Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes diciembre 7, 2021

La batalla contra el BDS debe ser librada por la izquierda de Israel

La única oportunidad de comunicarse con los académicos occidentales vacilantes es a través de la izquierda patriótica israelí, que se opone tanto a la ocupación como al movimiento de boicot.


[Campaña de BDS en campus. ‘Los representantes de la derecha israelíes utilizan un lenguaje y términos que la izquierda académica occidental no entiende y no acepta’ (Foto: AP)]

 

El Movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) contra Israel no ha logrado mucho hasta ahora. Ni un solo fondo de inversión extranjero que opera en Israel se ha ido, y ni una sola corporación ha roto sus lazos con Israel.

El presunto boicot de Orange parece ser un tonto enredo verbal de un CEO nervioso que está observando ansiosamente a nuevas compañías celulares que reducen su marca y afectan a sus ingresos.

No obstante, el riesgo de la actividad de BDS, indudablemente, no es una cosa trivial: Ser anti-israelí es ahora la tendencia de moda dominante entre los estudiantes y la inteligencia joven en occidente. Ser progresista significa identificarse con BDS. La batalla contra Israel, bajo diferentes lemas, para muchos jóvenes, reemplaza las otras batallas políticas y les permite consumar su rebeldía sin pagar ningún precio personal.

El importante apoyo al BDS en las facultades de humanidades y ciencias sociales es especialmente preocupante, ya que da forma a la conciencia de la futura elite intelectual dirigente. Es también ahí donde resalta la debilidad de la academia israelí. La criminal negligencia presupuestaria de las humanidades en Israel ha dejado detrás tierra arrasada: Los legendarios intelectuales israelíes del pasado, como Martin Buber o Jacob Talmon, no tienen sucesores. En áreas como historia, filosofía, cultura, literatura, lingüística e incluso judaísmo y estudios del Holocausto, la contribución de las universidades israelíes indudablemente es condonada, y pueden ser boicoteados sin ningún daño académico o de investigación – a diferencia de las ciencias exactas, ciencias de la computación, ciencias básicas, medicina o gestión, donde boicotear a investigadores israelíes está fuera de la cuestión. Pero ellos tienen influencia política cero.

Por lo tanto, una masiva inversión en humanidades es la primera respuesta al aumento del poder del movimiento BDS. Si «nuestro» multimillonario Haim Saban quiere donar dinero para la lucha contra el BDS, debería primero hacer una generosa donación a las facultades de humanidades en las universidades de Israel.

Cuando las originales películas israelíes alcanzan logros, como lo han hecho, las voces que antes llamaban a un boicot del cine israelí se silencian. Cuando la literatura israelí traducida capta a millones de lectores en occidente, los autores israelíes son invitados con mucho respeto a cada evento importante e influyente. El que llame a un boicot de Amos Oz o A. B. Yehoshua en Italia, por ejemplo, sería considerado el loco del pueblo.

Otra respuesta a la creciente influencia del BDS (asumiendo que no habrá ningún cambio en la composición y la política del gobierno en Jerusalén) es reclutar a la izquierda israelí para la batalla. Un conflicto entre los miembros de BDS y los agentes de relaciones públicas israelíes de la escuela de Yariv Levin o Ayelet Shaked fortalece significativamente al movimiento de boicot contra Israel aún más.

Los representantes de la derecha israelí utilizan un lenguaje y términos que la izquierda académica occidental no entiende y no acepta. Su presencia frente a públicos universitarios extranjeros, y sobre todo frente a portavoces de BDS, perjudica a Israel y recluta adicionales partidarios para el movimiento anti-Israel. Mejor que guarden silencio.

Sólo la izquierda política israelí puede criticar en voz alta y sin vacilaciones los males de la ocupación y de la ocupación real – y más todavía la empresa de los asentamientos – y, al mismo tiempo, rechazar con disgusto los llamados al boicot y sanciones contra Israel.

Sólo la izquierda patriótica israelí, que se opone tanto a la ocupación como al boicot, sin ningún tipo de dudas, es la que puede participar como un igual entre iguales en el discurso académico occidental, presentar con valentía y firmeza sus puntos de vista, expresarse y convencer.

Este complicado punto de vista tiene la única probabilidad de influir, no sobre los enemigos radicales de Israel que no cambiarán, pero sí sobre los académicos vacilantes – que son la mayoría – y frenar la peligrosa deriva hacia BDS, deteniendo la propagación de las bacterias.

Si les dejamos los esfuerzos de relaciones públicas a la derecha religiosa nacionalista que ahora domina al gobierno israelí y agregamos los dólares de los casinos Sheldon Adelson, seguramente aumentaremos el poder del movimiento BDS y allanaremos su camino hacia logros que nunca soñó.

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4665809,00.html

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

 
Comentarios

Sería altamente positivo que la izquierda se sumara a la compaña para combatir al BDS, aunque no queda claro si ya no estaba participando, si se auto-excluyó, o si alguien deliberadamente la excluyó ex-profeso.
Las izquierdas occidentales, tienen la tendencia a asociar, en estos momentos, a la disputa por territorios con legítima resistencia; lo que es totalmente incomprensible desde el punto de vista lógico, pero es comprensible desde el punto de vista de mantener la efervecencia y movilización de sus ‘huestes’.

Pues este no es un problema de izquierdas o derechas, porque los musulmanes no son de izquierdas, nunca lo fueron y si los hay son una minoría, y de unos años a esta parte, se han puesto insoportables porque hay desde hace varios años, gobierno de derechas, que no les hacen el ‘bombo’ como las izquierdas.

Pero lo peor que podría pasar en esta campaña es la división de la interna Israelí, de manera que dividir el panorama en dos opiniones o como deben comportarse, sería catastrófico. De todos modos, si existen actores capaces de conseguir buenos resultados, es positivo !

Pero no hay que confundir los términos en que está planteada la lucha, cuando la misma se basa en el antisemitismo y la judeofobia, tratando de contagiar al mundo entero. No hay que confundir a la opinión pública con intenciones disfrazadas de buenas, cuando todo el mundo sabe de donde viene el empujón y a que apuntan.

Hay una cantidad enorme de presión sobre Europa, por parte de los musulmanes, inmigrantes en cantidad desde Africa, guerra en los paises petroleros y su capital, amenaza constante y velada de terrorismo, etc,etc.

Hay que pensar este problema a largo plazo, y prepararse para lo peor y esperar lo mejor.-

Es verdad que esto no es un problema ni de derechas ni de izquirda.Es un problema de antisimitismo! Si la izquieda israeli lo quiere enfocar de esa manera se equivoca totalmente y supongo que lo hace mas por sacar reditos politicos que por Israel.Recuerdo que en la ultima guerra del libano los Socialistas estaban gobernando en España y apoyaron a Hezbala no Israel! y el ministro israeli Barak le dijo:»no se atreveran a traicionar a un mienbro de la internacional siciolista» pues lo sí,lo traicionaron! Hace mucho tiempo que la internacional socialista traiciono a la izquierda israelí.El propio govierno de la nacion apoyó a Hezbala y a Hamas.Y ahora desde la oposicion siguen igual e incluso han votado encontra de la devolucion a los sefardies de la nacionalidad española.¿Donde esta la protesta de la izquierda istaelí? Tengo la impresion que la izquierda israelí cada día mas se comporta como el si fuera el tonto util de esa internacional socialista que tanto os desprecia.Es mas,incluso puedo observar que la izquierda israeli utiliza el mismo lenguaje que la izquierda en occidenteHabla de ocupacion en vez de disputa que es el termino correcto.Esto solo ayuda a perpetuar el mito de la «ocupacion» y no contribuye a que se conozca la realidad y la verdad del conflicto.Sinceramente,no veo a ninguna Golden Mayer en la izquierda israelí.La izquierda y la derecha tienen que estar unidas frente el enemigo que esta buscando la division interna para meter un caballo de toya!

Otro dato importante:recuedo tambien cuando en el 2009 vinieron un cientificos israelies para hacer una conferencia a la universidad Complutense de Madrid y los tuvieron que sacar escoltados por los coches de la policia.Los estudiantes se hecharon encima de los coches zarandeandolos y sus caras erean de un odio…y todos estos estudiantes pertenecen a sindicatos y a las juventudes socialistas.Esto es lo que les enseñan sus dirigentes! Detras de todo este boikot esta la Izquierda,los sindicatos de los universotarios,ongs con la financiacion de Abbas (Autoridad Palestina).El antisimitismo esta ahi! Govierne quien govierne en Israel.Este es el enemigo!

Eliseo Pardo

El debate «derecha» «izquierda» deberiá a estas alturas estar ya superado, en pos de consensos que ofrezcan alternativas reales de entendimiento, y soluciones a problemas candentes, principalmente en Israel, aunque no solo …
La izquierda israeli peca a mi juicio de falta de realismo politico, y en no pocas ocasiones de inoportunismo , sin que tal afirmacion deba ser entendida como un cheque en blanco al Likud actualmente en el Gobierno, ni a sus aliados del sector utraortodoxo, se trata simplemente de una apreciacion «subjetiva» de mi parte …
Sin pretenderlo tal vez, sus declaraciones y tomas de decisiones (las de la izquierda israeli) han contribuido no obstante a minar la credibilidad del ejecutivo en el ámbito internacional, y a proveer de municion dialectica, a los enemigos jurados de Israel, un aspecto éste que deberiá a mi juicio cuidar, evitando asi consecuencias no deseadas … llegar a acuerdos concertados en el marco de un gobierno de unidad nacional, ayudariá tal vez en ello, y serviriá para orientar la politica exterior israeli, por cauces de menor crispacion interna …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.