Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
8 Nisan 5779 | sábado abril 13, 2019
donativo

Piense en ello: UNRWA, Refugiados Palestinos


Es deplorable que las posibilidades de ser reelecta de la Dra. Einat Wilf a la 19ª Knesset sean tan escasas.

La Diputada de la Knesset, Einat Wilf, una afiliada bien educada y articulada al Partido de la Independencia, del liderazgo de Ehud Barack, piensa que hay dos grandes obstáculos para resolver el conflicto israelí-palestino en el marco de una solución de dos estados: la continuación de los asentamientos en la Margen Occidental y la perpetuación del problema de los refugiados palestinos con la ayuda de la UNRWA (Agencia de las Naciones Unidas para el Socorro de los Refugiados Palestinos) .

Cuando la UNRWA fue establecida en Diciembre de 1949 existían alrededor de 540.000 refugiados palestinos, que se habían escapado o fueron conducidos por fuerzas israelíes fuera del territorio de Israel, dentro de las líneas del armisticio de 1949. Hoy hay más de cinco millones de refugiados palestinos registrados, sólo unas decenas de miles son los refugiados de la primera generación. El resto son descendientes.

La razón de seguir contabilizando a todos los descendientes como refugiados representa un obstáculo para la paz, los refugiados exigen el derecho al retorno al Estado de Israel, que de ser concretado terminaría simplemente con la existencia del Estado de Israel como Estado Judío. El argumento más poderoso de Israel frente a la aceptación de esta demanda es que desde su establecimiento, el Estado Judío ha absorbido a millones de judíos de todo el mundo, incluyendo más de medio millón de refugiados judíos provenientes de países musulmanes.

Debería subrayarse que el problema de los refugiados palestinos es el único problema de refugiados en el mundo que ha sido perpetuado, a costa de miles de millones de dólares de la comunidad internacional. Por ejemplo, después de la Segunda Guerra Mundial hubieron 12 millones de alemanes que fueron expulsados de la Europa del Este y de la ex Unión Soviética y aunque algunos de ellos, que están todavía vivos y sus descendientes sigan con su sueño “de la vieja patria”, no configuran un problema de refugiados alemanes. Uno podría decir que en el caso de los 12 millones de refugiados alemanes ellos simplemente pagaron el precio de la política expansionista de la Alemania nazi y las atrocidades por ella cometidas en el curso de la guerra y nadie realmente se compadeció de ellos.

Pero con el debido respeto, los refugiados palestinos pagaron el precio de la decisión del mundo árabe de luchar contra el establecimiento de un Estado Judío dentro de los límites de la Partición de 1947 y en el ajuste de cuentas final la mayoría de los elementos de la catástrofe que afectó a los palestinos que perdieron sus hogares – la llamada Nakba- fue una consecuencia directa de la reacción árabe a la creación de Israel, en lugar de un establecimiento actual de su estado.

Sin embargo, ya estaba claro que el mundo árabe no tenía ninguna intención de hacer algo sobre la grave situación de los refugiados palestinos, debido a ello y por razones humanitarias las Naciones Unidas decidieron tomar la responsabilidad y de esa manera se ha convertido en un instrumento para la perpetuación, en vez de la solución, ello deduce en el problema.

Volviendo a la Diputada de la Knesset Wilf. En los meses recientes ella ha actuado junto con AIPAC  (Comité de Asuntos Públicos EEUU-ISRAEL), para convencer al Comité de Asignaciones del Senado estadounidense, el que ha hecho traslado de la Enmienda Kirk a la Cuenta de Asignación de Operaciones Extranjeras 2013, lo cual requiere que el Departamento de Estado informe al Congreso cuál es la proporción de los cinco millones de refugiados palestinos apoyados por la UNRWA- una cuarta parte de cuyo presupuesto es cubierto por los Estados Unidos, que ha proporcionado unos u$s4000 millones desde su creación- pertenecen a la primera generación.

La intención de Wilf y sus asociados era ir mucho más lejos, pero el Departamento de Estado logró diluir la propuesta original.

No obstante, cabe señalar que la cuestión de las asignaciones anuales a la UNRWA tenía una agenda anterior en el Congreso estadounidense, antes de que Wilf  fuera elegida miembro de la Knesset. De hecho, las críticas a las operaciones de la UNRWA se plantean habitualmente, todos los días, por los congresistas en forma de proyectos de ley y resoluciones, cuyo objetivo consiste en aumentar la supervisión de la Agencia en cuanto a las contribuciones estadounidenses a ella, y/o fortalecer los procedimientos de auditoría sobre la UNRWA, para evitar que los fondos terminen en manos de los terroristas.

Sin embargo, como la misma Wilf ha señalado, es obligatorio un cambio en los puntos de vista del mundo en general y los palestinos en particular, sobre los refugiados. Para concretar un progreso en el proceso de paz es necesario un cambio en la política israelí sobre los asentamientos, lo que del mismo modo requiere también una nueva disposición.  De hecho, un grupo de expertos en Oriente, advirtieron a Netanyahu, en una reunión que mantuvieron con él, hace dos semanas, que su política de asentamientos y la falta de determinación para hacer frente a los extremistas entre los colonos- especialmente aquellos involucrados en ataques contra los palestinos y sus bienes, como parte de su política “Price-tag”- (precio de etiqueta), no son sólo un obstáculo para el proceso de paz, sino que están propensos a la aparición de una tercera intifada. Los orientalistas(expertos) están especialmente preocupados por la perspectiva de un ataque, por extremistas, a una mezquita principal.

Lamentablemente, la probabilidad de un cambio de actitud del mundo en general y de los palestinos en particular, en la cuestión de los refugiados es tan insignificante, como que aparezca un cambio significativo de la política del gobierno de Netanyahu en la Cisjordania. También es deplorable que las posibilidades de la Dra. Einat Wilf para ser reelecta como miembro de la 19ª Knesset sean escasas.

La autora es docente en el Max Stern Yezreel Valley College y se ha desempeñado como empleada de la Knesset por muchos años

.

http://www.jpost.com/Opinion/Columnists/Article.aspx?id=274185

Traducido para Porisrael.org por Carlos Alberto Vainberg

Difusión: www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.