Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles mayo 29, 2024

Israel se propuso dos objetivos difíciles en su guerra contra Hamas y el tiempo le está jugando en contra

La invasión anunciada poco después del ataque del 7 de octubre finalmente fue lenta y secreta; el principal desafío es intentar eliminar a Hamas y mantener el apoyo internacional al mismo tiempo


LONDRES.- La invasión parecía inminente. En las horas posteriores al ataque de Hamas a Israel el 7 de octubre, Benjamin Netanyahu parecía dispuesto a enviar sus tropas a Gaza. En cambio, eligió una estrategia diferente.

 

La invasión terrestre inicial de Israel fue lenta y secreta, más bien a paso lento que una carrera rápida. Gaza es pequeña, del tamaño de Las Vegas. Pero Israel tardó días en cruzar la frontera, rodear la ciudad de Gaza y entrar, una estrategia que el ministro de defensa del país llamó “apretar la soga”. Incluso esa lucha se ha estancado, y funcionarios de la Casa Blanca dijeron este jueves que Israel había acordado permitir pausas diarias de cuatro horas para que los civiles pudieran evacuar.

 

Israel ha desacelerado el desarrollo de un plan que busca lograr dos objetivos difíciles… y opuestos.

 

Primero, quiere eliminar a Hamas. El gobierno israelí ve al grupo como una amenaza intolerable en su frontera después del ataque del 7 de octubre, que según las autoridades mató a aproximadamente 1400 personas. Hamas está comprometido con la destrucción de Israel; uno de sus líderes prometió recientemente seguir atacando hasta que Israel fuera destruido.

 

En segundo lugar, los líderes de Israel deben proteger su posición internacional y mantener el apoyo de sus aliados. Los ataques de Israel, que han matado a miles de civiles, ya han dañado su reputación y sus relaciones. Muchos países han retirado a sus embajadores o han condenado a Israel en las Naciones Unidas. Dicen que Israel ha ido demasiado lejos y que la guerra apenas ha comenzado.

 

“Israel se fijó unos objetivos bastante estrictos”, dijo Lawrence Freedman, experto en estrategia militar. “No decía degradar o reducir a Hamas. Decía eliminar o aplastar. En realidad, eso es bastante difícil de hacer”.

 

Esta tensión (entre la promesa de Israel de aplastar a Hamas y también encontrar una solución a largo plazo a un conflicto notoriamente intratable) explica por qué el ejército ha disminuido su velocidad. Ha llevado tiempo consultar con los aliados, determinar su estrategia e intentar debilitar a Hamas. Pero ahora los funcionarios estadounidenses se están impacientando. Quieren que Israel complete su misión antes de que la ira por la guerra desestabilice el Medio Oriente, lo que significa que el enfoque lento puede haber llegado a su límite.

 

Beneficios tácticos

El cerco de la ciudad de Gaza pone de relieve el enfoque lento de Israel.

 

En el transcurso de dos semanas, tanques y tropas israelíes entraron en Gaza desde tres direcciones, rodeando la ciudad de Gaza. Israel ha descrito la ciudad de Gaza como un importante centro militar de Hamas. Pero en lugar de entrar inmediatamente a pie en el denso laberinto de calles de la ciudad para sellar túneles, encontrar depósitos de armas y matar combatientes, Israel esperó en las afueras.

 

Durante este tiempo, Israel tomó precauciones para proteger a sus tropas. Los militares trasladaron cientos de vehículos blindados y miles de tropas al norte de Gaza, creando esencialmente un campamento militar gigante. También peinó la tierra del norte de Gaza en busca de minas, túneles y militantes mientras tomaba el control del territorio. Al hacerlo, Israel indicó que se estaba preparando para una guerra larga y difícil.

 

Israel también aprovechó este tiempo para debilitar a Hamas antes de que las tropas entraran en la ciudad de Gaza. Continuó atacando Gaza, destruyendo muchos de los edificios que el grupo terrorista podría utilizar como búnkeres y lugares para francotiradores.

 

“Es lo que llamamos una operación de configuración”, explicó Alex Plitsas del Atlantic Council. “Van a atacar la mayor cantidad posible de infraestructura, armas y objetivos militares desde el aire para reducir el riesgo para las tropas en tierra”.

 

Al esperar para invadir, Israel también dio tiempo a que su bloqueo de recursos surtiera efecto, permitiendo que los alimentos, el combustible y el agua disminuyeran tanto para los combatientes como para los civiles. Los alimentos y el agua potable son ahora casi inexistentes en la ciudad de Gaza, lo que obliga a la gente a saquear las panaderías en busca de lo último que queda de harina. Los expertos dicen que el bloqueo obligará a Hamas a recurrir a los suministros que ha almacenado bajo tierra durante años.

 

Limitaciones políticas

Los funcionarios israelíes dijeron que su enfoque de ingreso lento tenía como objetivo ayudar a sus militares, informó Mark Landler. Pero la demora también sirvió para otro propósito: le dio tiempo a Israel para consultar con sus aliados, muchos de los cuales enfrentan una presión extraordinaria de sus ciudadanos para reducir la escalada del conflicto.

 

Los ataques de Israel, con su elevado número de víctimas civiles, han provocado protestas en ciudades de todo el mundo. Los aliados del país, incluidos Estados Unidos y Gran Bretaña, han llamado a la moderación. El G-7 pidió a Israel que detenga sus combates para proteger a los civiles y garantizar que tengan asistencia humanitaria.

 

Israel no puede simplemente ignorar estas solicitudes. Necesita mantener a sus poderosos aliados de su lado porque ofrecen a Israel armas, legitimidad y disuasión contra países vecinos hostiles que amenazan con una guerra regional. El jueves, Israel pareció ceder: Estados Unidos dijo que Israel había acordado dejar de combatir en algunas áreas durante varias horas cada día para dar a los civiles más tiempo y rutas para huir del norte de Gaza. Las pausas no detendrán por completo los enfrentamientos y los civiles informaron que han sido atacados durante los períodos de evacuación. Aun así, los retrasos ralentizarán aún más la batalla.

 

Si bien las pausas ayudarán a Israel a apaciguar a sus aliados, el país todavía quiere lograr su objetivo militar de derrotar a Hamas. En el proceso, los civiles seguirán muriendo, tanto en ataques aéreos como en guerras terrestres. Los videos del conflicto, que se difunden en las redes sociales, seguirán indignando a la gente. Y si la guerra se prolonga, han advertido funcionarios estadounidenses, el alto número de muertos civiles sólo alentará a más militantes a unirse a la lucha de Hamas.

 

No hay una solución inmediata al dilema de Israel, y sus líderes tendrán dificultades para mantener el apoyo internacional mientras el ejército avanza hacia su objetivo de derrotar a Hamas. Mientras tanto, el tiempo corre.

New York Times

https://www.lanacion.com.ar/el-mundo/israel-se-propuso-dos-objetivos-dificiles-en-su-guerra-contra-hamas-y-el-tiempo-le-esta-jugando-en-nid10112023/

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.