Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| viernes mayo 24, 2024

Miembro de la OLP y funcionario del FPLP se manifiesta en contra de la participación de chicos en ataques terroristas: ‘Nuestros hijos nacieron para vivir’; la muerte no debe ser su objetivo


En medio del creciente fenómeno de los chicos palestinos que cometen terrorismo contra la población israelí, el político y columnista Nihad Abu Ghosh, miembro de la OLP y alto funcionario del Frente palestino para la liberación de Palestina (FPLP), se pronunció en contra de este fenómeno en su columna publicada en el diario sede en Jerusalén oriental Al-Quds. Titulado «Nuestros chicos nacieron para vivir y nuestro pueblo nació para ser libre», la columna se desvía del discurso dominante en la prensa palestina, llamando a la sociedad palestina a adoptar una postura firme y «valiente» en contra de la participación de chicos en la lucha armada contra Israel. Los chicos, dice Abu Ghosh, pertenecen a sus familias y a la escuela y deben disfrutar de su infancia hasta que crezcan y alcancen la madurez suficiente como para decidir participar en la lucha contra Israel. Abu Ghosh también condena a las facciones palestinas que dice, compiten entre sí prodigando elogios a los chicos terroristas y les insta a enviar a sus combatientes ya adultos a llevar a cabo operaciones, en lugar de alentar a los chicos a hacerlo. Este agrega que «ningún hombre en su sano juicio desea que sus hijos libren la guerra en su lugar» o que los maten, incluso por el bien de la patria o por algún otro objetivo más elevado. “Es inconcebible que la muerte sea nuestra meta y la meta de nuestros jóvenes o hijos, que nacieron para vivir y mirar hacia el futuro”, este concluye y llama a la sociedad palestina a proteger a los chicos y crear consciencia sobre este tema

En respuesta a la columna de Abu Ghosh, el Dr. ‘Issam Shawer, columnista del diario de Hamás Filastin, lo acusó de distorsionar los hechos y dirigir acusaciones falsas hacia las facciones palestinas, siendo estas la columna vertebral de la resistencia contra Israel. Estas facciones, dice Shawer, emiten declaraciones dándole la bienvenida a cualquier operación contra Israel, incluso antes de que descubran la identidad y edad del agresor, pero no envían chicos para que realicen operaciones en su lugar y no espera que lo hagan. Este agrega que la resistencia de las facciones palestinas ya no se realiza con piedras y bombas incendiarias, sino con misiles, bombas, drones y demás armamento similar.

Lo siguiente son extractos traducidos de la columna de Abu Ghosh y de la respuesta dada por Shawer.

Nihad Abu Ghosh: Debemos adoptar una postura contra la participación de chicos en la lucha armada; una persona sana no desea que sus hijos libren una guerra y mueran en su lugar

Nihad Abu Ghosh escribió lo siguiente: «En medio de las recientes y consecutivas oleadas de operaciones de resistencia – que fueron lo que llamamos una respuesta natural a los crímenes de la ocupación, hubo algunas operaciones emocionales llevadas a cabo en los territorios ocupados por chicos menores de 18 años de edad, es decir, por debajo de la edad de madurez mental y de responsabilidad legal, de acuerdo a todas las leyes nacionales e internacionales. Esto en sí mismo da lugar a algunas cuestiones políticas, legales y de moral que nos exigen a los palestinos – facciones, individuos e instituciones – adoptemos una postura clara, valiente y firme ante este fenómeno.

«No hay necesidad de repetir el hecho conocido de que los crímenes de la ocupación no distinguen entre adultos y chicos o entre hombres y mujeres. Todo palestino es un objetivo legítimo para las armas asesinas sin control de los soldados y colonos, que son apoyados y alentados por el gobierno fascista israelí y están legitimados por una serie de leyes de discriminación racista. La resistencia es la forma más noble de lucha política conocida por los pueblos del mundo y suele ser el arma de los débiles y los derrotados ante la violencia del opresor más fuerte. Las cartas magnas y leyes internacionales lo respaldan y se ha vuelto un factor de innegable eficacia en la restauración de nuestra identidad nacional palestina… Pero la resistencia necesita de una buena orientación, ya que es un medio más que un fin en sí mismo…

“Debemos ser claros y firmes respecto al fenómeno de los chicos que participan en las operaciones de resistencia y decir inequívocamente: Los chicos menores de edad legalmente responsables no deben ser parte de la lucha armada. Los chicos pertenecen a sus familias y a la escuela. Ellos poseen el derecho de disfrutar su infancia hasta que puedan tomar una decisión madura y consciente de cómo participar en la lucha de su pueblo. Es evidente que los chicos que participan en la resistencia son víctimas de la ocupación, siendo esto lo que les empujó a ellos y a otros jóvenes a elegir este camino. Los chicos son seres sensibles y emotivos y el ver los crímenes cotidianos de la ocupación les agita al máximo, haciéndolos tomar cualquier cosa que tengan a mano, ya sea unas tijeras o un destornillador, sin formación ni planificación. Estos recogen los medios más cercanos y disponibles y así se convierten en víctimas de las ejecuciones de campo que el enemigo llama ‘neutralizar’ al atacante.

“Nuestro pasado cercano y lejano está repleto de historias de heroísmo y martirio de jóvenes y chicos, de los cuales estamos orgullosos, tales como ‘los chicos RPG’[1] y ‘los chicos de las piedras’ en la primera Intifada, pero todo tiene su momento y sus circunstancias, las facciones de nuestro pueblo y los sabios combatientes nunca se escondieron detrás de los chicos ni los vieron realizar sus operaciones para luego jactarse de ello.

«Es desconcertante que las facciones nacionales compitan entre sí prodigando elogios a las operaciones realizadas por chicos y describiéndolas de fenómeno natural y respuesta a los crímenes de la ocupación. De hecho, incluso piden más de las tales víctimas, sin enfatizar que estos chicos son en realidad víctimas de la máquina asesina israelí. Mientras estén convencidos de que la lucha armada esté justificada, las facciones deberían reclutar a sus miembros y enviarlos a combatir en estas operaciones, en lugar de enorgullecerse por las acciones de los chicos…

“Nadie en su sano juicio desea que sus hijos libren la guerra en su lugar o que los maten, incluso por el bien de la patria o por algún noble ideal… No queremos ver a nuestros hijos ni a los hijos de nadie más sacrificando sus vidas y convirtiéndose en mártires. Nuestras creencias sobre el destino de los mártires y la recompensa que reciben de Alá en el más allá no le restan valor a esta simple verdad, ni ninguna de las otras cosas que decimos para consolarnos a nosotros mismos. Muchas veces insistimos en decirle a la madre del mártir que sea fuerte, soporte su sufrimiento con fortaleza e incluso ulule de alegría por la muerte de su hijo – y de hecho ella puede hacerlo, motivada por emociones indescriptibles, incluyendo un sentido de unidad con el hijo que ha perdido. Pero, a pesar de esto, la llama de su pena, dolor y pérdida jamás se extinguirá mientras ella viva, es inconcebible que la muerte sea nuestra meta y la meta de nuestros jóvenes y chicos, que nacieron para vivir y mirar hacia el futuro. Protejámoslos como lo hacemos con nuestros ojos, difundiendo una conciencia y una cultura que proteja a nuestros chicos y su niñez, para que puedan vivir en un país libre…”[2]

Columnista afiliado a Hamás: Las facciones de la resistencia acogen cualquier ataque contra la ocupación, pero no alientan a los chicos a llevar a cabo ataques

Al día después de la publicación de la columna de Abu Ghosh, el Dr. ‘Issam Shawer, columnista del diario Al-Risalah de Hamás, publicó una respuesta en la que acusaba a Abu Ghosh de distorsionar los hechos. Las facciones palestinas dijo, de hecho acogen con beneplácito cualquier acción contra la ocupación, sin importar quién la haya llevado a cabo, pero no envían chicos a combatir en su lugar. Este escribió: «La lucha palestina contra el ocupante israelí ha alcanzado un estado que el enemigo nunca imaginó ni en sus peores pesadillas. Ahora vemos que el enemigo, en el que una vez se negó a tolerar incluso a los chicos que arrojaban piedras, está tratando de acostumbrarse a vivir en una nueva realidad, en la que las facciones de la resistencia utilizan diversos tipos de armas y son capaces de llegar a todos los rincones de la Palestina ocupada. La resistencia palestina en la Franja de Gaza ha logrado imponer nuevas ecuaciones de lucha que hacen las cosas aún más difíciles y más complicadas para el ocupante… una situación que convierte a la resistencia en una amenaza casi existencial para la ocupación. Esta es una realidad que el estado de ocupación y la comunidad internacional reconocen muy bien.

“En medio de esta situación y estas verdades incontestables, algunos de nosotros estamos tratando de tergiversar los hechos sin evidencia ni prueba alguna de ello. Un ejemplo es lo que hizo un analista político que solía ser un alto funcionario de la OLP. Este utilizó un apuñalamiento realizado por un chico palestino[3] como una oportunidad para atacar a las facciones de la resistencia, especialmente a las de la Franja de Gaza y hacer todo tipo de acusaciones en su contra, alegando que han renunciado a sus armas y a su resistencia y están esperando que los chicos de Palestina actúen en su lugar.

“Las facciones palestinas no envían chicos a realizar operaciones y no esperan que lo hagan, ni las familias palestinas. Estos son casos raros que suceden porque algunos chicos se ven afectados por la brutalidad de las acciones llevadas a cabo por el ejército de ocupación contra gente que les rodean, ya sea contra su familia o contra la sociedad palestina en general – los cuales son mostrados en los medios de comunicación. Las declaraciones emitidas por las facciones que dan la bienvenida a estas operaciones no alientan a los chicos a llevarlas a cabo. Estas declaraciones de bienvenida son publicadas después de cada operación contra la ocupación, incluso antes de que se conozca la identidad y la edad del atacante, u otros datos personales sobre su persona.

«La columna vertebral de la resistencia palestina son las facciones en Gaza, cuyo liderazgo es conocido y quien sigue planes y decisiones ya calculados. Ellos ya no resisten con piedras y bombas incendiarias, sino que combaten con lanzamisiles, morteros, misiles Kornet antitanques y misiles antiaéreos. Estos utilizan drones y otros equipos y medios, algunos de ellos conocidos y otros desconocidos para nosotros y para otros. Este tipo de resistencia no puede ser llevada a cabo todos los días o en respuesta al mismo crimen del enemigo israelí, incluso si es considerado un crimen mayor ante los ojos de la población palestina, los analistas políticos o incluso algunos de los precipitados líderes de la facciones de la resistencia…”[4]


[1] La referencia es a los chicos en los campos de refugiados palestinos del Líbano que fueron enviados a disparar cohetes RPG contra las fuerzas israelíes durante la guerra del Líbano en 1982.

[2] Al-Quds (Jerusalén), 19 de febrero, 2023.

[3] La referencia es a un intento de apuñalamiento llevado a cabo el día 13 de febrero, 2023 en el puesto de control Shu’afat al norte de Jerusalén por un chico palestino de 13 años llamado Mohammad Basel Zilbani.

[4] Filastin (Gaza), 20 de febrero, 2023.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.