Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes septiembre 13, 2019
donativo

Es la economía bizantina… ¡Estúpido!: ¿Puede la basura revelar el destino de las gloriosas ciudades antiguas del Negev?

Durante décadas, los arqueólogos creyeron que fue la conquista islámica y el cambio climático lo que selló el destino de las comunidades bizantinas que alguna vez florecieron. Ahora, un estudio que analiza 200 años de basura cuenta una historia diferente: uno de civilizaciones perdidas


En el siglo VI d.e.C, las florecientes comunidades bizantinas en el desierto del Néguev experimentaron una crisis que terminó con siglos de prosperidad y los destruyó. ¿Pero qué fue lo que causó el accidente?

Durante años, los científicos creyeron que fue la ocupación islámica del Siglo VII junto con el cambio climático lo que acabó con las comunidades bizantinas; sin embargo, los arqueólogos de la Universidad de Haifa dicen que en un artículo reciente en PNAS (Actas de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos de América), descubrieron que fue una crisis económica que causó la caída de estas civilizaciones que antes florecían.

Hoyos de olivo bizantinos encontrados en el montón de basura de 1.500 años (Foto: Universidad de Haifa)

Semillas de olivo bizantinos encontrados en el montón de basura de 1.500 años (Foto: Universidad de Haifa)

Las comunidades bizantinas del Neguev prosperaron entre los siglos IV y VII EC. Las ciudades y pequeños asentamientos practicaban la agricultura extensiva. Elusa, la capital del Neguev, junto a Shivta, Avdat y Nitzana. Elusa fue el hogar de iglesias extravagantes, un teatro, casas de baños, edificio municipal y más. Estaba rodeado de pueblos y aldeas que comerciaban con su gente y utilizaban sus servicios.

La prosperidad bizantina todavía es evidente hoy: cuando se camina por el Negev, uno se encuentra con ruinas bizantinas por  todas partes. Cerámica distintiva que atestigua el comercio vibrante de aceite, vino y otros productos se encuentra dispersa por el desierto. Algunas de nuestras rutas modernas son a veces las mismas que utilizaron los bizantinos, marcando el paso más fácil a través del terreno del Neguev. Desde Gaza, Ashkelon, Elusa y los centros jordanos en todo el valle del valle del Jordán, lo que hoy asociamos con las bases remotas del ejército, solía ser una región comercial bulliciosa que apoya las necesidades de Oriente Medio.

Excavando en Elusa (Foto: Universidad de Haifa)

Excavando en Elusa (Foto: Universidad de Haifa)

Todo esto terminó en el siglo VII d.e.C. Muchas comunidades se derrumbaron y fueron abandonadas, como se desprende de los hallazgos arqueológicos, lo que demuestra que los asentamientos se vaciaron de sus habitantes.

Los investigadores creyeron que fue la disminución de la lluvia lo que cambió el Negev y su gente para siempre, y asumieron que también tenía que ver con las vastas conquistas islámicas de su tiempo. De hecho, poco después de esta gran crisis, la cerámica bizantina fue reemplazada por diseños islámicos, el Período Islámico ocupa un lugar central durante siglos. Pero las cosas no son tan simples como se creía.

Una superficie en Elusa con amplios hallazgos dispersos en ella (Foto: Universidad de Haifa)

Una superficie en Elusa con amplios hallazgos dispersos en ella (Foto: Universidad de Haifa)

A lo largo de los años, los investigadores no sintieron que estas explicaciones sobre la caída de las comunidades bizantinas fueran suficientes. Hace cinco años, el profesor Guy Bar-Oz, del Departamento de Arqueología de Haifa y director del Programa de Investigación de Bioarqueología Bizantina del Negev, se dispuso a buscar evidencia que nos enseñe sobre la razón por la que las comunidades bizantinas se terminaron.

De todos los lugares, la respuesta estaba escondida en pilas antiguas de basura desechada. Los arqueólogos examinaron las semillas locales de olivos y uvas, huesos de pescado del Mediterráneo y del Mar Rojo, huesos de ganado y granos carbonizados: unos 6.000 metros cúbicos de basura fueron examinados por los arqueólogos

Hallazgos de cerámica y vidrio de Elusa (Foto: Universidad de Haifa)

Hallazgos de cerámica y vidrio de Elusa (Foto: Universidad de Haifa)

Usando los métodos de datación con Carbono 14, los investigadores descubrieron que todos los restos biológicos que habían descubierto se originaron a partir de la primera mitad del siglo VI.

«Eso es cerca de 100 años antes de las conquistas islámicas», dijo Bar-Oz. “El sistema municipal  comienza a fallar, y luego la basura ya no se descarga fuera de la ciudad sino que se acumula dentro de ella. Esto atestigua un lento declive de la ciudad y los asentamientos a su alrededor a lo largo de décadas. «Contradice totalmente lo que pensamos: que las comunidades bizantinas desaparecieron repentinamente».

Los investigadores ahora ofrecen una nueva teoría: el cambio climático en Europa comenzó alrededor del 540 dC y causó un colapso financiero en la ciudad principal de Constantinopla, la actual Estambul y la capital del Imperio Bizantino. Esto coincide con otros estudios que revelan que la plaga también golpeó la ciudad casi al mismo tiempo, debilitando gravemente su estado.

La región de Elusa; una ciudad próspera perdida en el tiempo (Foto: Universidad de Haifa)
La región de Elusa; una ciudad próspera perdida en el tiempo (Foto: Universidad de Haifa)

El declive de la capital obstaculizó rápidamente la economía en la periferia del imperio: la región del Negev. «Había menos gente para comprar los productos de Negev», dijo Bar-Oz. «Hizo que las comunidades declinaran lentamente».

Estos procesos marcaron el fin de la era dorada cristiana de peregrinación, agricultura y comercio que la región disfrutaba. Fue reemplazado por un período no menos glorioso, aunque mucho menos investigado: el Período Islámico, cuyos califatos gobernaron la región hasta nuestro propio siglo XX.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

 

https://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-5484945,00.html

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.