Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| domingo marzo 3, 2024

Putin: ‘Ahora luchamos no sólo por la libertad de Rusia sino por la libertad del mundo entero’


(Fuente: Kremlin.ru)

El 28 de noviembre de 2023, el presidente ruso, Vladimir Putin, se dirigió, vía videoconferencia, al pleno del Consejo Popular Mundial Ruso. El tema clave del foro, dedicado al 30º aniversario de la creación de la organización, fue el «Presente y futuro del mundo ruso». En el evento participaron el patriarca Kirill de Moscú y de toda Rusia, así como representantes de la Iglesia Ortodoxa Rusa y otras organizaciones religiosas centralizadas rusas, organismos gubernamentales, asociaciones públicas y destacadas personalidades académicas y culturales.

Durante su discurso, Putin enfatizó que Rusia está «luchando no sólo por la libertad de Rusia sino por la libertad del mundo entero». Putin agregó: «Podemos decir francamente que la dictadura de un ente hegemónico [es decir, Estados Unidos] se está volviendo decrépita. Lo vemos, y todo el mundo lo ve ahora. Se está saliendo de control y es simplemente peligroso para otros. Esto está claro ahora para la mayoría mundial. Pero, una vez más, es nuestro país el que está ahora a la vanguardia de la construcción de un orden mundial más justo. Y me gustaría recalcar esto: sin una Rusia soberana y fuerte, no es posible un sistema internacional estable y duradero. «

 

A continuación, se presentan extractos del discurso de Putin:[1]

«Nuestro país está ahora a la vanguardia de la construcción de un orden mundial más justo»

Presidente ruso Vladimir Putin: «… Amigos, nuestra lucha por la soberanía y la justicia es, sin exagerar, una lucha de liberación nacional, porque estamos defendiendo la seguridad y el bienestar de nuestro pueblo, y nuestro supremo derecho histórico a ser Rusia: una potencia fuerte e independiente, un estado civilizado. Es nuestro país, es el mundo ruso el que ha bloqueado el camino de quienes aspiraban a la dominación mundial y al excepcionalismo, como ha sucedido muchas veces en la historia”.

«Ahora estamos luchando no sólo por la libertad de Rusia sino por la libertad del mundo entero. Podemos decir francamente que la dictadura de una potencia hegemónica se está volviendo decrépita. Lo vemos, y todo el mundo lo ve ahora. Se está saliendo de control y es simplemente peligroso para otros. Esto ahora está claro para la mayoría mundial. Pero nuevamente, es nuestro país el que ahora está a la vanguardia de la construcción de un orden mundial más justo. Y me gustaría enfatizar esto: sin una Rusia soberana y fuerte, ningún sistema internacional duradero y estable es posible”.

«Sabemos cuál es la amenaza a la que nos oponemos. La rusofobia y otras formas de racismo y neonazismo casi se han convertido en la ideología oficial de las elites gobernantes occidentales. Están dirigidas no sólo contra los rusos étnicos, sino contra todos los grupos que viven en Rusia: tártaros, chechenos, ávaros, tuvanos, baskires, buriatos, yakutos, osetios, judíos, ingusetios, mari y altáis. Somos muchos, tal vez no pueda nombrar a todos los grupos ahora, pero nuevamente, la amenaza se dirige contra todos los pueblos de Rusia”.

«Occidente no necesita, por principio, un país tan grande y multiétnico como Rusia. Nuestra diversidad y unidad de culturas, tradiciones, idiomas y etnias simplemente no encajan en la lógica de los racistas y colonizadores occidentales, en sus crueles planes de total despersonalización, separación, represión y explotación. Por eso han comenzado de nuevo su vieja perorata: dicen que Rusia es una «prisión de naciones» y que los rusos son una «nación de esclavos». Hemos escuchado esto muchas veces a lo largo de los siglos. Ahora también hemos escuchado que Rusia aparentemente necesita ser «descolonizada». Pero ¿qué es lo que realmente quieren? Quieren desmembrar y saquear a Rusia. Si no pueden hacerlo por la fuerza, siembran discordia”.

«Me gustaría enfatizar que consideramos cualquier interferencia o provocación externa para incitar a un conflicto étnico o religioso como actos de agresión contra nuestro país y un intento de utilizar una vez más el terrorismo y el extremismo como arma contra nosotros, y responderemos en consecuencia”.

“Tenemos un país grande y diverso. Esta diversidad de culturas, tradiciones y costumbres crea una mayor fortaleza, una tremenda ventaja competitiva y potencial. Debemos fortalecerlo continuamente, valorar este acuerdo diverso, que es nuestro bien común. Me gustaría que todos los gobernadores regionales se centraran en esto y cuento con la autoridad de los pastores de nuestras religiones tradicionales y con la responsabilidad de todas las fuerzas políticas y organizaciones públicas».

«Nunca permitiremos que dividan a Rusia»

«Creo que todos recordamos, y debemos recordar, las lecciones de la revolución de 1917, la posterior Guerra Civil y la desintegración de la URSS en 1991. Puede parecer que han pasado muchos años desde entonces, pero personas de todas las etnias que viven hoy – incluso aquellos nacidos en el siglo XXI – todavía están pagando ahora, décadas después, por los errores de cálculo cometidos en ese momento: indulgencias en ilusiones separatistas, la debilidad de la autoridad central y una política de división artificial y forzada en esta gran nación rusa. Los sangrientos conflictos que surgieron después del Imperio Ruso y la Unión Soviética no sólo siguen ardiendo, sino que a veces estallan con energía renovada. Estas heridas no sanarán hasta dentro de mucho tiempo”.

«Nunca olvidaremos estos errores y no debemos repetirlos. Me gustaría enfatizar una vez más: cualquier intento de sembrar discordia étnica o religiosa, de dividir nuestra sociedad es una traición, un crimen contra toda Rusia. Nunca permitiremos que dividan a Rusia, el único país que tenemos. Nuestras oraciones son por ésta, nuestra patria, y se expresan en diferentes idiomas”.

«Me gustaría recordar a esta audiencia las palabras de San Gregorio Nacianceno: ‘Honrar a tu madre es algo sagrado. Pero cada uno tiene su propia madre, mientras que la Patria es nuestra madre común’. Su Santidad, colegas. El tema de esta sesión del Consejo es ‘El presente y el futuro del mundo ruso’. El mundo ruso abarca todas las generaciones de nuestros predecesores y nuestros descendientes que vivirán después de nosotros. El mundo ruso significa la antigua Rus, el zarismo de Moscovia, el Imperio Ruso, la Unión Soviética y la Rusia moderna que está recuperando, consolidando y aumentando su soberanía como potencia global. El mundo ruso une a todos aquellos que sienten una afinidad espiritual con nuestra Patria, que se consideran ruso-parlantes y portadores de la historia y la cultura rusas, independientemente de su origen étnico o religión”.

«Pero me gustaría enfatizar que el mundo ruso y la propia Rusia no existen ni pueden existir sin los rusos como etnia, sin el pueblo ruso. Esta declaración no contiene ninguna pretensión de superioridad, exclusividad o elección. Esto es simplemente un hecho justo, como la clara definición de nuestra Constitución del estatus de la lengua rusa como lengua de una nación formadora de Estado”.

«Ser ruso es más que una nacionalidad. Por cierto, esto siempre ha sido así a lo largo de la historia de nuestro país. Incluye, entre otras cosas, la identidad cultural, espiritual e histórica. Ser ruso es, ante todo, una responsabilidad, se trata de la enorme responsabilidad de salvaguardar a Rusia, y de eso se trata el verdadero patriotismo. Como ruso, estoy aquí para decir que sólo una Rusia unida, fuerte y soberana puede garantizar el futuro y el desarrollo independiente de Rusia. De su pueblo y todos los demás pueblos que han vivido dentro de las fronteras de nuestro país durante siglos y están unidos por un destino histórico común».

«Hemos frustrado la agresión económica sin precedentes de Occidente… Su guerra relámpago de sanciones ha fracasado»

«¿Qué significa la soberanía para nuestro Estado, para cada familia y para cada persona? ¿Cuál es su valor y su verdadera esencia? Ante todo, es libertad. Libertad para Rusia y nuestro pueblo y, por tanto, para cada uno de nosotros. Porque, según nuestra tradición, una persona no puede sentirse libre si sus seres queridos, sus hijos y su Patria no lo son. Nuestros soldados y oficiales, hombres y mujeres de nuestro país, defienden esta libertad genuina”.

«Una nación libre que comprende su responsabilidad ante las generaciones actuales y futuras es la única fuente de poder, poder soberano, que está llamado a servir a todas las personas, en lugar de los intereses privados, corporativos, de clase o incluso extranjeros de alguien”.

«Una persona verdaderamente libre es un creador. Apoyaremos el deseo de todos de ser útiles al país, a la sociedad y al pueblo. De eso se compone el desarrollo soberano en interés nacional”.

«Nos enfrentamos a la difícil tarea de desarrollar vastas áreas desde el Pacífico hasta el Mar Báltico y el Mar Negro. Nuestra economía, industria, agricultura, industrias innovadoras, industrias creativas y empresas nacionales deben aumentar su capacidad varias veces”.

«Ahora me dirijo a los empresarios, que sé que son muchos en esta audiencia. Me gustaría agradecerles, amigos, por sus esfuerzos coordinados. Hemos frustrado la agresión económica sin precedentes de Occidente uniendo los esfuerzos del Estado y las empresas. Sus sanciones Blitzkrieg han fracasado”.

«Rusia intensificará su apoyo al espíritu empresarial nacional soberano. Para ello se están desarrollando ahora herramientas fundamentalmente nuevas. Inviertan en Rusia, creen nuevos puestos de trabajo, amplíen la producción y participen en la formación del personal. Si lo hacen, la economía nacional crecerá, creando más éxito y oportunidades para sus empresas. Al centrarse en fortalecer la soberanía, las empresas nacionales se vuelven más fuertes y más soberanas a medida que se deshacen de la dependencia de los componentes del orden mundial actual”.

“El desarrollo soberano del país, su economía, sus negocios y su sector social debe traer bienestar a todas las personas, a todas las familias rusas y, por tanto, ser justo. No se trata de un enfoque primitivo y único para todos. Justicia significa, ante todo, condiciones de vida dignas, instalaciones modernas para la cultura, la salud y el deporte en todas las regiones del país. Esto significa un trabajo calificado y bien remunerado y un alto prestigio público para los trabajadores, ingenieros, profesores, médicos, artistas, figuras culturales, empresarios, todo especialista y maestro responsable. Justicia significa igualdad y amplias oportunidades de estudio, de inicio en la vida y de realización personal para los jóvenes.»

«Occidente está ahora aplicando una política de ‘cancelar la cultura’… Como resultado, tanto la cultura como la educación se están volviendo primitivas’; ‘La Iglesia no puede separarse de la sociedad ni de las personas»

«Occidente está aplicando ahora una política de ‘cancelación de la cultura’, pero esto es, de hecho, una renuncia a la educación humanitaria. Como resultado, tanto la cultura como la educación se están volviendo primitivas. Muchas materias tradicionales simplemente están siendo eliminadas de los programas académicos occidentales. Y son reemplazadas por algunas ciencias de género u otras ciencias similares (pseudociencias, por supuesto). Mientras tanto, necesitamos un verdadero avance en la vida cultural. Y tenemos mucho que aprender a este respecto de nuestros predecesores que marcaron la pauta para el mundo entero. Tanto en el arte tradicional como, por cierto, en el de vanguardia. Estoy convencido de que la soberanía del país y el fortalecimiento de su papel en el mundo son imposibles sin una cultura floreciente y distintiva en todas sus manifestaciones”.

«Y, por supuesto, debemos aprovechar los mejores logros alcanzados por los sistemas nacionales y globales de educación tradicional. Es importante destacar que nuestras escuelas y universidades deben ser modernas y abiertas a todas las ideas avanzadas”.

«Necesitamos un enfoque holístico integral de la educación con la familia, la educación, la cultura nacional, las organizaciones infantiles, juveniles, deportivas y militares-patrióticas, los movimientos de mentoría a gran escala; y permítanme agregar, las sabias palabras de nuestro clero espiritual se complementan armoniosamente entre sí. Esto último es simplemente esencial”.

«Sí, la Iglesia está separada del Estado y el Patriarca [Kirill] me ha dicho más de una vez que a pesar de este hecho hemos desarrollado relaciones únicas entre la Iglesia y el Estado. Me gustaría señalar en este contexto que la Iglesia no puede estar separada de la sociedad o de las personas. Estoy totalmente de acuerdo con esto. Y es por eso que me gustaría enfatizar una vez más la importancia de la participación de representantes de todas las religiones tradicionales rusas en la educación y la crianza de nuestra juventud y, por supuesto, en la consolidación de los valores espirituales, morales y familiares. La participación del clero de todas las religiones tradicionales es un valor duradero”.

«Su Santidad, amigos. Ustedes saben que ya se ha firmado la orden ejecutiva que declara el próximo año – 2024 – Año de la Familia en Rusia. Y me gustaría decir que esta decisión se basa efectivamente en la posición de la mayoría absoluta de nuestra sociedad. Seguro que el Consejo Popular Mundial Ruso también lo apoya unánimemente”.

«Esto es lo que me gustaría decir y aclarar. No superaremos los enormes desafíos demográficos que enfrentamos únicamente con dinero, beneficios sociales, asignaciones, privilegios o programas específicos. Es cierto que el monto del gasto demográfico del presupuesto es extremadamente importante, pero eso no es todo. Importan más los puntos de referencia de una persona en la vida. El amor, la confianza y una base moral sólida son sobre los que se construye la familia y el nacimiento de un hijo. Nunca debemos olvidar esto. »

«La sociedad rechaza todo lo superficial y recurre a valores verdaderos y genuinos»

«Afortunadamente, muchos de nuestros grupos étnicos han conservado la tradición de tener familias multigeneracionales fuertes con cuatro, cinco o incluso más hijos. Recordemos que, en las familias rusas, muchas de nuestras abuelas y bisabuelas tenían siete, ocho o incluso más niños”.

«Conservemos y reavivemos estas excelentes tradiciones. Las familias numerosas deben convertirse en la norma, el modo de vida para todos los pueblos de Rusia. La familia no es sólo la base del Estado y de la sociedad, es un fenómeno espiritual, una fuente de moralidad”.

«Todos los niveles de gobierno, nuestras políticas económicas, sociales y de infraestructura, educación y sensibilización, y atención médica deben participar sin excepción en el trabajo de apoyo a las familias, las madres y los niños. Todas las organizaciones públicas y nuestras religiones tradicionales deben centrarse en fortalecer a las familias. Preservar y aumentar la población de Rusia es nuestro objetivo para las próximas décadas e incluso para las próximas generaciones. Éste es el futuro del mundo ruso, la Rusia milenaria y eterna”.

«Su Santidad, amigos, tenemos muchos objetivos ambiciosos ante nosotros, y cumplirlos requiere un esfuerzo verdaderamente concertado, para el cual estamos preparados. Nos hemos vuelto más fuertes. Nuestras regiones históricas han regresado a Rusia. La sociedad rechaza todo lo superficial y recurre a valores verdaderos y genuinos”.

«Pyotr Stolypin enfatizó que la ley basada en el poder nacional tiene prioridad. Juntos hemos demostrado tal fuerza nacional y voluntad nacional, la determinación de defender nuestros intereses fundamentales, los intereses fundamentales del pueblo de Rusia. No dejarnos guiar por los intereses prestados de otra persona, sus opiniones, sino por nuestra propia visión soberana del mundo, nuestra comprensión de cómo debe vivir la familia y todo el país, y construir Rusia para nosotros y nuestros hijos”.

«Me gustaría agradecerles nuevamente por su apoyo y patriotismo y, por supuesto, felicitarlos con motivo del 30º aniversario del Consejo Popular Mundial Ruso. Me gustaría dirigir unas palabras especiales de agradecimiento a su líder, el Patriarca Kirill de Moscú y de toda Rusia”.

«Soy consciente de su incansable trabajo, Su Santidad, para lograr el renacimiento espiritual de Rusia y de la importancia e influencia de su posición. Quiero enfatizar esto. Bajo su liderazgo, la Iglesia Ortodoxa Rusa, el clero y los laicos hacen mucho para implementar proyectos sociales, caritativos y de voluntariado. También soy consciente del apoyo brindado a nuestros militares y sus familias y con qué entusiasmo nuestros soldados y oficiales en el frente buscan las palabras del Patriarca”.

«Me complace felicitarlo hoy, en el Consejo Popular Mundial Ruso, por haber recibido el Premio Presidencial 2023 por su contribución al fortalecimiento de la unidad de la nación rusa. Tiene mi más profundo respeto. Deseo al Consejo mucho éxito en su trabajo. Gracias.»

 

[1] En.kremlin.ru/events/president/news/72863, 28 de noviembre de 2023.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.