Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| viernes abril 19, 2024

¿Por qué la Autoridad Palestina no es mejor que Hamás?


La Administración Biden… puede seguir soñando con «renovar» la AP, pero… todos los niños palestinos saben que eso nunca ocurrirá mientras los dirigentes palestinos sigan pagando generosamente por el asesinato de judíos y pidiendo la eliminación de Israel. Imagen: El 23 de julio de 2018, en una ceremonia en honor a los terroristas palestinos, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, dijo: «No reduciremos ni retendremos los subsidios de las familias de los mártires, los presos y los presos liberados… si nos quedara un solo centavo, lo gastaríamos en las familias de los mártires y los presos». (Fuente de la imagen: MEMRI)

Mientras la Administración Biden empuja el proyecto de lograr un Autoridad Palestina (AP) «revitalizada«, los líderes de este grupo confirman una vez más que no son muy diferentes de los terroristas islamistas que quieren destruir a Israel y asesinar judíos.

Después del asesinato de Saleh al Aruri, jefe adjunto del buró político de Hamás que estuvo detrás de innumerables ataques territoriales contra israelíes durante la última década, los líderes de la Autoridad Palestina se apresuraron a alabarlo como a un «mártir» y a un «héroe», y a condenar a Israel por supuestamente haberlo matado.

Esta glorificación de un archi-terrorista es nada más y nada menos que un respaldo total a la yihad («guerra santa») de Hamás contra Israel, como se encuentra descrita en sus estatutos de 1988: en su artículo 8 establece que «la Jihad es su camino y la muerte por la causa de Alá es el más elevado de sus deseos».

Esta es la misma AP cuyos líderes continúan reuniéndose periódicamente con altos funcionarios de la Administración Biden para discutir escenarios para el día después de la guerra entre Israel y Hamás. Los funcionarios estadounidenses no han ocultado su deseo de que una Autoridad Palestina supuestamente «renovada» reemplace a Hamás en el Gobierno de la Franja de Gaza.

Vale la pena señalar que en 2018 el programa de recompensas del Departamento de Estado de EEUU ofreció retribuciones de hasta 5 millones de dólares por información que condujera a la identificación o ubicación de Al Aruri o los líderes libaneses de Hezbolá, Jalil Yusif Mahmud Harb y Haytham Ali Tabatabai.

Al Aruri, que financió y dirigió las operaciones militares de Hamás en la Margen Occidental, ha sido vinculado a varios secuestros y ataques terroristas. También anunció la responsabilidad de Hamás por el ataque terrorista del 12 de junio de 2014 en el que tres adolescentes judíos israelíes, incluido el ciudadano estadounidense-israelí Naftalí Fraenkel, fueron secuestrados y asesinados.

La Administración norteamericana aún tiene que explicar qué quiere decir cuando habla de una Autoridad Palestina «revitalizada». Si espera que los dirigentes de la AP detengan su actual campaña de incitación contra Israel en las mezquitas, los medios de comunicación y en boca de sus funcionarios, está viviendo en un mundo de ensueño. Si cree que, como parte de un proceso de «revitalización», cesará su interminable glorificación de los terroristas y dejará de recompensarles sistemáticamente con estipendios mensuales por el asesinato de israelíes, también se enfrentará a un duro despertar.

Poco después de la muerte de Al Aruri, Fatah, la facción gobernante del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, emitió una declaración condenando el «asesinato cobarde» y describiendo al terrorista de Hamás como a «una prominente figura nacional palestina, luchadora y mártir». Según Fatah, «el martirio de Al Aruri hirió los sentimientos de todos los palestinos». Fatah también convocó a una huelga general en la Margen Occidental el 3 de enero para lamentar la muerte de Al Aruri y otros terroristas de Hamás.

El secretario general del Comité Central de Fatah, Yibril Rayub, estrechamente asociado con Abbas, llamó al líder de Hamás, Ismail Haniyeh, para ofrecerle sus condolencias por el «martirio» de Al Aruri. Dijo: «Con el martirio de Saleh al-Arouri, Palestina perdió a uno de sus hijos fieles y luchadores, que dedicó su vida a servir a la causa palestina».

El primer ministro de la AP, Mohammad Shtayyeh, también tildó a Al Aruri de «mártir» y expresó sus condolencias a Hamás y a los palestinos. Shtayyeh también pidió a Dios que «cubra [a Al Aruri] con su inmensa misericordia y lo acepte en el Paraíso».

En la ciudad cisjordana de Yenín, Yamal Hawil, un alto funcionario de Fatah, encabezó una manifestación para denunciar el asesinato de Al Aruri, a quien calificó de «mártir». Hawil también elogió la masacre de Hamás del 7 de octubre, en la que más de 1.200 israelíes fueron asesinados, más de 5.000 fueron heridos y más de 240 secuestrados y llevados como rehenes a la Franja de Gaza. También hizo hincapié en que Al Aruri había inspirado el aumento de las actividades terroristas contra Israel en la Margen Occidental:

«Saleh al Aruri llamó a los jóvenes palestinos [en la Margen Occidental] a resistir con piedras, bombas molotov, pistolas y artefactos explosivos. Nuestras facciones armadas enseñarán [a Israel] una lección dolorosa.»

No debería sorprender que Abás y otros líderes de la Autoridad Palestina llevan mucho tiempo glorificando a los terroristas llamándolos «mártires» y «héroes». En 2021, Abbas llamó a las familias de dos terroristas palestinos que murieron mientras atacaban a israelíes. Abás le dijo al padre de uno de los terroristas:

«Alá aumentará su recompensa gracias a nuestra mártir [Israa Jzaimiah], la mártir del pueblo palestino. Alá le permitirá habitar en el Paraíso, y ciertamente su lugar es en el Paraíso porque es una mártir de Palestina y Jerusalén. Siempre me inclino ante nuestros héroes masculinos y femeninos».

Desde la brutal masacre de israelíes por parte de Hamás el 7 de octubre, las atrocidades han sido celebradas en al menos 11 escuelas palestinas, incluidas ocho dirigidas por la Autoridad Palestina, según el Institute for Monitoring Peace and Cultural Tolerance in School Education (Impact-se).

Por ejemplo, la escuela secundaria masculina de Yaabad (cerca de Jenin) dijo a los padres que cerraría el 18 de octubre «por respeto a la sangre pura de nuestros mártires». «Dios castigue a los judíos y a quienes los apoyan».

De manera similar, la escuela secundaria masculina Adnan Zaki al Safarini en Tulkarm organizó una manifestación el 12 de octubre alabando la masacre de Hamás, con un video que mostraba el discurso de un estudiante, titulado: «Un día que vivirá para siempre en la historia de la lucha árabe palestina… el día de la Inundación de Al Aqsa [el nombre que Hamás usa para referirse al 7 de octubre]».

Impact-se señaló:

«Parece que muchas escuelas en los territorios palestinos han aprovechado la oportunidad de los ataques del 7 de octubre para celebrar la masacre, glorificando a los terroristas de Hamás y alabando su valentía y sacrificio. En algunos casos han sido especialmente invocadas imágenes de los paracaídas utilizados por los militantes de Hamás para llevar a cabo su ataque, incluida una publicación en las redes sociales de una escuela que muestra a estudiantes de segundo grado coloreando dibujos -hechos por su profesor de arte- que representan a terroristas de Hamás en planeadores con las palabras «Gloriosa Gaza». Muchas escuelas también aprovecharon esta oportunidad para difundir mensajes expresamente antisemitas, deseando que Dios «castigara a los judíos» o llamándolos «asesinos de profetas» en la tradición de las acusaciones antisemitas de deicidio. Estos hallazgos indican que la próxima generación de palestinos está siendo insensibilizada ante la violencia y la muerte. Está aprendiendo a ver a judíos e israelíes como criaturas inhumanas y a percibir su propia muerte en batalla como un objetivo supremo. A la luz de esto, no se puede escapar a la conclusión de que, si continúa el status quo de la educación palestina, la próxima atrocidad está casi asegurada.»

Si se le permite a la Autoridad Palestina regresar a la Franja de Gaza, como quiere la Administración Biden, continuará en su camino de educación para el terrorismo. Abbas y el liderazgo de la AP harían exactamente lo mismo que Hamás ha estado haciendo en la Franja durante las últimas dos décadas: educar a otra generación más de palestinos en el odio a los judíos y la glorificación de los terroristas.

Mientras tanto, la Administración puede seguir soñando con «renovar» a la Autoridad Palestina; pero hasta cada uno de los niños palestinos sabe que esto no sucederá nunca mientras sus líderes sigan financiando el asesinato de judíos y pidiendo la eliminación de Israel. Es hora de que el Gobierno de Biden comprenda que no existe una diferencia real entre quien perpetra ataques terroristas y quien los alienta, los glorifica y los paga generosamente. Como sin duda sabe la Administración, reemplazar a Hamás por la Autoridad Palestina no cambiará nada en la Franja de Gaza.

 

Traducción del texto original: Why The Palestinian Authority Is No Better than Hamas
Traducido por Voz Media

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.