Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles diciembre 1, 2021

Rajum en Nabi Suaib: una nueva incognita que revelar


Rajum

Ido Watchel, arqueólogo, se acercó, por primera vez, a Rajum en Nabi Suaib, un promontorio situado a unos 13 kilómetros del lago Tiberiades. Por entonces llevaba notas que indicaban que allí se conservaban los restos del lienzo de una antigua muralla. Pero viendolo desde el aire, dudó. Aquella estructura en forma de media luna resultaba extraña en la zona que forma parte de un cinturón de restos megalíticos que se extienden por los vecinos altos del Golán sirios.

La conclusión presentada en el congreso internacional de arqueología sobre el Antiguo Medio Oriente, celebrado en Basilea, significó un pequeño terremoto. Rajum en Nabi Suaib constituiría, en si mismo, un monumento levantado hace más de 5.000 años, mucho antes que las pirámides de Egipto y que el complejo megalítico de Stonehenge, en el Reino Unido.

“La clave nos la ofrecen los restos de cerámica encontrado en sus proximidades”, explica Watchel, estudiante de doctorado en el departamento de arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén. “El hito fue datado, de acuerdo a la cerámica y a los pedernales encontrados en las excavaciones vecinas y que pertenecen a la segunda edad del bronce temprana (3050 – 2650 AEC). Es el primer periodo urbano en el sur de Oriente Medio”

La estructura sobresale en la ladera de una colina, en una zona boscosa al pie de una carretera desde la que parece una roca más. Se trata de un espacio, de 150 metros de largo por 20 de ancho en su base y siete de altura, lo que le da un volumen de 14,000 metros cúbicos. “Además de la excavación, se creó una imagen 3D del hito ArcGIS para entender mejor sus capas y calcular el volumen y la clase de fuerza laboral que se necesitó para construirlo. Se usó una ‘total station’ y más tarde se modeló en laboratorio”.

Según el primer estudio, en su construcción participaron unos 200 obreros durante más de cinco meses en una sociedad dedicada a la agricultura. Su uso es un misterio y objeto de estudio. “El hito tiene forma de media luna y parece una muralla, de piedras desnudas, sin tallar. Su forma sugiere varias interpretaciones, una funcional y, la otra, más simbólica”. “La funcional tuvo, por propósito, ver en la distancia, sin confundirla con las laderas naturales de la colina. La simbólica tendría se relacionaría con el culto al dios Sin, dios de la Luna” en Mesopotamia.

A ese respecto, el hito estaría relacionado con la ciudad de “Beit Yerach” (La casa del dios de la Luna), la mayor que se conoce del segundo periodo del bronce temprano en el norte de lo que hoy son la Autoridad Palestina e Israel. “Estaba a un día de camino del Túmulo de Jethro (otro de los nombre que se da a la estructura).”

Las crónicas más antiguas indican que esta urbe estaba amurallada y mantenía relaciones comerciales con los primeros reyes egipcios. Beit Yerach aparece por primera vez en textos rabínicos de hace 1,500 años. Es probable, de acuerdo a las investigaciones, que tuvieran mas relación con otras estructuras megalíticas, encontradas en la vecindad.

“Existe una enigmática estructura en los altos del Golán, a dos día de camino al este que incluye cuatro círculos en torno a un hito circular. Pertenece a la misma época y se cree que la tumba es incluso más antigua. Su nombre es Rujum al Hiri. Se puede ver en google earth”. Tal vez fuese un monumento religioso relacionado con peregrinaciones rituales.

“Según el folclore local, Gal Yithro (hebreo) y Rujum an Nabi Suaieb, se relaciona con una tradición drusa de ascensión anual a la tumba de NabiShua’ayb’s en Karnei Hittin, a 16 kilómetros al sur, para verla desde este punto de observación”.

Aun quedan incognitas que resolver

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.