Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
7 Kislev 5778 | sábado noviembre 25, 2017
donativo

Ciberespacio, la frontera final….


 

(Foto cedida por el la unidad portavoz de los Servicios de Defensa de Israel)

La joven industria cibernética de Israel es una historia de éxitos notables. Entre el Ciber Buro Nacional (en adelante me referiré a él cómo Buro) y la naciente Autoridad de Ciber Defensa, Israel puede proteger su infraestructura critica y continuar cementando su posición como central de energía de la ciber seguridad.

Los aspectos militares de la ciber defensa tienen que ser capaces de trabajar juntos y separados.

Algunas veces se hacen avances dramáticos en campos prominentes lejos de los ojos del público, empequeñecidos por el jaleo de los medios sobre cosas insignificantes.

Uno de esos saltos fue hecho hace dos semanas cuando la legislación de ciber seguridad entro en una nueva fase. Después de prolongadas discusiones, la Knesset voto a favor de unas provisiones temporarias poniendo  el trabajo de base para las ciber defensas civiles de Israel. Como una nación moderna, Israel es altamente susceptible de una amplio rango de amenazas cibernéticas., un hecho que amigos y enemigos están conscientes y uno deja a Israel sin opciones pero reforzar sus defensas en este campo critico.

En 2012, siguiendo las recomendaciones del comité encabezado por el Mayor General (retirado) Isaac Ben-Israel  el Buro fue creado en la oficina del Primer Ministro. El Buro hizo ya un largo camino, señalando el marco de principios que permiten a Israel  proteger mejor sus infraestructuras cibernéticas civiles. Este también fue el caso en el cual la calidad del capital humano involucrado en los esfuerzos gubernamentales pudo haber tenido un impacto significativo en el destino de esta iniciativa, esencialmente, poniendo una alta exigencia para los involucrados en el Buro que tendrían que tener individuos altamente preparados  y queriendo dedicar su tiempo, energía y capacidades para un proyecto cuyos objetivos podrían ser ambiguos.

De alguna manera, Israel ha marcado algunos progresos en términos de ciber defensas civiles y hoy la gente de todo el mundo viene y estudia este campo, así pueden construir una infraestructura y los sistemas en sus propios países.

Haciendo que florezca el desierto

Estaba claro para los capitanes del Buro que persiguiendo la excelencia cibernética sea un hecho de muchas puntas. Incluye el refuerzo del aspecto académico de este campo, dando  coraje al sector de inversiones y construyendo el mecanismo necesario para proteger su infraestructura cibernética corriente y también dando pasos para su desarrollo futuro. El entendimiento fue que Israel sería capaz de capitalizar los logros en este campo, reforzando los lazos de la ciber seguridad en todo el mundo e impulsando su economía como así también sus capacidades defensivas.

La sureña ciudad de Beer Sheva fue seleccionada como el foco de los esfuerzos gubernamentales en este campo. Eligieron transformar a la ‘’capital del sur’’ y a la renombrada Universidad Ben Gurion en un centro de ciber excelencia y también coincidió con la decisión de realojar a la Sucursal de Teleprocesamiento militar en el Negev, dándole a la universidad una mayor prominencia académica.

Sin embargo, el área del gran Beer Sheba, con su importancia nacional, no puede ser  ya considerada como ‘’la periferia’’. Gigantes globales ya reconocieron eso y animados por reducciones fiscales importantes, están poniendo manos a la obra para instalar centros de investigación y desarrollo, mudándolos desde otras localidades en Israel o estableciendo nuevos.

Si este proceso continua, Beer Sheba va a ser referencia común en la comunidad cibernética internacional, un Silicon Valley israelí si se quiere.

La joven industria cibernética de Israel es una historia de notables éxitos. Algunos años atrás, solamente un puñado de empresas principiantes israelíes fueron conocidas en este campo y más de 100 de ellas eran todavía anónimas. Hoy hay muchos nacimientos florecientes para contar y está claro que cuantos más investigadores produzca nuestra academia, más de sus éxitos van a animar a otros a seguir sus sueños, resultando en más capital dedicado para estas iniciativas.

El foco para las ideas en este campo es infinito y el mundo está sediento de ellos. A este respecto, el más grande desafío al que se enfrenta Israel, es  construir una robusta industria cibernética que sirva de incubadora para las ideas que se venden en una etapa temprana de su desarrollo. Correr para vender y perseguir el éxito está arraigado en la cultura israelí, la misma cultura responsable de esta riqueza de ideas.

Guardia Civil

Uno de los aspectos más importantes del  ciber esfuerzo de Israel es señalar las medidas necesarias para proteger la infraestructura civil critica. Estos esfuerzos fueron silenciosamente perseguidos por la agencia de seguridad Shin Bet por años, pero los rápidos cambios en esta esfera requieren ahora esfuerzos más amplios. Se decidió que otro cuerpo estatal, uno removido de la comunidad de inteligencia israelí y otro con actitud tecnológica de esta materia, asumirían esta tarea.

En una democracia, lo mejor es separar las responsabilidades sobre la protección de la infraestructura crítica entre los servicios de inteligencia y otras organizaciones dotadas de los aspectos técnicos de esas medidas protectoras. Israel se decidió a crear un nuevo cuerpo gubernamental, la Autoridad de Ciber Defensa, que actúe independientemente del Buro. Esta autoridad va a determinar el nivel de priorización de la defensa de diferentes cuerpos gubernamentales basada en la escala de valores para comprobar su estado y monitorear el cumplimiento de las medidas de ciber defensa. Adicionalmente, va a completar una base de datos de ciberataques a Israel  y aparte fortalecer  las relaciones con otros países para saber sobre ciberataques fuera de Israel.

La Autoridad de Defensa Civil va a tener que cooperar muy de cerca con las existentes contrapartes y ministerios de gobierno, asi puede priorizar las necesidades de civiles y las organizaciones civiles y privadas. No es tarea fácil, porque se requeriría una clara intervención gubernamental en  compañías públicas y empresas privadas.

Esto es porque hay que aclarar que el único interés en el que navega la Autoridad de Cyber Defensa es la necesidad de proteger  la  ciber infraestructura y no busca interferir en su trabajo.

El hecho que los que hacen las leyes fueron capaces de hacer surgir a la apropiada legislación para facilitar la operación de la Autoridad de Ciber Defensa aunque sea en la forma de provisiones temporarias por ahora, prueba que el Buro estuvo siguiendo el correcto curso de acción. Mientras todavía hay mucho por hacer en este proyecto de ley  la legislación final probablemente va a introducir cambios en la letra de la ley. Las provisiones temporarias son un paso en la dirección correcta.

Este es uno de esos casos en donde Israel no puede esperar a completar el proceso legislativo. El enemigo está en la puerta y tenemos que tomar las contramedidas sin demora. El Buro y  la naciente Autoridad de Ciber Defensa se merecen todas las loas por ilustrarnos como Israel está moviendo los engranajes para contrarrestar las amenazas que flotan en el ciberespacio.

El Mayor General (retirado) Yaakov Amidror es miembro elegido por Anne y Greg Rosshandler como Senior en la Central de Estudios Estratégicos Beguin-Sadat. También es miembro distinguido en JINSA  Centro Geemunder para la Defensa y la Estrategia.

Traducción para Porisrael.org:  Marcelo Piwnica

http://www.israelhayom.com/site/newsletter_article.php?id=35781

 

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.