Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles abril 17, 2024

Elecciones en Irán 2024 – Parte I: El ‘Frente Nacional de Irán’ reformista llama al boicot. ‘No participamos en elecciones fraudulentas’


Ilustración para el comunicado del Frente Nacional; en las urnas se lee «No participamos en elecciones fraudulentas»

Introducción

En vísperas de las elecciones al Majlis en Irán, previstas para el 1 de marzo de 2024, y de las elecciones concurrentes para la Asamblea de Expertos, varias organizaciones reformistas han anunciado, como en años anteriores, que boicotearán ambas elecciones. El anuncio se produce a pesar de la presión del régimen iraní sobre el público para que acuda a votar.

Como en ciclos electorales anteriores, debido a la amplia descalificación de candidatos reformistas por parte del Consejo de Guardianes [1], la falta de transparencia y la incapacidad de gestionar los asuntos del país de manera profesional y efectiva, existe un alto nivel de apatía entre los votantes. Según el propio Ministerio del Interior iraní, la participación electoral media en todo el país en las anteriores elecciones del Majlis en 2020 fue inferior al 50%; en Teherán, fue sólo el 26%.[2]

Este informe analizará los llamamientos de organizaciones y líderes reformistas para boicotear las elecciones al Majlis y a la Asamblea de Expertos.

Funcionarios del régimen iraní: “No votar significa apoyar al enemigo” 

El régimen iraní busca presentar públicamente una alta participación electoral porque esto le permitirá afirmar que cuenta con el apoyo y la legitimidad del pueblo. Sin embargo, las declaraciones de los funcionarios en las últimas semanas indican aprensión sobre la apatía pública, o incluso sobre la intención de boicotear las elecciones como acto de protesta.

Altos funcionarios del régimen iraní han instado al público a votar. El líder supremo iraní Ali Khamenei calificó las elecciones como «la columna vertebral del régimen islámico de Irán y el camino correcto para el cambio y la reforma en el país», afirmando que todos deben participar. Haciendo caso omiso de las protestas del Movimiento Verde de millones de personas que estallaron en 2009 como respuesta al fraude electoral y al nombramiento de Mahmoud Ahmadinejad como presidente, Khamenei dijo: «A lo largo de las últimas décadas, nunca hemos visto fraude en las elecciones [iraníes]». El director de la oficina de Khamenei, Alireza Panahian, incluso describió la votación como «un paso hacia la aparición del Mahdi [el Mesías chiíta]».

Hossein Shariatmadari, editor del diario Kayhan, portavoz del régimen, declaró el 24 de febrero que no votar significa «apoyar al enemigo». En este sentido escribió: «Permítanme decir con franqueza que ‘estar enojado’ con las urnas y no votar significa apoyar al enemigo, así como a la oposición a la revolución, el mismo enemigo que movilizó todo su poder para impedir que los ciudadanos [de Irán] votaran. » Al igual que otros funcionarios del régimen, Shariatmadari atribuyó la apatía de los votantes entre el público iraní a «los muchos esfuerzos de los medios extranjeros, los enemigos y algunos ‘entre nosotros’», es decir, los reformistas en Irán.[5]

El comandante del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán (CGRI), Hossein Salami, intentó animar a los votantes en un discurso que pronunció el 24 de febrero de 2024. En este contexto calificó la votación como una operación contra los enemigos que buscan disuadir a los iraníes de participar en las elecciones y agregó que votar en las próximas elecciones será «la epopeya política más gloriosa».

Salami declaró: «Estamos avanzando hacia otra epopeya política el próximo viernes [día de las elecciones]… Los enemigos del islam utilizan todo su poder para disuadir a los ciudadanos de acudir a las urnas. Esta es una batalla política entre nosotros, que queremos elecciones y al islam, y los enemigos, que quieren separarnos del islam. Los enemigos quieren imponernos su deseo de implementar su acción política. Les digo que en la próxima guerra [el día de las elecciones], presentaremos la más gloriosa épica política con un puño poderoso en la boca.»[6]

Comandante del CGRI Hossein Salami (Fuente: Fars, 24 de febrero, 2024)

Organizaciones y líderes reformistas llaman a boicotear las elecciones

Una organización reformista prominente que llamó a boicotear las elecciones fue el Frente Nacional de Irán, el grupo secular prodemocrático más grande del país, que se estableció en 1949; está presidido por Sayyed Hossein Mousavian. Los miembros del Frente Nacional incluyen el Partido Irán, el Partido Popular Iraní y el Partido Socialdemócrata de Irán.

El 22 de febrero de 2024, el Frente Nacional anunció en su sitio web que boicoteaba las próximas elecciones, calificándolas de «fraudulentas». Su declaración destacó que las principales condiciones esenciales para la celebración de verdaderas elecciones incluían la libertad de establecer partidos políticos, la libertad de reunión, la libertad de prensa y medios de comunicación, y el derecho a votar y postularse para cargos públicos, y que ninguna de estas condiciones se estaba cumpliendo en Irán bajo la República Islámica. (Ver traducción del comunicado del Frente Nacional a continuación).

En su anuncio, el Frente Nacional se centró en la amplia descalificación de candidatos, la mayoría de ellos del campo reformista e incluso altos funcionarios del gobierno anterior del presidente Hassan Rohani. El portavoz del Consejo de Guardianes, Hadi Tahan-Nazif, dijo el 29 de febrero de 2024 que alrededor del 30% de los candidatos para las elecciones del Majlis habían sido rechazados; sin embargo, esta cifra podría ser mayor.[7] La mayoría de los que fueron descalificados eran reformistas, e incluían a 22 miembros actualmente en servicio del Majlis que son críticos frecuentes del gobierno.[8]

Cabe señalar que el anterior presidente Hassan Rohani, el ex ministro de inteligencia Heydar Moslehi y Mehdi Taeb, director de la Base Asesora Estratégica Ammar, afiliada a un ideólogo extremista -aparentemente con el objetivo de dar una apariencia de equilibrio -[9] se encuentran entre los candidatos descalificados a la Asamblea de Expertos.[10] La descalificación de figuras importantes que hoy están en el corazón del régimen ejemplifica las medidas drásticas que están tomando Khamenei y su campo ideológico para conservar su poder.

Otros activistas reformistas también, como Abolfazl Qadiani y Mostafa Tajzadeh, han llamado a boicotear las elecciones. Qadiani, ex preso político detenido tras las protestas del Movimiento Verde de 2009 y uno de los fundadores de la organización Hamujahadin (Combatientes) de la Revolución Islámica, describió las elecciones como «un espectáculo diseñado» y llamó a todos aquellos que buscan la libertad. y la justicia y oponernos al régimen de la República Islámica de Irán para boicotearlos.

En un duro ataque contra Khamenei, Qadiani lo llamó «el dictador astuto y amante del poder de Irán» y dijo que está «tratando de fingir que, en primer lugar, en Irán no hay dictadura, no hay asfixia [del público iraní»], no habrá saqueo ni opresión, y que el Estado esté gobernado democráticamente, y segundo, que su régimen tiránico sea legítimo». También señaló que Khamenei «sabe que el pueblo iraní lo ve como su mayor enemigo y considera que su gobierno es ilegítimo, no elegido y usurpador».

Abofazl Qadiani (Fuente: Iranintl.com, 21 de febrero, 2024)

El ex miembro del Majlis Mostafa Tajzadeh, que fue ministro en el gobierno de Khamenei y ahora es un prisionero político debido a sus críticas al régimen, escribió en una carta que la mayoría del pueblo iraní ha decidido no acudir a votar, ignorando al líder iraní Khamenei y su propaganda y como señal de protesta contra el miserable estado del país. Hablando en contra de Khamenei, Tajzadeh dijo que había hecho inevitable que el Majlis fracasara, a la luz de su «quitación de poderes», «establecimiento de instituciones legislativas paralelas» y «extensa descalificación de candidatos independientes». Tajzadeh subrayó a continuación que Khamenei está cerrando los ojos ante la «realidad catastrófica en Irán» y no escucha las protestas de millones de ciudadanos iraníes. Por último, concluyó su carta afirmando que boicotear las elecciones es «el único camino que el líder y sus subordinados han dejado abierto para los iraníes, a la luz de la continua violación del derecho inalienable de los ciudadanos».

Declaración del Frente Nacional de Irán: «No participamos en elecciones fraudulentas»

La siguiente es la traducción del comunicado del Frente Nacional, titulado “No Participamos en Elecciones Fraudulentas”

Sayyed Hossein Mousavian, presidente del Frente Nacional de Irán

«En las sociedades democráticas, en las que se establecen normas democráticas y se respetan y protegen los derechos humanos básicos de los ciudadanos, la votación de los representantes en el parlamento es un ámbito en el que los miembros de la nación participan regularmente y a través del cual determinan el futuro de su sociedad. Al votar por un representante, participan en el trazado del camino y el método de la política general de su país. Sin embargo, para lograr la participación del pueblo en elecciones verdaderas, saludables y fructíferas, hay condiciones que deben cumplirse, de lo contrario las elecciones quedarán distorsionadas y no podrán considerarse verdaderas y saludables.”

«Las principales condiciones requeridas para unas verdaderas elecciones son la libre presencia de partidos políticos y organizaciones con principios religiosos específicos conocidos por el pueblo y que se basan en un texto de sociedad, la libertad de reunión, la libertad de prensa y de los medios de comunicación, y el respeto a los derechos de los ciudadanos, el derecho a votar y a ser elegido, pero bajo el gobierno de la República Islámica no existe ninguna de estas condiciones en Irán.”

«En ausencia de libertad de partidos y de reunión, en ausencia de libertad de prensa y de medios de comunicación, y mientras no sólo se impide a los críticos y opositores del régimen, sino también a los ex funcionarios del gobierno presentarse a cargos públicos, ¿qué sentido tiene votar? Estas elecciones son falsas desde cero y están lejos de cumplir con el estándar de elecciones verdaderas.”

«En la República Islámica [de Irán], un consejo designado por el régimen, el Consejo Guardián, le da al pueblo una lista de candidatos que son emisarios y agentes obedientes afiliados al régimen, y pide al pueblo que vote sólo por aquellos elegidos por el ¿Se puede llamar «elecciones» a esta farsa ridícula y engañosa?

Ilustración para el comunicado del Frente Nacional; en las urnas se lee «No participamos en elecciones fraudulentas»

«Los miembros y partidarios del Frente Nacional de Irán no han participado ni participarán en tal escenario, que no incluye ni el más mínimo rastro de elecciones verdaderas y libres. Vemos todas las crisis del país, y todo el sufrimiento y los problemas del pueblo iraní y la pobreza general de la sociedad, como resultado de la ausencia de elecciones libres y de la incapacidad del pueblo para participar directamente en su propio destino.

Firmado

Dirección del Frente Nacional de Irán”

«Teherán, 20 de febrero de 2024».[13]

110 reformistas llaman a no boicotear las elecciones y votar por candidatos moderados

El 11 de febrero de 2024, 110 activistas sociales y políticos reformistas iraníes, intelectuales y figuras de los medios pidieron NO boicotear las elecciones y votar por candidatos moderados. Entre estos activistas se encontraban figuras como el ex alcalde de Teherán, Gholamhossein Karbachi, y los ex miembros del Majlis, Elias Hazrati. Ahmad Shirzad y Elaheh Kulai, los ex concejales de la ciudad de Teherán Majid Farhani y Behareh Ervin, el periodista Hamid Reza Jalai Pour y el periodista, político y escritor Shehad Aladin Tabatabai.[14]

Este llamado se produjo en el contexto de una declaración publicada por el Frente Reformista, el principal organismo reformista del país que representa a unos 30 partidos y organizaciones reformistas. No presenta una lista de candidatos para las elecciones debido a «la ausencia de condiciones adecuadas» y porque las elecciones «no son competitivas ni efectivas».[15]

Los 110 reformistas dijeron que los ciudadanos deberían acudir a votar, aunque subrayaron que no los comicios no son «ni libres ni justos», y agregaron que actualmente hay un «proceso de purga agresiva de candidatos, más que en el pasado». También dijeron que «décadas de experiencia en elecciones en Irán y en otras sociedades han demostrado que las sanciones y la negativa a votar no son herramientas efectivas para lograr elecciones libres y que en la mayoría de los casos… dificultan el trabajo de los partidarios de elecciones libres en el largo plazo.»

A continuación agregaron: «Es a través de la votación, tratando de fortalecer las coaliciones de poder moderadas y reduciendo el número de candidatos extremistas que podemos limitar el daño que las decisiones de las instituciones [electas] están causando a la sociedad iraní, y potenciando el impacto positivo de sus decisiones.»

Al tiempo que enumeraban las cuestiones políticas y socioculturales que no habían sido mejoradas por la legislación del Majlis, mencionaron la ley de «Operación Estratégica» relativa a la cuestión nuclear destinada a acelerar el enriquecimiento de uranio, aparentemente para lograr el levantamiento de las sanciones contra Irán, pero que se había convertido en una «obstáculo para el regreso de Estados Unidos al JCPOA»; la «Ley de la Juventud» que había provocado «un despilfarro de recursos públicos… y enfermedades y embarazos no deseados entre los sectores más débiles de la sociedad»; y la «Ley de Modestia y de Hiyab», que incluía sanciones como multas, cierres de empresas y amplias restricciones a las libertades sociales. Los reformistas continuaron: «Revivir las elecciones y aumentar la influencia del Majlis no se logrará con la renuncia de los reformistas y boicoteando las elecciones, lo que, irónicamente, hará avanzar a los ‘purgadores’ y su éxito».

En este sentido señalaron: «Las libertades y el ejercicio de los derechos no sólo se limitan en las elecciones. Desafortunadamente, [también se limitan] en línea (mediante filtros y diversos programas de seguridad), en periódicos y medios de comunicación (mediante restricciones de licencia y otras limitaciones), en universidades e instituciones públicas (mediante diversas cuotas y presiones de seguridad), sindicatos profesionales (mediante diversas restricciones), libros y películas, música, teatro y otras artes (mediante distintas formas de censura y regulación), en la calle (mediante diversos medios de limitación de reuniones pacíficas), partidos y organizaciones sin fines de lucro (mediante diversas restricciones de licencias y otras limitaciones), deportes nacionales masculinos y femeninos (mediante una variedad de restricciones), tribunales formales de justicia (mediante de presiones de funcionarios y leyes injustas), y en muchas áreas de la economía y de las actividades civiles organizadas (mediante diversos monopolios y obstáculos…”

“Estas instituciones, como el espacio en línea, las instituciones civiles y la cultura, son propiedad compartida de todos los ciudadanos de Irán. La exclusividad y el deseo de los ‘purgadores’ de convertirlas en un ritual [vacío] no es una licencia para que nosotros renunciemos a nuestro derecho a participar [en el proceso político]… Formar una mayoría reformista en el Majlis es actualmente inalcanzable, [pero] aún podemos intentar formar una minoría buena y efectiva… Debemos abarcar objetivos alcanzables que se ajusten a las capacidades actuales de los reformistas, de la sociedad y del gobierno, y debemos construir capacidades y coaliciones más amplias para lograr objetivos más altos… A pesar de la disminución en el registro de candidatos de calidad y a pesar de todas las descalificaciones injustas, todavía hay candidatos moderados y sanos que piden reformas y que participan en la carrera por decenas de escaños en el [próximo] 12º Majlis. Traer a más de ellos al Majlis puede aumentar las oportunidades [para los reformistas y] los partidarios en Irán, y puede hacer una diferencia real en la aprobación de [los candidatos para] el próximo Majlis…”

«Invitamos a líderes y organizaciones, políticos y civiles, que sean moderados y reformistas, así como a figuras nacionales, grupos de interés, intelectuales, personas influyentes en las redes sociales en línea y del mundo real, y activistas civiles y políticos a apoyar la coalición de moderados en las elecciones de 2024 (en los campos en los que quedan candidatos de calidad). Invitamos al público civil a votar por los candidatos de esta coalición en estas áreas sin renunciar a su derecho al voto. Al votar en protesta y por oportunidades, podemos tratar de evitar que los candidatos extremistas entren en el próximo Majlis, limitando el impacto negativo del Majlis en la vida de las personas y aumentando su papel positivo, creando una mejor base para los años venideros.»[16]

 

* A. Savyon es directora del proyecto de Estudios de Medios de Irán de MEMRI;

N. Katirachi es investigador en MEMRI.

 

Apéndice: MEMRI informa sobre la descalificación de miles de candidatos en las elecciones iraníes

Investigación y análisis No. 1502, La estafa recurrente de las elecciones supuestamente democráticas en Irán: Las elecciones del Majlis – Una continuación de la dictadura de Khamenei a través de sus consejos, 19 de febrero, 2020

Despacho Especial No. 6282, Líderes del campo pragmático iraní protestan contra la descalificación masiva por parte del régimen de miles de candidatos del campo pragmático para las elecciones del Majlis de febrero de 2016, 28 de enero, 2016

[1] El Consejo Guardián (Shura-e Nagabhan) tiene la autoridad de descalificar a candidatos que el IRGC considere indeseables, y ha descalificado a miles para cada elección: para la presidencia, la Asamblea de Expertos, el Majlis y puestos municipales, en una serie de pretextos. Después de que el ayatolá Ruhollah Khomeini, el padre de la Revolución Islámica, llegara al poder en 1979, se estableció en la constitución iraní que el papel del Consejo de Guardianes era garantizar que hubiera compatibilidad entre la legislación del Majlis y la ley de la sharía, y que tenía esta autoridad de descalificar a los candidatos a la presidencia y al Majlis. El consejo es un organismo conservador compuesto por seis clérigos nombrados por el líder supremo Ali Khamenei y seis juristas, a todos los cuales él también nombra. Los criterios según los cuales gobierna el Consejo de Guardianes le otorgan autoridad suficiente para descalificar a cualquier candidato que no desee.

[2] IRNA (Irán), 1 de marzo de 2020.

[3] ISNA (Irán), 18 de febrero, 2024.

[4] Aftab News (Irán), 23 de febrero, 2024.

[5] Fars (Irán), 24 de febrero, 2024.

[6] Fars (Irán), 24 de febrero, 2024.

[7] Según él, para las elecciones del Majlis fueron aprobados unos 15.000 candidatos. Tabnak, Irán, 9 de febrero de 2024.

[8] IRNA (Irán), 18 de febrero de 2024.

[9] El Cuartel General de Ammar, que encabeza Mehdi Taeb, fue establecido el 11 de febrero de 2011, en el Día de la Revolución Islámica de Irán, luego de las protestas del Movimiento Verde de 2009 en Irán, en respuesta a las instrucciones de Khamenei a sus leales en la élite política y cultural de impedir que se repitan las protestas. Con el objetivo de fortalecer la obediencia absoluta a Khamenei y al principio de la Regla del Jurisprudente, sus 15 miembros son en su mayoría altos funcionarios del régimen y destacados teóricos de los círculos ideológicos de línea dura. El segundo de Taeb es Alireza Panahian, un alto funcionario de la oficina de Khamenei que dirige los grupos de expertos de Khamenei en las universidades iraníes. Otros miembros son Saeed Ghasemi, ex alto funcionario del CGRI y ahora miembro de alto rango del grupo de línea dura iraní Hezbolá, y Hassan Abassi, teórico del CGRI y jefe del Centro Doctrinal para la Seguridad Nacional del CGRI.

[10] Entekhab (Irán), 31 de enero, 2024.

[11] Telegra.ph, Irán, 20 de febrero, 2024.

[12] Tajzadeh ha llamado anteriormente a boicotear las elecciones con el argumento de que el régimen islámico es dictatorial, y se ha pronunciado contra Khamenei por perseguir a quienes se le oponen e impedir la libertad de expresión y las libertades políticas y civiles por medio de los aparatos de seguridad. También advirtió que el fin del régimen islámico será como los que lo precedieron: mediante la revolución popular. Véase MEMRI Despacho Especial No. 7405, El régimen iraní intensifica su represión de la sociedad tras el levantamiento popular de diciembre de 2017 – Parte I: El ex ministro reformista Tajzadeh y el sitio web reformista critican al líder Khamenei por suprimir las libertades individuales y civiles y perseguir a sus opositores, 29 de marzo, 2018.

[13] Sitio web del Frente Nacional de Irán Jebhemeliiran.org, 22 de febrero, 2024.

[14] Mehr News (Irán), 11 de febrero, 2024.

[15] Tasnim (Irán), 17 de febrero, 2024.

[16] Etemad (Irán), 11 de febrero de 2024.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.