Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| sábado abril 13, 2024

El silencio habla: una reflexión del Viernes Santo sobre la persecución de los cristianos africanos por parte del Estado Islámico


«Bienaventurados los que sufren persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos». Mateo 5:10

 

Hoy, los cristianos de todo el mundo conmemorarán el Viernes Santo, ocasión de la crucifixión y muerte de Jesucristo. En todas partes las liturgias serán solemnes y los fieles harán duelo, pero en ningún lugar llorarán más cristianos que en África, donde el rebaño más numeroso de la fe [1] es también uno de los más perseguidos.

Allí, el grito del Viernes Santo [2] resonará con las voces cansadas de innumerables cristianos que sufren silenciosamente la violencia, los abusos y la persecución a manos del Estado Islámico (ISIS). Sin embargo, a pesar de la cacofonía de sus gritos, el mundo –desafortunadamente– permanecerá en gran medida indiferente.

La última vez que la atención del mundo se centró brevemente en los perseguidos del continente fue hace una década, en febrero de 2015. En ese momento, se transmitió un vídeo de ISIS, titulado «Un mensaje con sangre a la Nación de la Cruz», para que todos presenciaran la brutal e impactante decapitación de 21 cristianos coptos ortodoxos en una playa de Libia. Resultó ser sólo un presagio de los terrores venideros.[3]

Combatientes de ISIS decapitan a 21 cristianos coptos en Libia, 15 de febrero de 2015.

Otros ataques notorios del Estado Islámico contra cristianos en otros lugares han generado una atención aún más fugaz: la masacre de 2010 en la catedral siro-católica de Bagdad en la víspera del Día de Todos los Santos, el doble atentado suicida con bombas contra iglesias coptas ortodoxas en Tanta y Alejandría, Egipto, el Domingo de Ramos de 2017, y hace cinco años, los ataques de ISIS contra tres iglesias (dos católicas y la tercera evangélica) el domingo de Pascua en Sri Lanka. Pero en ningún otro lugar el frenesí de ISIS contra los cristianos ha sido tan sangriento y sostenido como en el continente africano.

Combatientes de ISIS decapitan a dos cristianos en Mozambique el 17 de marzo de 2024.

Sin embargo, lo que tampoco sorprende es que los cristianos africanos sigan resistiendo a este terror. Incluso después de casi diez años de persecución –y del silencio ensordecedor del mundo– los fieles están prosperando en el continente como nunca antes; de hecho, los cristianos africanos suman ahora más de 718 millones, la mayor cantidad de cualquier continente.[7]

El cardenal Robert Sarah, guineano y prelado de la Iglesia católica romana, quizás ofrezca una explicación. En una entrevista sobre su libro, El poder del silencio: contra la dictadura del ruido, Sarah señaló:

«Cuando viajé a países que atravesaban crisis violentas, profundas, sufrimientos y miserias trágicas […] observé que la oración silenciosa es el último tesoro de quien no tiene nada. El silencio es la última trinchera donde nadie puede entrar, el único lugar donde permanecer en paz, el lugar donde el sufrimiento depone por un momento sus armas. En tiempos de sufrimiento, ocultémonos en la fortaleza de la oración»[8].

Por eso hoy, en este día de recuerdo silencioso, los cristianos reflexionaremos en silencio no sólo sobre el sufrimiento de Jesús, sino también sobre el continuo sufrimiento de sus seguidores. Y no deberían hacerlo en el silencio de la indiferencia que practica el mundo, sino en el silencio de la oración contemplativa que practican los fieles resilientes de África.

Porque, como escribe el cardenal Sarah: «La gracia de la Pascua es un silencio profundo, una paz inmensa y un sabor puro en el alma. Es el sabor del cielo, lejos de toda excitación desordenada»[9].

Combatientes de ISIS derriban una cruz en Mozambique en febrero de 2024. La cruz lleva la palabra «esperanza» en portugués.

 

*Matt Schierer es investigador del Proyecto JTTM de MEMRI.

 

[1] Gordonconwell.edu/blog/who-owns-global-christianity/, consultado el 27 de marzo de 2024.

[2] Medium.com/@archbishopofcanterbury/my-god-my-god-have-you-forsaken-me-reflections-on-good-friday-in-a-suffering-world-eb1531779771, consultado el 27 de marzo de 2024 .

[3] Véase el informe de JTTM en MEMRI: Video del Estado Islámico (EIIS) muestra la decapitación de 21 coptos en Libia, 15 de febrero, 2015.

[4] Véase el informe de JTTM de MEMRI: ISIS en África (Chad, Camerún, Níger, República Democrática del Congo, Nigeria, Mozambique): Ataques a los cristianos: matando, decapitando, asesinando a sacerdotes y monjas, quemando iglesias, clínicas de salud y hogares – mientras el mundo está mayoritariamente en silencio – ADVERTENCIA: CONTENIDO GRÁFICO, 16 de junio de 2023.

[5] Véase el informe de JTTM de MEMRI Masacre de cristianos – Táctica regular de expansión de la Provincia de África Central del Estado Islámico (ISCAP), 2 de abril, 2021.

[6] Véase el informe de MEMRI “Rompiendo las cruces” y otros males, 10 de noviembre, 2022.

[7] Gordonconwell.edu/wp-content/uploads/sites/13/2023/01/Status-of-Global-Christianity-2023.pdf, consultado el 27 de marzo de 2024.

[8] Catholicworldreport.com/2016/10/03/cardinal-robert-sarah-on-the-strength-of-silence-and-the-dictatorship-of-noise/, consultado el 27 de marzo de 2024.

[9] Sara, Robert. El poder del silencio: contra la dictadura del ruido. 10 de mayo de 2016.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.