Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves diciembre 5, 2019
donativo

Los caballeros de la orden del BDS


Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

El gobierno noruego transfirió 5 millones de coronas ($600.000) para la Secretaría de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, con sede en Ramallah. Habría sido una bienvenida donación si este organismo no fuera responsable de financiar a organizaciones anti-israelíes que buscan socavar la existencia de Israel como estado judío y democrático.

La Secretaría es esencialmente un mecanismo de recaudación de fondos, que antes de junio de 2016 estaba dirigido conjuntamente por cuatro gobiernos europeos – Holanda, Dinamarca, Suiza y Suecia. Estos gobiernos, incluyendo al otro caballero de brillante armadura de los derechos humanos, Noruega, que se unió más tarde, en realidad son amistosos hacia Israel y defienden los valores democráticos y la promoción de los derechos humanos. Esta es precisamente la razón por la disonancia que existe en relación a las donaciones a una organización de recaudación de fondos que dedica el 56% de su presupuesto al movimiento BDS.

¿Por qué, entonces, países que defienden estos elevados valores transfieren fondos para propósitos que suenan lindo, pero que en realidad son usados para campañas anti-Israel y antisemitas? La respuesta es que hay una falta de control sobre adónde van los fondos. Estos países, por lo tanto, no deben contentarse con dar dinero a proyectos y organizaciones que simplemente suenan bien como nombre. Los gobiernos que utilizan fondos de los contribuyentes tienen el deber de verificar cuidadosamente qué se está haciendo con esos fondos y si, realmente, se utilizan para propósitos que promueven medidas positivas.

En lugar de que lo que se transfiere de los contribuyentes europeos financie diversos proyectos, por ejemplo para promover la paz y la no violencia, estos fondos facilitan las actividades de grupos anti-Israel. Se espera que los gobiernos extranjeros, entre ellos Noruega, sean muy cuidadosos acerca de adónde va su dinero porque, como hemos visto, sin supervisión estos fondos pueden ir a grupos cuya actividad es contraria a sus objetivos. Esto es especialmente cierto a la luz de las recientes revelaciones sobre el abuso de las donaciones a la organización de derechos humanos World Vision y el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas, que transferían fondos hacia Hamas. Por supuesto, hay una diferencia entre el terrorismo y el movimiento BDS, pero su denominador común es la falta de control sobre los fondos asignados a las diversas organizaciones que operan en el marco del conflicto árabe-israelí. 

El gobierno de Israel ya está tomando medidas para derrotar la campaña de boicot. Lo que también se necesita ahora, es una campaña para protestar contra la inversión en organizaciones antisemitas, y contra los que intentan socavar la legitimidad de Israel. Después de todo, estos cinco países se oponen a esto. En algunos países europeos, la cuestión de la financiación de organizaciones que no promueven la paz, e incluso plantean un detrimento de la misma, se ha ubicado a la vanguardia de la agenda pública. Los contribuyentes en Noruega, sin duda, no estarán contentos de saber que su dinero se está invirtiendo en objetivos contrarios a sus propios valores.

***Lena Bakman es subdirectora de comunicaciones y enlace de la Knesset para el grupo de control de medios de comunicación NGO Monitor.

http://www.israelhayom.com/site/newsletter_opinion.php?id=17057

 
Comentarios

En relacion a esta cuestion, llueve ya sobre mojado, y desde éste mismo fóro de opinion, nos hemos cansado de reiterar en numerosas ocasiones, el rechazo e indignacion que tales práctican sucitan en muchos de nosotros, asi como la reponsabilidad en la que incurren, aquellos paises donantes, que desistan o se inhiban de llevar a cabo un control exhaustivo sobre los fondos que supuestamente destinan a ayuda «humanitaria» y van a parar posteriormente, a la aquisicion de armamento que luego será utilizado contra Israel, y/o a engrosar nóminas de determinadas cuentas bancarias …
De persistir tal «contribucion» aún a sabiendas del nivel de corrupcion al que son expuestas las cantidades vertidas a modo de «donacion», será preciso considerar la condicion de «colaboradores» de la misma, de aquellos que se presten con fondos públicos, a seguir sufragandola , amen (y esto es si cabe aún mas grave) de hacerse párticipes directos, de los actos de violencia a los que Israel pueda eventualmente estar expuesto, a manos de los terroristas «palestinos» cuyas armas hayan sido financiadas por este conducto …
!!!que nadie pues se llame a engaño , básta ya de hipocrésia !!!

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.