Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles abril 17, 2024

Si yo no por mi, ¿Entonces quién?


Musaad-al-Aiban-ministro-de-Estado-saudi-Wang-Yi-maximo-responsable-de-la-politica-exterior-china-y-Ali-Shamkhani-secretario-del-Consejo-de-Seguridad-Nacional-de-Iran.-

La futura relación entre Arabia Saudi e Irán que, tras años de desencuentro, ahora han comenzado una nueva etapa bajo el parasol chino, esboza una señal de alerta para Israel y para todo Occidente. Petróleo sobre petróleo el poder islámico crecerá aún más y una débil comunidad europea y un aún más débil Estados Unidos han sido apartados-o pronto lo serán-del camino. No pueden ofrecer lo que no tienen: seguridad en sí mismos Es en este momento  que se ve a las claras lo mal presidente y líder que fue Obama, y lo mediocre que parece y es Biden. Se retiraron de escena antes de tiempo, aflojaron el músculo americano de manera gradual pero irreversible. Es hora, entonces, de que Israel vuelva a poner la famosa fase de Hillel  sobre la mesa: ´´si no yo por mi, ¿entonces quien ? Y si no ahora ¿cuándo?´´. El país está habituado a sufrir presión del entorno, pero ciertamente no lo está a padecer una disensión interna tras otra. El mal parece, hay que decirlo, universal, pues los políticos mediocres crecen como setas en la penumbra del bosque social. En todas partes percibimos la ausencia de  grandes estadistas, de pensadores y sociólogos de alto nivel que enfaticen el bien común y dejen de lado pequeñeces. Un diagnóstico rápido evidencia la metástasis de los extremos, se escoge el dogma en lugar del pacto, el litigio en lugar del consenso, el desprecio en lugar la compasión y el espíritu de asistencia.

               Habiendo llegado a este punto, la inteligencia natural y la inteligencia artificial deben enfatizar sus labores para que la sagacidad, la astucia incluso, prolongue sus antenas y afine aún más, si cabe, sus percepciones. Todo el trabajo debe hacerse bajo tierra o por aire, dejando el agua y el fuego para más adelante. Somos, al menos, afortunados de que los avances técnicos nos ayuden en la tarea.  Israel aún tiene ventaja, pero no por mucho tiempo. La habilidad tanto psicológica como técnica deben incrementarse día a día, ya que, como estamos viendo, los conflictos ya no se dirimen fácilmente con hierro candente y carros de guerra. Am hazé Levadó ishkán, dice nuestra tradición. Moramos y moraremos solos durante mucho tiempo aún, así que es en nosotros mismos que debemos proyectar nuestra confianza. No es hora de criterios legales sino de reunir opuestos, emplear talentos, desarrollar puentes. La sensatez nos es una virtud difícil de desarrollar, pero es obvio que sin ella no se llega lejos ni se puede emplear el perdón como argamasa. Precisamente eso es lo que necesita la sociedad israelí y sus partes entre sí: perdón y cuenta nueva. La idea de aspirar al máximo es un error en lo colectivo y una buena característica en lo individual. Todos los partidos se creen únicos y justicieros, y no son más que parcelas, fragmentos, ángulos de visión. Irán gana y desde luego Arabia Saudita sale perdiendo en este nuevo tramo de su relación. Ya se verá en su momento. Lavarle la cara a una tiranía abyecta tiene un precio, incluso para una tiranía más benigna.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.