Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| jueves julio 18, 2024

Israel, Armenia, Azerbaijan: un triángulo complejo

Analiza la Dra.Galia Lindenstrauss del INSS


Días atrás, como es de conocimiento público, fue dirigida al Embajador de Israel en Uruguay Yoed Magen una carta pública de la colectividad armenia uruguaya expresando preocupación y condena – que compartimos plenamente – sobre una serie de incidentes agresivos  protagonizados por vándalos extremistas israelíes hacia armenios en Jerusalem. El último de ellos, hace aproximadamente una semana, fue a un restaurante armenio en la Ciudad Vieja. Lo hemos tratado por separado.

 

Entrando aquí puedes leer una nota al respecto.

Y el segundo tema, aunque mucho más en resumen, mencionado en la carta, se refiere al conflicto entre Azerbaiyán y Armenia. Concretamente, se trata de la disputa sobre el territorio separatista de Nagorko-Karabaj, que hace ya años se declaró independiente, tomando el nombre de Artsaj. Hoy en día, tras la segunda guerra entre las partes en el 2020, sólo parte de Artsaj sigue existiendo como entidad independiente.

La carta, firmada por la Organización Multiinstitucional Armenia del Uruguay, su presidente Dr. Carlos N. Ketzoian, y su secretario  Diego Karamanukian, se refiere al “apoyo que el gobierno de Israel ha dado en reiteradas oportunidades a la República de Azerbaiyán proveyéndola de armamento con el cual ha sido agredida nuestra Madre Patria: la República de Armenia y Artsaj”.

En el cruento conflicto entre estas dos repúblicas que formaban anteriormente parte de la Unión Soviética, Armenia ha asegurado en más de una oportunidad que encontró restos de drones armados israelíes usados por fuerzas de Azerbaiyan contra Armenia.  Al mismo tiempo, Israel tiene buenas relaciones diplomáticas con Armenia, aunque de una envergadura menor en cuanto a canales de cooperación.

Sin minimizar en absoluto el dolor de los armenios uruguayos en este tema, la realidad en el terreno es mucho más compleja que ver a Azerbaiyán como verdugo victimario y a Armenia como víctima en el conflicto entre las partes. Ambos lados tienen razón en algunos puntos y   ambos han incurrido en serios errores, por decirlo delicadamente.

 

Para entender más a fondo qué está ocurriendo y también la arista israelí en este complejo triángulo, nos dirigimos a la Dra. Galia Lindenstrauss, una de las destacadas investigadoras del INSS, la sigla inglesa del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional en Tel Aviv, el más destacado centro de investigación de política y seguridad de Israel.

 

 

P: Galia, cada tanto los titulares mundiales hablan de Nagorno-Karabaj. Te pediría ante todo explicar el trasfondo.

R: Aunque la mayoría de los habitantes de esa región son armenios, en 1921 Stalin, Comisario Ruso para Asuntos Nacionales, decidió que Nagorno Karabacj sería una zona autónoma dentro de Azerbaiyan y no dentro de Armenia. En 1988, entre otras cosas en respuesta a la glassnost y perestroika de Gorbachev, los armenios en dicha región se levantaron y exigieron unirse con Armenia. Con ello comenzó un conflicto violento entre las partes, que duró entre 1988 y 1994. En medio de ese período, en 1991, los armenios declararon la independencia de Nagorno –Karabaj, llamándole Artsaj. Luego conquistaron otras partes de Azerbaijan, siete distritos pegados a Nagorno-Karabaj, aproximadamente el 14% de Azerbaijan. En la guerra del 2020, que duró seis semanas, Azerbaijan reconquistó esos distritos.

 

P: ¿Cómo definir este conflicto: étnico o religioso? En realidad, también puede ser ambas cosas a la vez.

R: Es ante todo un conflicto étnico, aunque ambos países se diferencian también desde un punto de vista religioso.

 

P: Armenia es cristiana y Azerbaijan musulmana.

R: Exacto. Además vemos que Irán apoya a Armenia a pesar de ser un Estado cristiano. Y Azerbaijan, como parte del legado soviético, pone énfasis en ciertos aspectos del secularismo.

 

P: ¿Se puede hablar aquí de “buenos y malos”? ¿De un lado que tiene razón y otro que no, o de un agresor y otro que es víctima? ¿O es mucho más complicado?

R: No, no se puede hablar en términos de buenos y malos. Es más complejo. En los años especialmente álgidos del conflicto, entre 1988 y 1994, cientos de miles de personas quedaron desplazadas en ambas partes. Ambos lados incurrieron en casos de limpieza étnica, tanto Azerbaiyan como Armenia. El hecho es que en el territorio independiente de Artsjaj hoy hay solamente armenios. Los armenios tienen razón al decir que ellos son la mayoría en la zona de Nagorno-Karabaj, pero por otro lado tienen razón los azeríes al decir que es muy problemático cambiar fronteras que fueron fijadas en la época soviética. También hay lugares sagados para Azerbaiyan dentro de la zona en disputa. Por ende, yo diría que no se puede hablar aquí de una parte que tiene razón sino que ambas partes han sufrido por este conflicto y que el problema de los desplazados de ambas partes aún es muy doloroso.

 

¿Cuál es el papel de Israel?

 

P: Galia, la pregunta que a mi modo de ver es la más difícil y dolorosa de todas: ¿qué tiene que ver Israel con este conflicto?

R: En los años 90 se desarrollaron relaciones entre Israel y Azerbaiyan, como parte del triángulo de relaciones también con Turquía, alentadas por Washington. El hecho que Irán es una amenaza común tanto para Israel como para Azerbaiyan, aportó a que ambos países desarrollen y fortalezcan sus relaciones. Dado que Israel percibe la amenaza iraní como un tema existencial , le da una importancia especial a la cooperación entre Israel y Azerbaiyan. Además, Azerbaiyan quiere tener mayor margen de maniobrar en sus relaciones exteriores, por eso la cercanía a Israel también le es importante.

Años atrás, el entonces – y actual –  Primer Ministro Netanyahu reunido con el Presidente de Azerbaiyan Aliyev Ilham (Foto: GPO)

 

El entonces Presidente Reuven Rivlin, con su par de Armenia Dr. Armen Sarkissian, de visita en Jerusalem
(Foto: GPO)

 

 

P: Recordemos que había una situación inusual, por la que desde la independencia azerí en 1994 hay relaciones diplomáticas y embajador de Israel en Bakú, pero recién hace unas dos semanas se abrió la embajada de Azerbaiyán en Israel.

R: Así es.

 

P: Israel no habla de eso oficialmente pero está claro que vende armas a Azerbaiyan. Imagino que las consideraciones no son la ganancia de la venta.

R: Azerbaijan es uno de los grandes clientes de las industrias de seguridad de Israel. Hay algo de fondo que debe entenderse respecto a la venta de armas.Dados los numerosos desafíos de seguridad con los que lidia Israel, no puede basarse sólo en la posibilidad de comprarle armas a otros sino que precisa tener sus propias industrias de seguridad. Todos los países que avanzaron en este campo de desarrollo armamentista- y para Israel esto es una necesidad clave-  también venden armas ya que sin ello no podría tener su industria de seguridad independiente, que es clave para su propia seguridad. Pero además, está el tema que ya mencioné: Israel ve la cooperación con Azerbaijan como un elemento clave en la estrategia destinada a frenar a Irán.

 

P: Muchas gracias Galia. Seguramente hay mucho más para hablar y profundizar.

R: Gracias a ti.

 

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.