Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo septiembre 26, 2021

Israelíes ayudan a sobrevivientes y rescatistas en el derrumbe de Florida

Personal de las Fuerzas de Defensa de Israel y voluntarios de United Hatzalah, SmartAID y Magen David Adom viajaron a Miami para trabajar con los servicios locales.


 

“Vi en la TV que venían de Israel para ayudarnos y los estaba esperando”, le dijo una joven acongojada en Surfside, Florida (EEUU), a los voluntarios de la Unidad de Psicotrauma y Respuesta a Crisis (PCRU) de United Hatzalah de Israel.

Batya Jaffe, que llegó al sitio del derrumbe con su perra de terapia, Lucy, contó a su vez:  “Las personas seguían acercándose a nosotros y diciéndonos lo felices que estaban de nuestra llegada”.

El domingo 27 de junio, tres días después del colapso del edificio residencial Champlain Towers South de 12 pisos, parte del equipo de PCRU de seis personas aterrizó en Miami el junto con una unidad de búsqueda y rescate del Comando de la Retaguardia de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).

Voluntarios de la unidad de búsqueda y rescate de SmartAID Magen llegaron a Surfside el 28 de junio de 2021. Foto cortesía de SmartAID

Al cierre de esta nota, el número de muertos por el derrumbe ascendía a 18 mientras que 150 personas continuaban desaparecidas.
Para colmo, el fuego, las inundaciones y los escombros obstaculizan la búsqueda entre las ruinas del edificio de 130 apartamentos.

El lunes 28, una decena de expertos en rastreo de personas atrapadas en túneles arribaron a Surfside como parte de la unidad voluntaria de búsqueda y rescate Magen de la organización israelí SmartAID.

Procesar la tragedia

El equipo de PCRU de United Hatzalah se reunió con líderes judíos locales y luego se unió a una sesión de Zoom con representantes de varias organizaciones comunales y de asistencia para crear un plan de acción organizado y unificado.

Más tarde, los voluntarios establecieron operaciones en el hotel Grand Beach para ayudar a los residentes desplazados de Champlain Towers así como a las familias de los desaparecidos, a procesar la tragedia de forma emocional.

Batya Jaffe y Lucy, una perra terapéutica, junto a un miembro del Comando de la Retaguardia de las Fuerzas de Defensa de Israel, asisten a familiares de los desaparecidos en Surfside, Florida (EEUU). Foto cortesía de United Hatzalah

 

“Fue increíble ver cuánta fe tenían estas personas angustiadas en nosotros y en el equipo de Comando de la Retaguardia”, relató Jaffe desde el hotel donde cientos de personas estaban siendo asistidas por socorristas, sacerdotes, policías, trabajadores sociales, bomberos, consejeros, científicos y voluntarios que llevaban alimentos y bebida.

Dov Maisel, el paramédico líder de la misión y vicepresidente de operaciones de United Hatzalah, remarcó que los israelíes no llegaron a Surfside para reemplazar a ninguno de los servicios locales disponibles. “Vinimos a complementar estos esfuerzos y añadir las herramientas con las que contamos y que se han acumulado a lo largo de los años por nuestras misiones anteriores en el exterior, o en la respuesta a ataques terroristas e incidentes con muchas víctimas en Israel”, describió.

El voluntario notó que un hombre estaba angustiado hasta el punto de no poder activar, y que repetía sin cesar los nombres de los miembros de su familia que estaban desaparecidos entre los escombros. “Los miembros de la PCRU se le acercaron y pudieron sacarlo de su estado y permitirle conseguir algún tipo de control sobre sus acciones. Lo llevaron de un estado de alto estrés a una crisis mejor que al menos le permitió volver a cierta normalidad”, contó Maisel.

“Emocionalmente destruidos”

A su vez, Joseph Dahan, fundador de Hatzalah de Florida del Sur – una red voluntaria de primera respuesta en las comunidades judías estadounidenses no afiliada a United Hatzalah de Israel- expresó:  “Las personas con las que estamos tratando están emocionalmente destruidas.

En estos días, Dahan coordina a unos 70 voluntarios en turnos rotativos para brindar servicios médicos de primera respuesta las 24 horas y cooperar con los bomberos de Miami Dade.

Joseph Dahan, tercero desde la izquierda, y otros miembros de Hatzalah de Florida del Sur. Foto cortesía de Jospeh Dahan

 

“Tuve que asistir a una mujer de 35 años que estaba de duelo por la pérdida de una  amiga suya muy cercana y su hijita de seis años. Incluso, la mujer empezó a tener dolores en el pecho. Hay muchos tipos diferentes de interacciones con los pacientes y cada uno tiene su propia intensidad. Cuando me siento con ellos y trato de ayudarlos a lidiar con una situación así, se me rompe el corazón. Cuando uno escucha sobre los niños allí, la angustia es muy grande pero debemos mantener la compostura para no convertirnos también en pacientes”, le contó Dahan a ISRAEL21c en Español.

Entrenamiento por Zoom con profesionales de Israel

Horas después de la tragedia, 40 de los voluntarios coordinados por Dahan tuvieron una llamada de Zoom con especialistas en búsqueda y rescate del Magen David Adom (MDA), la red nacional de emergencia de Israel.

“Fue un repaso completo sobre todo lo que deberíamos esperar en Florida y cómo actuar y colaborar de forma adecuada”, le dijo Dahan a ISRAEL21c.

Además, voluntarios de Hatzalah de Florida del Sur habían recibido una capacitación previamente en Israel como parte de la unidad internacional de Magen David Adom fundada en 2007.

Dahan explicó que es diferente enviar a voluntarios muchachos a entrenarse en Israel pero otra es tener orientación cuando realmente se está en la escena prestando servicios. “También contamos con voluntarios que no estuvieron en entrenamientos anteriores y nunca se habían enfrentado a este tipo de situación. Por eso, la confianza y tranquilidad que conseguimos de un profesional en Israel creó muchísima confianza, algo que nuestro personal necesitaba en el terreno”, manifestó.

El consulado de Israel pagó los medicamentos recetados

Tras de evacuar a los residentes de las ruinas del edificio, Hatzalah de Florida del Sur llevó médicos para que prescribieran remedios para los evacuados que no tenían acceso a sus medicamentos recetados.

“Escribieron cientos de ellas y después trabajamos con la farmacia Publix de allí para proveer esas recetas mientras la Cruz Roja y FEMA reubicaban a estas personas en viviendas temporales. “Publix presentó tarifas con muchos descuentos pero el consulado de Israel en Miami fue quien realmente le pagó a la farmacia por todas las recetas. Y eso fue muy sorprendente”, afirmó Dahan.

Descripción detallada de cómo el edificio se derrumbó por etapas. Imagen cortesía de United Hatzalah

Surfside es una ciudad de unos 5.700 habitantes que tiene una población diversa que incluye una gran comunidad judía.
Pero los esfuerzos de los voluntarios israelíes y los grupos judíos locales son para todos los necesitados por igual.

“Nuestro enfoque principal es ayudar a la comunidad judía pero brindamos nuestros servicios a los humanos, no importa cuál sea su raza, credo o religión”, explicó Dahan.

Rostros de desaliento

Raphael Poch, miembro de PCRU y portavoz de United Hatzalah de Israel, expresó que su delegación trabajó con el Comando de la Retaguardia de las FDI y los familiares de los desaparecidos para trazar el diseño de la torre Champlain y estimar así cuántas personas vivían allí en cada apartamento.

“Equipos de dos o tres miembros de las FDI, junto con miembros de PCRU, nomenclaron todos los datos brindados por los miembros de las familias para que los rescatistas pudieran tener una idea clara de dónde buscar a los sobrevivientes entre los escombros”, contó Poch.

Batya Jaffe, miembro de la Unidad de Respuesta a Crisis y Psicotrauma de United Hatzalah, y un miembro de la delegación del Comando de la Retaguardia de las Fuerzas de Defensa de Israel, ayudan a los miembros de la familia a recrear el apartamento de sus seres queridos desaparecidos en la tragedia de Surfside. Foto cortesía de United Hatzalah

 

Poch añadió que el ambiente en el lugar era de un trauma continuo y prolongado: “Nadie allí tenía consuelo. Lo que esa gente necesita allí con urgencia es un poco de tranquilidad. Algunas personas volaron desde muy lejos o cruzaron en auto más de la mitad del país para sentarse en una sala común con otros familiares de personas desaparecidas a quienes no conocen para escuchar tal vez buenas noticias sobre su ser querido desaparecido. Ver los rostros de abatimiento de casi todos los presentes fue realmente desgarrador”.

Por otro lado, Poch dijo que el objetivo su unidad es mostrarles a esas personas que no están solas y que pueden colaborar en los esfuerzos de búsqueda.
De hecho, ellos fueron quienes ofrecieron información esencial que podría ayudar a llevar a cabo más rescates.

“También les recordamos que no pasarían por esta tragedia en soledad y los alentamos que se consolaran unos a otros y estuvieran juntos. En sí misma, esa acción es un tipo de curación y algo que todos podemos hacer”, definió Poch.

es.israel21c

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.