Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| domingo junio 23, 2024

Antisemitismo y responsabilidad


Mapa de Palestina en lugar de Israel

Primero, presumamos ignorancia, y entonces, brevemente, pongamos los puntos sobre las íes.

La Carta Fundacional del Movimiento de Resistencia Islámica, Hamas, fue publicada el 18 de agosto de 1988. Es un extenso manifiesto compuesto por 36 artículos que promueven el principal objetivo: la destrucción del Estado de Israel a través de la Yihad (guerra santa islámica).

“Israel existirá, y continuara existiendo, hasta que el islam lo destruya, de la misma manera que destruyó a otros en el pasado” “La tierra de Palestina es un Waqf [posesiones sagradas] islámico consagrado a las futuras generaciones musulmanas hasta el Día del Juicio. Nadie puede renunciar a ella ni abandonarla, como tampoco lo puede ser ninguna parte de esta”.   “Palestina es una tierra islámica (…) En vista de que ésta es la situación, la liberación de Palestina constituye una obligación individual para cada musulmán dondequiera que se encuentre”. “Las iniciativas de paz, y las llamadas soluciones pacíficas y conferencias internacionales contradicen los principios del Movimiento de Resistencia Islámica (…)No existe ninguna solución al problema palestino sino por medio de la Yihad.”

“El Día del Juicio no llegará hasta que los musulmanes no luchen contra los judíos y les den muerte. Hamás se considera, a sí mismo, como la delantera y vanguardia en la lucha contra el sionismo mundial (…) “Y la consigna de Hamas: “Israel será borrado desde el río hasta el mar”.

 

En la manifestación montevideana con motivo del Día Internacional de la Mujer, se pudo ver un extenso cartel que decía “Desde el río hasta el mar”. Quienes sostenían el cartel y lo llevaron durante toda la marcha, ¿sabían qué estaban acarreando? ¿Hay algún motivo para presumir lo contrario? Quienes ordenaron y pagaron por el cartel ¿no sabían lo que estaban escribiendo? Los organizadores de la marcha, ¿no saben que cartelería se lleva y se enarbola y se exhibe para que sea filmada y fotografiada en Uruguay y para todo el mundo? La marcha reivindicó a Hamas. O sea, reivindicó exterminar a los judíos y avaló la matanza de 1,400 civiles israelíes el 7/10/23: muerte, decapitaciones, violaciones, y secuestro de 240 personas, 134 de ellos que ahora, hoy, se están torturando y violando.

La marcha reivindicó al nazismo. Así de triste, así de repudiable, así de violatorio de las leyes penales uruguayas, aunque ninguna autoridad judicial lo haya visto (al menos hasta ahora). En medio de esa marcha y en lo que se llamó “una muestra artística”, apareció un muñeco con enorme rostro de mirada que simbolizaba maldad y crueldad, con dos colmillos muy grandes, sostenido por varias jóvenes, y en medio de su frente y sobre sus ojos una Estrella de David, que no sólo es símbolo histórico del pueblo judío, centro de la bandera de Israel, sino que además en ese contexto recuerda muñecos-monstruos similares que se usaron muchos años durante el nazismo, especialmente en las tapas de las revistas y diarios emanados del Ministerio de Propaganda que dirigía Joseph Goebbels.
Los que ordenaron el gasto para construir el muñeco y colocar la Estrella de David, ¿no sabían que estaban diseñando? Los que ordenaron que fuera parte de la marcha y que su imagen recorriera el mundo para que se supiera que en Uruguay desgraciadamente se pretende naturalizar el antisemitismo, ¿no sabían que estaban perpetrando?

El Día Internacional de la Mujer es un homenaje mundial y debe conmemorarse, ¿quién puede dudarlo?
El antisemitismo es otra cosa y la incitación al odio antisemita ni que hablar.

La apología del nazismo es un delito. Si ese muñeco- monstruo se exhibiera en varios países de Europa, los responsables serían enjuiciados y enviados a prisión por apología del odio e incitación a la violencia antisemita.
Esta semana se cumplen 8 años del asesinato de David Fremd. Lo mataron en Paysandú por ser judío. Su asesino dijo que había recibido “un mensaje de Alá”. Los responsables de quitarle a Uruguay la mancha que hoy recorre el mundo de que la apología al odio es posible en las calles sin cortapisas, están a tiempo. Es el mínimo homenaje a la memoria de Fremd. Y es el deber de no permitir que el odio le gane a la razón.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.