.

[7] Ft.com/content/52d4ed75-5e40-45a5-89a5-86176d0d10fc, 27 de marzo de 2023; Asr-e Irán, 27 de marzo de 2023.

[8] Wsj.com/articles/americans-pull-back-from-values-that-once-definido-u-s-wsj-norc-poll-finds-df8534cd, 27 de marzo de 2023.

[9] Kayhan.ir/fa, 20 de abril de 2023.

[10] Kayhan.ir/fa, 20 de junio de 2023.

[11] Mashreghnews.ir, 21 de julio de 2023.

[12] ISNA.ir, 14 de abril de 2023.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.