Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| martes junio 18, 2024

USA examina endurecer las sanciones a Irán


Washington // Aún cuando Barack Obama ha elogiado el «constructivo comienzo» del compromiso diplomático con Irán, simultáneamente, se ha puesto aquí en marcha un esfuerzo para endurecer las sanciones de USA contra el gobierno de Teherán.

El Sr. Obama pidió «creciente presión» sobre Irán, si las conversaciones fracasan en disipar las preocupaciones de USA acerca del programa nuclear secreto de la república islámica. Miembros del Congreso de ambos partidos, mientras tanto, propusieron una variedad de medidas que autorizarían al presidente el imponer medidas más duras, como un camino paralelo a la diplomacia.

El Senador Christopher Dodd, presidente del comité bancario senatorial, dijo ayer, en una audiencia sobre sanciones a Irán, que planea avanzar este mes con «una legislación integral sobre sanciones».

«Estoy comprometido, y pienso que mis colegas también, a asegurar que este congreso equipe a este presidente con todas las herramientas que necesite para confrontar las amenazas planteadas por Irán», dijo. «Nuestra legislación complementará … y reforzará los esfuerzos diplomáticos en curso, y enviará una muy, muy clara señal a los líderes de Irán de lo que les espera si continúan desafiando la voluntad de la comunidad internacional».

Entre las opciones en consideración está una medida que le permitirá al presidente cortar los vínculos de USA con compañías extranjeras involucradas con el suministro de petróleo refinado a Irán. Irán es uno de los mayores productores de petróleo del mundo, pero carece de la capacidad de refinarlo en nafta, un punto potencial de presión al que algunos consideran como el «talón de Aquiles» de la economía del país.

Los senadores buscan también extender el embargo comercial de USA a nuevas entidades, incluyendo una gama de instituciones financieras y compañías involucradas en la construcción de oleoductos en Irán.

Una medida propuesta por el Senador Robert Casey, Demócrata, y Sam Brownback, Republicano, buscaría asegurar que las inversiones de los gobiernos estatales y locales no apoyen a compañías que hacen negocios con Irán.

El Senador Charles Schumer, Demócrata, y Lindsey Graham, Republicano, introdujeron el Reduce Iranian Cyber-Suppression Act, el que prohibiría al gobierno de USA tratar con firmas que exportan tecnología de comunicaciones a Irán.

Las conversaciones sobre sanciones más duras, se produce una semana después de que la república islámica acordó garantizar el acceso de inspectores internacionales al, previamente, emplazamiento nuclear clandestino de la ciudad de Qom. En conversaciones con Estados Unidos y otras cinco potencias mundiales en Ginebra, la semana pasada, Irán acordó también enviar la mayor parte de su uranio enriquecido, abiertamente declarado, fuera de sus límites para ser convertido en combustible.

Pero ayer, legisladores de USA, dejaron en claro que no creen que Irán esté negociando de buena fe.

«Irán, cuando se lo agarra con las manos en la masa, tiene la costumbre de prometer lo suficiente para evitar un fuerte respuesta de la comunidad internacional. No esta vez» dijo el Sr. Schumer. «Deberíamos continuar con las conversaciones con los iraníes, pero no debemos confiar en ellos. La amenaza de nuevas sanciones servirá para fortalecer la mano del presidente mientras buscamos una solución diplomática».

Irán ha enfrentado sanciones de USA, de una forma u otra, desde la revolución iraní en 1979, cuando USA congeló US$ 12.000 millones (Dh 44.000 m) en activos iraníes. El Acta de Sanciones a Irán, que prohíbe a las compañías de USA invertir o comerciar directamente con Irán, ha sido renovada anualmente desde 1995, la última vez por el Sr. Obama.

Daniel Hill, el subsecretario de comercio para industria y seguridad, en funciones, dijo en la audiencia de ayer del comité bancario que las autoridades de USA, recientemente, quebraron una red de compañías que exportaban componentes electrónicos a Irán. Dijo que los componentes se convertían, después, en improvisados dispositivos explosivos en Iraq y Afganistán.

El Sr. Hill citó también el caso de James Gribbin, un ex gerente de ventas de Oyster Bay Pump Works de Nueva York, que fue sentenciado, en enero, a tres años de libertad condicional por tratar de exportar equipamiento de laboratorio, valuado en $300.000, a Irán vía UEA. USA ha liderado un exitoso, en gran parte, esfuerzo para persuadir a los principales bancos del mundo a no negociar con Irán, agregó Stuart Levey, el subsecretario de la Oficina de Terrorismo e Inteligencia Financiera del Tesoro de USA, que también testificó en la audiencia. El Sr. Levey dijo que su departamento ha completado un trabajo sobre un duro paquete de sanciones, aunque no proveyó nada específico.

Sin un más fuerte apoyo internacional, sin embargo, las sanciones han tenido poco efecto, de acuerdo con John Tirman, director ejecutivo del Centro de Estudios Internacionales del Instituto de Tecnología de Massachussets y experto en política de USA hacia Irán. El Sr. Tirman estima que, en conjunto, las sanciones achicaron la economía de Irán en sólo un 1 %

«Eso daña un poco, pero realmente no daña mucho y, claramente, no ha cambiado la conducta de Irán», dijo.

Los críticos de las sanciones temen que la penas dirigidas a la industria petrolera y de gas de Irán podría, desproporcionadamente, afectar a los iraníes medios, quizás alimentando sentimientos anti USA o reforzando a los líderes del país. Otros están preocupados por que el fracaso en asegurar un más fuerte apoyo internacional para las sanciones, continúe embotando su efectividad.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha impuesto tres series de sanciones contra Irán desde 2006, pero las medidas fueron diluidas por Rusia y China, dos miembros permanentes con profundos lazos económicos con la república islámica.

China en particular, ha expandido su relación comercial con Irán en años recientes y ahora provee un tercio de las importaciones de nafta de Teherán, de acuerdo a un reciente informe en el Financial Times.

Después de la revelación de las instalaciones de Qom, el mes pasado, Rusia manifestó alguna apertura a las sanciones, aunque muchos analistas dudan todavía de que el Kremlin apruebe penas duras, particularmente sin China haciendo lo mismo.

El vicesecretario de estado, James Steinberg, que testificó en la audiencia de ayer, dijo que la semana pasada discutió sanciones con importantes funcionarios chinos y enfatizó la importancia de la cooperación china, «Francamente, el foco está ahora sobre Irán. Vinimos a la mesa; Todos buscan su respuesta».

El Sr. Steinberg dijo que el plan de la administración es reunirse con funcionarios iraníes el 19 de octubre, para revisar los detalles de sus recientes concesiones, incluyendo la inspección de las instalaciones de Qom,

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.