Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
5 Sivan 5779 | sábado junio 8, 2019
donativo

Boicotear a las Instituciones Académicas Israelíes es Fanatismo Personificado


 

boicot_israel

Se podría pensar que los historiadores y otros que pertenecen a la American Studies Association entenderían que, a la luz de la historia de la discriminación contra los judíos, no se puede simplemente escoger al estado judío y a las universidades judías como el lugar para «iniciar» y detenerse.

El mismo Presidente Mahmoud Abbas de la Autoridad Palestina se opone al boicot de las instituciones académicas israelíes.

La American Studies Association [ASA] acaba de emitir su primera convocatoria a un boicot académico. No, no fue contra China, que encarcela a académicos disidentes. No fue contra Irán que ejecuta académicos disidentes. No fue contra Rusia cuyas universidades despiden a académicos disidentes. No fue contra Cuba cuyas universidades no tienen académicos disidentes. No fue contra Arabia Saudita, cuyas instituciones académicas se niegan a contratar mujeres, gays o académicos cristianos. Tampoco fue en contra de la Autoridad Palestina, cuyas universidades se niegan a permitir el discurso abierto en relación al conflicto palestino-israelí. No, fue sólo en contra de instituciones académicas en el judío Estado de Israel, cuyas universidades tienen programas de acción afirmativa para estudiantes palestinos y que se jactan de un mayor nivel de libertad académica que casi cualquier país del mundo.

Cuando la asociación estaba considerando este boicot lancé un desafío a sus miembros, muchos de los cuales son historiadores. Les pedí que nombren a un solo país en la historia del mundo, enfrentando amenazas comparables a las que enfrenta Israel, que haya tenido un mejor registro de derechos humanos, un mayor grado de cumplimiento del estado de derecho, un poder judicial más exigente, más preocupación por la vida de los enemigos civiles, o más libertad para criticar al gobierno, que el estado de Israel. A ni un solo miembro de la asociación se le ocurrió el nombre de un solo país. Eso es porque no hay ninguno. Israel no es perfecto, pero tampoco lo es ningún otro país, e Israel es mucho mejor que la mayoría. Si un grupo académico opta por dedicarse al nada académico ejercicio de boicotear las instituciones académicas de otro país, debería hacerlo en razón de la gravedad de las violaciones de los derechos humanos y de la incapacidad de las personas dentro del país para buscar reparar esas violaciones. Según estos estándares, las instituciones académicas israelíes deberían estar entre los últimos en ser boicoteadas.

Yo mismo estoy en desacuerdo con la política de asentamientos de Israel y desde hace tiempo vengo instando a poner fin a la ocupación. Pero Israel ofreció poner fin a la ocupación dos veces en los últimos 13 años. Lo hizo en 2000-2001 cuando el Primer Ministro Ehud Barak ofreció a los palestinos un estado en aproximadamente el 95% de los territorios ocupados. Luego lo hizo de nuevo en 2008 cuando el ex primer ministro Ehud Olmert ofreció un aún más generoso trato. Los palestinos no aceptaron ninguna oferta y comparten la culpa de la continuada ocupación. Al parecer se están llevando a cabo esfuerzos, una vez más, para tratar de poner fin a la ocupación, ya que las conversaciones de paz continúan. El mismo presidente Mahmoud Abbas de la Autoridad Palestina se opone al boicot de las instituciones académicas israelíes.

China ocupa el Tíbet, Rusia ocupa Chechenia y varios otros países ocupan tierras kurdas. En esos casos no se han hecho ofertas para poner fin a la ocupación. Sin embargo, no se han dirigido boicots contra las instituciones académicas de los países ocupantes.

Cuando el presidente de ASA Curtis Marez, un profesor asociado de estudios étnicos de la Universidad de California, fue asesorado de que muchas naciones, incluyendo a todos los vecinos de Israel, son mucho peores que Israel, respondió: «Hay que empezar en alguna parte». Este boicot, sin embargo, no simplemente se inició con Israel. Terminará con Israel. El absurdo comentario de Marez me recuerda la intolerante respuesta hecha por el notorio presidente antisemita de Harvard, A. Laurence Lowell, cuando impuso cuotas antijudías a principios del siglo XX. Cuando se le preguntó por qué escogió a los judíos para las cuotas, respondió: «Los judíos engañan». Cuando el gran Juez Learned Hand le recordó qué los cristianos también engañan, Lowell respondió: «Está cambiando de tema. Ahora estamos hablando de los judíos».

Se podría pensar que los historiadores y otros que pertenecen a la American Studies Association entenderían que, a la luz de la historia de la discriminación contra los judíos, no se puede simplemente escoger al estado judío y a las universidades judías como el lugar para «iniciar» y detenerse.

La ASA afirma que no está boicoteando a profesores individuales israelíes, sino sólo a las universidades en las que enseñan. Es un juego de palabras sin sentido, ya que ningún profesor israelí que se respete a sí mismo se asociaría con una organización que escoja facultades y universidades israelíes para un boicot. De hecho, ningún profesor estadounidense que se respete a sí mismo debería apoyar de ninguna manera las acciones fanáticas de esta asociación.

Hace varios años, cuando un boicot similar estaba siendo considerado, un grupo de académicos estadounidenses hizo circular una contra-petición redactada por el Premio Nobel de física Steven Weinberg y yo que decía lo siguiente:

Somos académicos, eruditos, investigadores y profesionales de diferentes perspectivas religiosas y políticas. Todos estamos de acuerdo en que escoger a los israelíes para un boicot académico es erróneo. Para mostrar nuestra solidaridad con nuestros académicos israelíes en esta materia, nosotros, los abajo firmantes, por la presente nos declaramos a nosotros mismos como académicos israelíes a los efectos de cualquier boicot académico. Nos consideraremos a nosotros mismos académicos israelíes y declinamos participar en cualquier actividad de la que están excluidos los académicos israelíes.

Más de 10.000 académicos firmaron esta petición incluyendo muchos premios Nobel, presidentes de universidades y académicos líderes de todo el mundo.

A los miembros de la American Studies Association debería darles vergüenza por señalar al judío entre las naciones. Vergüenza por aplicar un doble rasero a las universidades judías. Las instituciones académicas israelíes son lo suficientemente fuertes para sobrevivir a este ejercicio de fanatismo. La verdadera pregunta es, ¿Esta asociación sobrevivirá a su complicidad con el prejuicio más antiguo y más duradero?

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

Att. en ingles: Vera Hachuel de TEU

 
Comentarios

TODO ESO ES MUY LAMENTABLE. SOY BRASILEÑO Y EXPRESO AQUÍ MI APOYO CONTRA CUALQUIER  BOICOT ACADÉMICO, UNA VEZ QUE SOY ERUDITO, INVESTIGADOR, PROFESIONAL Y RELIGIOSO. POR  LA PRESENTE ME DECLARO  AMIGO DE ISRAEL. 
DE MOISÉS – ANDRADINA-SP – BRASIL

Hello Asaf Romirowsky,

Ref: BOICOTS- Chicago,  January 9th, 2014
 
MY RESPECT AND ADMIRATION TO PROFESSOR: ALAN DERSHOWITZ

 
My comment about issues which unfortunately, seems not to end.

May be indiference and being «Hilarious» would be a good way to face these «Professors».

As Jews, we have shown: We are quite good in Humor, haven´t we?

Slow down- you: “Professors and Academics of Universities” dressed of incomprehensible rage- floating your perception through Jews, twisting objective facts!
 
Don’t be thus blind.
 
How come you do allow, being “poised” with letters of darted information, whispered in your ears, so you turn out to be, “one eyed” fellows, right now?
 
 
 
Shake your tree family! You bet a Jew, will fall, from that tree, even against your wish! And then…what? 
 
Shall you crush the twig of your own family line? 
 
Just take your time.
 
May be you’ll stop being the packaging of complex interests: empty of “Knowledge”. 
 
Wasn’t Knowledge your purpose when you decided To Teach in fact?
 
What did change in your hearts; which turned the road of impartial ways of your goals?
 
Shake off “Professors”! Just teach as students, deserves.
 
That’s your altruist goal.
 
Do Teach our kids, dismissed of hate and personal issues.
 
Do Teach with Hope and Fun, thus…may be: Peace will come.
 
 
 
Mirta S. Kweksilber
writer
columnist of diariojudio.com
 
Mexico
 
 

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.