Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| domingo marzo 3, 2024

El salvavidas de la era COVID regresa para tratar a los soldados heridos en la guerra de Gaza

La máquina ECMO, utilizada para salvar innumerables vidas israelíes durante la pandemia, reutilizada para tratar a las tropas de las FDI que sufren lesiones potencialmente mortales; 'Estos pacientes no habrían sobrevivido sin ECMO. En guerras anteriores, simplemente habrían muerto en el campo.


Hospital Soroka de Beer Sheva. Foto Centro Medico Soroka

Desde el comienzo de la guerra, 424 soldados de las FDI han resultado gravemente heridos y 35 están actualmente hospitalizados. Algunos sufren graves lesiones pulmonares causadas por explosiones o inhalación de sustancias químicas en el campo de batalla, lo que les impide respirar.

 

Por primera vez en la historia del conflicto israelí, la máquina ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea), que sustituye al corazón y los pulmones en enfermedades pulmonares graves y fue una «estrella» durante la pandemia de COVID-19, se está utilizando para salvar las vidas de soldados gravemente heridos en Gaza.

 

ד"ר אורי גלנטה, מנהל שירות האקמו לכשל נשימתי חריף במרכז הרפואי סורוקה

Dr. Uri Galante( Foto: Centro Médico Soroka )

 

«Estos pacientes no habrían sobrevivido sin ECMO; en guerras anteriores, simplemente habrían muerto en el campo», dice el Dr. Uri Galante, director del servicio ECMO para insuficiencia respiratoria grave del Centro Médico Soroka en Be’er Sheva.

Actualmente hay tres soldados heridos conectados a máquinas ECMO en Soroka, un dispositivo utilizado habitualmente en tiempos de paz para pacientes gravemente enfermos cuyos pulmones no funcionan debido a diversas enfermedades.

Las graves heridas sufridas en la guerra han llevado a los equipos israelíes a utilizar este dispositivo por primera vez en víctimas de las FDI que sufren traumatismos importantes, como última medida, casi desesperada, para salvar sus vidas. «A nivel mundial, el uso de ECMO se reconoce en traumatismos para un subgrupo específico de heridos de guerra», dice el Dr. Galante. «En Israel esto no se habia hecho hasta ahora».

La ECMO sustituye las funciones del corazón y los pulmones. Extrae sangre del cuerpo, la oxigena y luego la devuelve. Este tratamiento tiene como objetivo preservar la función de los órganos mientras el cuerpo se recupera de una enfermedad o lesión grave, «ganando tiempo» de manera efectiva para los pacientes con daño reversible.

תיעוד מפינוי פצועים על ידי מסוקי החילוץ ויחידה 669

Tropas de las FDI evacuan a un soldado herido en Gaza( Foto: Unidad del Portavoz de las FDI )

«La ECMO actúa directamente sobre la sangre, sin pasar por los pulmones, lo que permite que el paciente no respire en absoluto», dice el Dr. Galante. «Aún así, en la mayoría de los casos, el paciente está conectado a un ventilador para mantener la capacidad de funcionamiento de los pulmones.

“Independientemente de la causa del daño pulmonar, ya sea una enfermedad viral como el COVID-19, una inflamación química de los pulmones por sustancias inhaladas o una explosión, en última instancia, el pulmón no puede desempeñar su función. En tales casos, la ECMO tiene dos funciones: primero, reemplazar el pulmón dañado y segundo, permitirle descansar para acelerar el proceso de recuperación».

Hasta la fecha, 12 soldados heridos han sido tratados con ECMO en todo el país, siete de ellos sólo en Soroka. «Utilizamos este dispositivo para dos poblaciones de soldados heridos en la guerra», afirma el Dr. Galante, que también trabaja como médico jefe en la unidad de cuidados intensivos del hospital.

«El grupo principal son los heridos por explosiones en las que la onda de choque dañó sus pulmones y los soldados que inhalaron humo de sustancias que causan daño pulmonar. Estos son la mayoría de los pacientes que actualmente necesitan ECMO. El segundo tipo incluye aquellos que no tienen lesiones directas en el pecho o pulmones, pero sufre un traumatismo múltiple muy complejo y desarrolla un daño pulmonar secundario.

«Nos llaman al hospital a altas horas de la noche. La semana pasada sucedió cuatro veces, alrededor de las dos o las tres de la madrugada, para conectar urgentemente a ECMO a un soldado herido que no puede ser ventilado».

 

«Recientemente nos encontramos tratando a varios soldados heridos con el dispositivo simultáneamente. Desafortunadamente, esto ya no es un evento raro. Nos llaman al hospital a altas horas de la madrugada. La semana pasada, sucedió cuatro veces alrededor de las dos o tres por la mañana, para conectar urgentemente a un soldado herido a ECMO que no puede ser ventilado.»

La decisión de conectar a un paciente a ECMO a veces se toma inmediatamente después de iniciar el tratamiento, mientras su estado aún es relativamente bueno. «Ya en la sala de traumatología, podemos identificar a aquellos con alto riesgo de sufrir una lesión pulmonar grave», dice el Dr. Galante.

«El tipo de lesión hace sospechar que podríamos necesitar el dispositivo. Cuando la lesión implica inhalación de humo o una explosión en un espacio cerrado, la probabilidad de necesitar ECMO aumenta significativamente.

“A menudo, estos pacientes parecen estar completamente bien, están conscientes y respiran por sí solos, pero su condición puede deteriorarse muy rápidamente, en cuestión de horas, hasta el punto en que sus pulmones no funcionan en absoluto. Por lo tanto, es preferible conectarlos a ECMO lo antes posible, antes  que su condición se deteriore. La toma de decisiones en un soldado herido se realiza cuando todavía está relativamente bien y se teme que su condición empeore. En otros casos, podría decir «esperemos y veremos, tal vez lo logren». Este paradigma no se aplica en estos casos.»

מכונת אקמו

Máquina ECMO( Foto: Moti Kimchi )

Como muchos otros tratamientos en el mundo médico, el uso de ECMO no está exento de riesgos. «A menudo, la conexión al dispositivo se realiza en condiciones muy extremas, al borde de la reanimación», dijo el Dr. Galante.

«Introducimos tubos muy grandes en los vasos sanguíneos y llegan al corazón. Existe un riesgo potencial de hemorragia grave e incluso de muerte durante la operación».

‘Operar a estos pacientes presenta un desafío dramático’

“En los primeros días después de sus lesiones, los pacientes son extremadamente volátiles, hasta el punto  que no puedes dejar su cama debido a la constante necesidad de atención. Se convierte en una lucha minuto a minuto por sus vidas”, afirma el Dr. Galante.

 

“Un paciente conectado a una máquina ECMO es particularmente complejo, propenso a sufrir hemorragias e infecciones y requiere atención las 24 horas. Estos cuidados intensivos exigen una cantidad significativa de mano de obra. A cada paciente se le asigna una enfermera personal que permanece en la habitación durante todo el turno, centrándose únicamente en él. Con el tiempo, su condición se estabiliza, pero persiste una lesión pulmonar grave que tarda en sanar. El número de pacientes tratados con ECMO es relativamente pequeño, pero los resultados de este tratamiento son muy positivos.

Galante señala que las características de las lesiones observadas entre los soldados son marcadamente diferentes de las observadas en el pasado.

“Estamos familiarizados con los pulmones que sangran debido a las ondas de choque que los atraviesan, pero ahora vemos pacientes con pulmones que pierden líquido en grandes cantidades. Estos no son los tipos de lesiones a los que estamos acostumbrados. A menudo nos preguntamos qué ha cambiado, si se trata de nuevas armas”, afirma.

“En los primeros días después de sus lesiones, los pacientes son extremadamente volátiles, hasta el punto de que no puedes dejar su cama debido a la constante necesidad de atención. Se convierte en una lucha minuto a minuto por sus vidas”.

«Los pacientes llegan a los hospitales en estado crítico, lo que presenta un desafío importante que requiere intervenciones muy agresivas, acompañadas de dilemas sobre el mejor curso de acción».

La batalla para salvar a los heridos es compleja y exige un enfoque terapéutico integral. «Sus lesiones requieren cirugías ortopédicas, operaciones abdominales y cirugías vasculares», dice el Dr. Galante.

“Estas transiciones son muy complejas debido a la mayor propensión de los pacientes a sangrar. Cada cirugía supone una enorme cantidad de estrés para el paciente. Incluso desde el punto de vista logístico, trasladar a estos pacientes al quirófano presenta un desafío dramático. Un paciente en ECMO necesita de tres a cinco miembros del equipo para garantizar que nada se mueva mientras lo giran en la cama. Hay deterioros muy rápidos, algunos de los cuales podemos gestionar y otros no».

“La moral de nuestra unidad depende enteramente de lo que les suceda a estos pacientes. A veces, un solo paciente puede dictar el estado de ánimo de todos. Un día en que se estabilizan, de repente todos sonríen y el ambiente se vuelve agradable. Sin embargo, esto puede cambiar en un instante. Las familias están muy presentes aquí, mucho más que en los pacientes habituales de cuidados intensivos. Su presencia se siente profundamente, lo que aumenta la carga emocional del personal.

מלחמה חרבות ברזל בית החולים סורוקה

Luchando por cada vida en Soroka( Foto: Centro Médico Soroka )

La heroica lucha por la vida de los soldados heridos no tiene límites. «Nunca nos damos por vencidos con nadie, sin importar cuán grave sea su condición», dice el Dr. Galante.

«En última instancia, se trata de jóvenes sanos que estaban llenos de vida momentos antes de su lesión, al comienzo de su viaje. No podemos renunciar a ellos. Logramos salvar a la mayoría de estos soldados. La mayoría regresará a casa con varios lesiones.

“Cuando los visito durante la rehabilitación, ya se ríen y caminan con prótesis. Hubo un soldado herido por un misil RPG, que llegó en estado muy crítico, con graves lesiones cerebrales y pulmonares. Hoy respira solo, sonríe y se comunica. Cada historia como ésta, de alguien que estuvo al borde del abismo y volvió a la vida después de ser tratado por nosotros, nos da la fuerza para continuar».

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://www.ynetnews.com/health_science/article/rkmvt5r5t

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.