Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles julio 6, 2022

Las oficiales israelíes que revelan los secretos de la Guardia Revolucionaria iraní

¿Por qué los iraníes estaban contentos con Trump y qué ha cambiado desde la elección de Biden? ¿Qué tan cerca está Irán realmente de una bomba nuclear? ¿La muerte de líder supremo Ali Jamenei resultará en el derrocamiento del gobierno de los ayatolás? Las oficiales del Directorio de Inteligencia Militar encargadas de Irán cuentan acerca de la batalla que están librando contra el principal enemigo de Israel.Fotos. Portavoz de FDI


D., K. y M. están reunidas en el sótano de la casa del portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) en el norte de Tel Aviv. Las tres ostentan el rango de teniente coronel del Directorio de Inteligencia Militar y se especializan en Irán, cada una en su unidad. Todas han recibido prestigiosos certificados, como el Premio de Defensa de Israel, medallas de honor y certificados de excelencia.
La primera pregunta queda sin respuesta. ¿Sabían sobre la eliminación del comandante de la Fuerza Quds, el general Qassem Soleimani, antes de que los estadounidenses llevaran a cabo la operación? Ninguna contesta.

Las oficiales israelíes que siguen los desarrollos en Irán.

Las oficiales israelíes que siguen los desarrollos en Irán.
()
No fue una tarea sencilla reunir a las tres para conversar, ya que no disponen de mucho tiempo libre. K., jefa de la División de Investigaciones de la Brigada de Investigaciones, llega vestida de civil con su hijo pequeño, Guy. Junto a ella están la teniente coronel M., que está a cargo de un proyecto secreto en la Unidad 8200 y hasta recientemente lideraba el área de Irán en la unidad, y la teniente coronel D., jefa de la rama iraní de la Brigada de Operaciones, que también se encarga de las relaciones con los países aliados de Israel contra Irán y en la investigación operativa de inteligencia.
Si bien no hablan persa, respiran las 24 horas al día, los 7 días a la semana, los vientos que soplan desde los edificios gubernamentales en la lejana Teherán. A veces, echan un vistazo a las páginas de mensajes predefinidos, asegurándose, ante los atentos oídos de la oficial de seguridad de la información, de no desviarse de los preparativos llevados a cabo para el inusual encuentro de ellas con un periodista. Finalmente, D. solicita no filmar la entrevista.
Sus puestos son netamente profesionales. Las controversias políticas sobre la cuestión nuclear se dejan de lado y se centran en hechos y evaluaciones estrictas. «La historia del año pasado comenzó con la elección de Biden a la presidencia de Estados Unidos», explica K.
«Irán llegó hasta el día de hoy magullado, miserable y restringido, y de repente se sintió aliviado por la elección de Biden. Vimos muchas expresiones de esto, pero luego Teherán consideró que el proceso no avanzaba tan rápido y la situación se complicó», señala.

Teniente general K.

Teniente general K.
(Unidad de Portavoces de las FDI)
«Entonces, los iraníes lanzaron una política diferente a la que presenciamos hasta ese momento, cuando comenzó a violar partes importantes del acuerdo nuclear», agrega.
Una de las manifestaciones de esto, según K., fue la aprobación de la Ley Nuclear en el Parlamento de Teherán. “Esta ley erosiona el acuerdo nuclear y establece plazos para la implementación del programa nuclear iraní en etapas: acumulación de material excedente, enriquecimiento de uranio y otros proyectos como la restauración de los sitios en Natanz y Fordo. Ya hemos visto una erosión del acuerdo nuclear en la administración Trump, pero esta ley podría conducir a un salto dramático, especialmente en el tema del material, y daría a los iraníes un gran conocimiento sobre el tema que no se les podrá quitar”, sostiene.
K. conoce la respuesta a la cuestión que surge en todos los debates en Israel: ¿en cuánto tiempo Irán obtendrá una bomba nuclear? A diferencia de muchos, ella sí puede contestar. “Los iraníes avanzan actualmente por un camino que les conviene, donde están pagando un precio bajo; me refiero al material”, manifiesta.
«Se dice que faltan solo unas semanas para que los iraníes alcancen el material fisible necesario para alcanzar armamento nuclear, pero es más complejo el asunto si se quiere obtener una bomba, porque el material tiene que ser procesado de cierta manera y tiene que ser instalado en un determinado misil», explica K. «Según nuestras estimaciones, que se basan en nuestros investigadores tecnológicos y varios organismos de la comunidad de inteligencia, Irán está todavía a dos años de una primera bomba. Pero en términos del material fisible y la acumulación de conocimiento, han logrado un progreso significativo”, subraya.
La teniente general M. cree que el progreso de Irán en el programa nuclear es un movimiento táctico. «Es parte del desafío a Occidente. De hecho, los iraníes afirman que están progresando, por lo que dicen: ‘vengan a detenernos’. Esto se debe, según mi punto de vista, a que están interesados en alcanzar un acuerdo. Quieren hacerlo, pero llegando a la mesa de negociaciones como ‘ganadores’. Por este motivo, están llevando a cabo algunas acciones, como operaciones de ataque, pero algunas de ellas fueron expuestas, y por lo tanto fracasaron».
«Hay una diferencia entre lo que está escrito en el periódico junto a una imagen de una explosión y comprender lo que realmente está sucediendo dentro de ese país y cómo es realmente», dice M.
– Israel ha exigido y está exigiendo cláusulas en el acuerdo con las superpotencias para restringir el programa de armas nucleares y la propagación del terrorismo en el Medio Oriente. ¿Existe la posibilidad de que Irán acepte esto?
D.: – La pregunta es si esto incluso surgirá en las conversaciones.
M., K. y D. recién habían nacido o estaban en el jardín de infantes cuando el líder supremo de la República Islámica fue reemplazado por primera y última vez, a fines de la década de 1980. Ali Husseini Jamenei, de 82 años, sustituyó a Ruhala Jomeini en 1989, y desde entonces ha estado dictando las políticas extremistas para extender la revolución, implementar el programa nuclear e intentar convertirse en una potencia regional.
En los últimos años ha habido informes de que padece cáncer, pero las tres oficiales no tienen prisa por alegrarse incluso si Jamenei deja pronto el mundo. «Si el poder se transfiere a otra figura de Teheran, como [el actual presidente Ebrahim] Raisi, entonces seguramente no sucederá ningún cambio dramático. Pero sigue siendo una transferencia de liderazgo, y ese cambio sólo ha ocurrido una vez y hace mucho tiempo. Además, Jameini no había sido la primera opción para el cargo”, indica M.
Las lecciones de la “Primavera Árabe” y el algoritmo faltante
Es difícil seguir y descifrar los cambios y fenómenos en una dictadura anticuada y conservadora a través de los ojos occidentales, y ciertamente no es fácil responder a las preguntas de las autoridades sobre el enemigo número uno de Israel.
En las últimas dos décadas ha habido varias oleadas de protestas en Irán contra el régimen, dos de las cuales, en 2009 y en 2017, fueron masivas, pero fueron brutalmente reprimidas.
«Si hay algo que nos ha enseñado la Primavera Árabe es que es difícil anticipar los estados de ánimo, y los únicos que saben la respuesta sobre cuándo saldrán a las calles son los ciudadanos iraníes”, señala D. respecto de una posible revolución en Irán.
«Nos esforzamos por saber la respuesta, monitoreamos las redes sociales, pero es más complejo de lo que cuenta la comunidad de inteligencia», dice M. «Hay que dominar una gran cantidad de datos. Incluso si usamos capacidades avanzadas de inteligencia artificial, aprendizaje automático y el algoritmo más inteligente, todavía no estaremos seguros. No tenemos el algoritmo para responder a esta pregunta, pero espero que podamos tenerlo alguna vez”, añade.
– ¿En Irán sucederá desde abajo, desde el malestar del pueblo, como en la Primavera Árabe, o desde arriba, desde los mayores o generales, como estuvo cerca de suceder en Turquía en la década anterior?
– K.: Esta es una pregunta que ni siquiera nos hacemos, porque todos entienden que no será necesariamente un evento solo, sino un conjunto de procesos.
«Cuando pienso en cómo podría ocurrir tal situación, entonces podría comenzar con un amplio malestar popular, pero no vemos una fuerte preparación de los ciudadanos para establecer una alternativa” sostiene K.. «Puede haber una ruptura interna en las autoridades, especialmente después de la muerte de Jamenei, una especie de detonante para los diversos campos que abordarán la cuestión de qué hacer cuando la autoridad desaparezca. De cualquier manera, nos estamos preparando para un amplio espectro de escenarios», añade.
– ¿Sabrá Occidente utilizar la muerte de Jamenei como una oportunidad para cambiar el régimen en Irán?
M.: – Primero tendrán que decidir si quieren hacerlo. También depende del momento en el que nos encontremos en relación con la situación dada. Queremos tomar decisiones de acuerdo al momento que se atraviese cuando suceda, para saber cómo está el pueblo iraní y cuán fuerte está la influencia de la comunidad internacional.
Las tres oficiales hacen todo lo posible para no dejarse atrapar por un vector en particular o enfocarse demasiado en un personaje en particular que están siguiendo, como el jefe de la Fuerza Quds, el general Qassem Suleimani, que fue asesinado por un dron estadounidense hace aproximadamente un año y medio cerca de Bagdad. Además, sugieren no preocuparse demasiado por los ataques de Irán contra buques administrados por israelíes, y recomiendan ver todo como parte de una imagen más amplia.
De las tres oficiales, D. es la que menos declaraciones realiza, debido a que se encarga de las acciones operativas contra los iraníes: las operaciones más secretas y encubiertas.
«Los iraníes se enfrentan a muchas dificultades en Siria y están lejos de cumplir su visión de establecerse en todo el Medio Oriente. Se ven a sí mismos como una potencia, pero en realidad no lo son. No pueden moverse libremente en Siria y no controlan en ningún lugar con firmeza».

Biden Jamenei Trump

El presidente estadounidense Joe Biden, el líder supremo iraní Ali Jamenei y el expresidente estadounidense Donald Trump.
(Ynet)
K. cree que el presidente sirio Bashar Assad no expulsará a los iraníes de su territorio, pero «tiene algo que decirles cuando es blanco de ataques por las actividades que suceden en su país”.
M. aclara: «Irán comprende el costo de su pérdida si desafía más a Assad, porque Siria es un eje que conecta a Irán con Hezbollah».
– ¿Qué calificación le dan al sucesor de Soleimani, el general Esmail Ghaani?
K.: – Los iraníes han visto desaparecer una figura significativa de su visión regional, por lo que ahora están más desordenados, pero eso no significa que no puedan mover armas y establecerse. Al mismo tiempo, esto no puede suceder fácilmente. Soleimani era el modelo de la resistencia de Irán, por lo que era importante para la visión iraní en la región. No muchos se atrevieron a desafiarlo, y hoy las cosas se ven diferentes.
M. expresa: «No me permito determinar que la Fuerza Quds fue debilitada por la eliminación de Soleimani. Sigue siendo un enemigo importante con muchas ambiciones y algunos pequeños logros. A pesar de que sus operaciones se han reducido en el último año y medio y parece menos osada, no podemos bajar los brazos porque no podemos saber lo que sucederá en el futuro».
– Hezbollah recibe 800 millones de dólares anuales por parte de Irán. ¿Pueden usarlos para atacar Israel?
K:- Existe una conexión muy estrecha entre Teherán y Hezbollah, religiosa e ideológica, pero Hezbollah ha crecido mucho y hay un debate filosófico sobre cuánto se pondrá Nasrallah del lado de Irán en diferentes escenarios, y viceversa. Los dos enfoques principales señalan que cooperarán entre ellos, pero la organización libanesa ya tiene una gran presencia civil en el Líbano y, por lo tanto, tiene consideraciones adicionales.
«Si Irán continúa en su estado actual bajo la presión de las sanciones económicas, no tendrá más remedio que reducir los presupuestos que da a sus representantes», dice.
El «diálogo» secreto con Irán
Las tres oficiales se reúnen frecuentemente para conversar sobre Irán, a veces están en de acuerdo, pero otras no. «Creo que el jefe del Directorio de Inteligencia está más preocupado cuando estamos de acuerdo en el mismo tema”, dice D. sonriendo. «Quiere ver que debajo de él hay oficiales con opiniones diferentes que ven las cosas de manera diferente”, agrega M.
Pero no hay disputa entre las tres en al menos en un tema: a pesar de la fuerte presión, Irán no deja de intentar establecerse en la región y actuar también contra Israel. «Irán es un país ordenado y no comete muchos errores, ciertamente no los que tienen graves consecuencias», señala K.
«Las acciones iraníes (como los ataques a barcos) que solemos ver en los medios de comunicación, no nos sorprenden. Conocemos el ‘diálogo’ secreto que tenemos con ellos”, añade.
«Siempre digo en broma que conozco al gobierno de Teherán mejor que al de Jerusalem», afirma K. riendo. «El enemigo al que nos enfrentamos a veces tiene aciertos, pero estas acciones no nos sorprendieron porque forman parte de una larga serie de operaciones. Una de las cosas que más preocupa a Irán es que se forme una amplia coalición internacional contra ellos, tanto en el aspecto del contexto nuclear como del establecimiento regional».
A pesar de las sanciones que Donald Trump impuso a Irán, los iraníes realmente estaban contentos con su mandato debido a que el expresidente estadounidense “se había aislado a sí mismo y a Estados Unidos de Europa, y en ese momento no había consenso sobre Irán”, explica K.
«Cuando comenzamos a hablar de coaliciones contra Irán, y Estados Unidos vuelve a una cooperación profunda con Europa, Teherán se dio cuenta de que está solo en la campaña. Esto podría ser algo importante que podríamos aprovechar», concluye
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.