Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes enero 30, 2023

Conoce a Benny Landa, el emprendedor que revolucionó la impresión digital y hoy cultiva diamantes


Benny Landa por Eyal Izhar

Por primera vez en la historia, una compañía de lujo de primer nivel invirtió en una empresa de diamantes cultivados en un laboratorio de Israel.

Louis Vuitton Moët Hennessey (LVMH), el conglomerado de artículos de lujo más grande del mundo, hizo una inversión de 90 millones de dólares en Lusix de Rehovot.

“No somos los únicos que pueden hacer crecer diamantes. Nos eligieron por la calidad de nuestros diamantes y porque somos conocidos por estar a la vanguardia de la tecnología”, afirmó Benny Landa, fundador y presidente de Lusix, una unidad del Grupo Landa.

En una reciente (y rara) entrevista, Landa (76) se tomó un descanso de su apretada agenda de inventar, descubrir e interrumpir industrias importantes para hablar con ISRAEL21c en Español.

Allí habló sobre su última aventura en diamantes cultivados en laboratorio, así como sobre su visión del Grupo Landa, sus empresas innovadoras y las esperanzas para Israel.

Los diamantes Lusix pulidos cultivados en laboratorio. Foto cortesía de Grupo Landa

Landa es considerada una de las principales emprendedoras tecnológicas de Israel. Poseedora de más de mil patentes en todo el mundo, en 2002 vendió su primera empresa, Indigo, pionera en impresión digital, a HP por 830 millones de dólares.
Sí, en aquellos días era una enorme cantidad de dinero.

Se estima que su compañía de impresión de nanotecnología más nueva, Landa Digital Printing, tiene un valor de más de 2.000 millones de dólares.
La primera empresa de Landa, Indigo, representa el 0,5 por ciento del PIB de Israel; su objetivo para sus nuevas empresas es llevar eso a un total del 2 por ciento.

Idénticos a los diamantes extraídos

El brillo, lo primero.

Dato: LVMH posee más de 60 marcas de lujo. Recientemente, cuando su marca de relojes Tag Heuer decidió usar diamantes cultivados en laboratorio en su obra maestra insignia, el Tag Heuer Carrera Plasma, con un precio de 350.000 euros, consideró a varios productores.

“Tag Heuer luego eligió a Lusix”, dijo Landa, como si nunca tuviera dudas.

La Tierra tarda millones de años en forjar un diamante. En su forma cruda, es carbono, formado bajo una intensa presión y altas temperaturas a kilómetros bajo la superficie de la tierra.

Los diamantes de Landa se fabrican en reactores en un laboratorio, utilizando los mismos elementos que la naturaleza para producirlos en tres o cuatro semanas.

“No son sintéticos. Están hechos en un laboratorio pero son diamantes reales idénticos a los extraídos de minas”, corrigió cuando ISRAEL21c en Español los llamó sintéticos.

El empresario agregó con un guiño a la canción de los Beatles que “Lucy in the Sky with Diamonds” fue la inspiración para el nombre de la compañía.

Mejor para la sociedad y el medio ambiente

Landa manifestó que los consumidores de hoy están preocupados tanto por la fuente de los diamantes extraídos como por su costo. “Estamos orgullosos del hecho de que nuestros diamantes sean buenos para la sociedad y el medio ambiente, y que se cultivan en Israel. Somos la nación emergente y eso se suma a la procedencia”, añadió.

Otro atractivo de estos diamantes cultivados en laboratorio es, según Landa, que “el 100 por ciento de la energía utilizada para fabricar los diamantes es solar”.

Todos estos hechos le dan a los diamantes Lusix un atractivo adicional.

Los diamantes Lusix se producen con energía solar. Foto: Dragan/Lusix

Cuando los consumidores piensan en comprar anillos de compromiso u otras joyas con diamantes, consideran el tamaño, la calidad y el precio de las piedras.
Con los diamantes cultivados en laboratorio, los consumidores pueden obtener el mismo tamaño y calidad que los diamantes cultivados a aproximadamente la mitad del costo.

En ese sentido, Landa indicó que los diamantes cultivados en laboratorio son especialmente atractivos para los millennials y la Generación Z. Y que cree que la oferta y la demanda de diamantes extraídos disminuirán con los años.

Detalle de la maquinaria de fabricación de diamantes Lusix. Foto cortesía de Grupo Landa

Lusix también producirá diamantes cultivados en laboratorio para el mercado de semiconductores.

“Los diamantes son más conductores térmicos que el cobre, lo que los convierte en el disipador de calor número uno. Al mismo tiempo, son excelentes aislantes eléctricos y pueden convertirse en semiconductores”.

El objetivo final de Landa es reemplazar la silicona que hoy se usa como semiconductor con sus diamantes cultivados en laboratorio. “Las computadoras cuánticas se revolucionarían si sus semiconductores estuvieran hechos de diamante”, dijo.

Hijo de un sobreviviente

Benny Landa, director del Grupo Landa. Foto cortesía de Grupo Landa

Desde que Landa era joven, siempre estuvo pensando e inventando.

El empresario serial le da el crédito a su padre, un sobreviviente del Holocausto de Polonia, por inspirarlo.

Su padre trabajaba como carpintero antes de comprar una pequeña tienda de tabaco en Edmonton, Canadá. Para complementar sus ingresos, construyó una cabina de fotos en la trastienda e inventó una forma de capturar imágenes en papel, sin necesidad de película.

El joven Benny ayudó a su padre en la tienda y, a los 12 años, creó un mezclador químico fotográfico para ayudar.
Landa dijo que hasta el día de hoy el recuerdo del orgullo de su padre por su inventiva sigue influyendo en su trabajo y en sus investigaciones.

 

“Sólo podemos hacer cambios si nos atrevemos a cuestionar, a pisar un nuevo territorio. Es una combinación de la cultura y la actitud de Israel lo que posiciona de manera única a los israelíes para ser disruptivos”.

En la actualidad, alrededor de un tercio de los 1.800 empleados del Grupo Landa se dedican a la investigación y el desarrollo.

“Tenemos físicos, químicos, teóricos e ingenieros. Lusix desarrolla sus propias tecnologías e incluso construye sus propios reactores”, explicó.

El Grupo Landa está compuesto por la plataforma de innovación e incubación de Landa Labs, las empresas spinout de Landa Labs y Landa Ventures.

La primera hace investigaciones en tecnologías basadas en la ciencia de los materiales para su uso en energía solar, impresión 3D, nanorrecubrimientos, suministro de nanofármacos, cuidado de la belleza, almacenamiento de energía y otros campos.

La segunda identifica e invierte en empresas tecnológicas jóvenes y prometedoras que tienen soluciones potencialmente disruptivas para grandes mercados.
Actualmente, la cartera está compuesta por diez empresas.

Industria israelí para el futuro

A diferencia de otros empresarios que se esfuerzan por salirse de los mercados, Landa generalmente se aferra a sus empresas y solo considera hacerlas públicas una vez que están bien establecidas.
“Los avances tecnológicos suelen tardar entre diez y doce años en perturbar un gran mercado conocido”, dijo.

Algunos desarrollos de Landa Labs, como los productos para el cuidado de la belleza -que Landa cree que no serían adecuados para construir como una empresa industrial israelí- se venden a otros “como una tecnología de coloración del cabello vendida a L’Oreal”.

Su objetivo principal, confesó, es construir la industria israelí para el futuro.

Una de las prioridades de Landa es la impresión digital, donde continúa la misión que comenzó con Indigo, su primera empresa de gran éxito.
En ese campo, Landa predijo que sus nuevas prensas de impresión digital, cada una de las cuales pesa nada menos que 35 toneladas, reemplazarán a la impresión mecánica.

Un modelo de la futura prensa de impresión digital Landa. Foto cortesía de Grupo Landa

Empaque precioso

En los últimos 12 años se han invertido más de 900 millones de dólares en el desarrollo de Landa Digital Printing. “Vamos tras un negocio de 850 mil millones que se ha mantenido mecánico, fundamentalmente sin cambios durante casi 600 años”, remarcó.

¿Por qué la industria de la impresión es tan grande y está creciendo?, le preguntó ISRAEL21c en Español.

“Embalaje”, respondió Landa.

Sí, el embalaje está creciendo más rápido que el PIB en la mayoría de los países porque incluso si los consumidores compran en línea, el empaque vende el producto, lo que significa que debe estar “impreso en colores hermosos e impresionantes”.

Además, la urbanización significa que cada vez más personas abandonan los mercados de agricultores y compran sus alimentos en los supermercados de la ciudad. Más y más  envases.

¿La tinta es biodegradable?, consultó ISRAEL21c en Español.

“Se llama ‘destintable’“, contestó Landa.

Cuando el papel se recicla nuevamente en pulpa, se separa de la tinta.
La tinta de Landa se puede “destintar fácilmente” y también es a base de agua, sin disolventes ni compuestos orgánicos volátiles.

“A diferencia de otras tecnologías de impresión digital, podemos imprimir incluso en los papeles reciclados de grado más bajo, lo cual es muy importante en estos días”, dijo.

Igualdad de oportunidades

Landa puede ser una de las personas más ricas de Israel pero dejó en claro que lo que impulsa su ambición no es el dinero.
Nació en Polonia y pasó sus dos primeros años en un campo de refugiados. Sus padres terminaron en Canadá pero lo vieron “como una distracción temporal, hasta que pudieran mudarse a Israel”.

En el país, Estudió en el Instituto de Tecnología Technion de Haifa y en 1974 se convirtió en residente israelí.
Ese mismo año en que conoció a su futura esposa, Patsy, también canadiense. Sus tres hijos han seguido todos “sus propias pasiones”.

Landa y su esposa crearon el Fondo Landa para la Igualdad de Oportunidades a través de la Educación, que donó más de 50 millones en becas universitarias a “jóvenes israelíes de mentes privilegiadas y medios desfavorecidos”.

La mitad de los destinatarios son judíos, la otra mitad árabes. “Creemos que el mayor desafío que enfrenta Israel no proviene de fuera de sus fronteras. Israel algún día estará en paz con sus vecinos y vivirá seguro. La pregunta es ¿qué tipo de país tendremos dentro de esas fronteras si las brechas socioeconómicas entre ricos y pobres, entre judíos y árabes, continúan creciendo?”, explicó.

Para Landa, la misión es asegurar que Israel se convierta en una sociedad de igualdad de oportunidades y ciudadanía genuinamente compartida, algo que, enfatizo, es un imperativo existencial para el país.

La jutzpá y un propósito superior

“Amo este país”, reconoció.
Y esta afirmación tiene sentido desde el punto de vista empresarial: es patriótico con respecto al país en el que trabaja porque los trabajadores no están motivados solo para llevar comida a la mesa.

“La gente quiere sentirse importante. Busca decir que el mundo es un lugar mejor gracias a Israel, que hizo cambios y diferencias. Las personas dicen ‘quiero hacer algo que no solo ponga a mi empresa en el mapa, sino también a mi país’. Esa es la diferencia”, desarrolló.

Landa siente que su motivación es compartida por los israelíes en general. “Desde el día en que nacen, saben que ingresarán al ejército, donde servirán para un propósito superior. Es parte de la psique israelí. Las empresas locales tienen empleados más motivados que en la mayoría de los demás países. Trabajan para un propósito superior”, definió.

Además, agregó, “los israelíes tienen jutzpá. No siguen las reglas”.

“Cuando visité Israel por primera vez realmente me molestaba que los conductores me pasaran tan cerca y que los niños llamaran a los maestros por su nombre de pila. Incluso me pregunté: ‘¿Qué he hecho? ¡No hay respeto, no hay reglas!’ Pero al final, aprendí a amar realmente el descaro israelí porque significa que todo es posible. Uno se cuestiona todo. Uno tiene confianza. Puede que seas un niño pero piensas: ‘Soy un igual’. No te intimida la idea de ‘Así es como siempre se ha hecho’“, expresó.

Landa hizo una pausa y luego agregó un pensamiento final: “En ciencia, si aceptas las reglas, todavía pensarías que el sol gira alrededor de la Tierra y que la Tierra es plana. Podemos hacer cambios solo si nos atrevemos a cuestionar, a pisar un nuevo territorio. Es una combinación de la cultura y la actitud de Israel lo que posiciona de manera única a los israelíes para ser disruptivos”.

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.