Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes septiembre 24, 2021

Lenguas Judias del Medio Oriente: Judeo Bagdadí

Entrevistaron: Jorge Iacobsohn / Manuel Férez


  • Esta es parte de una serie de entrevistas que hacemos a los profesores del Oxford School of Rare Jewish Languages, cada uno especializado en un dialecto judío, y aquí ofrecemos a los lectores el aporte del profesor Assaf Bar-Moshe, dedicado al estudio de los dialectos árabes judíos.

 

Oriente Medio News- La primera pregunta como de costumbre en Oriente Medio News, ¿podrías decirnos algo sobre tí y tu decisión de dedicarte a este campo de estudio?

Assaf Bar Moshe – Mi decisión de dedicarme al estudio de los dialectos árabes judíos iraquíes se deriva de dos razones. La primera es mi fascinación por las lenguas y la lingüística en general. La segunda es mi herencia familiar. Mi familia emigró de Irak a Israel a principios de la década de 1970. Cuando era niño, estuve expuesto al dialecto judío en el que mis padres solían comunicarse entre ellos. De hecho, el dialecto judío de Bagdad era la única forma en que podía comunicarme con mis abuelos que no hablaban hebreo. Sin embargo, nunca se me había ocurrido que este dialecto fuera digno de investigación hasta que estudié Lingüística en la Universidad Hebrea. Al principio, me centré en la investigación lingüística del chino mandarín, pero cuando uno de mis profesores escuchó que podía hablar y entender el dialecto judío de Bagdad, me instó a cambiar mi enfoque de investigación académica. Y así es como empezó todo.

OMN- Cuéntanos un poco sobre los dialectos judíos de Mesopotamia. ¿Cómo interactuaron con otros idiomas de la región?

ABM- Diferentes idiomas se hablaron en Mesopotamia a lo largo de su historia: acadio, arameo y árabe. Los judíos, que llegaron a Irak durante el exilio babilónico alrededor de 597 aC, solían hablar los idiomas de la región. En lo que respecta al árabe, el tipo de árabe que se hablaba en la región durante la conquista árabe de la misma se conoce como dialecto Qǝltu. Este nombre acuña dos de las características que diferencian a estos dialectos de otros en el mundo de habla árabe, a saber, la preservación del árabe antiguo uvular q y la terminación –tu de la primera persona del singular en el tiempo presente perfecto. El dialecto árabe que se hablaba en Bagdad en la Edad Media era de tipo Qǝltu. La población judía (y cristiana) de Bagdad se aferró a este dialecto a pesar de su declive en favor de un dialecto de tipo beduino que se apoderó de la ciudad gracias a la afluencia de inmigrantes beduinos que llegaron del campo a la ciudad. Por lo tanto, el dialecto judío de Bagdad en realidad refleja la lengua vernácula más antigua de la región. Como minoría, sin embargo, los judíos tuvieron que adaptarse y la mayoría de ellos eran en realidad diglósicos, es decir, hablaban el dialecto judío dentro de su comunidad, pero hablaban el dialecto beduino con sus vecinos musulmanes.

OMN- ¿Qué documentos culturales produjo el judeo árabe baghdadí?

Texto bíblico en judeo-árabe con letras hebreas

Texto bíblico en judeo-árabe con letras hebreas

ABM- En cuanto a los documentos culturales, como cualquier otro idioma judío (incluidos el yiddish, el ladino y otros), el dialecto judío de Bagdad estaba escrito en letras hebreas. El lenguaje escrito se utilizó en la traducción (šarḥ) del Antiguo Testamento y partes de la literatura litúrgica, como la Hagadá de Pesaj. Esta capa literaria de la lengua difiere del bagdadi judío coloquial. En mi investigación, me enfoco en los dialectos árabes judíos coloquiales en Mesopotamia.

OMN- ¿Cuál es la situación actual del dialecto? ¿Cuántos hablantes quedan? ¿El Estado de Israel ayuda a mantener y promover este dialecto? ¿Qué esfuerzos existen para rescatar y estudiar el dialecto o prolongar su existencia cultural?

ABM- Desafortunadamente, el dialecto ya no se transmite a las siguientes generaciones como lengua materna, por lo que inevitablemente se extinguirá en las próximas décadas. Los últimos hablantes nativos del dialecto, que creo que consisten en unos pocos miles, ahora son viejos. Viven principalmente en Israel, pero también hay algunos en los Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Australia y en otros lugares del mundo. Con el entendimiento de que el dialecto ya no será una lengua viva, los esfuerzos se concentran en su documentación y preservación. Esto se hace de dos maneras. Uno es el frente académico, donde se investiga sobre el dialecto y donde se enseña el dialecto. Una de esas nuevas iniciativas es la de la Escuela de Lenguas Judías Raras de Oxford, donde se ofrecerá un curso en línea de árabe judío bagdadi a partir de octubre de 2021. El segundo frente es el frente popular, por el cual las personas, principalmente de la segunda generación de la comunidad, tratan de volver a sus raíces y usar el idioma. Las redes sociales juegan un papel crucial en permitir esta ola de nostalgia para aquellos que cuando eran niños se avergonzaban de su lengua materna.

Algunos ejemplos de otras iniciativas que conozco son:

El proyecto de lengua materna para documentar el discurso de las comunidades judías de todo el mundo (no limitado al árabe).

El Centro de Patrimonio Judío Babilónico en Or Yehuda organiza eventos para la comunidad y tiene un museo y una biblioteca.

En lo que respecta a la investigación, no conozco a nadie que dedique su investigación al dialecto judío de Irak, excepto a mí. Después de haber escrito una gramática del dialecto judío de Bagdad, actualmente estoy trabajando en la Freie Universität Berlin, donde estoy llevando a cabo una investigación sobre el dialecto árabe judío de ˁĀna con el apoyo de la Fundación Fritz Thyssen. ˁĀna es una ciudad en la frontera sirio-iraquí donde los judíos hablaban un dialecto diferente al que se hablaba en Bagdad. Actualmente estoy documentando este dialecto y escribiendo una gramática para él. Estamos al tanto de otras variedades árabes que fueron habladas por judíos en Irak y Anatolia que nunca fueron documentadas. Espero poder cubrir más dialectos en los próximos años, antes de que sus últimos hablantes se hayan ido.

Boda judía en Bagdad. Foto Crédito: Jimena

Boda judía en Bagdad. Foto Crédito: Jimena

OMN- ¿Es consciente la diáspora judía de la existencia y la historia del dialecto de Baghdadi? ¿Por qué sería importante promover el conocimiento de esta lengua judía más allá de los muros de las universidades?

ABM- Creo que muchos de los miembros de la diáspora judía son conscientes del hecho de que los judíos hablaban árabe en Irak. Pocos saben que hablaban un dialecto diferente al de sus vecinos musulmanes. Aún menos están interesados en el dialecto en sí y mi objetivo es permitirles aprender sobre él. Para ser realistas, el público objetivo de proyectos como documentar, preservar y enseñar idiomas judíos no debe ser toda la diáspora. Muchas personas no muestran interés en eso y eso está bien. Es similar a cualquier museo de arte o historia. No podemos esperar que todos los visiten y los obliguen a interesarse. Sin embargo, tenemos que ser capaces de ofrecer fuentes de información y conocimiento a aquellos que están interesados en eso y por el bien de las generaciones futuras.

Los idiomas que fueron hablados por los judíos en la diáspora son una parte integral de la historia y la cultura judía. Además, estas lenguas son muchas veces la herramienta básica mediante la cual podemos acceder al conocimiento sobre la historia y la cultura de estas comunidades. Por eso son muy importantes.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.