Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
3 Tammuz 5777 | Martes Junio 27, 2017
donativo

¿Quién es el nuevo Alto Comisionado del Consejo de Derechos Humanos?


Zeid-Ra-ad-Al-Hussein

“Otro ejemplo acerca de la necesidad de poner punto final a la continua discriminación y la exención de castigo, es el conflicto palestino-israelí, en el que la violencia volvió una vez más, y la destrucción es notable, con las crisis en Gaza. El último estallido del conflicto armado, tuvo un resultado claro, especialmente en muertes, destrucción y sufrimiento, que agravó lo que ya era una situación de inestabilidad, debido al sitio impuesto por Israel en 2007. Hasta la última semana, las primeras estimaciones señalan: 2.131 palestinos murieron en la última crisis en Gaza, incluidos 1.473 civiles, 501 de ellos, niños. 71 israelíes murieron, incluidos 4 civiles”. Esa fue la primera mención del nuevo Alto Comisionado de la ONU que asumió su cargo el lunes 8 de septiembre de 2014, acerca del conflicto palestino-israelí.

El Príncipe jordano,  Zeid Ra’ad Al Hussein, (50), defensor de la corona iraquí e hijo del Príncipe Ra’ad Zeid, es la máxima autoridad en la Casa Real de Siria y Jordania, reemplaza desde hoy a la sudafricana Navy Pillay,  Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, en los últimos seis años. Luego de ser conocida por su línea especialmente no amable hacia Jerusalén y a la luz de una fuerte crítica en su contra, por su relación amigable hacia los palestinos, la designación de su heredero despierta temores, por un lado,  con respecto a su capacidad de mantener la neutralidad hacia Jerusalén y alivio, por el otro, ante la comprensión que podría haber alguien mucho peor en el cargo.

El Príncipe, nacido en Ammán, obtuvo su Doctorado en la Universidad de Cambridge, está casado con una norteamericana, Sara Butler y son padres de dos hijas y un hijo. Después de desempeñarse como embajador de Jordania en Estados Unidos, México y Naciones Unidas, es el primer musulmán en presidir el Consejo de  Derechos Humanos de la ONU. Según el informe en “The New York Times”, con su designación al cargo, renunció a su título real, debido a que a su juicio, no es compatible con su nueva función.

Zeid Ra’ad Al Hussein, sirvió como asesor político en la Fuerza de Paz en Yugoslavia y la Presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU. Fue el primero en cubrir el cargo de presidente del bloque ejecutivo de la Corte Penal Internacional de La Haya, después que como experto en Ley Internacional, fuera uno de los promotores de su creación.

En el día de ayer, tal como se dijo, asumió por primera vez al cargo y en su mensaje de 40 minutos, se refirió a muchos de los desafíos que enfrenta el Consejo que encabeza y del que son miembros, entre otros: Egipto, Sudán, China, Qatar, Arabia Saudita, Rusia y más. El principal, tema al cual se refirió el Príncipe, que prioriza la agenda de muchos países del mundo hoy, es la amenaza expuesta por parte de la organización “Estado islámico en Irak y la Gran Siria (ISIS)”.

En su mensaje, el nuevo Comisionado dijo que los combatientes de la organización, se proponen crear una “casa de sangre”. Se dirigió a ellos con la pregunta: “¿Acaso piensan que actúan con valentía, al masacrar a los rehenes, a pura barbarie?” Destacó que esos actos insinúan cómo se verá un estado futuro controlado por la organización: “Será una casa de sangre, en la que no habrá sombra ni refugio para quien no sea extremista”. Finalmente afirmó que el esfuerzo por resolver la crisis en Siria e Irak debe ser “la mayor y más inmediata preferencia de la comunidad internacional”.

Al mismo tiempo, se refirió también al tema de los refugiados en el mundo y a la situación de los niños detenidos en Estados Unidos y otros países del mundo. Asimismo llamó a  solucionar la crisis en Ucrania e impulsó las investigaciones sobre violación de derechos humanos en el Norte de Corea y Sri Lanka.

Entre otros, el nuevo responsable del Consejo de  Derechos Humanos, mencionó la estructura de la ONU y dijo que el derecho a veto en el Consejo de  Seguridad, al servicio de impedir acciones internacionales conjuntas, capaces de detener horrores, es una “especie de crueldad” y en especial cuando así fracasa el Consejo, en la imposición de sustitutos para impedir el sufrimiento humano. Elogió además el Príncipe, a su antecesora al decir “Uno de los funcionarios que la ONU haya tenido jamás”.

Intenta mantener el equilibrio:

El Príncipe se refirió al conflicto, sus repercusiones y también a la Operación Margen Protector en Gaza. Ra’ad, atacó a Israel con sus palabras al decir que se debe frenar su inmunidad al castigo con respecto a Gaza, si bien señaló que los israelíes tiene el derecho a gozar de una vida segura, sin disparos indiscriminados de misiles. Agregó también que los palestinos tienen el derecho a vivir con dignidad. “Sin conflicto, sin sitio, sin el amplio margen de la violación de los derechos humanos cotidianos que provoca la ocupación militar”, y afirmó que el sitio por 7 años de Israel, debe terminar.

Las palabras del Príncipe pueden despertar preocupación en Jerusalén. En el pasado, la Cancillería se negó a responder al anuncio sobe su designación y los analistas se dividen ante la pregunta acerca de si se habla de un buen procedimiento, desde el punto de vista de Israel. En el pasado, el Príncipe comparó las “terribles” acciones suicidas palestinas, con los actos “no menos terribles” de Israel, durante varias décadas contra los palestinos, e incluso testificó en contra de Israel en la carpeta que llevó adelante la Corte Internacional, en todo lo referido al cerco de separación en el año 2004.

A partir de todo ello y en base a otras expresiones de su autoría, en Jerusalén temen que aproveche el nuevo status para empujar a Israel – y en particular en este período – cuando el Consejo de Derechos Humanos designó una comisión investigadora de las acciones de las FDI durante la Operación Margen Protector y su presidente, según parece, ya manifestó su voluntad de ver a los jefes del estado enfrentando un juicio ante la Corte Penal de La Haya.

Por el contrario, otros asumen que la designación, es lo menos malo y frente a todas las otras posibilidades que se presentaron, se trata de la mejor oportunidad para Israel. En muchas ocasiones, cuando atacó a Israel, el Príncipe reiteró su oposición a los actos terroristas de los palestinos y contra los terroristas, e incluso condenó con firmeza la negación de la Shoa. ¿Cómo se verá su próxima gestión? ¿Acaso su origen influirá en su actividad? Y ¿Acaso el Consejo, que de todos modos toma una línea anti-israelí clara, se verá influido por el nuevo hombre que la encabeza? Esas respuestas las tendremos próximamente, y mientras tanto en Jerusalén continuarán siguiendo con preocupación tras los sucesos.

 

 
Comentarios

Yair eso mismo digo yo un árabe???
Pero piensa una cosa a este se le ve venir pero lo malo es los líderes occidentales que están rendidos a los príncipes arábigo petrolíferos y a esos muchas veces no se les ve venir y esos son pro palestinos, pro árabes y antii israelíes. Pero bueno que se le va hacer.
Am Israel Jai !
Shalom

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.