Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo octubre 11, 2020
donativo

El análisis de ADN de los Rollos del Mar Muerto revela su origen una vez secreto

"Se nos ocurrió la idea de utilizar la información genética de la piel en la que se escribieron para investigar la posible conexión entre diferentes fragmentos".


Pergamino Jeramiah (Crédito de la foto: SHAI HALEVI / ISRAEL ANTIQUITIES AUTHORITY)

Al menos algunos de los Rollos del Mar Muerto probablemente no se fabricaron localmente, sino que se dirigieron en algún momento posterior a la comunidad única que acumuló la biblioteca en las Cuevas de Qumran, según ha revelado un proyecto que extrae y analiza el ADN de los pergaminos.

Durante décadas, los estudiosos han debatido el origen de la extraordinaria colección de cientos de manuscritos recopilados en el corazón del desierto de Judea. El esfuerzo de siete años llevado a cabo en unos 35 fragmentos ha abierto nuevos horizontes en una posible solución al misterio, así como muchos otros enigmas, incluida la forma de juntar fragmentos que podrían haber pertenecido al mismo rollo.

La idea del proyecto surgió por casualidad cuando el Prof. Oded Rechavi, un genetista de la Facultad de Ciencias de la Vida George S. Wise de la Universidad de Tel Aviv, y el Prof Noam Mizrahi del Departamento de Estudios Bíblicos de TAU se sentaron juntos durante la cena durante un retiro para nuevos miembros de la facultad, y comenzó a discutir cómo dos campos distantes podrían trabajar juntos.

«Se nos ocurrió la idea de utilizar la información genética de la piel en la que estaban escritas para investigar la posible conexión entre los diferentes fragmentos», dijo Rechavi a The Jerusalem Post .

En años que han visto el auge del campo del ADN antiguo, esa primera conversación se convirtió en una importante cooperación internacional que involucró a la Autoridad de Antigüedades de Israel, la Universidad de Uppsala en Suecia y Weill Cornell Medicine en Nueva York, y cuyos hallazgos se publicaron como la portada de la revista Cell el martes.

El primer desafío que los investigadores tuvieron que enfrentar fue la extracción real del ADN de los rollos.

«No estaba del todo claro para nosotros que hacerlo fuera posible: el proceso de convertir la piel en pergamino, así como el envejecimiento de 2.000 años, daña el ADN significativamente», dijo Rechavi. «Además, no podríamos simplemente tomar un fragmento y partirlo en pedazos».

Como lo explicó Pnina Shor, fundadora de la Unidad de Rollos del Mar Muerto de la IAA , que se encarga de preservar los artefactos, no se ha hecho ningún intento de extraer el ADN del pergamino en las últimas dos décadas precisamente para evitar su potencial destrucción. .
Sin embargo, esta vez el equipo sintió que el proceso podría llevarse a cabo, al encontrar el equilibrio adecuado entre proteger los rollos para la posteridad y permitir a los académicos abrir un nuevo y rico campo de estudio.

La actividad de muestrear los manuscritos para proporcionar a los genetistas el material para analizar fue encomendada a los conservadores del equipo, los únicos a los que se les permite tocarlos.

“Teníamos que tener mucho cuidado, pero entre el primer fragmento que tomamos de muestra y el último, nos dimos cuenta que también podíamos raspar la parte posterior del rollo y nos daría suficiente material para analizar, así que lo hicimos o cortamos un trozo diminuto del pergamino ”, explicó Shor.

OTRO DESAFÍO estuvo representado por el hecho  que a lo largo de los siglos, los rollos habían sido contaminados por diferentes animales, bacterias y humanos que los manejaban en la antigüedad, así como en los últimos años.

«Tuvimos que filtrar todos esos residuos utilizando herramientas y algoritmos computacionales», explicó Rechavi.

Sin embargo, una vez que se superaron los principales desafíos, los resultados del análisis de la cantidad muy limitada de pergaminos, elegidos por su importancia frente a los problemas con los que los académicos habían estado lidiando durante décadas, han demostrado ser extraordinarios.

Casi todos los fragmentos analizados resultaron estar hechos de pieles de oveja, una especie compatible con el ambiente del desierto, sin embargo, el pergamino de dos fragmentos se identificó como piel de vaca, lo que representó uno de los resultados más cruciales del proyecto.

«La cría de ganado en principio no es posible en el desierto, ya que las vacas requieren mucha hierba y agua, por lo tanto, es muy probable que esos pergaminos no se produjeran localmente sino que se trajeran de afuera», dijo el erudito bíblico Mizrahi. «Esto es muy importante porque existe un debate de larga data entre los académicos sobre la procedencia de los Rollos del Mar Muerto y cuáles podrían ser un reflejo del mundo muy peculiar de la secta judía extremista que probablemente residió en Qumran, y cuáles fueron traídos desde el exterior y potencialmente reflejan la sociedad judía más amplia de la época «.

Además, muchos expertos creían que uno de los dos fragmentos escritos en piel de vaca, con algunos textos del libro bíblico de Jeremías, formaba parte del mismo rollo de otros dos fragmentos del mismo libro. Sin embargo, la investigación demostró que esto no era posible, ya que el pergamino era diferente.

Los investigadores no se detuvieron en la especie animal: pudieron determinar más que si dos fragmentos estaban hechos de pergamino fabricado del mismo animal o de animales genéticamente relacionados.

«Esto nos permitió agrupar algunas piezas de desplazamiento y separar otras», dijo Rechavi.

«Ahora podemos comparar esta clasificación con otras propuestas en el pasado sobre la base de evidencia filológica», agregó Mizrahi.

Entre los fragmentos analizados había un pergamino descubierto en Masada con la canción del sacrificio del sábado, considerado muy conectado con la comunidad de Qumran. El artefacto confirmó uno de los pilares de la teoría que los refugiados de Qumran se dirigieron a Masada después de su destrucción por los romanos en 68 EC.  Sin embargo, ese pergamino fue creado usando la piel de una oveja que parece genéticamente no relacionada con las utilizadas para las copias de Qumran examinadas, lo que sugiere que el rollo no era originalmente de allí.

«Otro aspecto es que si el texto en Masada no era de Qumran, probablemente fue traído allí desde otro lugar, por lo tanto, la canción se conocía más allá de Qumran en la sociedad judía del Segundo Templo», dijo Mizrahi. “Esto podría representar el eslabón perdido entre este texto y las tradiciones místicas posteriores que tienen algunas similitudes. Podríamos tener aquí una de las raíces del misticismo occidental «.

En otras áreas, el análisis de ADN apoyó las teorías propuestas en el pasado.

Confirmó que la mayoría de los fragmentos clasificados bajo lo que se conoce como «Práctica de los escribas de Qumran», una clasificación filológica para distinguir entre manuscritos considerados específicos para la comunidad de Qumran de los manuscritos judíos generales, fueron escritos en la piel de ovejas genéticamente relacionadas.

En el futuro, el equipo tiene como objetivo analizar más fragmentos, pero también comprender más sobre la genética de las especies utilizadas para producir el pergamino en el antiguo Israel, por ejemplo, mediante la extracción de huesos de animales contemporáneos.

«A medida que pasó el tiempo, entendimos mejor los desafíos, incluidos los computacionales», explicó Rechavi. «Esperamos proceder ahora más rápido».

Con alrededor de 25,000 fragmentos aún esperando, muchos enigmas aún no se han resuelto, incluido el más grande de todos: ¿Quién escribió y reunió esos manuscritos únicos, que 2,000 años más tarde le han ofrecido al mundo la visión más rara del antiguo mundo judío antes del exilio?

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron
 
Comentarios

Nuestro D- ha ido dejando cábos sueltos, de modo que los incredulos se entretengan en recomponer el «pulzze» de la historia, en tanto que los sabios y prudentes, se ocupan de la finalidad de sus dias aqui abajo, y van preparando con sigilio su encuentro con El mas allá de esta efímera vida terrenal …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.