Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| domingo marzo 3, 2024

La triste verdad que hay que conocer, con Adi Carmi, ex alto oficial en el Shin Bet


Adi Carmi tiene en su haber una larga trayectoria de décadas dedicadas a la seguridad de Israel. Como alto oficial en las Fuerzas de Defensa de Israel y luego en el Shin Bet (Shabak), el Servicio General de Seguridad , ha tenido que especializarse en el desafío del terrorismo palestino.  Lo entrevistamos para analizar la situación actual, la guerra contra Hamas y el alto el fuego aceptado para poder salvar a decenas de los casi 240 secuestrados. Pasaron unos días desde nuestra conversación y mientras tanto, como es sabiado, ha terminado el alto el fuego. Este es un resumen de lo conversado.

 

P: Como ciudadano israelí, con un trasfondo tan rico en seguridad, ¿cómo vive usted esta época tan terrible marcada por la masacre del 7 de octubre?

R: Con mucho dolor. Por un lado, está la dimensión personal, ya que ese sábado mi cuñada me llamó desde Nir Oz  temprano por la mañana para decirme que había terroristas fuera de su casa, y que ella y su pareja estaban en una situación de combate, desde la habitación de seguridad. Afortunadamente lograron sobrevivir pero la  madre de él fue secuestrada y su hijo está desaparecido. En los últimos días, en el marco del alto el fuego y la liberación de secuestrados, ella fue devuelta a Israel.

 

P: Es un alivio, aunque quedan tantos por salvar.

R: Así es.

 

Las fallas

P: ¿Cómo explicar que Hamas haya logrado hacer algo así?

R: A nivel profesional, simplemente no creí que algo así podía suceder, porque conozco muy bien al Hamás y las capacidades de la organización, conozco las capacidades de las Fuerzas de Defensa de Israel, como quien sirvió en el ejército, soy egresado de la compañía de reconocimiento de la brigada Golani (Sayeret Golani), fui comandante de compañía y luego de allí pasé al Shin Bet (el Shabak) durante muchos años. No pensé que nos podían sorprender en el nivel de Inteligencia. Y no pensé que si colapasa la Inteligencia el ejército no iba a lograr frenarlos en la valla fronteriza. Como quien combatió en el Líbano, estuve en los territorios, me topé con terroristas y me sentí siempre preparado para el combate. Me sorprendí al igual que cualquier otro ciudadano israelí que algo así podía llegar a suceder.

P: Hay mucho para investigar después de la guerra…

R: No hay duda. Ocurrió aquí un hecho que habrá que estudiarlo durante mucho tiempo, muchos años, de lo que tendrá que ocuparse en profundidad una comisión de investigación. Pero ahora, lo primero, es enfocarnos en triunfar en esta guerra y lograr el regreso de todos los rehenes.

P: Y todo el tiempo se multiplican los testimonios que indican que había señales en el terreno que eso es lo que estaban preparando  pero que no fueron interpretadas debidamente.

R : Todo miembro de la Inteligencia debía entender que se estaba entrenando para algo así. La soldadas encargadas de observar la frontera los vieron, tenían claro que algo estaba ocurriendo…y la única pregunta era si iban a tener la audacia de hacerlo realmente y cuándo lo iban a hacer. Y nosotros deberíamos habernos preparado para eso. Se vio cómo se entrenaban. El tema es que yo personalmente en ningún momento hubiese pensado que el ejército no estaba preparado con fuerzas masivas, con tanques, con puestos  militares para lidiar con eso.

Pero prefiero que esas cosas se analicen e investiguen después de que triunfemos en esta guerra. Vamos a triunfar y destruir todas las infraestructuras del Hamás en la franja de Gaza, y lo haremos a fondo, como debe ser.

 

P: ¿Hay alguna luz en esta oscuridad?

R: Por un lado el 7 de octubre es un “día negro”, y por otra parte, estoy orgulloso de mi pueblo y del espíritu de mi pueblo, y cómo recuperamos la compostura, matamos a la mayoría de los terroristas que entraron a Israel y no les dio tiempo de regresar. Estoy orgulloso de los combatientes que entraron a Gaza y comenzaron a realizar el trabajo y combatir en forma profesional y simplemente aniquilar a los terroristas.

 

“Nunca lo creí”

 

P: Es increíble pensar que el día antes de la masacre, seguían entrando a Israel casi 20 mil trabajadores de Gaza por día.

R: Así es. Es que nuestro enfoque era permitir su acceso para que pudieran recibir un ingreso honesto y ganarse el sustento en forma honrada en nuestro país.Les autorizamos el libre pasaje de mercaderías…. Israel como nación pensaba que a medida que se mejorara su nivel de vida, ellos podrían progresar y tal vez albergar pensamientos más positivos. Pero la verdad,  yo no compartía esa visión. Nunca lo creí, ni por un instante, porque sé lo que es Hamas.

P: En la cúpula política y militar se pensaba que no era lógico que Hamas arruine los logros que había para la población, que si bien es una organización terrorista, dado que también son gobierno en Gaza, tienen la responsabilidad de tratar de mejorar la situación del pueblo. Evidentemente no era así.

R: Yo en lo personal viví con los palestinos las distintas etapas , desde antes de la primera Intifada cuando serví en las Fuerzas de Defensa de Israel como oficial, y luego como oficial en el Shabak en la primera Intifada en la Kasba (el casco antiguo) de Nablus, en el campo de refugiados de Tulkarem y los campamentos de refugiados de la Franja de Gaza. Más adelante. Lo vi en la época de los Acuerdos de Oslo y posteriormente con los atentados suicidas y todo lo que eso desencadenó.

P: ¿Y cuál era la conclusión?

R: Si busco marcar un punto en el que puedo decir que comprendí que nunca lograremos generar ciertos status quo con el Hamás, diría que fue  en el año 1994 . El entonces Primer Ministro Itzjak  Rabin de bendita memoria, devolvió a los terroristas que habían sido expulsados a Líbano  y nosotros, los que trabajábamos en el terreno en el Shabak,  nos sentamos con ellos, entre otros con su líder Abdel Raziz Rantisi y con Ismail Haniya. En una de nuestras conversaciones nos dijeron: “Estamos a favor de la paz, pero esa paz puede tener lugar con una condición,  que el Estado de Palestina, incluyendo Yafo, al Majdal (Ashkelón), El Quds, que es Jerusalem, estén bajo el Estado de Palestina, bajo un régimen de “sharía”, la ley religiosa islámica, y ustedes los judíos recibirán derechos de minoría. Hasta entonces, los combatiremos hasta la muerte”.

P: Más claro, imposible.

R: Por supuesto. Y esto es exactamente lo que dice la Carta fundacional de Hamas que llama a la destrucción del Estado de Israel y que además no tienen posibilidad alguna de modificarla. Esa es la esencia de la organización del Hamás: la aniquilación del Estado de Israel. Por lo tanto, en ese entonces, a comienzos de 1994, comprendí ya que por siempre deberemos combatirlos, sobre todo, después de que dominaron y comenzaron a controlar en los años 2006-2007 toda la Franja de Gaza. Ya entonces comprendí que nunca  podríamos llegar con ellos a acuerdos.

P: O sea que cada vez que había épocas de calma ¿usted tenía claro que era el preámbulo del estallido?

R:  Le diré lo siguiente: iniciamos la operación “Margen Protector” (Tzuk Eitán) en el 2014 porque teníamos información de inteligencia según la cual iban a entrar con cientos de terroristas a través de los túneles para secuestrar, asesinar y matar a habitantes israelíes en las poblaciones de la zona alrededor de Gaza. Eso lo sabíamos y por ese motivo iniciamos la operación.

P: O sea que no fue sólo como reacción a los cohetes Qassam disparados desde Gaza…

R: No. Ellos tenían la intención de penetrar con cientos de terroristas a través de los túneles. Entonces, expusimos  66 km de túneles, de los cuales más de 30 llegaban hasta el territorio de Israel, a los distintos poblados.  Fue entonces  que construimos el obstáculo subterráneo destinado a frenar los túneles , con destacada tecnología sobre el terreno. Pero el 7 de octubre, en lugar de penetrar a través de los túneles, simplemente tiraron abajo la valla y entraron.

 

 

El mundo debe saber

 

P: ¿Cuál es el mensaje al mundo?

R: Le digo a toda la Unión Europea y a todos los países occidentales, liberales, en poco tiempo los tendrán en sus casas. En segundo lugar, les digo que si buscan invertir en sitios desafortunados, viajen a África. Visité lugares remotos en África, hay tribus, decenas de millones de personas que viven en condiciones lamentables, mucho peores que en la franja de Gaza. En lugar de tomar los presupuestos de la Unión Europea, de Catar y de todos los países de la Liga Árabe, e invertirlo en Gaza y transformarla en Singapur, la transformaron en un estado de terrorismo, una entidad terrorista, la más atestada de terrorismo del mundo. No existe otro lugar en el mundo en el que transformaron a la población civil en un escudo humano. Establecieron instalaciones de misiles, laboratorios de explosivos, armas, pozos de lanzamiento de misiles dentro de hospitales, dentro de mezquitas, dentro de escuelas donde hay niños, dentro de jardines de infantes. No tiene parangón en el mundo, no existe un sitio así en el mundo. No hay cosa peor como lo que hacen a su propia gente, primero que nada. Tendrán que pagar por eso, y no tengo ni una gota de misericordia, porque ellos eligieron a Hamás, y es importante también recordar ese aspecto.

Hay algo que es importante decirlo al mundo: los palestinos en Ramallah, en Nablus, Hebrón, Jenin y en la franja de Gaza educan a sus hijos al asesinato. El héroe es el terrorista suicida, el “Shahid”, mártir… Y no puedo dejar de recordar que también la carta de Fatah llama a aniquilar al Estado de Israel y a que todo el territorio sea el Estado Palestino. Ellos educan desde los jardines de infantes que nosotros no tenemos derecho a existir. Cambiaré mi forma de analizar esto recién cuando vea que en los jardines y en las escuelas educan al amor al ser humano, la santidad de la vida y el reconocimiento que hay aquí un estado judío soberano, único para el pueblo judío. que tiene derecho a existir. El día en que yo comprenda que ellos educan así a sus hijos, comprenderé que hay una esperanza y que hay posibilidad de cambio. Hasta el día de hoy, eso no existe.

P: ¿El mundo no lo entiende?

R: No, no lo entiende. El mundo los trata como que fueran desgraciados, pero no lo son. Sabes que hace aproximadamente un año, en las encuestas realizadas entre los palestinos, si hubiese habido elecciones, el Hamás habría triunfado en Ramalah. Abu Mazen canceló las elecciones en la Autoridad Palestina, porque temía que Hamás ascendiera al poder también allí, obviamente no hubiésemos permitido que eso sucediera. No permitiremos que el Hamás domine en Judea y Samaria, de otro modo, no tendremos el Estado de Israel. Hay que entenderlo: ese es el espíritu que circula en la calle palestina, es lo que sucede.

Por lo tanto, cuando me preguntan, yo digo al fin y al cabo la elección es de ellos, eligen por la muerte una y otra vez, y otra vez.

 

(Continuará)

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.