Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles abril 15, 2020
donativo

La ONU contra el pueblo palestino


Al apuntar a las empresas israelíes que emplean principalmente a palestinos, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU solo ayuda a mantener a este último en la pobreza, un fin que sirve a los intereses de la Autoridad Palestina corrupta, que la ONU apoya automáticamente.

En una flagrante capitulación ante el movimiento BDS, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha publicado una lista de 112 empresas israelíes vinculadas a los barrios judíos de Cisjordania en un esfuerzo por estigmatizar esas empresas y alentar su boicot. Esta decisión altamente politizada no perjudicará a Israel, como se pretendía, sino que socavará el sustento de los muchos palestinos que, debido a la falta de suficientes oportunidades de empleo en las áreas gobernadas por palestinos, se ganan la vida trabajando para aquellos empresas israelíes.

Así, la ONU ha infligido otro golpe económico en una serie de golpes sufridos por el pueblo palestino. La Autoridad Palestina (AP) rechazó una invitación para participar en la conferencia económica liderada por Estados Unidos en Bahrein en junio de 2019 y rechazó los incentivos económicos ofrecidos en el «Acuerdo de un siglo» del presidente Trump sin siquiera escucharlos. La propuesta de Trump, rechazada de inmediato por la AP, incluía, entre muchos otros beneficios, planes para naturalizar a los refugiados palestinos que actualmente viven en condiciones de subsistencia en los estados árabes circundantes. La ONU solo se suma al sufrimiento de los palestinos al causar daño a una de sus fuentes de ingresos.

La violación generalizada de la Autoridad Palestina de los Acuerdos de Oslo de la década de 1990 solo empeoró la posición económica de los palestinos que viven en las áreas actuales A y B. Muchos de ellos aún recuerdan los días más prósperos en que los israelíes vendrían a sus pueblos y también a Gaza para comprar productos palestinos. Todo eso cambió con el trazo de un bolígrafo cuando los acuerdos dieron a luz a la Autoridad Palestina y le otorgaron autoridad sobre la política económica y social en las áreas A y B.

El establecimiento de la autonomía económica palestina tenía la intención de mejorar las perspectivas de prosperidad y mejorar significativamente la calidad de vida de los palestinos. A pesar de las buenas intenciones, sucedió exactamente lo contrario. El gobierno incompetente y corrupto de la Autoridad Palestina condujo al deterioro de la calidad de vida palestina y al aumento de la pobreza al tiempo que permitió a los compinches robar recursos públicos e intercambiar favores políticos para beneficio personal. No es de extrañar que muchos palestinos anhelen los días anteriores a Oslo.

La economía israelí es la fuerza impulsora detrás del crecimiento económico palestino. El salario promedio de los palestinos que trabajan en Israel es varias veces el salario de los palestinos que trabajan en áreas controladas por la AP, y el área industrial en Cisjordania sirve como fuente de ingresos para miles de palestinos. Los palestinos trabajan codo a codo con los israelíes en Mishor Adumim, Shahak, Hinanit, Shaked, Ariel, Kiryat Arba y en otros lugares. Lamentablemente, es probable que todo esto cambie si la decisión de la ONU tiene el impacto deseado en las compañías israelíes que están siendo boicoteadas.

Unos 200,000 palestinos se ganaron la vida el año pasado trabajando en Israel y en compañías israelíes en Cisjordania. La mayoría son empleados de las empresas que la ONU busca boicotear. Estos palestinos miran más allá de la ideología: simplemente quieren ganarse la vida dignamente para mantener a sus familias. Además, fortalecen y contribuyen mucho a la economía de Israel.

Esto lleva a algunas contradicciones políticas interesantes. Por ejemplo, los propios palestinos son a menudo las personas que construyen los barrios judíos de Cisjordania, mientras que sus líderes se burlan de estos mismos barrios como «un cáncer en el cuerpo del pueblo palestino» y amenazan y castigan a los trabajadores de la construcción palestinos por tomar ese empleo. La mayoría no se desanima ni por la incitación retórica ni por las amenazas. También fueron en gran parte los trabajadores de la construcción palestinos quienes construyeron el muro de seguridad que separa a Cisjordania de Israel propiamente dicho. Incluso es posible que el concreto utilizado para hacer el muro fuera comprado a compañías palestinas.

No cabe duda de que si el plan de paz de Trump se presentara ante los palestinos para una votación popular, la gran mayoría estaría a favor. Esto se debe a que el palestino promedio simplemente quiere vivir con dignidad y ganarse una vida digna. Muchos de los «refugiados» palestinos en los estados árabes vecinos no tienen pasaporte, y mucho menos dinero. El liderazgo palestino, por otro lado, disfruta de los beneficios de los pasaportes nacionales y diplomáticos.

Los palestinos que se oponen a la propuesta liderada por Estados Unidos son altos funcionarios de la Autoridad Palestina que desean mantener su acceso a la riqueza donada internacionalmente destinada a su pueblo. La ONU está haciendo todo lo posible para ayudarlos.

Esta es una versión editada de un artículo que apareció en Israel Hayom el 18 de febrero de 2020.

El Dr. Edy Cohen ( Ph.D. Bar-Ilan University) habla con fluidez el árabe y se especializa en las relaciones entre árabes, el conflicto árabe-israelí, el terrorismo y las comunidades judías en el mundo árabe. Es investigador en el Centro BESA y autor del libro El Holocausto en los ojos de Mahmoud Abbas (hebreo).

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://besacenter.org/perspectives-papers/united-nations-palestinian-people/

 
Comentarios

Évidente resulta, que el mayor escóllo para una paz pactada con Israel, lo representan la «Autoridad palestina», y los sectores afines a ella, y no tanto la poblacion «palestina» en su conjunto, la cual sufre las consecuencias de una politica aciaga, y es utilizada como ariete contra Israel …
La ONU en cuanto a ella, se viene prestando a éste estado de cosas, cuando no colaborando abiertamente con él , en un ejercicio de indecencia e ignominiá incalificable …

Dr Cohen. Xq usas el lenguaje de nuestros enemigos? Acaso a los belgas los llamas celtas? Les das una entidad q no les corredponde. Esa región además se llama Judea. Cisjordania se llamó x muy poco tiempo. Supongo q sabes q los romanos le dieron el nombre de Palestina a esa región y solo vivían judíos en 138

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.