Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles febrero 8, 2023

Los palestinos en el valle del Jordán no están preocupados por los planes de anexión

"Israel ya controla este área, entonces, ¿Qué importa si la anexan o no?" dice un residente palestino, que parece estar mucho más preocupado por el costo económico del coronavirus que las disputas diplomáticas


Valle del Jordan. Wikipedia
Las conversaciones sobre los planes de Israel para anexar partes estratégicas de Cisjordania han suscitado críticas de los líderes mundiales y han llevado a la Autoridad Palestina a declarar que están rompiendo todos los lazos con el gobierno israelí. Los planes parecen afectar a todos, excepto a las personas en el corazón del conflicto: los residentes palestinos del Valle del Jordán.
 
El área al comienzo de lo que parece ser un verano tumultuoso es cálida y solemne. No hay una sola señal o pancarta que protesta por la propuesta de paz de Medio Oriente de los Estados Unidos o los planes de Israel de anexar el área.

הבקעה

Una casa palestina en el valle del Jordán
( Foto: Yohanon )
Uno de los residentes locales, Abu Tarek, que vive en la aldea palestina de Al-Auja, cerca de Jericó, en la autopista 90, bebe tranquilamente su café y parece no molestarse por la charla de anexión.
«Soy un palestino que quiere vivir bajo la soberanía palestina», explica. «Ustedes israelíes, ¿Preferirían vivir bajo un liderazgo que no sea israelí?»
Pero parece que el problema no molesta demasiado a Tarek, ya que inmediatamente comienza a hablar sobre su oído sobre las ovejas y el coronavirus económico que ha tenido en el área.
Tarek está mucho más preocupado por la realidad financiera que la diplomática.

הבקעה

El pueblo palestino de Al-Auja ( Foto: Gil Yohanon )
Cuando vuelve el tema de la anexión, se encoge de hombros y dice que ni siquiera está seguro de que el plan se lleve a cabo.
«Por ahora, todo es solo hablar», dice.
Ali, un pensionista de 62 años que está tomando café cerca de Abu Tarek, reitera los sentimientos.
«Israel ya controla esta región, entonces, ¿Qué importa si la anexan o no? Todo seguirá igual», dijo Ali. «Lo único que importa es que la gente aquí va a tener trabajo».
Ali trabajó toda su vida como agricultor para los asentamientos judíos vecinos. Tres de sus hijos también trabajan en agricultura para las comunidades judías locales y el cuarto trabaja como secretario para la AP en Jericó.

הבקעה

Un pueblo beduino en el valle del Jordán ( Foto: Gil Yoahnon )
«En lo que a mí respecta, deje que los estadounidenses anexen la región», dice otro residente local, que se presentó como Al-Auja. «¿Por qué importa quién está a cargo?», Agrega.
Se negó a dar su nombre real, diciendo que podría ser acosado por expresar una opinión tan controvertida.
«Cuando Salam Fayyad fue primer ministro palestino y visitó aquí, escuchó que mucha gente trabaja para los colonos judíos, se enojó y los llamó a trabajar para los empleadores palestinos», dice Al-Auja.
«Le explicamos que no hay empleos disponibles [en la AP] y dijo que se asegurará de que los haya en el futuro. Todavía estamos esperando esos empleos».

הבקעה

Una guardería propiedad de un palestino en el valle del Jordán ( Foto: Gil Yohanon )
A pocos kilómetros al norte, vemos un vivero de plantas. El propietario nos saluda calurosamente y nos muestra lo que su tienda tiene para ofrecer. Cuando le preguntamos si está preocupado por la posibilidad de anexión, lo rechaza y dice: «Olvídate de eso, mira mis maceteros, están a la venta».
En el pueblo de Fasayil (parte de la gobernación de Jericó) nos encontramos con su concejal Ibrahim Abiaat. Él dice que hace unos días recibió una factura de Israel Electric Corporation por un transformador que instalaron en la aldea.
«Siempre le cobran a la Autoridad Palestina y ahora, de repente, me facturan directamente», dice. «Tal vez es una señal temprana de anexión».

הבקעה

Un asentamiento israelí en el valle del Jordán
( Foto: Gil Yohanon )
Abiaat aclaró, sin embargo, ningún funcionario habló con él sobre el tema, ni siquiera los de la AP.
«Por ahora, no pasa nada», dice. «Si se lleva a cabo la anexión, sabremos cómo responder en consecuencia».
Hamdi, uno de los residentes que trabaja en la agricultura, dice que se sorprendió al escuchar que los israelíes que viven en el Valle del Jordán se oponen a la anexión.
«Por supuesto que estarán en contra», dice. «Ahora, le pagan a un trabajador palestino NIS 150 por día, después de la anexión, tendrán que pagar 300 NIS».
Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.