Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles abril 17, 2024

El forense Dr. Ricardo Najman, lidiando con el horror en Israel


Pocas semanas después de la masacre de Hamas en el sur de Israel, entrevistamos al Dr. Ricardo Najman, una figura clave del Instituto Nacional de Medicina Forense Abu Kabir, quien nos hablaba a veces con un nudo en la garganta y la voz entrecortada por sus propias descripciones.

Desde entonces conversamos con él en varias ocasiones más porque estaba-y sigue estando- en un punto neurálgico del diario lidiar con el horror.

Ahora, habiéndose cumplido ya tres meses de aquel oscuro sábado 7 de octubre, recopilamos algunos de sus testimonios sobre los distintos aspectos de la responsabilidad que le atañe como médico forense. Todos son también hoy sumamente relevantes, dado que se continúa lidiando con situaciones sobre las que conversamos.

Uno de esos temas es el de la proclamación de la muerte de gente que se pensaba estaba secuestrada, lo cual en varios casos se debe a que se logra finalmente identificar sus restos, sea al hallarse un pequeño hueso u otra parte  del cuerpo de lo que se entiende que la persona en cuestión no puede estar con vida, o al reconocerse finalmente un cuerpo que había quedado en un estado tal que no se había logrado hacerlo antes. Esto es algo distinto de la proclamación de la muerte de secuestrados que están en manos de Hamas y cuyos cuerpos siguen en Gaza.

 

Lo antedicho fue lo que ocurrió, por ejemplo, en el caso del español Iván Illarramendi Saizar  y su esposa Loren (Dafna) Pamela Garcovich Montoya, asesinados en su casa en el kibutz Kisufim. Durante un mes se pensó que estaban secuestrados en Gaza. Finalmente, el Dr. Ricardo Najman logró identificar sus cuerpos y firmó la confirmación de su muerte.

P- Lo ocurrido con Iván y Loren, en medio de toda la tragedia, ha ocurrido también en otros casos. ¿Se puede asegurar con certeza de qué murieron exactamente?

 

R-De qué murieron no se puede decir, al igual que otros tantos, por el estado en que se encontraban por la acción del fuego, cuerpos muy deteriorados. O los mataron a balazos, a palazos, o de lo que sea y después los incineraron. Lo seguro es que sus cuerpos estaban total y absolutamente quemados. Una gran cantidad de víctimas fueron encontradas en un estado de quemaduras extremas, o sea, por partes, de mayor o menor medida.

 

P- Te referís al cuerpo cortado…

 

R- Sí, partes de cuerpos o partes muy pequeñas de cuerpos…Más grandes o más chicas.

 

P- Qué horror…

 

R- En el caso de Loren Dafna, pudimos al final reconocerla por restos de la dentadura. En el caso de Iván fue a través del ADN porque los restos estaban un poco más completos. Pero el proceso de duplicación del ADN fue mucho más complejo porque los terroristas usaron

sustancias inflamables que aceleran el proceso de deterioro del cuerpo por medio del fuego. En muchísimos casos, el ADN no se ha podido duplicar, es decir, no se pudo hacer la identificación por medio del ADN porque estaba completamente destruido por la acción del fuego.  Y eso se debe al hecho que los cuerpos fueron expuestos a altas temperaturas que destruyen todo el ADN, en una forma tremenda.

 

 

P- Y este desafío de la identificación continúa…

 

R- Están continuamente trayendo partes de cuerpos. Tal vez pueda aparecer parte de un cuerpo y que en algún momento surja otra víctima y otra víctima, y nosotros no lo sabemos.

 

P- Terribles formas de morir…

 

R- Los daños producidos en la mayoría de las víctimas fueron, por un lado, al dispararles con fusiles de Kalashnikov, también por el uso de armas blancas, por golpes y por también por el uso de RPG, explotarlos. Fuera de eso, hubo la incineración, o sea, quemarlos con un combustible para que el cuerpo desaparezca prácticamente, literalmente hablando, para que desaparezca completamente de la tierra, lo que produjo esos daños de quemaduras impresionantes, de un nivel de 4 sobre 4. Es decir, tenían quemaduras hasta la exposición de huesos, de músculos, todo estaba muy quemado, incinerado.

 

P-Ricardo en más de una ocasión fueron publicados comunicados sobre la muerte en cautiverio de secuestrados que siguen en manos de Hamas.  Si estaban secuestrados, ¿Qué elementos se puede obtener para saber que murieron? 

 

R.  Diré dos cosas: a veces, hay casos en los cuales nosotros determinamos la muerte a partir de una mezcla de ciertos hallazgos: tanto elementos de inteligencia como de pequeños restos encontrados. Por ejemplo, si se encuentra el casco de un soldado y en él hay un poco de sangre y un fragmento de hueso que puede corresponder a un cráneo; o puede ser que haya un video, una cámara que testimonió algo específico, que no se podía saber en ese momento – se reúne toda esa información y de acuerdo a eso se determina que la persona no está viva.

 

P-  Es como sucedió con Shani Louk…, una de las jóvenes secuestradas cuyo cuerpo fue llevado a Gaza. Apareció en un video terrible.

 

R- Sí, por ejemplo.

 

P- En el caso de Shani Louk dijeron haber encontrado un fragmento de hueso sin el cual no se puede vivir… 

 

R- Aquí era mucho más claro, un fragmento de hueso craneal, nadie tuvo una operación en condiciones de esterilidad para hacerlo. Por consiguiente, digo, cuando se toman ciertos hallazgos, restos específicos, y se los combina con información de inteligencia y otras cosas, se puede llegar a esa conclusión.

Hay otros casos, entre las personas que volvieron del cautiverio, vieron en forma clara que tal y tal persona murió. Por lo tanto, a partir de esa información, llegaron a la determinación que se trata de una persona que no está viva.

 

Hubo también un caso que cuando irrumpieron en el terreno en un sitio específico en Gaza, encontraron cuerpos.  Yo examiné el cuerpo de Ofir Tsarfati, secuestrado de la fiesta Nova.  Había información de inteligencia que su cuerpo estaba en cierto lugar “X”, lo trajeron, se hizo toda lo necesario: ADN, un estudio de dentadura.

 

P- Entiendo que hubo un equipo especial de una división de combate en el norte de Gaza cuya función era juntar restos de cuerpos en el terreno para permitir identificar víctimas a partir de aunque sea pequeñas partes.

 

R- Así es, 100%. Continúan trabajando sin interrupción, no se detuvieron en ninguna etapa. Saben que si hay cuerpos en el terreno se encuentran también animales y demás. Por consiguiente, toman distintos fragmentos de distintos lugares y los llevan a estudiar. Muchas veces se asesoran conmigo, me envían constantemente fotos y videos, porque puedo darles información si se trata de un hueso humano o animal, y les puedo decir que los traigan porque parece de un ser humano, o no, si parece de un animal.

 

P- Imagino que soldados que se ocupan de eso necesitarán atención, un ran apoyo profesional.

 

R- La atención que requerirán es lo que se inició ya desde ahora, un apoyo psicológico muy importante, realmente cubrirlos con algodón, brindarles charlas, terapia y demás. Algunos vuelven mejor que otros,  pero indudablemente necesitan un espacio, necesitan apoyo psicológico, necesitan apoyo de todo tipo imaginable. Algunos de ellos se encuentran en situación de post-trauma que implicará un apoyo prolongado.

 

La revisación de los secuestrados liberados

 

Una de las tareas que recayó sobre los hombros del Dr. Ricardo Najman, fue la formación de seis equipos de trabajo que tuvieron a su cargo la revisación de los secuestrados que fueron liberados hace cerca de 40 días por Hamas durante el alto el fuego, tanto los israelíes como los extranjeros. Por su salud, por la necesidad de atender problemas o daños que les hayan sido causados, y también como registro de crímenes de guerra que puedan haber sido cometidos. Cada equipo trabajó en un hospital, dado que los liberados fueron a distintos hospitales.

 

P- Al revisar a los liberados ¿Encontraron algo que deba quedar registrado?

 

R- En términos generales, no podemos difundir lo que hemos encontrado por varios motivos.  En primer lugar, todo lo que tiene que ver con la confidencialidad y el secreto médico, que rápidamente se podría saber quién dijo qué, etc. Pero no menos importante, cuando se libera a una persona, ocurre que hay una o varias personas relacionadas con esa persona liberada que todavía se encuentra en cautiverio.

Por ejemplo, el caso de las argentinas israelíes liberadas: Clara, Gabriela, Mia y Ofelia – por otro lado, todavía se encuentran rehenes miembros de su familia. Es claro que no divulgarán nada que pueda poner en peligro sus vidas. Hamás libera gente, al tiempo que deja a personas cercanas de un modo u otro a aquellos que fueron liberados.

Por ejemplo, al comienzo liberaron a Maya Regev, pero a su hermano Itai lo dejaron. Primero examiné a Maya y más tarde a Itai.

 

P- Todo es intencional. Me queda claro que por confidencialidad y secreto médico no puedes detallar, me queda claro que no se puede preguntar qué ni a quién. ¿Pero puedes acaso decir en términos generales si encontraron pruebas de crímenes de guerra, de abuso y demás…? 

 

R- Sí, obviamente, es claro que hay señales de crímenes de guerra. En varios aspectos.

En primer lugar, cuando los secuestraron los llevaron los golpearon con toda serie de objetos, con armas, palos, machetes… los agarraron con fuerza y les hicieron toda serie de cosas …y hay otra serie de cosas que a mí por el momento me es difícil mencionar, hay una dificultad muy seria de decirlo…

 

P- ¿Qué es lo que sí puedes decir, Ricardo?

 

R-  La verdad es que no lo sé…

Algunos de los liberados dijeron haber sido tratados en forma pasable , pero ni comieron ni bebieron lo suficiente. Hubo quienes estuvieron en condiciones de oscuridad total, sin luz, sin saber si era de día o de noche. En ciertos casos, les dieron sustancias, medicinas de distintos tipos para tranquilizarlos…Eso es en grandes términos , sólo una pequeña parte de lo que vimos, pero hay más, que no puedo detallar.

 

P- Sabemos que el solo hecho de haberlos secuestrado y tenerlos cautivos, son crímenes de guerra. Pero un agregado más grave aún es cuando además, los maltratan, torturan, les hacen daño en cautiverio….

 

R- En términos generales, hay una diferencia entre no dejar a una persona ir al baño y que haga sus necesidades encima, lo que eso genera, toda serie de perjuicios a la piel, lo que también hubo, y el caso de estrangular a una persona para que cuente algo que sabe o no. Eso por dar un ejemplo.

 

Un resumen atemporal, que no cambia

P- ¿Cómo resumir lo que has estado viviendo desde que comenzaste a trabajar en este terrible frente de tratar de identificar a las víctimas?

 

R- Fue toda una sorpresa enorme, terrible, fue un shock total. Lo vemos como uno de los más grandes crímenes que se han hecho para con tantos civiles israelíes- y no israelíes también, obviamente. Fue una masacre impresionante, terrible, que a nosotros nos ha dejado una marca muy grande.  El bjetivo primordial se ha concretado en un porcentaje muy alto, en muy poco tiempo, tomando en cuenta los daños que tenían los cuerpos: es hacer la identificación de prácticamente todos los civiles, obviamente todos los militares, todos los soldados. Además, sentir por un lado estar shockeados con todo lo que pasó y, por otro, la satisfacción de poder entregar los cuerpos a los familiares, aunque más no sea una pequeña porción del cuerpo, tomando en cuenta lo que esos cuerpos han pasado, el deterioro que han sufrido.

 

P- Como médico y como ser humano, ¿qué te ha hecho lidiar con esto? 

 

R- Me ha hecho ver que soy más humano de lo que yo pensaba…  O sea, en muchos momentos, a mí me ha sacado de la ruta de lo profesional y me ha llevado a lo del ser humano. No pensaba en la parte profesional, eso es lo que me ha hecho quebrarme en muchas oportunidades, aún hoy también. Cuando uno se baja de ese lugar, de lo profesional, y entra en la vida común y corriente, como persona común, te lleva a lugares muy oscuros, a pensamientos muy tristes, muy extremos. Es duro, es muy duro. Hay una mezcla muy grande entre lo que es la masacre que se ha perpetrado aquí, con el hecho de que es tu gente, son tus hijos, son tus hermanos, tus primos, tus cuñados. Conozco muchísima gente que tiene un familiar, un hijo. un amigo, un primo que ha sido masacrado en este acto terrorista. Fuera de todo ese trayecto, uno no puede no ver, alguna que otra vez, un informativo, historias personales, de cada persona y y descubrís que tus guardias están bajas en ese momento y te hace daño obviamente.

 

P- Muchas gracias.

 

R- A ti.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.