Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
19 Iyyar 5779 | viernes mayo 24, 2019
donativo

Para los refugiados sirios en Grecia, Israel ya no es el enemigo.

Los centros de ayuda a refugiados en Grecia son operados principalmente por israelíes. En Lesbos hay una escuela israelí para refugiados sirios, iraníes, iraquíes y afganos. Todo es parte de un plan conjunto para revolucionar el concepto de 'Tikkun Olam' y el voluntariado judío en todo el mundo


Traducido para Porisrael.org  por Dori Lustron

LESBOS – “Toda mi vida, durante toda mi infancia en las escuelas sirias, me enseñaron que los israelíes son el enemigo, y luego lo primero que veo cuando me acerco a la costa griega es la Estrella de David en las camisetas de los israelíes que me reciben y me colocan en el suelo”. 

El orador es H., de 20 años, de Alepo, en el noroeste de Siria. H. vive en un campo de refugiados en la isla griega de Lesbos y, según las Naciones Unidas, es uno de los 60,000 refugiados sirios en Grecia, de los cuales 14,000 viven en las islas griegas.

Un trabajador humanitario busca un refugiado sirio en la costa de Lesbos (Foto: Reuters)

Un trabajador humanitario busca un refugiado sirio en la costa de Lesbos (Foto: Reuters)

H. escapó de la guerra civil en Siria sin su familia, y hasta el día de hoy no tiene idea de lo que les sucedió. Después de pasar dos años en Turquía, decidió, como cientos de miles de otros refugiados, probar suerte y cruzar el mar hacia Lesbos, a pocos kilómetros de la costa turca. En la playa estaban esperando miembros de IsraAID, que desde 2011 ha estado proporcionando ayuda humanitaria en puntos de crisis en todo el mundo, incluyendo Lesbos.

Sanando el mundo

El concepto de trabajar para construir un mundo mejor ahora está siendo adoptado por una importante organización judía en conjunto con el Estado de Israel.

La Agencia Judía ahora está trabajando con la organización Mosaic United en un proyecto conjunto que se espera que incremente dramáticamente el número de jóvenes judíos involucrados en retribuir a su comunidad local. Para los judíos estadounidenses, esto se conoce como Tikkun Olam, o corrección del mundo. Este concepto judío se convirtió en un principio central entre la cuarta generación de descendientes de inmigrantes judíos a los Estados Unidos.

Se espera que el programa aumente  el número de jóvenes judíos dedicados a actividades sociales, para redefinir el término “Tikkun Olam” a través del trabajo con poblaciones desfavorecidas. Los proyectos se implementarán en todo el mundo, desde Puerto Rico y Grecia hasta Nepal, México, India y Etiopía a través de organizaciones como IsraAID , Proyecto TEN ,Tevel B’Tzedek y más.

“En su mayor parte, lo único que hace pensar a los estudiantes judíos de todo el mundo sobre su identidad judía es cuando hay una manifestación de BDS (boicot anti-Israel, desinversión y  sanciones) en el campus, o un evento antisemita en algún lugar en todo el mundo “, dice el rabino Benji Levy, CEO de Mosaic United. “Tales incidentes los alejan del deseo de ser judíos o asociados con Israel”.

Levy dice que el proyecto fue adoptado por el gobierno israelí hace varios años, bajo los auspicios del Ministerio de Asuntos de la Diáspora. “El gobierno invertirá $ 66 millones, que es un tercio del presupuesto”, dice.

Según las cifras del ACNUR en 2018, más de 5,6 millones de sirios han huido desde el estallido de la guerra civil y el levantamiento contra el régimen de Assad. La mayoría de ellos (unos 3,3 millones de refugiados) fueron absorbidos por Turquía, y otros también llegaron a países vecinos como Jordania (más de 655,000 refugiados sirios) y el Líbano (alrededor de 1 millón de refugiados).

El objetivo es llegar al norte y al oeste de Europa. Su principal puerta de entrada es Grecia, que intentan llegar desde la costa de Turquía, navegando en barcos destartalados. Más de un millón de refugiados cruzaron el mar de esta manera en 2015 y a principios de 2016, desde Grecia a través de los Balcanes y Hungría en ruta hacia los países ricos de la Unión Europea.

El mundo se sorprendió con las imágenes de Alan Kurdi, de 3 años de edad, lavado en una playa en el sur de Turquía (Foto: EPA)
El mundo se sorprendió con las imágenes de Alan Kurdi, de 3 años de edad, lavado en una playa en el sur de Turquía (Foto: EPA)

Uno de los eventos más significativos y trágicos que atrajo la atención de la crisis de refugiados fue la imagen del cuerpo del joven Alan Kurdi, de tres años, muerto en una playa en el sur de Turquía en septiembre de 2015. En 2017, las Naciones Unidas informó que más de 2,700 personas desaparecidas aparentemente se ahogaron en su camino desde Oriente Medio y África del Norte a las costas europeas.

Al mismo tiempo, hubo críticas crecientes entre algunos países de la UE sobre la absorción de refugiados por parte de Grecia, y en 2016 el país se vio obligado a cerrar su frontera norte al paso de los refugiados. La UE firmó un acuerdo con Turquía para detener la inmigración, momento en el cual la cantidad de refugiados que llegan al país comenzó a disminuir, dejando solo unas docenas de miles en su territorio.

H. es uno de los que se quedó. Nos reunimos en la escuela dirigida por IsraAid y voluntarios de Hashomer Hatzair, un socialista internacional y movimiento juvenil judío sionista. Trabaja como profesor en la escuela, donde enseña a su clase de 25 estudiantes de 6 a 9 años en árabe.

 Escuela israelí para refugiados en Lesbos.
Escuela israelí para refugiados en Lesbos.

“Yo era el estudiante más viejo de la escuela y necesitaban asistencia educativa en árabe, así que me convertí en profesor”, dice. “Pronto me iré a Atenas, ahora tengo autorización oficial. Extrañaré mucho la escuela y los niños”.

Varios miles de refugiados viven en Lesbos. Todos ellos están esperando el mismo permiso que H. ha recibido, lo que les permite salir de la isla hacia el continente, y Atenas en particular.

‘Israel ya no es el enemigo’

Mientras tanto. IsraAID y Hashomer Hatzair están tratando de ayudar a los refugiados que están en el limbo. Llegaron a la isla junto con la mayor ola de refugiados en 2015, cuando miles de personas llegaban todos los días.

Hoy, los israelíes son el último organismo organizado que proporciona ayuda humanitaria en la isla, junto con un centro comunitario solitario financiado por la Unión Europea y las autoridades griegas.

En Lesbos, los trabajadores humanitarios israelíes establecieron la Escuela de la Paz, que tenía cuatro clases en diferentes idiomas: árabe, Dari (un dialecto del idioma persa común en Afganistán), kurdo y francés, en beneficio de los refugiados de Ghana.

Todos los maestros en la escuela son refugiados de la comunidad, y también hay un coordinador griego que conecta la escuela con el sistema educativo griego y enseña el idioma. Se espera que la mayoría de los niños se vayan de Grecia a otros países europeos como Alemania, Austria y Suecia, que tienen sistemas de absorción de refugiados más eficientes, y por eso están aprendiendo inglés.

La escuela israelí incluye estudiantes de Irán y Afganistán, Siria e Irak, y el estado judío demonizado hace mucho tiempo tiene una nueva imagen aquí. “¿Cómo puedo seguir diciendo que eres el enemigo?” pregunta H.

“Solo estuve expuesto a los israelíes a través de la televisión; nos dijeron que Israel es el enemigo, pero la realidad ha revelado una verdad diferente”, dice N., un coordinador escolar y refugiado de Irak. “Así es como está en el Corán: somos primos”.

 Personal de la Escuela de Paz en Lesbos (Foto: Angelos Zymaras)

Personal de la Escuela de Paz en Lesbos (Foto: Angelos Zymaras)

Más allá de las clases de idiomas, los niños también aprenden matemáticas y educación física. Husna, una de las jóvenes estudiantes de Afganistán, nos cuenta cómo no puede esperar para ir a la escuela, ya que nunca antes había experimentado un marco educativo. Fatimah, otra estudiante de Irán, dice que está adquiriendo herramientas para ayudarla en el futuro. A pesar de su dura realidad, estos jóvenes estudiantes aspiran a avanzar tanto como puedan. Cuando crezcan, quieren ser médicos, abogados, policías y políticos.

Ori Schnitzer, quien dirige los proyectos de la organización en Lesbos y Sindos, dice que el principal problema para los refugiados es encontrar trabajo, lo que solo pueden hacer después de registrarse como refugiados y recibir la aprobación oficial.

El centro en Lesbos tiene coordinadores de Israel, Grecia y entre los refugiados.

“Nos sentimos como una familia”, dice Anastasia, la coordinadora griega. “Queremos dar a todos la oportunidad de crecer”.

Anastasia dice que hay unos 600 refugiados en la comunidad local en Sindos, 370 de los cuales ya han participado en actividades en el centro, donde reciben ayuda, estudian y reciben consejos sobre higiene y salud. N., el refugiado de Irak, ha estado en Grecia desde hace un año, incluidos cuatro meses en el centro comunitario.

“Me dieron la oportunidad real de trabajar aquí, y estoy feliz por eso”, dice. “He comenzado el proceso de absorción de refugiados en Grecia y quiero quedarme aquí porque es un país seguro para nosotros. Toda mi familia todavía está en Irak, y no estoy en contacto con ellos porque es imposible”.

‘Otras formas de expresar el judaísmo’

A., un refugiado de Irán que ha estado trabajando con IsraAID durante un año, dice que ve al centro como una familia. “Todos vienen de diferentes orígenes, con diferentes conocimientos e idiomas”.

También nos encontramos con Debbie y Batya, dos diseñadores judíos de los Estados Unidos, que vinieron a ofrecerse como voluntarios para renovar el edificio utilizado por los refugiados. Deborah dijo que los dos planearon preparar el plan y dejar su implementación a los propios refugiados, pero el resultado fue más allá de lo que podrían haber imaginado.

Y este es precisamente el propósito del nuevo proyecto: aumentar la cantidad de voluntarios judíos en todo el mundo.

“Muchos judíos sienten que su conexión con el judaísmo se expresa solo en la observancia del sábado, kashrut, etc., pero queremos mostrarles que hay otras formas de expresar el judaísmo”, dice Rabí Levy. “Una forma es mostrando bondad a los demás. En realidad, les decimos a los jóvenes judíos: ‘Tienes la oportunidad de ser parte de la gente (judía) e incluso de liderar un destino judío común’. “

 Rabino Benji Levy en la Escuela de la Paz (Foto: Angelos Zymaras)

Rabino Benji Levy en la Escuela de la Paz (Foto: Angelos Zymaras)

Hasta la fecha, Mosaic United ha trabajado con decenas de miles de estudiantes judíos en más de 400 campus en todo el mundo, alentando a los estudiantes que están menos involucrados en actividades judías e Israel a participar activamente en la vida judía en el campus y fortalecer su identidad judía y conexión a israel. La actividad de la organización también se está expandiendo, estableciendo nuevos marcos voluntarios para proyectos humanitarios internacionales y fortaleciendo los marcos existentes.

Levy dice que la selección de las diversas organizaciones con las que trabajar tomó una investigación seria. “Hay muchas organizaciones que no hablan entre sí e incluso compiten entre sí”, dice.

“Tenemos la capacidad de ver todo desde el exterior y crearemos un continuo estratégico y una conexión entre todas las organizaciones”.

Según Levy, “los estudios muestran que el 72% de los jóvenes judíos del mundo están involucrados en trabajo voluntario, pero solo el 18% lo hace en un marco judío o israelí”.

Cuando mira a los voluntarios judíos en los campos de refugiados en Grecia, Levy dice que sueña con un “movimiento mundial de voluntarios de Israel y la diáspora que trabaja para beneficiar al mundo entero”.

 

 

https://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-5473381,00.html

 
Comentarios
Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.