Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles abril 17, 2024

El desafío de Israel: Preservar los Acuerdos de Abraham mientras Estados Unidos reduce el perfil regional

Israel debería discutir con EE.UU. una serie de medidas inmediatas en respuesta a los recientes acontecimientos en el Golfo. Esto incluye una solicitud urgente de que la Casa Blanca invierta recursos para mantener los Acuerdos de Abraham.


Arabia Saudí no puede confiar en Estados Unidos para garantizar su seguridad: ese, en pocas palabras, es el mensaje que los saudíes emitieron con su decisión de renovar los lazos diplomáticos con Teherán.

La disminución de la atención de la administración Biden hacia el Medio Oriente, su política hacia Irán y la arrogancia que Washington ha mostrado hacia sus aliados en la región han empujado a Riyadh a formular una póliza de seguro alternativa en la forma de entrar bajo el paraguas de Beijing, mientras que al mismo tiempo también estrechando las relaciones con Moscú. Este desarrollo simboliza otra etapa más en el debilitamiento de la posición de los EE. UU. en la región y el fortalecimiento del contraeje liderado por China con el apoyo parcial de Rusia.

Incluso los partidarios más fervientes de un «enfoque diplomático» en la Casa Blanca tendrán dificultades para negar el alcance de su fracaso hasta ahora en lo que respecta a Irán y el alto precio que Estados Unidos está pagando como resultado. Bajo la vigilancia de Biden, los ayatolás se han vuelto inmunes. Irán está acelerando sus esfuerzos nucleares militares, continúa con acciones subversivas y mantiene una política agresiva a través de terroristas y milicias proxies operados por el IRGC.

Metiendo un dedo medio figurativo en los ojos de los estadounidenses, Teherán está suministrando drones suicidas a Rusia para ayudar en su guerra contra Ucrania y está estrechando la cooperación militar con Moscú. Irán también se prepara para enviar sus tentáculos a otros escenarios como América Latina y el noroeste de África donde espera avivar el conflicto entre Argelia y Marruecos.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, ha rechazado con desprecio el brazo extendido de Washington y sus socios que han tratado de revivir los «acuerdos nucleares». Irán ha ganado confianza en sí mismo y ha aprovechado al máximo la ingenuidad de Occidente y su falta de entusiasmo para agarrar el toro persa por los cuernos.

La indiferencia mostrada por la Casa Blanca ante estos acontecimientos y la forma en que ha tratado a Arabia Saudí y sus socios del Golfo como si estuvieran en su bolsillo, acortaron el camino entre Pekín y Riyadh. Tampoco ayudó la pálida respuesta de Washington a los gritos de auxilio de Volodymyr Zelenskyy en vísperas de la invasión rusa a su país. Fue en este contexto y con el aliento de China, que vio la oportunidad de llenar el vacío dejado por la reducción de la presencia estadounidense en el área, que Arabia Saudita abrió el camino para renovar los lazos con Irán.

«El fin de la hegemonía estadounidense en la región», fue como el asesor militar de Khamenei calificó la renovación de los lazos entre Riyadh y Teherán. El canal de televisión libanés Al-Mayadeen coronó con gran satisfacción a EE. UU. e Israel como los grandes perdedores de la medida, y a China como el gran ganador que ahora podrá penetrar en el mundo árabe y musulmán a través de las puertas de Irán y Arabia Saudita. .

Estos pronósticos no deben descartarse, pero tampoco deben verse como profecías. Las raíces de la hostilidad entre Arabia Saudita e Irán están enraizadas en la religión y el origen étnico y estos factores no desaparecerán como resultado de un acuerdo u otro. Además, EE. UU. y Occidente aún pueden influir en la imagen, especialmente en vista de la legitimación que Irán continúa brindándoles para intervenir a través de su comportamiento provocador en el frente nuclear y su participación en la guerra en Ucrania.

Desde la perspectiva de Israel, la amenaza iraní permanece como estaba y, por lo tanto, no hay lugar para que cambie su enfoque y demandas. Israel hizo lo correcto al repetir una y otra vez que su compromiso de defenderse contra un Irán nuclear no depende de factores externos.

Dada la declaración de los chinos el mes pasado sobre su apoyo a la reanudación de las negociaciones sobre los acuerdos nucleares, se debe tener en cuenta la posibilidad  que una reanudación de las conversaciones pueda volver a la agenda internacional, ya sea públicamente o entre bastidores. Israel, por su parte, debería seguir presionando a Estados Unidos para que declare la «muerte» del acuerdo con Irán y ponga sobre la mesa una opción militar creíble.

En cuanto a la posible normalización entre Israel y Arabia Saudí, parecería que las posibilidades han disminuido tras el acercamiento entre Teherán y Riyadh, pero Israel no debería cejar en sus esfuerzos en este frente. Es muy posible que los saudíes vean el progreso en la normalización como un medio para distribuir su riesgo y como un acto de equilibrio frente a Estados Unidos e Israel; en segundo lugar, los lazos que se han construido se mantendrán para cualquier oportunidad que pueda surgir en el futuro.

Junto a todo esto, Israel debería discutir con EE.UU. una serie de medidas inmediatas a tomar como conclusión de los acontecimientos, entre ellas la urgente necesidad  que la Casa Blanca invierta recursos para mantener los Acuerdos de Abraham y asegurar el estatus estadounidense e israelí en la región. Por ejemplo, brindar apoyo a Egipto, completar el acuerdo de paz con Sudán, reconocer la soberanía marroquí en el Sáhara Occidental y traer más países al círculo de normalización.

La lección de los acontecimientos es muy clara: no existe el vacío diplomático; cuando Estados Unidos no está activamente presente, ¡Cede su lugar a otras fuerzas!

 

***Meir Ben Shabbat se desempeñó como asesor de seguridad nacional de Israel y jefe del Consejo de Seguridad Nacional entre 2017 y 2021. Es director del Instituto de Estrategia Sionista y Seguridad Nacional, en Jerusalén.

https://www.israelhayom.com/2023/03/13/israels-challenge-preserving-the-abraham-accords-as-us-lowers-regional-profile/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.