Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado abril 17, 2021
donativo

Frenen esta ola de terror antes que crezca

Los terroristas detrás de ambos ataques del lunes deben ser detenidos antes de volver a actuar y las fuerzas de seguridad deben cortar de raíz cualquier ola potencial de terrorismo imitador inspirado por estos ataques.


Atentado terrorista en Jerusalen Foto Maguen David Adom

 

2020, que fue un buen año en términos de la guerra contra el terrorismo, está llegando a su fin con una advertencia brillante e intermitente: el asesinato de Esther Horgan y el ataque terrorista en Jerusalén el lunes podrían indicar una ola terrorista inminente.

Según la experiencia pasada, es seguro asumir que el asesino de Horgan será capturado rápidamente. No parece haber sido un ataque planeado, ciertamente no organizado por una célula terrorista; bastante más probablemente un acto de oportunidad impulsado por el momento. Incluso es posible que comenzara como un ataque criminal, que se convirtió en un brutal asesinato. La historia también está llena de muchos eventos de este tipo, el último de los cuales fue el horrible asesinato de Ori Ansbacher hace casi dos años cerca de Jerusalén.

 

Quienes cometen estas atrocidades tienen un claro interés en que se les etiquete como ataques terroristas en lugar de asesinatos, y en ser etiquetados como terroristas en lugar de asesinos. De cualquier manera, recibirán cadenas perpetuas, pero alcanzar el estatus de terroristas tiene implicaciones dramáticas: en la calle palestina serán percibidos como héroes, recibirán fanfarrias y fondos de la Autoridad Palestina y un grupo de otras asociaciones benéficas. Por lo tanto, podemos suponer que cuando atrapen al asesino de Horgan, afirmará que tenía una motivación nacionalista. Y probablemente atribuirá la terrible brutalidad de su asesinato a la misma excusa.

Horgan fue la tercera persona muerta en ataques terroristas en 2020. Esta es una caída en comparación con los últimos dos años: nueve muertos en 2019 (siete civiles y dos miembros de las fuerzas de seguridad) y 16 personas asesinadas en 2018 (nueve civiles y siete miembros de las fuerzas de seguridad). La caída se atribuye en parte a las medidas preventivas exitosas implementadas por las FDI y la agencia de seguridad Shin Bet, pero también a la pandemia de coronavirus. La Autoridad Palestina ha estado en gran parte bloqueada desde marzo. Muchas personas se han quedado atrapadas en casa, nerviosas, aunque ciertamente evitan el contacto con los demás. En las aldeas palestinas, las patrullas de Tanzim se aseguran  que se observen meticulosamente las medidas de cierre y  que los palestinos no crucen sin control hacia áreas israelíes.

En estas circunstancias, cualquier movimiento innecesario se considera sospechoso y los terroristas han tenido dificultades para operar. Las FDI y Shin Bet se han aprovechado de esto, y después de un breve período de congelación de las actividades antiterroristas cuando estalló la pandemia por primera vez (salvo para operaciones imperativas en casos extraordinarios), han utilizado la situación para golpear duramente a las redes terroristas.

Esto ha contribuido a las bajas cifras, pero no ha cambiado nada en términos de motivación. Tanto los terroristas organizados, específicamente guiados por Hamas en Gaza, como las células localizadas, continúan tramando ataques. Como siempre, los terroristas «lobo solitario» que actúan de forma independiente también son una preocupación constante. El asesinato de Esther Horgan, al parecer, fue perpetrado por uno de estos terroristas lobo solitario, a diferencia del ataque a tiros en la Ciudad Vieja de Jerusalén más tarde el lunes.

Las fuerzas de seguridad de Israel ahora deben centrarse en dos objetivos. Los terroristas detrás de ambos ataques del lunes deben ser detenidos antes de actuar nuevamente (en el caso de la célula de Jerusalén, está claramente armada y es peligrosa). En segundo lugar, las fuerzas de seguridad deben cortar de raíz cualquier ola potencial de terrorismo de imitación inspirada por estos ataques. El principal desafío en este momento es frenar esta ola antes de que crezca.

 

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://www.israelhayom.com/opinions/curb-this-terror-wave-before-it-swells/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.